Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Miércoles 20 de junio de 2018
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Jueves 8 de Marzo de 2018
Gaceta: LXIII/3SPO-92/79249
Jueves 8 de Marzo de 2018
Gaceta: LXIII/3SPO-92/79249

De la Sen. Silvia Guadalupe Garza Galván, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con punto de acuerdo que exhorta a los titulares de las Secretarías de Economía, de Relaciones Exteriores y de Hacienda y Crédito Público a realizar diversas acciones encaminadas a proteger la industria siderúrgica nacional.

SE TURNó A LA COMISIóN DE COMERCIO Y FOMENTO INDUSTRIAL.

Sen. Silvia Guadalupe
Garza Galván

SENADOR ERNESTO CORDERO ARROYO

PRESIDENTE DE LA MESA DIRECTIVA

CÁMARA DE SENADORES

LXIII LEGISLATURA

P R E S E N T E.

La que suscribe SILVIA GUADALUPE GARZA GALVÁN, Senadora por el Estado de Coahuila, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional de la LXIII Legislatura del H. Congreso de la Unión, con fundamento a lo dispuesto por el artículo 8 numeral 1 fracción II, 95 numeral 1 y 108 del Reglamento del Senado de la República, someto a consideración de esta Soberanía la siguiente proposición con Punto de Acuerdo por el que se exhorta respetuosamente a los titulares de las Secretarías de Economía, de Relaciones Exteriores, y de Hacienda y Crédito Público, a realizar diversas acciones encaminadas a proteger la industria siderúrgica nacional, al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

El acero es un bien intermedio estratégico utilizado por el sector industrial, la demanda de acero a menudo impulsa y explica el ciclo en la producción industrial global y de la economía en su conjunto. Es un bien que además afecta industrias completas en el mediano y largo plazo y tiene una tendencia pro cíclica: se anticipa al ciclo económico y es un factor decisivo de su trayectoria. Más importante aún, es un sector que tiene vinculaciones amplias en las cadenas productivas, logísticas y estratégicas de industrias completas como la construcción, naval, petrolera y metal-mecánica. Asimismo, emplea a miles de personas tanto directa como indirectamente.

Para entender la situación actual de la industria y los retos que enfrenta en este momento, hay que señalar los cambios significativos que ha enfrentado el sector en los últimos 25 años. Son tres los impactos decisivos que explican la dinámica de la industria acerera mundial.

En primer lugar, la acelerada globalización de la economía que ha modificado los patrones tanto de producción como de distribución en la industria. Por ejemplo, el comercio indirecto de acero creció en más del 80% en todo el mundo en el período 2000-2017, mientras que el comercio directo aumentó en un 35%. El volumen del comercio indirecto de acero fue equivalente en tamaño al 28% del uso aparente de acero (ASU por sus siglas en inglés), y su tamaño equivalente al 80% de las exportaciones directas en el período 2015-2017. La urbanización de economías con elevada masa crítica, como la India o China, han generado una demanda significativa de acero a nivel mundial.

En segundo lugar, la agresiva política comercial de China basada en comercio desleal y prácticas directas de canibalización de los mercados. El gobierno chino ha favorecido a su industria nacional del acero a través de tres prácticas totalmente ajenas a la justa competencia: i) la definición de precios con base en costos hundidos por la ausencia de marcos regulatorios adecuados que lleva a que los costos de producción que China define no sean realistas; ii) el uso de subsidios directos e indirectos en los procesos de producción, aún a costa de pérdidas, toda vez que la función de producción industrial está más relacionada con dar empleo a sus trabajadores y ganar cuotas de mercado que de ofrecer rentabilidad económica a sus unidades industriales; y iii) la ausencia de reglas básicas en materia laboral, ambiental y de negocios que evita a sus industrias los costos que economías desarrolladas sí enfrentan para cumplir con los estándares básicos en ésos ámbitos.

De conformidad con la sección 15 del Protocolo de Adhesión de China a la OMC, China puede ser tratada como una “economía no de mercado” (NME por sus siglas en inglés) con implicaciones importantes en los procedimientos antidumping con base en las prácticas desleales antes enunciadas. La principal consecuencia de la condición de NME en los procedimientos antidumping es la posibilidad de utilizar otras metodologías para determinar el valor normal de la mercancía, en lugar de utilizar los precios internos para calcular el margen de dumping. En general, las metodologías de NME para calcular el valor normal han demostrado conducir a mayores derechos antidumping y a calificar a China como un productor desleal. El no haber impedido a tiempo este comercio desleal ha permitido a la industria nacional china ganar una participación en el mercado mundial superior al 45%.

