Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Sabado 18 de noviembre de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Jueves 7 de Septiembre de 2017
Gaceta: LXIII/3PPO-3/75045
Jueves 7 de Septiembre de 2017
Gaceta: LXIII/3PPO-3/75045

De la Sen. Yolanda de la Torre Valdez, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con proyecto de decreto por el que se reforma la Ley del Instituto Mexicano de la Juventud.

SE TURNó A LAS COMISIONES UNIDAS DE JUVENTUD Y DEPORTE Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS.

Sen. Yolanda
de la Torre Valdez

La suscrita, Yolanda de la Torre Valdez, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, Senadora de la República de la LXIII Legislatura, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 71 fracción II, y 72 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como los artículos 8 numeral 1 fracción 1, 164 numeral 1, del Reglamento del Senado de la Republica, someto a consideración de esta honorable soberanía, la presente Iniciativa con Proyecto de Decreto por la que reforma la Ley del Instituto Mexicano de la Juventud, en materia de acceso a la seguridad social  y el ahorro para el retiro de los jóvenes, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Actualmente México vive una etapa demográfica donde una gran parte de su población es joven, es decir menor de 30 años, lo cual representa una oportunidad histórica en su proceso de desarrollo, pero esta etapa tiene diversas aristas una de ellas, es que, así como hoy día la mayor parte de la población goza de su etapa productiva más importante en la vida, en 30 años el país habrá envejecido considerablemente y si no se toman las previsiones necesarias sobre la calidad de vida de su población joven, se enfrentarán retos sociales podrían colapsar las instituciones de salud y seguridad social entre muchas otras.
Uno de los principales retos que se identifican actualmente a la población joven es el trabajo precario carente de un esquema de seguridad social para ellos, algunos datos revelan que el 70% de los jóvenes que trabaja no cuenta con un sistema de ahorro para el retiro.
Adicionalmente según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE revela que en México solo se ahorra para el retiro el 6.50% de los salarios, una de las cifras más bajas entre los países que la integran.
Las contribuciones al sistema son bajas para poder garantizar un nivel de ingreso de más del 50% del último salario de los trabajadores. De acuerdo con los cálculos de la OCDE una contribución del 6.5% en el mejor de los casos, para un asalariado medio, podría dar lugar a una tasa de remplazo de sólo el 26%.
Esta baja tasa de remplazo se debe principalmente a la baja tasa de contribución obligatoria. Cómo el estudio muestra, una tasa de remplazo del 50% se alcanzaría con una probabilidad del 75%-90% con una contribución media durante 40 años de alrededor del 13%-18%. [*]
La OCDE refiere al final del documento que una de las áreas de oportunidad es incentivar a la población para tener mayores elementos en cuanto al ahorro para el retiro.
De acuerdo con el documento titulado Encuesta de Trayectorias Laborales 2015[*], publicado por la Comisión Nacional de Ahorro para el Retiro (CONSAR), el mercado laboral y de seguridad social en México tiene los siguientes indicadores.

  • La edad promedio de inicio de la carrera laboral es de 20.8 años, con una diferencia por género favorable para los hombres 19.5 y 22.1 para las mujeres.
  • El 53.8% de las personas mantuvo el mismo trabajo por cinco años consecutivos.
  • Es visible que los trabajadores escalan en su posición laboral, ya que los puestos dedicados a las actividades elementales representan el 27% entre los trabajadores de primer ingreso, mientras que solo representan el 17% entre los empleados con mayor trayectoria.
  • El 85% de las mujeres que abandonó su trabajo se debió a que debía dedicarse al cuidado de su hogar.
  • El ingreso promedio es de 3.56 Salarios mínimos en el sector formal y de 2.56 en el informal.
  • El nivel de ingreso diferenciado por el nivel de instrucción se comporta de la siguiente forma: 4.68 S.M., trabajadores con formación universitaria, 2.55 S.M., solo educación media superior, 2.12 secundaria, 1.97 Primaria y .93 sin instrucción.
  • El 60 % de los trabajadores alguna vez ha estado afiliado al IMSS
  • El porcentaje de la población que nunca ha estado afiliado a la seguridad social, se distribuye en 17.2% Mujeres y 15.2% Hombres, sumando 32.4%.
  • Los trabajadores con un empleo formal IMSS, tienen alta probabilidad de contratarse nuevamente con Seguridad Social. Sin embargo, ocurre lo mismo para un trabajador informal, quien tiene una elevada probabilidad de permanecer en dicha modalidad.

