Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Jueves 23 de noviembre de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Miércoles 5 de Julio de 2017
Gaceta: LXIII/2SPR-19/72930
Miércoles 5 de Julio de 2017
Gaceta: LXIII/2SPR-19/72930

De la Sen. Lisbeth Hernández Lecona, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con punto de acuerdo que exhorta a los titulares de las entidades federativas y de la Ciudad de México a reforzar las acciones de protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes que cuentan con alguna discapacidad, con la finalidad de velar por el interés superior de la niñez.

SE TURNÓ A LA SEGUNDA COMISIÓN.

Sen. Lisbeth
Hernández Lecona

LA SUSCRITA SENADORA LISBETH HERNÁNDEZ LECONA, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 8, fracción II, 76, fracción IX, 276 y demás relativos y aplicables del Reglamento del Senado, me permito presentar ante esta Honorable Asamblea PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA A LOS TITULARES DE LAS ENTIDADES FEDERATIVAS Y DE LA CIUDAD DE MÉXICO A REFORZAR LAS ACCIONES DE PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS DE NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES QUE CUENTAN CON ALGUNA DISCAPACIDAD, CON LA FINALIDAD DE VELAR POR EL INTERÉS SUPERIOR DE LA NIÑEZ con base en las siguientes:

CONSIDERACIONES:

Cuando se habla de discapacidad no se hace referencia a un asunto individual ni privado, al contrario, se habla de un problema colectivo y público, en tanto que se hace referencia a las barreras o limitaciones construidas dentro y por la sociedad –en sentido amplio–, que afectan la participación plena y el disfrute de derechos en igualdad de condiciones de las personas con deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales.

En nuestro país, las personas con discapacidad son titulares de la totalidad de derechos humanos reconocidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y los tratados internacionales firmados y ratificados por México.

El artículo 1o constitucional prohíbe explícitamente la discriminación motivada por las discapacidades y establece que las autoridades tienen la obligación de promover, proteger y garantizar los derechos humanos de las personas con discapacidad a partir de los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad, y deben prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones que sufran en el ejercicio de sus derechos.

En lo que respecta a los tratados internacionales, para las personas con discapacidad está garantizado el ejercicio de sus derechos humanos en condiciones de igualdad con los demás integrantes de la sociedad. Entre otros instrumentos se encuentran el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y su Protocolo Facultativo, el Convenio 159 de la Organización Internacional del Trabajo sobre la Readaptación Profesional y el Empleo de las Personas Inválidas, la Convención Americana sobre los Derechos Humanos y su Protocolo Adicional sobre Derechos Humanos en Materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales o Protocolo de San Salvador, la Convención sobre los Derechos del Niño y la Convención Interamericana para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Personas con Discapacidad.

Sin embargo, la población infantil con discapacidad experimenta diversas formas de exclusión, algunas de ellas como consecuencia de ser definido o juzgado por las deficiencias físicas o intelectuales que presenta y no por las habilidades que posee (UNICEF, 2013).

Según datos de la ENADID 2014, en México hay 39.7 millones de personas menores de 18 años, de los cuales 1.9% tienen discapacidad y 4.8% presentan limitación para realizar alguna actividad de la vida cotidiana. En suma 6.7% de la población infantil tiene alguna dificultad para desarrollar su vida cotidiana de forma plena.

La mayoría de las discapacidades se adquirieron desde el nacimiento o son causadas por alguna enfermedad mientras que los accidentes y la violencia son las causas de discapacidad menos reportadas. En las limitaciones se tiene un panorama muy semejante: porque nació así y la enfermedad, son las causas de la mayoría de las limitaciones; en cambio, los accidentes y la violencia tienen menos presencia.

La educación representa la oportunidad para lograr la inclusión de los niños y niñas con discapacidad en las distintas esferas de su vida (UNICEF, 2013). Sin embargo, para la población con discapacidad implica retos propios del niño o niña, de la familia y del entorno educativo. Cabe hacer mención, que de acuerdo a los resultados de la Encuesta Nacional sobre discriminación en México 2010 la población con discapacidad que tiene una situación socioeconómica desfavorable tiene mayores riesgos de no ser aceptada en la comunidad.