Por ello, debe mantenerse el derecho a utilizar metodologías que no sean de mercado sino NME para calcular las diferencias de precios como la única forma de revelar el verdadero nivel de dumping chino.

En tercer lugar, los cambios en la cadena de suministro de la industria: además de la producción real, la cadena de suministro es una tarea extremadamente compleja que requiere la consideración de numerosos factores y objetivos. Las dificultades se ven acentuadas por un proceso de producción costoso, con una demanda muy fluctuante y suministro de materias primas con precios inciertos, por lo que las cadenas de suministro pueden tener un impacto negativo en la producción de acero. A diferencia de otras industrias, la cadena de suministro de la industria del acero considera múltiples objetivos y etapas de producción y suministro simultáneos en mercados globales. Genera alternativas de cadena de suministro optimizadas al ampliar la visibilidad de la demanda en función de la economía, del suministro de materia prima basada en el transporte, los proveedores y sus precios. Estas alternativas revelan compensaciones con respecto a objetivos competitivos, tales como maximizar la rentabilidad, minimizar el tiempo de entrega, minimizar tanto el costo de las materias primas y como las interrupciones en la fabricación mediante la optimización de la cadena de suministro de acero. Ello conlleva complejas decisiones estratégicas que tienen que ver con la proyección futura de la economía, la estructura óptima de costos, la incorporación de tecnologías y el desarrollo de cadenas intermedias y de comercio directo e indirecto que hacen de la matriz insumo-producto de la industria una de alta complejidad.

Este último punto es central en la coyuntura actual: el rápido crecimiento de la demanda mundial de acero, pasando por la cadena de suministro en la industria siderúrgica mundial, los productores de acero se enfrentan a presiones sobre las materias primas y sus precios. Según las características específicas de la industria siderúrgica, el desafío clave actual no es simplemente mejorar las técnicas de producción, sino enfrentar incertidumbre en su cadena de suministro y el acceso a mercados, lo que puede generar incertidumbre en las materias primas, la demanda de comercialización y el precio del producto.

Como industria enfrenta dos obstáculos principales que impiden a la siderurgia alcanzar sus objetivos de desarrollo. El primer obstáculo a su expansión industrial (volumen) es causada por los mayores precios de las materias primas. Esto le da a la empresa de acero menores ganancias y explica la penetración china en los mercados. El segundo obstáculo es la falta de visibilidad en toda la cadena de suministro de acero pues los proveedores pueden ser múltiples en diferentes procesos, operando transversalmente y con precios en diferentes divisas, haciendo que la estimación de los costos financieros sea compleja.

La coyuntura económica y la industria

Como se indicó en un principio, la industria del acero es altamente pro cíclica y sensible a cambios en la tendencia/ciclo de la economía global. Es por ello que un análisis puntual de la situación actual de la industria está relacionado con la definición de la coyuntura económica global.

La actividad económica mundial continúa firme: se estima que la producción mundial creció un 3.7 por ciento en 2017, esto es 0.5 puntos porcentuales más rápido que lo proyectado en 2016. El repunte del crecimiento ha sido amplio, con alzas importantes en Europa y Asia. Las previsiones de crecimiento mundial para 2018 y 2019 se han revisado al alza hasta el 3.9 por ciento. La revisión refleja el aumento en el impulso del crecimiento global y el impacto esperado de los cambios a la política tributaria recientemente aprobados en los Estados Unidos.

Respecto a esto último, se espera que esos cambios estimulen los flujos de capital e inversión (fija y financiera) con un impacto positivo a corto plazo, principalmente impulsado por la respuesta de la inversión a los recortes del impuesto sobre la renta corporativa. Aunque se estima que el efecto del recorte en las tasas fiscales en EUA, tendrán un efecto positivo hasta el año 2020, ya desde este año se anticipan reinversiones financieras hacia Estados Unidos, tan solo por repatriación de capitales. Los efectos del paquete fiscal en el PIB estadounidense y en sus socios comerciales habrán de explicar aproximadamente la mitad de cualquier revisión en las estimaciones de crecimiento global en el bienio 2018-1919.