Ahora bien, cruzando los datos anteriores con los disponibles en el documento Estadísticas a propósito del Día Internacional de la Juventud[*], publicado por el INEGI recientemente se tienen los siguientes datos:
La población en México continúa siendo predominantemente joven. Sin embargo, aspectos demográficos como la disminución de la mortalidad, el descenso de la fecundidad y la migración predominantemente joven, han propiciado un incremento paulatino en la edad mediana de su población, pasando de 22 a 27 an?os2. De acuerdo con los resultados de la Encuesta Intercensal 2015, en cuanto a la estructura por edad y sexo de la población joven, 50.9% son mujeres y 49.1% son hombres; 35.1% son adolescentes de 15 a 19 años, 34.8% jóvenes de 20 a 24 años y 30.1% tienen de 25 a 29 años de edad.
Información de la Encuesta Intercensal 2015, indica que el monto de población de 15 a 29 años que asiste a la escuela es de 10.1 millones de personas, que representan 32.9% del total de población joven.
En cuanto a los niveles de escolaridad de la población joven, resultados de la Encuesta Intercensal muestran que, de los jóvenes de 15 a 29 años de edad, 2.9 tiene inconclusos sus estudios de primaria. Por grupos de edad, destaca que 3.9% de los jóvenes de 25 a 29 años no han concluido la primaria.
Por otro lado, uno de cada cuatro jóvenes de 20 a 24 años (27.5%) cuenta con algún grado aprobado en el nivel superior y, de ellos, 65.8% asiste a la escuela. Aunque una proporción similar de jóvenes de 25 a 29 años declaro? tener ese mismo nivel de estudios (27.8%), sólo 18.5% continúa asistiendo a la escuela. En general no asistir a la escuela se vuelve un rasgo muy particular de los jóvenes conforme avanza su edad: 74.2% y 92.5% de los jóvenes de 20 a 24 y 25 a 29 años cumplen con esta condición.
La tasa de desocupación para adolescentes y jóvenes de 15 a 29 años es de seis por cada 100 personas económicamente activas. Los adolescentes de 15 a 19 años muestran un nivel de desocupación de 6.9% y los jóvenes de 20 a 24 años de edad de 6.5%, mientras que para el grupo de 25 a 29 años es menor la tasa de desocupación (5.1 por ciento).
De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), 15 millones de jóvenes de 15 a 29 años en el primer trimestre de 2017 se encuentran ocupados; 60.6% (9 millones) de ellos lo está en el sector informal.
Este fenómeno ha sido estudiado a detalle por diversos investigadores, cuyos artículos sustentan la Exposición de Motivos, los cuales le han asignado el nombre de “Precariedad Laboral”.
Es de particular interés para la Exposición de Motivos citar el siguiente artículo de opinión que si bien tiene alrededor de una década de su publicación, revela importantes condiciones que mantienen en la precariedad laboral a los jóvenes.
La precariedad de las relaciones y condiciones laborales implica la vulnerabilidad social de amplios sectores de la población y el debilitamiento del trabajo como uno de los mecanismos básicos de integración y movilidad social. El cuadro se torna aún más dramático cuando se trata de la población juvenil que ingresa a temprana edad al mercado de trabajo. En un contexto de escasez de empleos y desregulación de las relaciones laborales, la fuerza de trabajo más joven esta? expuesta a condiciones laborales extremadamente precarias.
[…]
Estudios realizados a partir de datos censales, de encuestas laborales y de la ENJ 2000 nos dan un panorama amplio acerca del trabajo juvenil en el país. Los aspectos tratados comprenden, entre otros, los niveles de participación económica de los jóvenes, las características sociodemográficas de la población activa juvenil, así como las condiciones laborales del primer trabajo y del trabajo actual (captado en el momento de la encuesta). Se destacan de igual forma las diferencias por sexo y grupos de edad de los jóvenes trabajadores, y los cambios ocurridos en su inserción laboral en diferentes momentos en el tiempo. Atención especial se da a la relación entre educación y trabajo.
[…]
Se ha documentado, para la década de 1990, que el tamaño del lugar de residencia juega un papel clave en la explicación de los niveles de participación económica, así como de las condiciones laborales de la mano de obra juvenil. Los jóvenes varones presentan una participación laboral más elevada en las áreas menos urbanizadas, y las jóvenes en las más urbanizadas, pero las diferencias en favor de los varones se mantienen en ambos casos. La precariedad laboral de los y las jóvenes menores de 20 años, definida de acuerdo con sus niveles de ingreso, jornada de trabajo y prestaciones laborales, es más acentuada en las áreas menos urbanizadas en comparación con las más urbanizadas. De igual forma, las condiciones laborales presentan variaciones considerables de acuerdo con la edad y sexo de los jóvenes (12 a 24 años): los menores de 20 años ingresan en el mercado de trabajo con menores niveles de escolaridad y presentan peores condiciones laborales que los de 20 a 24 años.
[…]
Si bien es cierto que más de 77 por ciento de los asalariados cuenta con local de trabajo, menos de 20 por ciento accede a alguna otra prestación laboral además del salario base, y los que cuentan con contrato laboral no llegan a 40 por ciento de los casos (de éstos, 53 por ciento no tiene contratos indefinidos). Además, únicamente 21.9 por ciento de los jóvenes asalariados realiza actividades relacionadas con sus estudios, y 16 por ciento tiene jornadas de trabajo excesivas (más de 50 horas a la semana).[*]
Es entonces que es necesario revalorar el papel de la participación económica en los jóvenes de acuerdo a lo anteriormente citado, ya que las condiciones de trabajo precario inciden directamente en la seguridad social, en otros términos, cada joven que acceda a un trabajo precario, significará en el futuro un adulto mayor pobre y con múltiples carencias sociales.
Ahora bien, de acuerdo al Anexo Estadístico de la Pobreza 2010 – 2014 publicado por el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política Social (CONEVAL), en 2014, el 47.1% de los Jóvenes se encontraba en condición de pobreza alrededor de 17,5 millones, de los cuales 3.6 se encontraban en pobreza extrema, igualmente 7.3 millones tenían un ingreso inferior a línea de bienestar mínimo.
Es necesario que las autoridades, principalmente el Instituto Mexicano de la Juventud, el Instituto Mexicano del Seguro Social y la Comisión Nacional de Ahorro para el Retiro, firmen un convenio de colaboración donde coincidan en las necesidades de la población juvenil y sobre todo a través de la creatividad e innovación tengan la posibilidad de incorporar a esta población a esquemas diferenciados de ahorro para el retiro que consideren, entre otros factores:

