Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Jueves 23 de noviembre de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Miércoles 5 de Julio de 2017
Gaceta: LXIII/2SPR-19/72935
Miércoles 5 de Julio de 2017
Gaceta: LXIII/2SPR-19/72935

Del Dip. José Luis Orozco Sánchez Aldana, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con punto de acuerdo que exhorta a la Procuraduría Federal del Consumidor a informar cuáles han sido sus acciones jurídicas emprendidas y el estado que guardan a la fecha, ante el cobro por parte de las aerolíneas, de la primera maleta documentada en viajes desde México hacia los Estados Unidos de América y Canadá.

SE TURNÓ A LA TERCERA COMISIÓN.

Dip. José Luis
Orozco Sánchez Aldana

El suscrito, diputado federal José Luis Orozco Sánchez Aldana integrante del grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional de la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión, con fundamento en los artículos 6, numeral 1, fracción I; 79, numerales 1, fracción II, y 2 y 100 del Reglamento de la Cámara de Diputados; y de los artículos 116 y 122 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; somete a consideración de esta honorable Comisión Permanente, la siguiente proposición con Punto de Acuerdo por el que se exhorta respetuosamente a la Procuraduría Federal del Consumidor a que detalle a esta soberanía, cuáles han sido sus acciones jurídicas emprendidas y el estado que guardan a la fecha, ante el cobro por parte de las aerolíneas, de la primera maleta documentada en viajes desde México hacia Estados Unidos y Canadá; en el marco de garantizar a los usuarios el respeto a su derecho reconocido en una norma de orden público y observancia general, de transportar en su vuelo, un mínimo de equipaje sin costo adicional, al tenor de las siguientes

Consideraciones

En nuestro país, el servicio de transportación aérea ha ido ganando terreno de manera vertiginosa como medio de transporte comúnmente utilizado; en gran parte, por su mayor accesibilidad en el costo de sus boletos, hacia la población.

En las últimas tres décadas, viajar en avión ha dejado de ser privilegio exclusivo de ciertas clases económicas o específicos sectores de la sociedad, para convertirse en una opción real, en todo momento segura y eficiente de transporte, para la gente.  

Así lo muestran las cifras que presenta el sector, basta mencionar que para el cierre del 2016 el total de pasajeros transportados en servicio doméstico e internacional en operación regular y de fletamento en nuestro país fue de 92, 846 pasajeros [*], si lo comparamos con los datos registrados en el año 1991; tenemos un crecimiento de 274% [*].

Estas cifras totales, reflejan la elevada tasa de crecimiento promedio anual, que la industria aérea en materia de transporte de pasajeros presenta y que se encuentra entre el 49.3 y el 57.8% [*].

Es decir, el número de pasajeros que utilizan el avión como medio de transporte crece cada año, en casi la mitad.

Afortunadamente, el sector del aerotransporte ha respondido en materia de precios y seguridad, los primeros factores que la gente atiende para elegir este medio de transporte; esto seguido de la eficiencia, los tiempos de traslado y la comodidad entre otros aspectos más.       

La seguridad que prevalece tanto en las condiciones físico mecánicas de las aeronaves, así como los protocolos durante el despegue, vuelo y aterrizaje; han mostrado ser efectivos y eficientes, reduciendo notablemente la tasa de accidentes de aviones a 2.4 percances por cada millón de operaciones realizadas [*]; y con ello, motivar con el paso del tiempo, la eliminación de la fobia o el miedo que existía anteriormente para subirse a un avión.

Por el lado de los costos, tenemos que estos se han ido reduciendo poco a poco de manera sostenida y a su vez, las aerolíneas han ido ofreciendo opciones para alcanzar a cubrir el costo del boleto con mayor facilidad o bien promociones bancarias que acercan el costo a cada vez más personas.

Estos esfuerzos han sido eficientes no solo para mantener la demanda, sino como lo vimos anteriormente, incrementarla; a pesar, de que se tiene registrado que en los últimos 3 años (2015-2017) los precios de los boletos de avión se han encarecido en un 30% aproximadamente, por las fluctuaciones en el tipo de cambio que se han registrado y que tienen repercusiones directas en los costos de las aerolíneas.

Por todo lo anterior, el sector del aerotransporte se ha ido consolidando y a la vez, incrementando su aportación al desarrollo económico y turístico para nuestra nación.

No hay duda alguna, de su importancia y su papel protagónico en aspectos de comunicación, transporte y económicos para nuestro país.

Sin embargo, hay problemas que el servicio de transportación aérea, no ha podido solventar ni solucionar, todo ello en detrimento del derecho del pasajero.

Por ejemplo, en materia de demoras, cancelaciones o servicio al pasajero en los aviones durante el vuelo. Así como también en materia de cancelaciones de boletos, o bien de sobreventa que genera serios problemas para los usuarios.

