Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Sabado 18 de noviembre de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Miércoles 23 de Agosto de 2017
Gaceta: LXIII/2SPR-34/74681
Miércoles 23 de Agosto de 2017
Gaceta: LXIII/2SPR-34/74681

Del Sen. Benjamín Robles Montoya, del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, con proyecto de decreto por el que se crea la Ley de Amnistía para los presos y perseguidos por motivos políticos en el estado de Oaxaca durante los años 1996 y 2000.

SE TURNó A LAS COMISIONES UNIDAS DE GOBERNACIóN Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS, SEGUNDA DE LA CáMARA DE SENADORES.

Sen. Ángel Benjamín
Robles Montoya

INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE CREA LA LEY DE AMNISTÍA PARA LOS PRESOS Y PERSEGUIDOS POR MOTIVOS POLÍTICOS EN EL ESTADO DE OAXACA DURANTE LOS AÑOS 1996 Y 2000

El suscrito, Senador Benjamín Robles Montoya, integrante de la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 71, fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y por el artículo 179 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, someto a la consideración de esta H. Asamblea la presente INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE CREA LA LEY DE AMNISTÍA PARA LOS PRESOS Y PERSEGUIDOS POR MOTIVOS POLÍTICOS EN EL ESTADO DE OAXACA DURANTE LOS AÑOS 1996 Y 2000.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La amnistía es el acto jurídico que causa la extinción de la responsabilidad penal. El diccionario de la Real Academia de la Lengua define amnistía como: “… olvido legal de los delitos, que extingue la responsabilidad de sus autores…”.

La naturaleza legislativa de esta figura permite que una pluralidad de individuos que habiendo sido declarados culpables de un delito, se consideren inocentes por la desaparición del hecho tipificado.

La amnistía suele suponer un nuevo juicio de valor sobre la conveniencia de prohibir o sancionar una conducta. Por esa razón, las leyes o actos de amnistía son más frecuentes en momentos de cambios sociales o de regímenes políticos y, en ocasiones, se asocia al perdón de presos políticos.

Dentro del Derecho Internacional, la aplicación de leyes de amnistía general es defendida por el protocolo adicional a los Convenios de Ginebra del 12 de agosto de 1949, en donde se dispone a la protección de las víctimas de los conflictos armados sin carácter internacional, que establece lo siguiente:

“A la cesación de las hostilidades, las autoridades en el poder procurarán conceder la amnistía más amplia posible a las personas que hayan tomado parte en el conflicto armado o que se encuentren privadas de su libertad, internadas o detenidas por motivos relacionados con el Conflicto Armado”

En la historia mundial se ha recurrido a la amnistía cuando se han producido hechos de elevado impacto político en un Estado-Nación y, muy especialmente, en situaciones o coyunturas en las que se busca la reconciliación nacional tras alguna conmoción interna. Así, en España, por ejemplo, se decretó una amnistía general durante la etapa de transición hacia la democracia, tras la muerte del dictador Francisco Franco; en Venezuela, se aplicó la ley de amnistía como inicio de lo que se denomina “etapa de transición a la democracia” después de terminado el régimen dictatorial militar. En este sentido, se pueden señalar también los casos de Chile, Paraguay, Uruguay, Brasil, Argentina y por supuesto México. 

En el caso concreto de nuestro país, la disidencia política y la libre manifestación pública de dicha discrepancia es un privilegio constitucional que se ha mantenido permanentemente no sólo dentro del ideario de la democracia mexicana, sino en su legislación. Las consituciones de los estados federados de la república mexicana refrendan este principio rector, el Estado de Oaxaca no es la excepción, por ello, como respuesta al reclamo de los oaxaqueños de transitar en la construcción de la reconciliación, se vuelve inminente instituir los medios legales para decretar una amnistía que propicie el retorno de la armonía entre los oaxaqueños y que a la vez les brinde una oportunidad histórica a aquellos mexicanos que al amparo de una ideología política pudieron haber realizado acciones tipificadas como delitos por el Código Penal Federal.

