Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Miércoles 20 de junio de 2018
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Jueves 8 de Marzo de 2018
Gaceta: LXIII/3SPO-92/79243
Jueves 8 de Marzo de 2018
Gaceta: LXIII/3SPO-92/79243

De la Sen. Dolores Padierna Luna, del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, con punto de acuerdo sobre las actividades de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) en México.

SE TURNó A LA COMISIóN DE GOBERNACIóN.

Sen. María de los Dolores
Padierna Luna

SEN. ERNESTO CORDERO ARROYO
PRESIDENTE DE LA MESA DIRECTIVA
SENADO DE LA REPÚBLICA
PRESENTE

La suscrita, Senadora Dolores Padierna Luna, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 8, Fracción II; 76 Fracción IX; y 276, numerales 1 y 2, y demás disposiciones relativas y aplicables del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta Honorable Asamblea la siguiente PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO SOBRE LAS ACTIVIDADES DE LA AGENCIA ANTIDROGAS DE ESTADOS UNIDOS (DEA) EN MÉXICO, al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

Un grupo de legisladores de los Estados Unidos de América, integrantes de la Cámara de Representantes y del Senado, solicitó el pasado martes 27 de febrero a las autoridades de su país una investigación sobre las operaciones de la Agencia Antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés) en territorio mexicano.

Este grupo ha solicitado al Departamento de Justicia de su país iniciar una investigación interna a la DEA “por su controvertida actuación en dos operativos en México”.

La misiva de los legisladores retoma las investigaciones publicadas por la agencia de noticias independiente ProPublica, la revista National Geographic y otros medios, en las cuales se documentaron detalladamente los ataques sufridos por personas inocentes y el papel que en esos hechos tuvo la DEA. Las investigaciones de la periodista Ginger Thompson son valiosos documentos para entender las razones del fracaso de la llamada “guerra contra el narcotráfico” y la actuación de las agencias estadounidenses de seguridad en nuestro territorio.

Entre muchos otros elementos, revelan que la fuga de información compartida entre la DEA y la Unidad de Investigaciones Sensibles (SIU, por sus siglas en inglés) de la Policía Federal mexicana desembocó en la matanza de Allende, Coahuila, en marzo de 2011, hechos en los que murieron o desaparecieron entre 60 y 300 personas. Asimismo, en otros hechos, desnudan el papel de la DEA en los hechos en los que cinco personas inocentes fueron “levantadas” por una célula criminal en la Ciudad de Monterrey, al ser supuestamente confundidas con elementos de la SIU.

La solicitud de información referida arriba fue firmada por los representantes Eliot L. Engel y Jerrold Nadler, de los comités Judicial y de Relaciones Exteriores, respectivamente, así como por los senadores Patrick Leahy y Dianne Feinstein, de la Judicatura, integrantes de alto rango de los comités de Gastos y Judicial.

En su misiva, los legisladores plantean que los operativos narrados en los trabajos periodísticos “provocan fuertes preguntas sobre las prácticas de las SIU, financiadas y entrenadas por la DEA, y la necesidad de más rendición de cuentas”.

Los legisladores de Estados Unidos han solicitado al Departamento de Justicia de su país responder si existen reportes sobre los hechos atroces cometidos por el llamado Cártel de Los Zetas, como resultado de filtraciones de información de las fuerzas de seguridad. Una vez más, resulta vergonzoso que las investigaciones de hechos constituyentes de posibles delitos graves sean investigados en Estados Unidos y no en nuestro país.

Las actividades de la DEA en México son de dudosa legalidad y, según evidencian los reportajes citados por los legisladores estadounidenses, también irresponsables y peligrosas.

La petición de nuestros pares estadounidenses se apoya, como ya se dijo, en la información contenida en dos piezas periodísticas. Una es el reportaje titulado “Cómo Estados Unidos desencadenó una masacre en México”, una detallada reconstrucción de una masacre ocurrida en 2011 en Allende, Coahuila.

Según la información dada a conocer por ProPublica en junio del año pasado, la matanza de Allende tuvo su origen en la filtración de información delicada, recabada por la DEA, que terminó en manos de líderes de Los Zetas, quienes ordenaron masacrar a una comunidad entera como represalia porque supuestamente un delator, habitante de ese municipio, había entregado las claves de Blackberry de los hermanos Miguel y Omar Treviño, jefes del grupo criminal, a la agencia estadounidense.