  • La Precariedad Laboral, determinada en ingresos cuantitativos.
  • La Situación de Pobreza y Carencias de los Jóvenes en México.
  • La Inestabilidad e Intermitencia laboral de los Jóvenes.

Actualmente investigadores sociales han identificado la ruptura de las condiciones laborales del periodo denominado “Desarrollo Estabilizador” comprendido entre 1950 y 1976, donde a raíz de la creación y desarrollo del Instituto Mexicano del Seguro Social, se concibió un modelo laboral y de seguridad social basado en la permanencia del trabajador en empleos permanentes que colaboraban en función tripartita (Estado, Empresa y Trabajador) al ahorro para el retiro a través de una pensión otorgada por el mismo Instituto, hoy día este modelo laboral y de seguridad social, ha sufrido diversas modificaciones derivado de un sistema de mercado donde las relaciones laborales no siempre son altamente estables y donde otras formas de contratación y trabajo como el outsourcing, no coinciden con el modelo tripartita de ahorro para el retiro, por tanto es necesario que se revisen los actuales escenarios de la demanda laboral y a través de la creatividad y la innovación se consideren nuevas formas para que los jóvenes puedan acceder a una pensión.
De lo contrario al no tomar medidas conducentes podríamos enfrentar una crisis de seguridad social alrededor del año 2050, colapsando las finanzas públicas. México debe encontrar la forma para que más personas se incluyan en la seguridad social a través de una pensión digna que les permita subsistir por cuenta propia
De igual forma es necesario que el Instituto Mexicano de la Juventud diseñe y difunda campañas que estimulen el ahorro voluntario entre los jóvenes, señalando la importancia de pensar en una estabilidad económica en la vejez, destinando la mayor cantidad de recursos posibles.
Así la Iniciativa pretende incidir en un problema futuro, una posible crisis derivada de la precariedad laboral, visibilizando y motivando a las Instituciones responsables a identificar áreas de oportunidad y encontrar soluciones.
Para mayor comprensión se presenta una tabla comparativa de la reforma propuesta:

Ley del Instituto Mexicano de la Juventud

Iniciativa

Artículo 4. Para el cumplimiento de su objeto el Instituto tendrá las siguientes atribuciones:
I. XI.-…
XII. Diseñar, implementar y ejecutar, con una perspectiva de transversalidad, programas destinados al aprovechamiento de las capacidades y potencialidades de los jóvenes: en su desarrollo económico y productivo, a través de la incorporación laboral, de la asignación de fondos destinados a la generación y fortalecimiento del autoempleo donde los jóvenes tengan participación directa ya sea en su creación, desarrollo o inclusión laboral; en su desarrollo social, a través del conocimiento, aprecio y creación de la cultura en los ámbitos de expresión de las artes y del humanismo, la organización juvenil, el liderazgo social y la participación ciudadana; y en general en todas aquellas actividades que, de acuerdo a su capacidad presupuestal, estén orientadas al desarrollo integral de la juventud;