A la par de todo lo anterior, tenemos que los servicios aeroportuarios son malos y caros.

Al respecto, se ha buscado corregirlos con las reformas necesarias para que, en la ley, los usuarios tanto nacionales como internacionales; encuentren la garantía de que sus derechos como pasajeros, serán respetados y salvaguardados en todo momento.

Se ha avanzado al respecto, pero aun así hay pendientes y también nuevas situaciones que hay que atender.

Una de estas y muy preocupante, se dio a inicios de este año. En enero, Aeroméxico notificó que, a partir del primero de febrero del 2017, la aerolínea cobraría por la primera maleta documentada en vuelos entre México y Estados Unidos o Canadá.

Se especificó que, el costo de esta primera maleta seria de 500 pesos o bien de 25 dólares cuando el boleto se compre en mostrador; o, de 400 pesos o 20 dólares si el boleto se adquiría en su portal de internet [*].

Se dejó exentos de este pago, a los pasajeros en conexión o sus socios de Club Premier Titanio, Platino y Oros, Sky Team Elite y Elite Plus y a los tarjetahabientes de American Express Aeroméxico Platinum y Santander Aeroméxico Infinite [*]

Posteriormente y con similares condiciones la aerolínea Volaris anuncio que a partir del primero de marzo 2017 aplicaría el mismo cobro de la primera maleta en vuelos de México hacia Estados Unidos o Puerto Rico, 400 pesos o 20 dólares cuando el cargo se hace en el momento de la compra del boleto, o, 450 pesos o 23 dólares cuando se documente en el aeropuerto [*].

De la misma manera, Interjet anuncio que, a partir de abril 2017, empezaría a cobrar también 500 pesos por la primera maleta, en sus vuelos más económicos hacia Estados Unidos [*].     

Básicamente la explicación o justificación que dieron las aerolíneas para aplicar este cargo, fue que las elevadas fluctuaciones que sufrió el tipo de cambio del peso respecto al dólar, a lo largo del último semestre del 2016 y lo que se proyectaba para el resto del año 2017, impactaba considerablemente sus costos y motivaba esta medida. También expusieron que con la, aplicación de este cobro, abonaría a que el impacto en sus tarifas o costos de boletos, sea menor. 

De igual forma argumentaron, que ésta práctica es común en el extranjero, incluso señalando que aerolíneas de Estados Unidos como American Airlines, Alaska, Delta entre otras más, aplican un cargo por este concepto de 25 dólares a la primera maleta en vuelos de su país hacia o desde Canadá y en fechas recientes hacia México.

Lo mismo sucede con aerolíneas canadienses como Westjet o AirTransat, que aplican el mismo cobro en vuelos hacia nuestro país.

No obstante, esta práctica por parte de las aerolíneas mexicanas ha demostrado ser abusiva y violatoria de la ley en materia de derechos de los pasajeros en nuestro país.   

En primer lugar, se está afectando directamente a cerca de 27,391 pasajeros que en el 2016 viajaron de nuestro país hacia Estados Unidos, y a los 3,174 pasajero que viajaron de nuestro territorio hacia Canadá [*].  

Pasajeros que tienen una tasa de crecimiento media anual de 4.8% en lo que respecta hacia Estados Unidos y del 17.1% hacia Canadá [*]

Por otro lado, es violatorio de lo que en materia de derechos de los pasajeros se establece en nuestra legislación.

Específicamente encontramos que en la fracción V del artículo 38 del Reglamento de la Ley de Aviación Civil se especifica lo siguiente: 

“ARTÍCULO 38. Todo pasajero de cualquier servicio al público de transporte aéreo tiene los siguientes derechos:

I. A ser transportado en el vuelo consignado en el billete de pasaje, boleto o cupón, conforme a las condiciones de servicio derivadas de la tarifa aplicada;

II. El pasajero mayor de edad puede, sin pago de ninguna tarifa, llevar a un infante menor de dos años a su cuidado sin derecho a asiento y sin derecho a franquicia de equipaje, por lo que el concesionario o permisionario está obligado a expedir sin costo alguno a favor del infante el boleto y pase de abordar correspondientes;

III. A llevar en cabina hasta dos piezas de equipaje de mano, siempre que por su naturaleza o dimensiones no disminuyan la seguridad y la comodidad de los pasajeros, de conformidad con lo establecido en las normas oficiales mexicanas correspondientes;

IV. A que le sea expedido un talón de equipaje por cada pieza, maleta o bulto de equipaje que se entregue para su transporte. El talón debe contener la información indicada en las normas oficiales mexicanas correspondientes y debe constar de dos partes, una para el pasajero y otra que se adhiere al equipaje;

V. A transportar como mínimo, sin cargo alguno, veinticinco kilogramos de equipaje cuando los vuelos se realicen en aeronaves con capacidad para veinte pasajeros o más, y quince kilogramos cuando la aeronave sea de menor capacidad, siempre que acate las indicaciones del concesionario o permisionario en cuanto al número de piezas y restricciones de volumen.