La información fue compartida con la contraparte mexicana de la DEA. La reacción de la banda delincuencial fue brutal. Llegaron a la población y casa por casa se fueron llevando a decenas de personas, a las que concentraron en un rancho donde las mataron para luego prender fuego a los cadáveres. No contentos con esa atrocidad, saquearon las casas y luego las derribaron con maquinaria pesada. Se calcula que las víctimas fueron entre 60 y 300.

Ninguna autoridad, ni civil ni militar, intervino, pese a que los aterrados pobladores hicieron 250 llamadas a los servicios de emergencia.

La DEA, dice el reportaje, “pasó la información a una unidad de la policía federal mexicana con un largo historial de filtrar datos a los narcotraficantes”.

“Docenas, posiblemente cientos, de personas fueron asesinadas y secuestradas dentro y alrededor de Allende… Pistoleros de los Zetas atraparon a un chico de 15 años… Se llevaron a una mujer de 81 años y a su bisnieto de seis meses. Una familia perdió a casi 20 miembros”.

El reportaje pone el dedo en la llaga cuando afirma: “Trágicamente, este tipo de desenlace se ha vuelto de sobra conocido en México, donde la impunidad es un azote nacional. Corrupción doméstica, avaricia y miedo han engendrado una epidemia de violencia virtualmente incontestada. Lo que hace este caso distinto es que la DEA prendió la mecha que desencadenó la matanza, y después se mantuvo muda — como si no hubiera jugado ningún papel. Oficiales de la DEA supieron casi inmediatamente que vidas inocentes se habían perdido como consecuencia de compartir los datos de inteligencia con México. La respuesta de la agencia entonces, y durante los siguientes años: nada”.

La segunda pieza periodística que apoya la demanda de los legisladores se tituló “Operación de la DEA jugó un papel oculto en la desaparición de cinco mexicanos inocentes”. En ella se narra la historia de un ataque ocurrido en 2010, en un hotel Holiday Inn de la Ciudad de Monterrey, Nuevo León.

En diciembre pasado, el periodista Carlos Puig reseñó el reportaje de Ginger Thompson y recordó que: “La madrugada del 21 de abril de 2010 un comando de Los Zetas irrumpió en un Holiday Inn de Monterrey, despertó a todos los huéspedes, eligió a cuatro de ellos… y se los llevó” (también se llevó a un empleado del establecimiento).

Gracias a la investigación periodística se sabe que hasta un día antes, en ese lugar habían estado hospedados elementos de inteligencia de la Policía Federal mexicana entrenados por la DEA, que seguían los pasos de Héctor Raúl Luna, miembro de Los Zetas. Pero sucede que los jefes de la policía mexicana no habían reservado los días suficientes y tuvieron que cambiar de hotel a sus elementos.

Al percatarse de su error, los integrantes del grupo criminal quisieron sacar provecho y pidieron rescate. Pero desde entonces, no se supo más de los levantados.

Tanto la DEA como la Policía Federal sabían lo que en realidad había ocurrido, pero ninguna de esa instancia hizo nada por los mexicanos inocentes: un ejecutivo de marketing, un ingeniero químico, un vendedor de zapatos y una profesora universitaria.

El reportaje de Ginger Thompson dice: “Las autoridades mexicanas insinuaron inicialmente que las víctimas habían sido de alguna forma responsables de sus propias desapariciones, agregando insulto al dolor. La profesora de universidad, agregaron, podía haber estado involucrada en un romance con uno de los rivales de Los Zetas. Y las autoridades especularon que el ejecutivo de marketing, quien había logrado ascender a su familia a la clase media alta, podría haber tenido alguna conexión con el narcotráfico”.

Por supuesto, como sigue Puig, “nunca se hizo una investigación de quién había filtrado información a Los Zetas. Nunca se hizo un esfuerzo para encontrar a las víctimas”.

A una larga lista de preguntas que la periodista Thompson entregó, la DEA respondió brevemente vía correo electrónico, lo siguiente:

“El Programa de Investigaciones Sensibles ha demostrado ser un programa internacional eficaz para apoyar las unidades antidrogas del país anfitrión capaces de hacer investigaciones internacionales de droga. Los agentes que sustentan el programa trabajan bilateralmente con las fuerzas del orden del país anfitrión. La DEA entrena, aconseja y apoya a investigadores policiales seleccionados del país anfitrión que componen las Unidades de Investigaciones Sensibles.”

