Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Jueves 23 de noviembre de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Miércoles 5 de Julio de 2017
Gaceta: LXIII/2SPR-19/72847
Miércoles 5 de Julio de 2017
Gaceta: LXIII/2SPR-19/72847

Del Dip. Gustavo Adolfo Cárdenas Gutiérrez, del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, con punto de acuerdo que exhorta a la Secretaría de Desarrollo Social a hacer públicas y remitir las estrategias y acciones de mejora que ha establecido a fin de integrar el Padrón Único de beneficiarios de los programas del desarrollo social de los tres órdenes de gobierno.

SE TURNÓ A LA SEGUNDA COMISIÓN.

Con punto de acuerdo, por el que se exhorta respetuosamente a la Secretaría de Desarrollo Social, para que de conformidad a sus atribuciones, haga públicas y remita a esta soberanía las estrategias y acciones de mejora que ha establecido a fin de integrar el Padrón Único de Beneficiarios de los Programas del Desarrollo Social (PUB) de los tres órdenes de gobierno, así como su seguimiento y monitoreo, con el objeto de asegurar la equidad y eficacia de los programas de desarrollo social y el combate de la corrupción y conductas clientelares; e indique los avances que ha emprendido con fecha de corte último trimestre de 2016 y primer trimestre de 2017, así como las acciones que emprenderá para el resto del año, y a la Auditoría Superior de la Federación, para que de conformidad con sus atribuciones, remita a esta soberanía las respuestas que ha recibido a cada una de las observaciones derivadas la revisión denominada 15-0-20100-07-0279, de tipo de Desempeño, denominada Definición y Conducción de la Política del Desarrollo Social y Comunitario, así como la Participación Social: Padrón Único de Beneficiarios de Programas Sociales, a fin de tener elementos suficientes que permitan, en su caso, actualizar y fortalecer la normatividad ligada al desarrollo social, a cargo del diputado Gustavo Adolfo Cárdenas Gutiérrez.

El que suscribe Gustavo Adolfo Cárdenas Gutiérrez, diputado federal de la LXIII Legislatura de la Cámara de Diputados del honorable Congreso de la Unión e integrante del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 78, fracción III, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y 58, del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, someto a la consideración de esta asamblea, el siguiente punto de acuerdo, al tenor de la siguiente:

Exposición de Motivos

 “Tengo el sueño de que mis cuatro hijos vivan un día en una nación donde no sean juzgados por el color de su piel, sino por el contenido de su carácter”
Martin Luther King.

Cuando creíamos que los esfuerzos por construir una sociedad más igualitaria en nuestro país, daban pasos en la dirección correcta, nos despertó el presidente del INEGI, para darnos en la cara con un estudio elaborado con recursos públicos, que a todas luces pretende catalogar a los mexicanos y sus posibilidades de desarrollo profesional, por su color de piel denominado Resultados sobre la Movilidad Social Intergeneracional1.

El ejercicio del INEGI, de primera mano, nos remite a aquellas épocas que nos comentaron habían sido erradicadas; no obstante, las personas en un país como el nuestro aún vive en discriminación y es por su color de piel y no por sus calificaciones, ni por su propia calidad como ser humano como puede o no conseguir un trabajo o tener una mejor condición de vida.

Pero ¿Por qué las cifras que reporta el INEGI, reflejan nuestra Triste Realidad?.

Tal vez en gran medida, es producto de la falta de acciones que permitan la igualdad entre los mexicanos.

Pero ¿Cuál es su contexto? ¿Cuál su antecedente?
Podemos hablar que en el arranque de este sexenio se habló de una problemática sin solución relacionada con los problemas sociales y la asistencia social, mismos que se centraban en los cuestionamientos siguientes:

  • ¿Cuántos programas con beneficiarios había en el país?
  • ¿Cuál era la población objetivo para la adecuada focalización de los programas sociales?
  •  ¿Por qué los padrones de beneficiarios que otorgan apoyos a personas que no cumplían los criterios de elegibilidad?
  • ¿Por qué continuaban las duplicidades de beneficiarios en el otorgamiento de los apoyos?

