Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Martes 23 de enero de 2018
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Miércoles 13 de Diciembre de 2017
Gaceta: LXIII/3PPO-68/77944
Miércoles 13 de Diciembre de 2017
Gaceta: LXIII/3PPO-68/77944

De las Senadoras María Elena Barrera Tapia, Hilda Flores Escalera, Itzel Ríos de la Mora, Anabel Acosta Islas, Lilia Merodio Reza, Diva Gastélum Bajo y Cristina Díaz Salazar, con proyecto de decreto por el que se declara el 20 de abril de cada año como “Día Nacional del Voceador”.

SE TURNó A LAS COMISIONES UNIDAS DE GOBERNACIóN Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS, SEGUNDA.

Sen. María Elena
Barrera Tapia
Sen. Hilda Esthela
Flores Escalera
Sen. Itzel Sarahí
Ríos de la Mora
Sen. Anabel
Acosta Islas
Sen. Lilia Guadalupe
Merodio Reza
Sen. María Cristina
Díaz Salazar
Sen. Diva Hadamira
Gastélum Bajo

MARÍA ELENA BARRERA TAPIA, HILDA FLORES ESCALERA, ITZEL RÍOS DE LA MORA, ANABEL ACOSTA ISLAS, LILIA MERODIO REZA, CRISTINA DÍAZ SALAZAR, DIVA GASTELUM BAJO Senadoras de la República integrantes de diversos Grupos Parlamentarios de la LXIII Legislatura del Honorable Congreso de la Unión, de conformidad con lo establecido en los artículos 71, fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 8, numeral 1, fracción I, 164 y 169 del Reglamento del Senado de la República, someten a consideración de esta Honorable Asamblea la siguiente INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE DECLARA EL 20 DE ABRIL DE CADA AÑO COMO “DÍA NACIONAL DEL VOCEADOR”, con sustento en la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

¡EXTRA! ¡EXTRA!

Esta es la voz de miles de voceadores que aún resuenan en las grandes ciudades de nuestro México.

La libertad de prensa es un derecho fundamental que enmarca la máxima figura del derecho a la libertad de expresión. Este es un derecho que engloba dos grandes caras, por un lado la obligación impuesta al estado para evitar la censura y permitir la expresión de ideas, así como, por otra parte, implica también un derecho de la generalidad para acceder a la información que atañe a todos.

Para materializar dicha prerrogativa, es necesario un gran proceso de generación y distribución de la información; este es un largo camino que va desde el periodista que atestigua los hechos hasta el ciudadano receptor de la noticia.

En el último eslabón de la larga cadena de producción informativa se encuentran los voceadores, quienes entregan, en mano, el papel impreso con las noticias.

La labor de los voceadores ha sido imprescindible para la masificación y distribución de la información. A través de sus arengas y gritos se puede tener una impresión prima facie de la noticia.

La presencia de los voceadores en México data desde tiempos virreinales; de acuerdo con distintas fuentes, desde 1541, a través de un impreso se voceó la información de un terremoto en Guatemala.

De igual modo, han sido objeto de persecución, crimen y castigo. En 1823 y 1828 se prohibió su actuación debido a que el pregonar por las calles y lugares públicos podía considerarse como actos de agitación, y posteriormente les fue prohibido gritar las noticias, para sólo atenerse a anunciar los títulos de los periódicos o las publicaciones.

Vocear las noticias y vender los impresos era una tarea de alto riesgo, en el México de la independencia, los castigos de los infractores (distinguidos en razón de género) eran para los hombres: trabajos durante tres meses en los canales que se construían para la comunicación entre ciudades; y para las mujeres: las enviaban al servicio de hospitales y de las presas de la cárcel nacional. [*]

Los entonces llamados “papeleros” siempre han sido férreos defensores de la libertad de expresión, consignando las atrocidades e informando a la gente. Esto les ha dado “la imagen de un luchador por las libertades públicas” [*] .

No son simples vendedores de periódicos, por el contrario el riesgo y la responsabilidad que asumen, los hace ser “el correo ambulante de informaciones y opiniones sobre el que recae la persecución y la censura.” [*]

En tiempos de la Revolución Mexicana, los voceadores se encontraron íntimamente ligados a las publicaciones de la prensa mexicana, asumieron un papel vital a la par de editores y periodistas, y se encargaron de propagar las ideas o noticias a la ciudadanía.