Las evidencias sugieren, sin embargo, que el papel de la DEA es comandar las operaciones que tienen como objetivo central detener a los capos del narcotráfico aunque ello implique, como en los casos señalados, sacrificar los derechos humanos y las vidas de comunidades enteras. La DEA actúa bajo ese esquema de “colaboración” en 12 países, incluyendo México, donde la SIU está adscrita a la Policía Federal.

A partir de numerosas entrevistas con agentes en activo y retirados de la DEA, uno de los reportajes concluye que la SIU (de la Policía Federal mexicana) “ha estado plagada de infiltraciones y ataques. Desde 2007, la mayoría de los supervisores mexicanos de la unidad se han visto comprometidos por pagos o sobornos de varios narcotraficantes, o asesinados en circunstancias que indican fuertemente que se trata de traiciones resueltas desde dentro. Uno de los supervisores, Iván Reyes Arzate, fue acusado en una corte federal de Chicago a principio de este año (2017) de haber compartido información sensible con narcotraficantes. ”

El funcionario mencionado jugó un papel clave en la aprehensión de Edgar Valdez Villarreal, alias La Barbie, en 2010. Pero más tarde, según el reportaje de ProPublica, “la DEA recibió inteligencia fidedigna que Reyes estaba actuando en beneficio del cartel Beltrán Leyva, que le había ofrecido un millón de dólares para sacar a Valdez, su archirrival, de la calle. ”

Según información publicada en la página de la Policía Federal: “El objetivo de las Unidades de Investigación Sensible es identificar, ubicar y desmantelar las principales organizaciones nacionales e internacionales implicadas en actividades de tráfico de drogas y lavado de dinero, que afectan principalmente a México y a los Estados Unidos, con base al compromiso de hacer cumplir las leyes y reglas que rigen la procuración de justicia en ambas naciones, en estricto apego a la soberanía nacional.”

Para evadir con artilugios la indispensable supervisión del Senado mexicano, la SIU actúa bajo una “carta de entendimiento” que fue firmada el 27 de enero de 2011 por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos y autoridades mexicanas

Según la información que se puede consultar en la página de la Policía Federal, la “carta de entendimiento indica que las y los participantes en el programa SIU deben contar previamente con evaluaciones vigentes de control y confianza y aprobar entrenamiento de las propias unidades. ”

Asimismo, se dice que “en el mecanismo de colaboración, existe un intercambio de información permanente, con base en la definición de agendas de colaboración establecida entre la DEA y la División Antidrogas de la Policía Federal, en la que se determinan objetivos e información estratégica para la generación de inteligencia. Adicional a las detenciones de objetivos y cumplimiento de órdenes de detención provisional, se realizan servicios permanentes de colaboración y requerimientos de información de las unidades SIU en otros países”.

Desde hace años, la prensa mexicana ha publicado diversas informaciones sobre la actuación de la DEA en México.

El 11 de agosto de 2011, el diario La Jornada publicó una nota titulada “Altos mando de PGR y SSP, sometidos por agencia de EU”. En esa pieza, a partir de las declaraciones de fuentes oficiales que piden el anonimato se afirma que altos mandos de la PGR y la SSP debían “acreditar exámenes de confianza a que los someten diversas agencias estadunidenses que operan en territorio nacional, antes de ser considerados interlocutores o servidores confiable”.

Según la misma nota, la presencia estadounidense no se limita a la DEA, sino que se extiende a otras “ocho instituciones relacionadas con temas de justicia, seguridad nacional, migración, aduanas y tráfico de armas”.

La injerencia estadounidense en nuestro país es de larga data. Lesiona nuestra soberanía y, a la luz de la información que apoya la solicitud de los legisladores estadounidenses, ha trascendido el ámbito de las presiones para entrar de lleno a las instituciones mexicanas.

La “guerra contra el narcotráfico”, según todas las evidencias, ha sido un rotundo fracaso y no ha conseguido sino sumergir a amplias regiones del país en el terror criminal. Con casos como los reseñados, y eso es todavía más grave, ha derivado en la muerte de mexicanas y mexicanos inocentes que seguramente la DEA, con la complacencia de autoridades nacionales, considera “daños colaterales”.