Lo descrito anteriormente, arrojaba una grave consecuencia: el ejercicio de recursos presupuestales no generan la información necesaria para la toma de decisiones.

Fue en el 2014, que el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) presentó una evaluación denominada “Integración y concatenación de padrones de beneficiarios como factores de transparencia y rendición de cuentas”2 en la que se reiteró la problemática en la instrumentación de los programas sociales en México:

  • Los padrones de beneficiarios presentan irregularidades como la discrecionalidad en la asignación de los recursos; los procesos de selección de beneficiarios difiere de lo establecido en las reglas de operación de cada programa, lo que origina que los recursos se distraigan para fines distintos a la política social y sobre todo que no atienden a su población objetivo.
  • Inexistencia de una política social integral originada por la fragmentación y falta de coordinación de los programas sociales (entre sectores y por niveles de gobierno) de los cuales, cada uno tiene su propia lógica (especialmente en cuanto objetivos y población objetivo).
  • No se sabe con precisión cuántos programas con padrones de beneficiarios hay en el país, lo que dificulta saber en qué medida se duplica o no la población objetivo.
  • No existe una homologación o estandarización en los instrumentos para la identificación de la población objetivo y la selección de beneficiarios. Cada programa social cuenta con un método propio de selección.
  • Las reglas de operación de los programas sociales no establecen con claridad complementariedad o exclusión de los beneficios.
  • Las bases de datos utilizadas por las distintas instituciones y áreas de gobierno responsables de la integración de padrones, se encuentran dispersas y algunas con nula integración, lo que deriva en diagnósticos que no reflejan en su totalidad el complejo espectro de la pobreza y la marginación, y en el insuficiente e inadecuado diseño de políticas públicas.
  • Lo anterior origina que los sistemas de información existentes aporten evidencia parcial o errónea sobre la focalización geográfica.

En realidad, esas afirmaciones nos dejaban ver algo muy claro: existían grandes áreas de oportunidad en la operación de los programas sociales en México, lo que sin duda, impediría la mejora de la igualdad social y de la calidad de vida de los mexicanos más necesitados.

Es importante destacar que desde el 2004, la Ley General de Desarrollo Social3 y su reglamento4 mandataron a la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) para llevar a cabo la integración del Padrón Único de Beneficiarios de los Programas del Desarrollo Social (PUB) de los tres órdenes de gobierno, con el objeto de conocer las características demográficas y socioeconómicas de los beneficiarios; homologar y simplificar la operación de los programas; hacer eficiente el otorgamiento de servicios y subsidios; obtener información para el seguimiento y evaluación de los programas; garantizar el cumplimiento de los criterios y requisitos de elegibilidad y evitar la duplicidad en la asignación de apoyos o servicios dentro de un mismo programa; determinar la cobertura poblacional y territorial de los programas de desarrollo social, y transparentar la operación de los programas; lo anterior, con el objetivo de asegurar la equidad y eficacia de los programas de desarrollo social.

En ese sentido, si comparamos lo dispuesto en la norma y los resultados de la Evaluación del CESOP antes citada, el resultado es muy claro incumplimiento normativo.

Fue la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en su revisión de la Cuenta Pública 2015, quién llevó a cabo la auditoría denominada “Definición y Conducción de la Política del Desarrollo Social y Comunitario, así como la Participación Social: Padrón Único de Beneficiarios de Programas Sociales”5 a fin de determinar el avance, a ese año, la integración del Padrón Único de Beneficiarios de los programas del desarrollo social que se esperaría generará información estratégica para contribuir en la eficacia de los programas sociales.