Efectos de la visión de Estados Unidos del comercio administrado

El pasado primero de marzo, la administración de Estados Unidos decidió imponer aranceles del 25% a las importaciones de acero y del 10% a las importaciones de aluminio provenientes de todo el mundo, bajo la Sección 232 de la Ley de Expansión Comercial. La resolución del gobierno norteamericano de impulsar un comercio administrado del acero y el aluminio vía aranceles pone en grave riesgo el ciclo de producción-distribución en la industria acerera, afecta las cadenas de suministro y los flujos de capital que la industria requiere y modifica los escenarios macroeconómicos en aquellas industrias para las que el acero es insumo primordial.

Pero más allá de ello, impone riesgos geopolíticos y comerciales de amplia magnitud: los socios estratégicos de EUA en Europa, Norteamérica y Latinoamérica han expresado su total rechazo a estas medidas. El efecto final será no solo económico (alterando las buenas previsiones para este año y el próximo) sino político.

El escenario que plantea esta decisión conlleva tres riesgos estratégicos para la industria del acero, todos a corto plazo:

En primer lugar, se aceleran las vulnerabilidades financieras en la industria y en los mercados globales en su conjunto. Si las condiciones financieras siguen siendo de bajos costos financieros (tasas) en el mediano plazo, las vulnerabilidades podrían acumularse a medida que los inversionistas se sientan tentados a aumentar su exposición en sectores de mayor riesgo (corporativos y hogares). Tal como señala el Fondo Monetario Internacional “la participación de las empresas con calificaciones de grado de inversión bajas en los índices de bonos de economías avanzadas ha aumentado significativamente en los últimos años. La deuda corporativa no financiera ha crecido rápidamente en algunos mercados emergentes, lo que exige una respuesta política inmediata” [*].

En segundo lugar, el daño institucional. Estados Unidos fue el arquitecto del actual sistema monetario y comercial internacional. Las principales políticas de la Organización Mundial de Comercio fueron diseñadas y puestas en práctica por Estados Unidos hacia sus socios comerciales precisamente para generar confianza en los marcos regulatorios institucionales. El rompimiento de la actual administración de Estados Unidos con prácticas proteccionistas que no favorecen a los mercados globales abre la puerta para nuevas barreras comerciales y realineamientos regulatorios en otros países. Más aún, cuando en este momento el Reino Unido enfrenta la decisión de mantener su salida de la Comunidad Europea, nuestro país y Canadá están inmersos en una negociación comercial con Estados Unidos en el marco del TLCAN y hay elecciones en países donde el populismo pudiera ganar terreno.

La imposibilidad de hacer que el crecimiento sea más inclusivo y en un contexto donde dominan los desequilibrios externos en algunos países, incluido Estados Unidos, podrían aumentar las presiones para que las políticas se orienten hacia mayor proteccionismo y por ende hacia menor crecimiento global.

Y en tercer lugar, la incertidumbre política que da lugar a riesgos de implementación de reformas o la posibilidad de agendas de políticas reorientadas hacia prácticas contrarias al libre comercio o incluso contra aspectos básicos de la economía de mercado. El contexto es delicado por los procesos electorales que habrán de definir el curso político en algunos países: México, Brasil, Colombia, Italia y las elecciones intermedias en Estados Unidos.

Para la industria del acero, que apenas veía una recuperación en la demanda internacional después de la grave recesión del 2008, el efecto de un comercio administrado por la vía de tarifas en Estados Unidos abre el potencial para una ruptura del ciclo mismo de recuperación de la industria. Este es el escenario que la industria acerera nacional enfrenta: riesgos serios que pueden provocar ruptura de su ciclo producción/inversión, afectación directa a la planta laboral y el riesgo mayor de que la industria en su conjunto no sea viable. Todo ello amerita una política pública que vaya más allá de la simple aplicación de tarifas compensatorias.

La importancia de proteger a la industria siderúrgica nacional

La industria del acero juega un papel clave en la economía manufacturera nacional. Según datos de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero, la producción del acero en 2016 fue de 18.8 millones de toneladas, lo que dejó una derrama económica de total de 369 mil 182 millones de pesos; esto representó el 10.6% de PIB manufacturero, el 6.2% del PIN industrial y el 1.9% del PIB nacional. Es importante resaltar que el 29.5% del acero producido en México se produjo en el estado de Coahuila. En cuanto la derrama de empleos y nuevas inversiones, la industria mexicana del acerero ha invertido en el periodo del 2007 al 2017 14 mil 836 millones de dólares y emplea a cerca de 112, 000 personas [*].

