Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Martes 17 de octubre de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Miércoles 14 de Junio de 2017
Gaceta: LXIII/2SPR-13/72106
Miércoles 14 de Junio de 2017
Gaceta: LXIII/2SPR-13/72106

De la Dip. Ruth Noemí Tiscareño Agoitia, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con punto de acuerdo que exhorta a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y a los gobiernos de las 32 entidades federativas a vigilar el cumplimiento de la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas.

SE TURNÓ A LA TERCERA COMISIÓN.

Dip. Ruth Noemí
Tiscareño Agoitia

PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE LA COMISIÓN PERMANENTE DEL H. CONGRESO DE LA UNIÓN EXHORTA A LA SECRETARÍA DEL TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL Y A LOS GOBIERNOS DE LAS TREINTA Y DOS ENTIDADES FEDERATIVAS, A EFECTO DE QUE VIGILEN EL CUMPLIMIENTO DE LA PARTICIPACIÓN DE LOS TRABAJADORES EN LAS UTILIDADES DE LAS EMPRESAS.

La suscrita Ruth Noemí Tiscareño Agoitia, Diputada Federal del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, de la LXIII Legislatura del Honorable Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 58, 59 y 60 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, somete a la consideración de esta Asamblea la siguiente proposición con punto de acuerdo, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

De acuerdo con la Ley Federal del Trabajo, los trabajadores tienen derecho a participar en las utilidades de las empresas, de conformidad con el porcentaje que determine la Comisión Nacional para la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas. La determinación de dicho porcentaje no puede ser arbitraria, sino que tiene que partir de las investigaciones y estudios que realice la referida Comisión, a efectos de conocer las condiciones generales de la economía nacional, tomando para ello en consideración la necesidad de fomentar el desarrollo industrial del país, el derecho del capital a obtener un interés razonable y la necesaria reinversión de capitales.

La utilidad tiene que dividirse en dos partes iguales: la primera debe repartirse por igual entre todos los trabajadores, tomando en consideración el número de días trabajados por cada uno en el año, independientemente del monto de los salarios, mientras que la segunda en proporción al monto de los salarios devengados por el trabajo prestado durante el año.

Ahora bien, el reparto de utilidades entre los trabajadores debe efectuarse a un lapso comprendido dentro de los sesenta días siguientes a la fecha en que deba pagarse el impuesto anual sobre la Renta, por lo que el cumplimiento de tal obligación por parte de las empresas no puede mandarse hasta las calendas griegas, lo que da certeza jurídica a los trabajadores. Esto nos lleva a concluir que, tratándose de personas morales, esta obligación debe cumplimentarse entre el 1 de abril y el 30 de mayo y si el patrón es persona física entonces desde el 1 de mayo hasta el 29 de junio.

Cabe señalar que el porcentaje del reparto no es fijo ni mucho menos asequible a todos los empleados, ya que esto depende de los estados financieros del patrón y de una serie de requisitos que deben agotarse, tales como haber laborado por lo menos sesenta días dentro de la empresa.

Ahora bien, a pesar de la bondad de la norma, lo cierto es que en muchas ocasiones el reparto de utilidades para los trabajadores constituye un verdadero martirio o una fuente de desilusiones, toda vez que numerosas empresas se valen de innumerables argucias para rehuir el pago de este derecho y así dejar a sus empleados con un palmo de narices. Fraudes contables y el uso inmoderado del outsourcing son dos de las razones que explican dicho incumplimiento.

Empero, la realidad del empleo en México tampoco ayuda a la consecución de los fines para los cuales fue diseñado el reparto de utilidades, esto en virtud de que un altísimo porcentaje de centros de trabajo en realidad son pequeñas y medianas industrias, mismas que son las mayores empleadoras del país, pero que, lamentablemente, se encuentran exentas del pago de dicha prerrogativa.

La referida situación obliga a las autoridades laborales del país a ejercer las facultades de vigilancia que tienen conferidas, a fin de impedir que el imperativo de pagar el multicitado reparto sea evadido de manera fraudulenta. En este sentido, resulta de utilidad la lectura de los artículos 540 y 541 de la Ley Federal del Trabajo, los cuales establecen las funciones de la Inspección del Trabajo, entre las cuales se encuentran las siguientes:

  • Vigilar el cumplimiento de las normas de trabajo;  
  • Facilitar información técnica y asesorar a los trabajadores y a los patrones sobre la manera más efectiva de cumplir las normas de trabajo, y  
  • Poner en conocimiento de la autoridad las deficiencias y las violaciones a las normas de trabajo que observe en las empresas y establecimientos.  

No es ocioso señalar que la inspección en materia de reparto de utilidades constituye una facultad concurrente entre la Federación y las Entidades Federativas, esto en virtud de que, como todos sabemos, es competencia de las autoridades federales lo relativo a las industrias textil, eléctrica, cinematográfica, hulera, azucarera, minera, metalúrgica y siderúrgica, hidrocarburos, petroquímica, cementera, calera, automotriz, química, celulosa y papel, aceites y grasas vegetales, alimentaria, bebidas, ferrocarrilera, maderera básica, vidriera y tabacalera, así como los servicios de banca y crédito, al igual que las empresas que sean administradas en forma directa o descentralizadas por el gobierno federal, aquellas que actúen en virtud de un contrato o concesión federal y las industrias que les sean conexas.

Por exclusión entonces, la aplicación de las normas de trabajo en las ramas industriales y empresas no comprendidas en el párrafo anterior son competencia de las autoridades locales del trabajo.

En virtud de lo anteriormente fundado y motivado, ponemos a la consideración de esta soberanía, la siguiente proposición con

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO. La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y a los gobiernos de las treinta y dos Entidades Federativas, a efecto de que vigilen el cumplimiento de la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas.

 

A T E N T A M E N T E

Dip. Ruth Noemí Tiscareño Agoitia

Salón de Sesiones de la Comisión Permanente, a 7 de junio de 2017.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=72106