La cooperación entre ambas naciones en materia de seguridad no debe ser pretexto para que autoridades extranjeras tengan el mando, en la práctica, de instituciones mexicanas.

Por todo lo anteriormente expuesto, y fundado pongo a consideración de ésta Soberanía el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO. -El Senado de la República exhorta al titular de la Secretaría de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, para que remita un informe detallado en el que explique suficientemente:

  • El marco legal bajo el cual operan en nuestro país las agencias de seguridad de Estados Unidos, particularmente el Programa de Unidades de Investigaciones Sensibles de la AgenciaAntidrogas de los Estados Unidos (DEA).
  • Los resultados del Programa Unidades de Investigaciones Sensibles de la DEA en el territorio mexicano.

SEGUNDO. – El Senado de la República exhorta al Encargado de Despacho de la Procuraduría Federal de la República, a que remita un informe sobre el estado que guardan las investigaciones sobre los hechos ocurridos en el año de 2010 en un hotel Holiday Inn, en la Ciudad de Monterrey, en la que desaparecieron cinco mexicanos inocentes; así como la masacre ocurrida durante el mes de marzode 2011 en Allende Coahuilaen el que murieron más de 300 personas, ambos hechos vinculados con operaciones de vigilancia de la DEA.

Dado en el Salón de Sesiones del Senado de la República, a los seis días

del mes de marzo de 2018.

SUSCRIBE

SENADORA DOLORES PADIERNA LUNA


Fuentes:

https://www.propublica.org/article/allende-zetas-cartel-masacre-y-la-dea

https://www.propublica.org/article/top-lawmakers-call-for-investigation-of-dea-led-unit-in-mexico

https://www.propublica.org/article/quien-exige-responsabilidades-a-la-dea-cuando-sus-misiones-cuestan-vidas

http://www.milenio.com/firmas/carlos_puig/dea-federal-desprecio-victimas-secuestro-holiday_Inn_de_monterrey-zetas-milenio_18_1089671050.html.

https://www.gob.mx/policiafederal/articulos/curso-basico-de-unidades-de-investigacion-sensible-impartido-por-dea-es-nombrado-roberto-velasco-bravo-en-memoria-de-policia-federal-mexicano-caido?idiom=es

https://www.nationalgeographic.com/magazine/2017/07/making-of-a-massacre-mexico/

Thompson, Ginger, ¿Quién exige responsabilidades a la DEA cuando sus misiones cuestan vidas?, en ProPública, 19 de junio de 2017, disponible en: https://www.propublica.org/article/quien-exige-responsabilidades-a-la-dea-cuando-sus-misiones-cuestan-vidas consultado el 5 de marzo de 2018.

Ídem.

Thompson, Ginger, Un operativo de la DEA jugó un papel oculto en la desaparición de cinco mexicanos inocentes, en ProPública 21 de diciembre de 2017, disponible en: https://www.propublica.org/article/un-operativo-de-la-dea-jug%C3%B3-un-papel-oculto-en-la-desaparici%C3%B3n-de-cinco-mexicanos-inocentes consultado el 5 de marzo de 2018.

Puig, Carlos, la DEA, la Federal, y el desprecio por las víctimas, en Milenio 22 de diciembre de 2017, disponible en: http://www.milenio.com/firmas/carlos_puig/dea-federal-desprecio-victimas-secuestro-holiday_Inn_de_monterrey-zetas-milenio_18_1089671050.html consultado el 5 de marzo de 2018.

Thompson, Ginger, Un operativo de la DEA jugó un papel oculto en la desaparición de cinco mexicanos inocentes op cit.

Ídem.

Ídem.

Ídem.

Policía Federal, Curso Básico SIU impartido por la DEA es nombrado “Roberto Velasco Bravo”, en memoria de policía federal mexicano caído, 25 de agosto de 2017, disponible en: https://www.gob.mx/policiafederal/articulos/curso-basico-de-unidades-de-investigacion-sensible-impartido-por-dea-es-nombrado-roberto-velasco-bravo-en-memoria-de-policia-federal-mexicano-caido?idiom=es consultado el 5 de marzo de 2018.

Castillo, García, Gustavo, Altos mando de PGR y SSP, sometidos por agencia de EU, en La Jornada 11 de agosto de 2011, disponible en: http://www.jornada.unam.mx/2011/08/11/politica/007n1pol consultado el 5 de maro de 2018.

Ídem.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=79243