XIII. Elaborar, en coordinación con las dependencias y las entidades de la Administración Pública Federal, programas y cursos de orientación e información sobre adicciones, nutrición, educación sexual y sobre salud reproductiva, derechos humanos, cultura de la no violencia y no discriminación, equidad de género, medio ambiente, apoyo a jóvenes en situación de exclusión y vivienda

Artículo 4. Para el cumplimiento de su objeto el Instituto tendrá las siguientes atribuciones:
I. XI.-…
XII. Diseñar, implementar y ejecutar, con una perspectiva de transversalidad, programas destinados al aprovechamiento de las capacidades y potencialidades de los jóvenes: en su desarrollo económico y productivo, a través de la incorporación laboral, de la asignación de fondos destinados a la generación y fortalecimiento del autoempleo donde los jóvenes tengan participación directa ya sea en su creación, desarrollo o inclusión laboral, incluyendo el acceso a la seguridad social y el ahorro para el retiro, previniendo la precariedad laboral; en su desarrollo social, a través del conocimiento, aprecio y creación de la cultura en los ámbitos de expresión de las artes y del humanismo, la organización juvenil, el liderazgo social y la participación ciudadana; y en general en todas aquellas actividades que, de acuerdo a su capacidad presupuestal, estén orientadas al desarrollo integral de la juventud;

XIII. Elaborar, en coordinación con las dependencias y las entidades de la Administración Pública Federal, programas y cursos de orientación e información sobre adicciones, nutrición, educación sexual y sobre salud reproductiva, derechos humanos, cultura de la no violencia y no discriminación, equidad de género, medio ambiente, apoyo a jóvenes en situación de exclusión, vivienda, derechos laborales, acceso a la seguridad social y ahorro para el retiro.

Es por lo anteriormente expuesto y fundado; y de acuerdo a los artículos citados en el proemio que se somete ante la consideración de esta H. Soberanía, el siguiente:

PROYECTO DE DECRETO.

Único. - Se reforman las fracciones XII y XIII del Artículo 4 de la Ley del Instituto Mexicano de la Juventud, para quedar en los siguientes términos:
Artículo 4. Para el cumplimiento de su objeto el Instituto tendrá las siguientes atribuciones:
I. XI.-…
XII. Diseñar, implementar y ejecutar, con una perspectiva de transversalidad, programas destinados al aprovechamiento de las capacidades y potencialidades de los jóvenes: en su desarrollo económico y productivo, a través de la incorporación laboral, de la asignación de fondos destinados a la generación y fortalecimiento del autoempleo donde los jóvenes tengan participación directa ya sea en su creación, desarrollo o inclusión laboral, incluyendo el acceso a la seguridad social y el ahorro para el retiro, previniendo la precariedad laboral; en su desarrollo social, a través del conocimiento, aprecio y creación de la cultura en los ámbitos de expresión de las artes y del humanismo, la organización juvenil, el liderazgo social y la participación ciudadana; y en general en todas aquellas actividades que, de acuerdo a su capacidad presupuestal, estén orientadas al desarrollo integral de la juventud;

XIII. Elaborar, en coordinación con las dependencias y las entidades de la Administración Pública Federal, programas y cursos de orientación e información sobre adicciones, nutrición, educación sexual y sobre salud reproductiva, derechos humanos, cultura de la no violencia y no discriminación, equidad de género, medio ambiente, apoyo a jóvenes en situación de exclusión, vivienda, derechos laborales, acceso a la seguridad social y ahorro para el retiro.;

TRANSITORIO:

Único. El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.
Dado en el Salón de Sesiones de la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión a los 5 días del mes de septiembre de 2017.


Atentamente

Sen. Yolanda de la Torre Valdez

Bibliografía

Lamas, M. (2002). Cuerpo: diferencia sexual y género. México: Taurus.
Mendoza, J. C., & Garcia, K. B. (2009). Discriminación salarial por género en México. Prob. Des., 40(156), 78-99.

 


[*] Estudios de la OCDE, sobre los sistemas de pensiones México, 2015, disponible en: https://www.oecd.org/pensions/private-pensions/OECD-Review-Pension-Systems-Mexico-Highlights-ESP.pdf

[*] Encuesta de Trayectorias Laborales 2015, Consar México, 2016, disponible en: https://www.gob.mx/consar/documentos/encuesta-de-trayectorias-laborales

[*] Estadísticas a Propósito del Día Internacional de la Juventud, INEGI, 2017, disponible en : http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/aproposito/2017/juventud2017_Nal.pdf

[*] Oliveira, Orlandina de; Jóvenes y Precariedad Laboral en México, Papeles de Población, Vol. 12 No. 49, julio – septiembre 2006. Pp. 37 – 73, UAEM, Toluca, Estado de México.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=75045