Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Sabado 18 de noviembre de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Jueves 7 de Septiembre de 2017
Gaceta: LXIII/3PPO-3/74990
Jueves 7 de Septiembre de 2017
Gaceta: LXIII/3PPO-3/74990

Del Sen. David Monreal Ávila, del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, con punto de acuerdo que exhorta al Gobierno Federal a implementar programas sociales, políticas públicas o acciones eficaces y eficientes que garanticen el interés superior de la niñez a las niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados.

SE TURNó A LAS COMISIONES DE LOS DERECHOS DE LA NIñEZ Y DE LA ADOLESCENCIA; Y DE LA FAMILIA Y DESARROLLO HUMANO.

Sen. David
Monreal Ávila

PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE EL SENADO DE LA REPÚBLICA EXHORTA RESPETUOSAMENTE AL GOBIERNO FEDERAL A IMPLEMENTAR PROGRAMAS SOCIALES, POLÍTICAS PÚBLICAS O ACCIONES EFICACES Y EFICIENTES QUE GARANTICEN EL INTERÉS SUPERIOR DE LA NIÑEZ, A LAS NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES MIGRANTES NO ACOMPAÑADOS

Senador DAVID MONREAL ÁVILA, integrante del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo en la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 8, fracción II del Reglamento del Senado de la República, presento ante esta Honorable Soberanía, proposición con Punto de Acuerdo, al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

Con la reforma constitucional en materia de Derechos Humanos publicada en el Diario Oficial de la Federación el 11 de junio de 2011, se reconoció que toda persona gozará de los derechos humanos consagrados en la Constitución Federal y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano es parte, así como de las garantías para su protección. Dicha modificación se puede entender como un derecho cosmopolita; es decir, un conjunto de derechos humanos «pro persona» que deben ser respetados, garantizados y protegidos por toda la comunidad internacional.

En este sentido el Artículo Primero,párrafo tercero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos dice:

Todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad. En consecuencia, el Estado deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos, en los términos que establezca la ley.

Sin embargo, lo anterior no siempre se lleva a cabo en México, pues existen múltiples grupos vulnerables que en virtud de sus características se encuentran en mayor riesgo de que sus derechos humanos sean violentados, uno de estos grupos son las niñas, niños y jóvenes migrantes no acompañados. 

La mayoría de los infantes migrantes no acompañados provienen del llamado Triángulo Norte de Centroamérica (TNC) conformado por Guatemala, Honduras y El Salvador, naciones que tiene una severa crisis humanitaria, pues figuran en la lista de países más violentos del mundo comparados con Irak y Siria, [*] sólo por mencionar dos ejemplos:

  • En San Pedro Sula, Honduras, existe el índice más alto de homicidios en el mundo: 171 por cada 100,000 habitantes al año. 
  • Guatemala es el undécimo país a nivel mundial con mayor número de muertes violentas; el 54% de la población vive en condiciones de pobreza y el 13% en condiciones de pobreza extrema. 

Ante tal panorama, no es de extrañar que en dichos países prevalezcan la falta de oportunidades educativas y laborales, y predominen problemas sociales y económicos como son la inseguridad, violencia, crimen organizado, entre otras tantas problemáticas; por tal razón, los infantes buscan una mejor calidad de vida y deciden emigrar a los Estados Unidos de América.

Para nadie es secreto que México es un país de origen y tránsito de migrantes que se dirigen hacia el vecino país del norte, precisamente en territorio nacional es donde a las niñas, niños y jóvenes migrantes no acompañados se les violan sus derechos humanos. De acuerdo a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) algunos derechos violados por autoridades mexicanos son: [*]

  • Debido proceso. 
  • Interés superior de la niña, niño o adolescente. 
  • Protección de la salud. 
  • Integridad personal. 
  • Vida libre de violencia. 
  • Seguridad jurídica.  
  • Escuchado. 
  • Prestación debida de servicio público. 
  • Trato digno. 
  • Seguridad personal. 
  • Reunificación familiar

Los infantes, son detenidos por agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), policías y militares, y retenidos en cárceles comúnmente llamadas “estaciones migratorias”. Al respecto la CNDH documentó que de 2010 al 2015 se han iniciado 1,443 averiguaciones y/o carpetas de investigación, en las que figuran adolescentes extranjeros como víctimas, siendo los estados con mayores denuncias Sonora con 509, Chiapas con 454 y Baja California con 188. [*]

Por su parte, la Secretaría de Gobernación (SEGOB) señaló que en el año 2015 se aseguró a 38,514 niñas, niños y adolescentes de los cuales 20,368 fueron en Contexto de Migración internacional no acompañados (NNACM), y de enero a julio del año 2016; 19,383, de los cuales 9,326 correspondieron a no acompañados. Sin embargo, el INM informó que durante el año 2015 fueron detenidos 36,174, NNACM en distintas entidades federativas, lo que genera 2,340 personas menos que lo reportado por la Unidad de Política Migratoria (UPM) de la SEGOB. [*]