“Los voceadores han caminado por el mismo rumbo que los periodistas, con condiciones similares de represión y censura.” [*]

La labor del voceador, en determinados contextos, ha sido crucial para la consolidación del derecho a la información y a lo largo de los años, estos han seguido participando activamente en la distribución de información y noticias.

Las nuevas tecnologías, la distribución digital y la era informática han golpeado fuertemente la labor de los voceadores; aunque han perdido ya el monopolio de la distribución, siguen vigentes las arengas que se escuchan en puestos de periódicos, semáforos o esquinas concurridas.

La función de los voceadores no se termina con la entrada de redes sociales y medios electrónicos, por el contrario, esta noble labor debe reconfigurarse. El papel de las fuentes fidedignas y la confiabilidad de agencias serias de noticias, mantiene vigente el la labor del voceador quien fiel a la liturgia noticiosa se congrega cada madrugada, listo para llevar en mano las noticias del día.

El trabajo del voceador no sabe de días de descanso y tampoco se detiene ante las inclemencias del clima, se mantiene firme a la par del acontecer nacional refiriendo las distintas publicaciones y papeles de circulación.

Aunque conocidos por todos, los voceadores han sido relegados como trabajadores, muchos de ellos no cuentan con seguridad social, acceso a la vivienda o prerrogativas propias de la relación laboral.

Estos son derechos a que es acreedor cualquier trabajador, por la propia naturaleza de la profesión, difícilmente se materializan, lo cual redunda en un perjuicio para los voceadores.

Para la defensa de sus derechos, los voceadores se han congregado en distintos gremios y asociaciones, con especial énfasis en los grupos regionales o estatales que los reúnen.

Luego de las asociaciones de obreros, linotipistas, redactores y empleados de periódicos, los papeleros se agremiaron para formar una unión en el Distrito Federal que los arropara y protegiera.

Así nace la más antigua de las instituciones de papeleros, ahora llamada Unión de Expendedores y Voceadores de los Periódicos de México A.C. fundada el 15 de enero 1923.

Actualmente, la Unión se encarga de la distribución diaria de publicaciones a más de 7 mil 500 puntos de venta en la Ciudad de México y el área metropolitana; asimismo, se integra por más de 10 mil miembros y tiene la gran virtud de ser un oficio en el que permea ampliamente la equidad de género. [*]

Desde 1953, a instancia del Presidente Adolfo Ruíz Cortines se celebra el Día del Voceador a nivel nacional, sin embargo, no existe registro oficial de una fecha específica y este día es celebrado con disparidad en las diferentes regiones del país.

Es necesario establecer una fecha uniforme, decretada formalmente, que sirva como referente para celebrar y reafirmar la vocación de servicio de los papeleros.

Por lo anterior, se pretende declarar el 20 de abril de cada año como Día Nacional del Voceador; esto como una medida que reconozca la gran labor que realiza este gremio para favorecer la comunicación y difusión de ideas en nuestro país.

Asimismo, permitirá discutir y analizar las condiciones de trabajo de los voceadores a nivel nacional. Es imperante reivindicar el papel de los voceadores y buscar en específico acciones que favorezcan a la seguridad jurídica y social de su empleo.

Por los argumentos expuestos, las senadoras que suscriben sometemos a consideración de esta Honorable Asamblea la siguiente:

INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE DECLARA EL VEINTE DE ABRIL DE CADA AÑO, COMO “DÍA NACIONAL DEL VOCEADOR”.

ARTÍCULO ÚNICO.- El Honorable Congreso de la Unión, declara el veinte de abril de cada año, como el “Día Nacional del Voceador”.  

TRANSITORIO

Único. El presente decreto entrará en vigor un día después de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Dado en el Salón de Sesiones del Senado de la República, a 13 de diciembre de dos mil diecisiete.

SEN. MARÍA ELENA BARRERA TAPIA


SEN. LILIA GUADALUPE MERODIO REZA

SEN. HILDA ESTHELA FLORES ESCALERA

SEN. DIVA HADAMIRA GASTÉLUM BAJO

SEN. MARÍA CRISTINA DÍAZ SALAZAR

SEN. ITZEL SARAHÍ RÍOS DE LA MORA

SEN. ANABEL ACOSTA ISLAS


[*] Unión de Expendedores y Voceadores de los Periódicos de México A.C., Voces de la Libertad, 1º ed., México, 2010, p. 46.

[*] Ibídem, p. 29.

[*] Ibídem, p. 29.

[*] Ibídem, p. 21.

[*] Ibídem, p. 16.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=77944