En su revisión se desprenden lo siguiente:

  • La Matriz de Indicadores de Resultados del Pp P002 Definición y conducción de la política del desarrollo social y comunitario, así como la participación social de 2015 fue insuficiente para medir el avance en la integración del Padrón Único de Beneficiarios de los Programas del Desarrollo Social; ya que no permite verificar la relación causa-efecto que existe entre los diferentes niveles de objetivos e indicadores, ni evaluar los resultados de las actividades realizadas para la integración del citado Padrón. No obstante, la SEDESOL indicó que para el 2016 se establecería un programa de trabajo en el que se calendarizaron las actividades específicas para la modificación de sus indicadores, con los que pretendería medir para 2017 la instrumentación y consolidación del Padrón Único de Beneficiarios. Al primer trimestre de 2017, el Programa P002 Promoción y Evaluación de la Política de Desarrollo Social y Comunitario, la Participación y la Cohesión Social6 no reporta avances en sus indicadores y si un gasto de 220.07 millones de pesos, lo que representa el 18.1% sin que exista información ni indicadores que avalen la consolidación de un Padrón Único de Beneficiarios.
  • La SEDESOL careció de mecanismos que le permitieran asegurar el cumplimiento de las normas de ambiente de control, información y comunicación, y de supervisión y mejora continua y, con base en ello, instrumente un programa de trabajo para fortalecer su sistema de control interno.
  • En la información reportada en los documentos de rendición de cuentas no se relacionó con el número de los padrones de los programas sociales incorporados al PUB.
  • La SEDESOL no ha realizado las gestiones que le permitan allegarse de la información sobre los padrones de beneficiarios, de los programas del desarrollo social a cargo de los tres órdenes de gobierno para incorporarse al PUB.
  • A diciembre de 2015, la SEDESOL integró 59 programas al Padrón Único de Beneficiarios de Programas del Desarrollo Social (PUB), con lo que avanzó el 25.1%, en relación con los 235 programas identificados por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), en los que se erogaron 905,499.0 millones de pesos, el 40.1% de los 2,257,046.2 millones de pesos de las funciones de desarrollo social para ese año.
  • Se identificó que el PUB no genera información demográfica y socioeconómica de los beneficiarios; no garantiza el cumplimiento de los criterios y requisitos de elegibilidad; no genera información para determinar la cobertura poblacional, territorial y las necesidades de atención y la aplicación de los programas de desarrollo social y, no evitó la duplicidad en la asignación de apoyos o servicios dentro de un mismos programa, por lo que incumplió lo mandatado en la Ley relativo a la integración del PUB.

 
Con todo lo anterior, la ASF concluyó que “la carencia del PUB repercute en que 55.3 millones de personas en situación de pobreza no sean atendidos con eficacia y eficiencia por la persistencia de la inadecuada focalización de los lugares, comunidades y beneficiarios que más necesitan la atención del Estado; la ineficiencia y falta de transparencia en la asignación y la aplicación de los recursos federales; y el incumplimiento de los objetivos de desarrollo social”5.

Por lo expuesto, lo que describe el INEGI en el estudio Resultados sobre la Movilidad Social Intergeneracional1 es nuestra realidad, donde la política de desarrollo social no ha funcionado y sólo ha dejado claro que “Cuando los tonos de piel se vuelven más claros, los porcentajes de ocupados en actividades de media y alta calificación se incrementan”1 y refleja las divisiones sociales muy arraigadas en nuestra sociedad.

Es tiempo de que cambiemos la historia y exhortemos a la SEDESOL para que atienda su obligación de integrar el Padrón Único de Beneficiarios de los Programas del Desarrollo Social (PUB) y así desechemos la idea que las características genéticas de las personas predeterminarían sus alcances laborales, profesionales y socioeconómicos.

La política pública orientada a disminuir la desigualdad y carencias sociales debe fortalecerse con información que generé el PUB, ya que de seguir como hasta hoy, el ejercicio del gasto será una intención con un despropósito absoluto que impida dar cumplimiento a lo dispuesto en el Artículo 1, párrafo 5º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos7, que a la letra señala:

“Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas”.