Sin embargo, un medio de comunicación, da cuenta que en el año 2013 detuvieron y deportaron a 8 mil 577 infantes no acompañados. En 2014 fueron 18 mil 169; en 2015 se duplicó a 36 mil 921. Y de enero a noviembre de 2016 fueron 30 mil 438 menores. [*]

Es decir, no existen cifras oficiales de cuántas niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados son detenidos y deportados a su país de origen, pero los datos disponibles dan cuenta que el número de infantes que ingresan a territorio nacional en calidad de migrantes no acompañados va en aumento al igual que la violación a sus derechos humanos, esto sin duda no está a discusión y es una problemática que debe ser atendida.

El detener a una persona (infante) sin causa justificada viola el artículo 11 de la Constitución Federal, que habla sobre la libertad de tránsito; por su parte, el artículo 2, segundo párrafo, de la Ley de Migración establece: “En ningún caso una situación migratoria irregular preconfigurará por sí misma la comisión de un delito ni se prejuzgará la comisión de ilícitos por parte de un migrante por el hecho de encontrarse en condición no documentada”.

Es decir, el ingresar a territorio nacional de manera ilegal no es un delito, sino una falta administrativa, en este sentido el precepto 68 de la ley en comento, señala que:

La presentación de los migrantes en situación migratoria irregular sólo puede realizarse por el Instituto en los casos previstos en esta Ley; deberá constar en actas y no podrá exceder del término de 36 horas contadas a partir de su puesta a disposición.

Durante el procedimiento administrativo migratorio que incluye la presentación, el alojamiento en las estaciones migratorias, el retorno asistido y la deportación, los servidores públicos del Instituto deberán de respetar los derechos reconocidos a los migrantes en situación migratoria irregular establecidos en el Título Sexto de la presente Ley.  

Con lo anterior queda demostrado que los migrantes no cometen delito alguno al ingresar al territorio de manera irregular, al mismo tiempo no pueden ser privados de su libertad por el simple hecho de no contar con la documentación que acredite su ingreso al país de manera legal.

Con lo que refiere a los menores de edad, la Constitución Federal en su artículo 4, párrafo noveno, obliga al Estado a velar y cumplir con el principio del interés superior de la niñez, garantizando de manera plena sus derechos. Asimismo, el artículo 1 de Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes menciona que uno de los objetivos de dicha norma jurídica es:

  • Garantizar el pleno ejercicio, respeto, protección y promoción de los derechos humanos de niñas, niños y adolescentes conforme a lo establecido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en los tratados internacionales de los que el Estado mexicano forma parte; 

Por su parte, el artículo 111 del Reglamento de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes ordena que: “En ningún momento las niñas, niños o adolescentes migrantes, independientemente de que viajen o no en compañía de una persona adulta, serán privados de la libertad en estaciones migratorias o en cualquier otro centro de detención migratoria”.

Sin embargo, de acuerdo a la CNDH y con base a los registros del UPM de la SEGOB en 2014 se registraron 9,090 detenciones; en 2015, 16,231 y de enero a junio de 2016, 7,314 niños no acompañados con edades entre 12 a 17 años. Por lo que se refiere a niñas y niños menores de 12 años dicho instituto detuvo en 2014 a 1,853. En 2015 a 2,419 y de enero a junio de 2016 a 740.

En 2015 la autoridad migratoria mexicana detuvo a 38,514 NNACM que representa el 17% de los migrantes presentados. El 97.2% corresponde a niñas, niños y adolescentes centroamericanos: guatemaltecos (50.46%), hondureños (26.39%) y salvadoreños (20.35%). Las mujeres representan el 36% de los detenidos. [*]

Es claro que en México las niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados son privados de su libertad y enviados a estaciones migratorias, lo anterior no sólo quebranta los ordenamientos legales nacionales sino también internacionales. Por ejemplo, la Convención sobre los Derechos del Niño, en sus artículos 3 y 4 hacen referencia a que los Estados Partes están obligados a asegurar al niño la protección y el cuidado que sean necesarios para su bienestar, así como adoptar todas las medidas administrativas, legislativas y de otra índole para dar efectividad a los derechos reconocidos. Asimismo, el artículo 37 ordena que:

