Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Martes 20 de febrero de 2018
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Miércoles 13 de Diciembre de 2017
Gaceta: LXIII/3PPO-68/77873
Miércoles 13 de Diciembre de 2017
Gaceta: LXIII/3PPO-68/77873

Del Sen. Raúl Morón Orozco, con punto de acuerdo que exhorta al Gobierno Federal y al gobierno y al congreso del estado de Michoacán a atender la crisis financiera de la Universidad Michoacana de San Nicolas de Hidalgo y terminen con la situación de no pago a los trabajadores que lleva ya más de 40 días.

SE TURNó A LA COMISIóN DE EDUCACIóN.

Sen. Raúl
Morón Orozco
Sin Grupo

PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO DEL SENADOR RAÚL MORÓN OROZCO POR EL CUAL EL SENADO DE LA REPÚBLICA EXHORTA RESPETUOSAMENTE AL GOBIERNO FEDERAL, AL GOBIERNO Y AL CONGRESO DEL ESTADO DE MICHOACÁN, PARA QUE ATIENDAN LA CRISIS FINANCIERA DE LA UMSNH Y TERMINEN CON LA SITUACIÓN DE NO PAGO A LOS TRABAJADORES QUE LLEVA YA MÁS DE 40 DÍAS; ASÍ COMO PARA QUE PROPONGAN UNA ALTERNATIVA A ESTA CRISIS QUE RESPETE TANTO EL DERECHO HUMANO Y UNIVERSAL A LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN MICHOACÁN, CONFORME A LOS TRATADOS INTERNACIONALES QUE HA FIRMADO MÉXICO EN LA MATERIA, ASÍ COMO LOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES.

Raúl Morón Orozco, legislador del Senado de la República del H. Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 71, fracción II, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en el artículo 58 del Reglamento del Congreso de los Estados Unidos Mexicanos, presenta la siguiente Proposición con Punto de Acuerdo, al tenor de la siguiente:

CONSIDERACIONES

La crisis financiera e institucional por la que atraviesa actualmente la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo representa también el mayor desafío que enfrenta la Casa de Hidalgo en su época contemporánea, ya que ha llegado a un punto en el que, de manera irresponsable, algunas voces han solicitado que se declare la insolvencia de la Universidad, se despida masivamente a trabajadores profesores e investigadores, se lleve a cabo su cierre para luego recontratarlos en un nuevo esquema.

Lo anterior más bien expresa la absoluta irresponsabilidad e insensibilidad con la que algunas autoridades han actuado ante esta crisis; además, es parte del ataque sistemático a la educación pública en Michoacán, en particular, y en México, en general, que, al menos en este sexenio, ha impulsado su mercantilización y su transformación: de ser un derecho pasa a ser una mercancía. Este tipo de enfoques también ignoran la historia de la misma Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, las razones de su creación y el legado vivo que significa para la sociedad esta institución.

Se requiere de esfuerzos, planteamientos, propuestas y un amplio debate que abran las puertas de una solución real, a la altura de la UMSNH, de su historia y de su importancia en la vida de todas y todos los michoacanos.

En primer lugar, se debe reconocer tanto la falta de pago a los trabajadores y del pago de jubilaciones, el cual se encuentra contemplado en la Ley Federal del Trabajo y en la Declaración de los Derechos Humanos, son apenas el síntoma de una problemática mayor y que tiene que ver en gran medida con la tendencia estructural de los recortes presupuestales a las universidades públicas de todo el país, que se suma a la pésima gestión financiera de autoridades universitarias, y a la discriminación y exclusión sistemática en contra de estudiantes de bajos recursos que, por lo regular, solicitan su acceso a universidades como la nicolaita y que no son una prioridad para los gobiernos tanto estatales como para la Federación, en materia de educación superior. Además, los recortes a la educación en Michoacán no sólo afectan a la educación superior sino también a la media superior (bachillerato), que es el Alma Mater de la UMSNH.

Esta crisis también exige el deslinde de responsabilidades y un diagnóstico que compete tanto a las autoridades estatales como a la Federación, pero también a las autoridades de la UMSNH, a los profesores-investigadores, a los alumnos y a los trabajadores: sin los esfuerzos de todos ellos no se podrán proponer alternativas ni soluciones sólidas y de corto, mediano y largo plazo. La UMSNH necesita de un nuevo pacto social sobre educación pública y superior en Michoacán.

Por lo anterior, las autoridades gubernamentales deben aclarar las razones por las que vienen recortando sistemáticamente los presupuestos a la UMSNH, las consecuencias en esta crisis de estos recortes; las autoridades nicolaitas, las actuales y las últimas administraciones, también deben aclarar y deslindar responsabilidades en lo que se refiere al presupuesto asignado a la Universidad y a su gestión.

La UMSNH espera que sus autoridades y trabajadores, sus profesores, investigadores y estudiantes, sepan honrar su trayectoria, su legado vivo, humanista y científico, para seguir garantizando el derecho humano a la educación superior. Las autoridades tanto estatales como de la Federación deberán contribuir a las soluciones y, en este contexto, son inaceptables las posiciones que exigen el colapso financiero de la UMSNH: deben asumir también su responsabilidad en esta crisis y el daño que los recortes presupuestales de los últimos años han causado a la educación superior en nuestro país y, concretamente, en Michoacán.