Esta armonía que el pueblo de México, y especialmente el de Oaxaca reclaman, fue fracturada a raíz de la aparición del grupo armado denominado Ejército Popular Revolucionario (E.P.R.) el 28 de agosto de 1996, en diversas comunidades del Estado de Oaxaca.

Derivado de esta incursión, las autoridades judiciales del fuero común y del federal emitieron órdenes de aprehensión en contra de quienes presuntamente intervinieron en dichos actos violentos, motivo por el cual se realizaron operativos para ejecutar órdenes de captura, derivando en la tramitación de un sin número de procedimientos penales, muchos de los cuales se encuentran concluidos con sentencias condenatorias e innumerables órdenes de aprehensión que aún se encuentran pendientes de ejecutar.

Cabe destacar que en lo concerniente al fuero común, desde el 8 de diciembre del año 2000, el gobierno del Estado de Oaxaca decretó una Ley de Amnistía a favor de quienes participaron en los delitos relacionados con tales hechos, por lo que en las averiguaciones previas y causas penales relativas se dictó el correspondiente acuerdo de archivo.

A partir de estos hechos, se manifestaron grupos armados similares que, por propio dicho, estaban motivados por causas de reivindicación social y, coincidentemente, las personas detenidas, vinculadas con los mismos, son en su mayoría indígenas de la región Loxicha de la Sierra Sur del Estado de Oaxaca, quienes se encuentran recluidas en diversas cárceles estatales.

El grupo parlamentario del Partido del Trabajo en el Senado de la República considera que una injusticia no puede ser combatida con otra, y la miseria a la que está condenada la mayor parte de los habitantes de esa comunidad de la Sierra Sur del Estado de Oaxaca anula las condiciones de bienestar en el presente y les priva de toda posibilidad de acceder al bienestar social en el futuro.

Convencidos de que el pueblo de Oaxaca ha optado por una transición pacífica en el Estado, señalo enfáticamente que la paz y el progreso no podrán ser alcanzados si no se resuelven los conflictos históricos por la vía de paz, dialogo y reconciliación, es que el suscrito considera que ha llegado el momento sanar las heridas del pasado y convertirlas en mejores perspectivas de futuro.

Sin duda, ha llegado la hora de actuar en pro de la justicia social y expedir esta Ley de Amnistía como una expresión más de voluntad política, conciliatoria e incluyente que contribuya a impulsar el retorno de la paz y la armonía en el Estado de Oaxaca, pues bajo su amparo, sin distingo de razas, credos religiosos e ideologías políticas, se abrirían las puertas de la comprensión cediendo paso al progreso.

El proyecto de Ley de Amnistía que hoy pongo a su consideración, tiene como única intención procurar, a favor de la paz y de la reconciliación nacional, el reconocimiento de la disidencia política y la libre manifestación pública de dicha disidencia como tal y no como una infracción o crimen.

En consecuencia, se propone una amnistía para extinguir toda acción penal por delitos sancionados por leyes federales cuyo propósito es que sus beneficiarios: CIRILO AMBROSIO ANTONIO, DELFINO MATÍAS JUÁREZ, GREGORIO ENRÍQUEZ MARTÍNEZ O RICARDO MARTÍNEZ ENRÍQUEZ, GREGORIO AMBROSIO ANTONIO, JUAN DÍAZ GÓMEZ, URBANO RUIZ CRUZ O FÉLIX PEDRO HERNÁNDEZ JUÁREZ, ARNULFO RAMÍREZ SANTIAGO O ESTANISLAO RAMÍREZ SANTIAGO, AGUSTÍN LUNA VALENCIA, ABRAHAM GARCÍA RAMÍREZ, ÁLVARO SEBASTIÁN RAMÍREZ, FORTINO ENRÍQUEZ HERNÁNDEZ, ELEUTERIO HERNÁNDEZ GARCÍA, MARIO AMBROSIO MARTÍNEZ, JUSTINO HERNÁNDEZ JOSÉ, ZACARÍAS  Y PASCUAL GARCÍA LÓPEZ, se reinserten a la vida a la vida política, pacífica y productiva de la nación a más de 21 años de lo ocurrido.