Respecto a otros países, México ocupa el lugar 13 del mundo en producción de acero, representando el 1.1 del mercado global [*]. En relación a otros países de Latinoamérica, la industria del acero ocupa el segundo lugar de producción, sólo superado por Brasil, acaparando del 31.5% del mercado.

Lo anterior, nos habla de la importancia económica y social de la industria del acero en nuestro país. Los representes de la industria del acero han expresado su preocupación ante la decisión de la administración estadounidense, llamando a que México sea excluido de la Sección 232, a fin de evitar una guerra comercial que afectaría a las cadenas productivas de ambos países.

La CANACERO ha precisado que México no debe ser incluido en la resolución de la Sección 232 ya que no representa ningún riesgo para la seguridad nacional de EUA al tratarse de una industria que no recibe subsidios gubernamentales y que no forma parte del exceso de capacidad global.

Adicionalmente, la Cámara ha aunado en la integración del comercio con Norteamérica. En el caso del acero, el superávit de EUA con México en los últimos dos años es de 3.6 billones de dólares. En la mayoría de las exportaciones de acero de EUA se realizan a México y Canadá (76%), lo cual se describe en el propio documento del USDOC. La industria siderúrgica de Norteamérica comparte la problemática de sobrecapacidad mundial e importaciones bajo prácticas desleales, lo cual se debe seguir combatiendo conjuntamente como región sin limitar entre los tres países sus mercados. Por último, ha señalado que en plena negociación del TLCAN, EUA impone restricciones a sus principales socios comerciales en clara violación al mismo. Con base en el Capítulo 8 del TLCAN México no debe ser incluido en salvaguardas interpuestas por las partes [*].

Como se indicó anteriormente, los riesgos que plantea una posición proteccionista de Estados Unidos comprometen la viabilidad económica del sector, la planta laboral que de ella depende y puede romper con cadenas comerciales e industriales vitales para la economía nacional. De esta manera, por lo anteriormente expuesto, someto a consideración de esta Soberanía la siguiente proposición con:

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO.- El Senado de la República exhorta respetuosamente a los Titulares de la Secretaría de Economía y de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a que en el ámbito de sus competencias y de manera coordinada, impongan tarifas compensatorias a la comercialización de acero estadounidense en México en por lo menos la misma magnitud en que México pudiera ser afectado ante cualquier tarifa o barrera comercial impuesta por Estados Unidos al acero mexicano, como una medida efectiva y de largo plazo para subsanar los efectos que las posibles tarifas impuestas a México pueden ocasionar sobre la planta productiva y el empleo nacionales.

SEGUNDO.- El Senado de la República exhorta respetuosamente a los Titulares de la Secretaría de Economía y de la Secretaría de Relaciones Exteriores a que en el ámbito de sus competencias y de manera coordinada, a que con la finalidad de proteger a la industria siderúrgica nacional, realicen todos los actos necesarios para evitar que México sea parte de la Sección 232 de la Ley de Expansión Comercial.

TERCERO-. El Senado de la República exhorta respetuosamente a los Titulares de la Secretaría de Economía y de la Secretaría de Relaciones Exteriores a que en el ámbito de sus competencias y de manera coordinada, promuevan una iniciativa en la Organización Mundial de Comercio tendiente definir a las industrias acereras provenientes de países con prácticas desleales de comercio y producción, particularmente China, como industrias pertenecientes a “economías no de mercado” y sujetas a reglas de comercio y financieras específicas y/o de excepción.

Dado en el salón de sesiones a 6 de marzo de 2018

SENADORA SILVIA GARZA GALVÁN


[*] “World Economic Outlook, Update”, International Monetary Fund, Washington, D.C., January 2018.

[*] Ibídem.

[*] CANACERO. Infografía de la industria del acero en México 2017. Recuperado de http://www.canacero.org.mx/En/assets/infografia_de_la_industria_del_acero_en_mexico_2017.pdf

[*] CANACERO. 1 de marzo de 2018. COMUNICADO DE PRENSA. CANACERO expresa su preocupación ante la Sección 232 y espera acciones recíprocas e inmediatas por parte de nuestro gobierno en caso de confirmarse  la inclusión de nuestro país en la medida.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=79249