Otro fenómeno altamente preocupante que debe llamar la atención es la falta de infraestructura para los niñas, niños y adolescentes con alguna discapacidad en los centros educativos, es decir, hay un porcentaje muy reducido de escuelas que cuentas con accesos para discapacitados, así mismo, parques, centros recreativos, etc.

Así mismo, los niños con discapacidad corren un riesgo cada vez mayor de convertirse en víctimas de la violencia debido a su incapacidad para defenderse. Por tanto, la violencia física, psicológica y emocional pasa a ser una triste realidad que los menores con discapacidad sufren en el entorno familiar, institucional y social.

No es inusual considerar inferiores a los niños y niñas con discapacidad, intensificando su vulnerabilidad: la discriminación basada en la discapacidad se ha plasmado en la marginación de los recursos y de la toma de decisiones, e incluso en el infanticidio. La exclusión suele ser consecuencia de la invisibilidad. Pocas entidades federativas disponen de información fiable sobre cuántos de sus ciudadanos son niños y niñas con discapacidad, qué impedimentos tienen y cómo afectan a sus vidas. Los niños así excluidos son desconocidos para los sistemas sociales, educativos y de salud y, por lo tanto, pierden el acceso a estos servicios, a los cuales tienen derecho.

Por ello, se requiere que las entidades federativas de nuestro país refuercen sus acciones para la inclusión de las personas con discapacidad, en específico de las niñas, niños y adolescentes que cuentan con esta condición velando siempre por el interés superior de la niñez.

Tal y como lo establece la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes en su capítulo décimo “Del Derecho a la Inclusión de Niñas, Niños y Adolescentes con Discapacidad”, de la siguiente manera: Las autoridades federales, de las entidades federativas, municipales y de las demarcaciones territoriales del Distrito Federal, en el ámbito de sus respectivas competencias, están obligadas a realizar lo necesario para fomentar la inclusión social y deberán establecer el diseño universal de accesibilidad de niñas, niños y adolescentes con discapacidad, en términos de la legislación aplicable.

Así mismo, y con el ánimo de atender a este sector de la población con acciones, programas y apoyos directos el poder ejecutivo federal, a través del Lic. Enrique Peña Nieto en el año 2016 instalo el Sistema Nacional de Personas con Discapacidad con motivo de la entrada en vigor en México de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Con este sistema se busca dotar de mejores accesos y condiciones a las personas con discapacidad con la participación de distintos órdenes de gobierno, dependencias de la administración pública federal de los estados, organizaciones civiles y otros.

Por lo anteriormente expuesto, y con la intensión de unir esfuerzos para la inclusión de las niñas, niños y adolescentes con discapacidad se propone exhortar a las entidades federativas a reforzar sus acciones de accesibilidad, comunicación, educación, esparcimiento, entre otros para el cumplimiento de los derechos humanos.

Con base en lo anterior, se somete a la consideración de esta Soberanía el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO. –  La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, con pleno respeto a la soberanía de las entidades federativas, exhorta a los titulares de las entidades federativas y de la Ciudad de México a reforzar las acciones de protección de los derechos humanos de niñas, niños y adolescentes que cuentan con alguna discapacidad con la finalidad de velar por el interés superior de la niñez.

Salón de Sesiones de la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión a los veintisiete días del mes de junio de 2017.

ATENTAMENTE

SEN. LISBETH HERNÁNDEZ LECONA

Fuentes de consulta

UNICEF, Estado Mundial de la Infancia 2013, resumen ejecutivo.

CONADIS, Encuesta Nacional sobre la Discriminación 2010.

INEGI, Estadísticas a propósito del día del niño (30 de abril de2016).

CNN, Educación Especial de la SEP, Guía para facilitar la inclusión de alumnos con discapacidad.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=72930