En virtud de lo aquí expuesto, pongo a consideración de la Comisión Permanente la siguiente proposición con:

Puntos de acuerdo.

PRIMERO. La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta respetuosamente a la Secretaría de Desarrollo Social, para que de conformidad a sus atribuciones, haga públicas y remita a esta soberanía las estrategias y acciones de mejora que ha establecido a fin de integrar el Padrón Único de Beneficiarios de los Programas del Desarrollo Social (PUB) de los tres órdenes de gobierno, así como su seguimiento y monitoreo, con el objeto de conocer las características demográficas y socioeconómicas de los beneficiarios; homologar y simplificar la operación de los programas; hacer eficiente el otorgamiento de servicios y subsidios; obtener información para el seguimiento y evaluación de los programas; garantizar el cumplimiento de los criterios y requisitos de elegibilidad y evitar la duplicidad en la asignación de apoyos o servicios dentro de un mismo programa; determinar la cobertura poblacional y territorial de los programas de desarrollo social, y transparentar la operación de los programas; lo anterior, con el objetivo de asegurar la equidad y eficacia de los programas de desarrollo social y el combate de la corrupción y conductas clientelares, así como indique los avances que ha emprendido con fecha de corte último trimestre de 2016 y primer trimestre de 2017, y las acciones que emprenderá para el resto del año.

SEGUNDO. La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta respetuosamente a la Auditoría Superior de la Federación, para que de conformidad con sus atribuciones, remita a esta soberanía las respuestas que ha recibido a cada una de las observaciones derivadas la revisión denominada 15-0-20100-07-0279, de tipo de Desempeño, denominada Definición y Conducción de la Política del Desarrollo Social y Comunitario, así como la Participación Social: Padrón Único de Beneficiarios de Programas Sociales, a fin de tener elementos suficientes que permitan, en su caso, actualizar y fortalecer la normatividad ligada al desarrollo social que prevenga la corrupción y conductas clientelares

Oficinas de la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, Ciudad de México, a 26 de junio de 2017.

Gustavo Adolfo Cárdenas Gutiérrez
Diputado Federal


__
1 Resultados sobre la Movilidad Social Intergeneracional, disponible en http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/boletines/2017/mmsi/mmsi2017_06.pdf, consultado el 26 de junio de 2017.
2 Evaluación Integración y concatenación de padrones de beneficiarios como factores de transparencia y rendición de cuentas del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP), disponible en http://www3.diputados.gob.mx/camara/content/download/327869/1157698/file/CESOP%20Padrones_programas%20sociales.pdf, consultado el 26 de junio de 2017.
3 Ley General de Desarrollo Social, disponible en http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/index.htm, consultada el 26 de junio de 2017.
4 Reglamento de Ley General de Desarrollo Social - Sección II Del Padrón de Beneficiarios, disponible en http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/regley.htm, consultado el 26 de junio de 2017.
5 Auditoría denominada “Definición y Conducción de la Política del Desarrollo Social y Comunitario, así como la Participación Social: Padrón Único de Beneficiarios de Programas Sociales” – ASF, Cuenta Pública 2015, disponible en http://informe.asf.gob.mx/Documentos/Auditorias/2015_0279_a.pdf, consultada el 26 de junio de 2017.
6 Programa P002 Promoción y Evaluación de la Política de Desarrollo Social y Comunitario, la Participación y la Cohesión Social – Informe Sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública del primer trimestre de 2017, disponible en  http://finanzaspublicas.hacienda.gob.mx/es/Finanzas_Publicas/Informes_al_Congreso_de_la_Union, consultado el 26 de junio de 2017.
7 Artículo 1, párrafo 5º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, disponible en http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/ref/rgic.htm, consultada el 26 de junio de 2017.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=72847