El exceso de equipaje debe ser transportado de acuerdo con la capacidad disponible de la aeronave y el concesionario o permisionario, en este caso, tiene derecho a solicitar al usuario un pago adicional;”

Derivado de todo lo anterior y en defensa de los usuarios del sector de transporte aéreo, ante una medida arbitraria y abusiva por parte de las aerolíneas y claramente violatoria de lo que establece la ley; la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) inició un proceso de acciones jurídicas para analizar esta situación.

Y en su caso, con los elementos suficientes y salvaguardando el derecho de audiencia de las aerolíneas, exponer que se trata de una práctica o conducta comercial “abusiva”, que tiene que detenerse y sancionarse.

En este sentido, la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) expuso que “la conducta de las aerolíneas presuntamente genera una práctica comercial abusiva por imponer el cobro a los usuarios sobre un derecho que tienen previamente reconocido, toda vez que la posibilidad de transportar un mínimo de equipaje sin costo adicional se encuentra consagrada en una norma de orden público y observancia general” [*].

Sin duda alguna, con todo lo anterior podemos ver que las aerolíneas están incurriendo en un abuso y arbitrariedad.

Afortunadamente la dependencia federal (PROFECO), está asumiendo su responsabilidad en esta situación que afecta a miles de usuarios nacionales que viajan a esos países y que, irremediablemente, verán perjudicado su bolsillo.

Al respecto, esta soberanía no puede quedar ajena ante una evidente vulneración de los derechos de los pasajeros del servicio aéreo en nuestro país.

No podemos aceptar ni validar, el argumento de que se trata de un destino internacional y que, con ello, el impacto será menor.

Tampoco, admitir que con esta medida; las aerolíneas estarán en posibilidades de ser más competitivos y reducir costos, beneficios que se reflejarán en una disminución de los vuelos.

Esta soberanía ha sido responsable y en fechas recientes; legisló en materia de derechos de los pasajeros y usuarios del servicio de transporte aéreo.

Por lo tanto, debemos ser congruentes y asumir desde nuestras facultades, la parte que nos corresponde para que, en este caso, demos certeza y garantía a todas las personas que requieran o deseen viajar desde nuestro país a cualquier destino de México o el mundo; que sus derechos como pasajeros serán en todo momento, respetados.

Por ese motivo, es necesario solicitar que esta soberanía esté debidamente informada, sobre las acciones jurídicas emprendidas por la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) ante el cobro por parte de las aerolíneas de la primera maleta documentada en viajes hacia Estados Unidos y Canadá; así como hacer de nuestro conocimiento, el estado que guardan a la fecha; todo ello, en el marco de que coadyuvemos en la garantía, al respeto de los derechos de los usuarios del servicio de transportación aérea.  

Estamos obligados a apoyar este esfuerzo que ningún bien, ni presente ni futuro le hará a nuestro servicio de transportación aérea de pasajeros.

Este importante sector de nuestra economía, sin duda alguna requiere de nuestra atención y ayuda; no solo por el bien de nuestra economía nacional sino también de las generaciones presentes y futuras; pero ninguna medida que las aerolíneas emprendan, puede o debe afectar a los pasajeros o sus derechos.                 

Por lo anteriormente expuesto, se somete a la consideración del pleno de la Comisión Permanente, el siguiente punto de

ACUERDO

ARTICULO UNICO. - La Comisión Permanente del Honorable Congreso de la Unión exhorta respetuosamente a la Procuraduría Federal del Consumidor a que detalle a esta soberanía, cuáles han sido sus acciones jurídicas emprendidas y el estado que guardan a la fecha, ante el cobro por parte de las aerolíneas, de la primera maleta documentada en viajes desde México hacia Estados Unidos y Canadá; en el marco de garantizar a los usuarios el respeto a su derecho reconocido en una norma de orden público y observancia general, de transportar en su vuelo, un mínimo de equipaje sin costo adicional.

Dado en el Salón de Sesiones de la Comisión Permanente del Honorable Congreso de la Unión a los 26 días del mes de junio del 2017.

Atentamente


DIP. JOSE LUIS OROZCO SANCHEZ ALDANA


[*] Secretaria de Comunicaciones y Transportes.

[*] Secretaria de Comunicaciones y Transportes.

[*] Secretaria de Comunicaciones y Transportes.

[*] Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA)

[*] Aeroméxico, 2017.

[*] Aeroméxico, 2017.

[*] Volaris, 2017.

[*] Interjet, 2017.

[*] Secretaria de Comunicaciones y Transportes.

[*] Secretaria de Comunicaciones y Transportes.

[*] Reglamento de la Ley de Aviación Civil. Artículo 38.

[*] Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO). 2017. 

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=72935