La inequidad presupuestaria es muy evidente en el caso de Michoacán: no se trata igual a todas las universidades del país y es posible ver esto en el costo por alumno. La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo recibe 54 mil pesos por alumno, mientras que la UNAM recibe 104 mil y otras universidades 70 mil. Esto porque, pese a que la Universidad Michoacana recibe a alumnos de 26 estados, aproximadamente, no es considerada como una Universidad Regional.

Exigimos un trato equitativo e igualitario para la educación superior en Michoacán. Tal parece que hay un acuerdo tácito de dejar morir a las universidades estatales y a las instituciones de educación superior que representan lo mejor de nuestra tradición humanística y científica, así como una alternativa de formación profesional y laboral para miles de jóvenes en nuestro país y en nuestro estado. Por lo tanto, se debe exigir también al Congreso del Estado de Michoacán que aumente o al menos mantenga igual el presupuesto anual para la UMSNH: no debería descender este presupuesto bajo ningún motivo, ya que esto provoca irremediablemente una situación de insolvencia y parálisis como la que se está viviendo. Es necesario indicar las dimensiones del recorte presupuestal, que este año fue del 10%, y enfatizar que nada parece justificarlo, ya que el presupuesto asignado al estado de Michoacán ha sido superior al de años anteriores.

Estamos ante una inminente violación al derecho humano y universal a la educación superior; además de que se están violando otra serie de derechos laborales. Tenemos que recordar que México ha suscrito tratados internacionales que protegen el derecho humano a la educación superior, otorgándoles un rango supra-constitucional y que el mismo control de convencionalidad permite invocar, en caso de su inminente violación, como es posible advertir en estas amenazas y conductas que ponen en riesgo la existencia misma de la UMSNH.

Además, estos convenios internacionales suscritos por el Estado mexicano contemplan de manera fundamental la protección del derecho universal a la educación. En este aspecto, el Gobierno federal ha incumplido sistemáticamente con el porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) destinado para educación e investigación en su compromiso contraído como integrante de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE); este porcentaje es excesivamente bajo comparado con el resto de los países que integran este organismo y de la media deseable a nivel mundial. Según la revista Forbes, “la inversión de México equivale a 0.43% del Producto Interno Bruto (PIB). Rumania gasta 0.39% y Chile 0.36%”, que son los más bajos”. Según también Forbes: “El promedio de inversión de los países de la OCDE es de 2.4% del PIB. Israel y Corea son los mayores inversionistas en Investigación y Desarrollo con 4.21% y 4.15% de su PIB, respectivamente. Japón, Finlandia y Suecia completan el top 5 de las naciones que gastan más en este segmento. Las potencias económicas como Estados Unidos, Alemania, Reino Unido y Francia, aunque tienen niveles elevados, no rebasan 3% de su PIB”.

Además, México se obliga a cumplir los siguientes convenios:

  • En el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, se puede leer en su Artículo 13: “La enseñanza superior debe hacerse igualmente accesible a todos, sobre la base de la capacidad de cada uno, por cuantos medios sean apropiados, y en particular por la implantación progresiva de la enseñanza gratuita”.
  • En la Convención Relativa a la Lucha Contra las Discriminaciones en la Esfera de la Enseñanza. UNESCO, en su Artículo 4, se fundamenta de la siguiente manera este derecho, al “hacer accesible a todos, en condiciones de igualdad total y según la capacidad de cada uno, la enseñanza superior”.
  • En la Declaración Mundial sobre la Educación Superior en el Siglo XXI, en su Artículo 3, se plantea de la siguiente manera: “Igualdad de acceso (…) el acceso a los estudios superiores deberá estar basado en los méritos, la capacidad, los esfuerzos, la perseverancia y la determinación de los aspirantes y, en la perspectiva de la educación a lo largo de toda la vida, podrá tener lugar a cualquier edad”.
  • Finalmente, en la Declaración Universal de Derechos Humanos, en su Artículo 26, está redactado así: “Toda persona tiene derecho a la educación”.

Tanto el Gobierno Federal como el Gobierno y el Congreso de Michoacán deben actuar de manera inmediata y responsable, lo que quiere decir que deben asumir su compromiso en esta crisis que no sólo es financiera, sino también institucional. Además, el Congreso del Estado de Michoacán no debe aceptar que integrantes de la actual Legislatura amenacen con no asignar recursos a la UMSNH, lo cual viola precisamente el derecho universal a la educación, y cuya conducta es sumamente grave.

Lo anterior se debe dar en un marco de respeto a derechos como la libertad de expresión y el derecho de las y los nicolaitas a manifestar sus ideas sin coerción ni represión por parte del Estado. Es obligación de ambos Gobiernos y del Congreso del Estado de Michoacán proponer vías de solución al conflicto sin amenazar con cerrar la UMSNH o de ponerla en colapso económico, con decisiones que atentan contra su autonomía universitaria, lo que en realidad desataría una crisis mayor.

Por lo anteriormente expuesto, se presenta el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

UNO. El Senado de la República exhorta respetuosamente al Gobierno Federal, al Gobierno y al Congreso del Estado de Michoacán, para que atiendan la crisis financiera de la UMSNH y terminen con la situación de no pago a los trabajadores que lleva ya más de 40 días; así como para que propongan una alternativa a esta crisis que respete el derecho humano y universal a la educación superior en Michoacán, conforme a los tratados internacionales que ha firmado México en la materia, así como los derechos de los trabajadores.

DOS. El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para que esté al tanto de las probables violaciones a los derechos humanos en esta crisis de la UMSNH, a fin de garantizar el derecho humano y universal a la educación.

SENADOR RAÚL MORÓN OROZCO
12 DE DICIEMBRE DE 2017

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=77873