Por lo anteriormente expuesto, someto a la consideración de ésta H. Asamblea el siguiente:

PROYECTO DE DECRETO

ARTÍCULO ÚNICO.- Se expide Ley de Amnistía para los Presos y Perseguidos por Motivos Políticos en el Estado de Oaxaca, para quedar como sigue:

LEY DE AMNISTIA PARA LOS PRESOS Y PERSEGUIDOS POR MOTIVOS POLÍTICOS EN EL ESTADO DE OAXACA

ARTICULO 1.- Se decreta amnistía en favor de Cirilo Ambrosio Antonio, Delfino Matías Juárez, Gregorio Enríquez Martínez o Ricardo Martínez Enríquez, Gregorio Ambrosio Antonio, Juan Díaz Gómez, Urbano Ruiz Cruz o Félix Pedro Hernández Juárez, Arnulfo Ramírez Santiago O Estanislao Ramírez Santiago, Agustín Luna Valencia, Abraham García Ramírez, Álvaro Sebastián Ramírez, Fortino Enríquez Hernández, Eleuterio Hernández García, Mario Ambrosio Martínez, Justino Hernández José, Zacarías  y Pascual García López, por los delitos cometidos como resultado de los hechos de violencia, o que tengan relación con ellos, suscitados en varios municipios del Estado de Oaxaca impulsados por móviles de reivindicación social a partir del día 28 de agosto de 1996 hasta el 31 de diciembre del año 2000.

Los órganos judiciales en los cuales conste registro alguno o antecedentes de personas con protección de la Justicia Federal, deberán, previa notificación y autorización de la Procuraduría General de la República y del Tribunal Superior de Justicia, eliminar de sus archivos los registros y antecedentes relacionados con ellas.

ARTICULO 2.- Los individuos que se encuentren actualmente sustraídos de la acción de la justicia, dentro o fuera del país, por los delitos a que se refiere el artículo anterior, podrán beneficiarse de la amnistía.

ARTICULO 3.- La amnistía extingue las acciones penales y las sanciones impuestas respecto de los delitos que comprende, dejando subsistente la responsabilidad civil y a salvo los derechos de quienes puedan exigirla.

ARTICULO 4.- Las personas a quienes beneficie esta Ley no podrán, en lo futuro, ser interrogadas, investigadas, citadas a comparecer, detenidas, aprehendidas, procesadas o molestadas de manera alguna, por los hechos que comprende esta amnistía.

ARTICULO 5.- En cumplimiento a esta Ley, el Ministerio Público Federal declarará extinguida la acción persecutoria en las averiguaciones previas que al respecto haya iniciado; las autoridades judiciales y administrativas del orden federal, cancelaran, en su caso, las ordenes de aprehensión que estuvieren pendientes de ejecución, sobreseerán los procesos en trámite y pondrán en libertad a los procesados y sentenciados que se encuentren en los supuestos a que se refiere esta Ley.

TRANSITORIOS

PRIMERO.- Esta Ley entrara en vigor el día de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

SEGUNDO.-Esta ley deberá ser difundida a través de los medios de comunicación en todo el territorio del estado de Oaxaca, y deberá ser fijada en bandos en las diversas poblaciones que se encuentran en las zonas en donde se produjo el conflicto, tanto en idioma español como en las lenguas que se hablan en dichas zonas.

TERCERO.- En el caso de que se hubiere interpuesto demanda de amparo por las personas a quienes beneficia esta Ley, la autoridad que conozca del respectivo juicio, dictara auto de sobreseimiento.

SENADOR BENJAMÍN ROBLES MONTOYA

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=74681