  • Ningún niño sea sometido a torturas ni a otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes. No se impondrá la pena capital ni la de prisión perpetua sin posibilidad de excarcelación por delitos cometidos por menores de 18 años de edad; 
  • Ningún niño sea privado de su libertad ilegal o arbitrariamente. La detención, el encarcelamiento o la prisión de un niño se llevará a cabo de conformidad con la ley y se utilizará tan sólo como medida de último recurso y durante el periodo más breve que proceda;  
  • Todo niño privado de libertad sea tratado con la humanidad y el respeto que merece la dignidad inherente a la persona humana, y de manera que se tengan en cuenta las necesidades de las personas de su edad. En particular, todo niño privado de libertad estará separado de los adultos, a menos que ello se considere contrario al interés superior del niño, y tendrá derecho a mantener contacto con su familia por medio de correspondencia y de visitas, salvo en circunstancias excepcionales; 
  • Todo niño privado de su libertad tendrá derecho a un pronto acceso a la asistencia jurídica y otra asistencia adecuada, así como derecho a impugnar la legalidad de la privación de su libertad ante un tribunal u otra autoridad competente, independiente e imparcial y a una pronta decisión sobre dicha acción. 

En este sentido el Estado Mexicano tiene la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de todas las personas, poniendo principal énfasis en los grupos vulnerables, como son las niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados, quienes intentan escapar de sus países de origen, porque en ellos solo existen pobreza, marginación y violencia.

México debe ser un Estado garantista, con una visión del derecho cosmopolita, es inaceptable que de 242 niños migrantes no acompañados que solicitaron refugio en 2016, solamente 147 hayan concluido el procedimiento y sólo a 91 se les reconoció la condición de refugiado; únicamente 26 recibieron protección complementaria. [*]   

En el 2015, 142 niños solicitaron la condición de refugiados, se reconoció a 44 y se otorgó protección complementaria a 13; en 2014 la cifra de solicitantes era de 78, a 22 se les reconoció y únicamente a 3 se les brindó protección complementaria. [*] Al respecto, el segundo párrafo del artículo 11 de la Constitución Federal menciona que “por causas de carácter humanitario se recibirá refugio”.     

Es importante mencionar que tanto las normas jurídicas nacionales como las internacionales protegen a las niñas, niños y adolescentes, más aún cuando se encuentran fuera de su país (migrantes no acompañados), a estos infantes se les debe garantizar una protección especial; brindarles la condición de refugiado y la protección complementaria, siempre velando por el interés superior de la niñez.

Derivado de lo anterior, someto a consideración de esta honorable Soberanía el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO.-  El Senado de la República exhorta respetuosamente al Gobierno Federal a implementar programas sociales, políticas públicas y acciones eficaces y eficientes que garanticen el interés superior de la niñez, a las niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados.

SEGUNDO.- El Senado de la República exhorta respetuosamente al Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes y a la Procuraduría Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes para que en coordinación con sus homólogas estatales y en el ámbito de sus facultades y atribuciones, brinden protección y un trato digno, velando siempre por el interés superior de la niñez de las niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados.

TERCERO.- El Senado de la República exhorta respetuosamente al Instituto Nacional de Migración para que en coordinación con la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados:

  • Informen a esta Soberanía en un plazo no mayor a 15 días naturales, la situación que guarda y el número de solicitudes para la condición de refugiados y protección complementaria de las niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados. 
  • Promover, generar y llevar a cabo las condiciones y procedimientos necesarios para aceptar de manera más rápida las solicitudes de refugiados y protección complementaria de las niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados. 

Dado en el Salón de Sesiones del Senado de la República, a los 5 días del mes de septiembre de 2017.  


[*] “Migrantes: voces, rostros y sueños compartidos”, CNDH, México, 2016, pág. 174

[*] Ibídem, pág. 184-185

[*] Informe Sobre la Problemática de Niñas, Niños y Adolescentes Centroamericanos en Contexto de Migración Internacional no Acompañados en su Tránsito por México, y con Necesidades de Protección Internacional, CNDH, [en línea]. Consultado el 18 de julio de 2017, disponible en: http://www.cndh.org.mx/sites/all/doc/Informes/Especiales/Informe_NNACMNA.pdf

[*] Ibídem. 

[*] Flores, Nancy “México expulsa a 94 mil niños migrantes no acompañados”, en Contralínea [en línea]. Consultado el 18 de julio de 2017, disponible en:  http://www.contralinea.com.mx/archivo-revista/index.php/2017/01/24/mexico-expulsa-a-94-mil-ninos-migrantes-no-acompanados/

[*] “Migrantes: voces, rostros y sueños compartidos”, CNDH, México, 2016, pág. 179.

[*] Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados en números 2016 [en línea]. Consultado el 18 de julio de 2017, disponible en: https://www.gob.mx/comar/galerias/la-comar-en-numeros-enero-marzo-2016

[*] “Migrantes: voces, rostros y sueños compartidos”, CNDH, México, 2016, pág. 174

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=74990