Senado de la República.
LXIII Legislatura, Segundo Año de Ejercicio.
Sabado 19 de agosto de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Miércoles 14 de Junio de 2017
Gaceta: LXIII/2SPR-13/72098
Miércoles 14 de Junio de 2017
Gaceta: LXIII/2SPR-13/72098

De la Sen. Verónica Martínez Espinoza, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con punto de acuerdo que exhorta a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes a establecer un programa eficaz de verificación de las condiciones mecánicas de los camiones “doble remolque” que circulan por la red de carreteras del país.

SE TURNÓ A LA TERCERA COMISIÓN.

Sen. María Verónica
Martínez Espinoza

PUNTO DE ACUERDO PARA EXHORTAR A LA SECRETARIA DE COMUNICACIONES Y TRANSPORTES A ESTABLECER UN PROGRAMA EFICAZ DE VERIFICACION DE LAS CONDICIONES MECANICAS DE LOS CAMIONES “DOBLE REMOLQUE” QUE CIRCULAN POR LA RED DE CARRETERAS DEL PAÍS.

La que suscribe, Senadora MARÍA VERÓNICA MARTÍNEZ ESPINOZA, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 8 numeral 1, fracción II, 108 y 276 numeral 1, fracción I, todos del Reglamento del Senado de la República, someto a consideración del Pleno de esta Honorable Comisión Permanente del Congreso de la Unión, el siguiente:

Exposición de Motivos

En México por lo menos una vea a la semana nos enteramos de tragedias derivadas de accidentes en carreteras que son provocadas por la circulación de vehículos de carga que tiene un exceso en peso y dimensiones, pero que no tienen ningún tipo de restricción en horarios para transitar incluso por zonas urbanas, ni tampoco son sujetos de una vigilancia más severa en el tema de las condiciones mecánicas y mucho menos de la condición de salud de los operadores de estos transportes.

En el Senado de la República y en la Cámara de Diputados en la última década se han presentado al menos una decena de iniciativas que busca prohibir o al menor regular más eficazmente la circulación de los camiones articulados o “doble remolque” sin que se haya logrado ni un cambio mínimo a la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal.

Se han realizado foros, han sesionado comisiones, se han dado opiniones a favor y en contra de prohibir la circulación de este tipo de vehículos y al final tenemos un marco legal permisivo que prácticamente mantiene sin ninguna restricción para que los “doble remolque” circulen por carreteras federales, autopistas e incluso en zonas urbanas, a veces a exceso de velocidad, provocando accidentes fatales.

De acuerdo a la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos (Conatram) los camiones “doble remolque” provocan cada día entre dos y tres accidentes al día, lo deriva en cientos cada año y un de más de mil personas fallecidas, decenas de miles de heridos y daños materiales de entre 6 mil y 7 mil millones de pesos al año, ello sumado a la afectación de infraestructura carretera como pavimiento, puentes, señalizaciones y horas pérdidas por el tráfico cuando ocurre un percance.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y del Instituto Mexicano del Transporte (IMT), estas unidades se involucraron en seis de cada 10 choques del transporte de carga entre el 2008 y 2012.

Expertos y la propia Conatram han destacado que la incidencia de accidentes se debe al exceso de carga, la dimensión de esas unidades y la velocidad, así como la permisividad de la SCT para que transiten por vías poco adecuadas y el poco control en materia de pesos y medidas de esos vehículos, así como de las condiciones mecánicas.

Cabe destacar que el Artículo 50 de la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte, señala que “tratándose de objetos voluminosos o de gran peso, se requiere de permiso especial que otorgue la Secretaría, en los términos de esta Ley y los reglamentos respectivos”.

Por su parte, la Norma Oficial Mexicana 012 establece que los  tractocamión doblemente articulado tendrán un límite de 66.2 toneladas y 31 metros de longitud a camiones de doble remolque. Además, señala que no deben circular a más de 80 kilómetros por hora.

Al respecto, el secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT) ha señalado que si este tipo de vehículos “doble remolque” respetaran límites de velocidad, las unidades se mantuvieran en buenas condiciones y fueran conducidas con precaución, los incidentes se podrían reducir hasta en un 60 por ciento.

Sin embargo, la realidad es que cuando se viaja por carretera y aún en zonas urbanas, libramientos, periféricos de las principales ciudades del país, estos vehículos circulan a velocidades superiores a los 100 kilómetros por hora, sin las luces encendidas como lo marca la norma y en muchos casos se trata de unidades de una antigüedad superior a los 15 años.

En México hay al menos 450 mil unidades de transporte de carga, de las cuales entre el siete y el ocho por ciento son camiones de doble remolque.

De acuerdo con estudios e investigaciones hechas por la Asociación Mexicana de Ingeniería del Transporte es determinante suspender a los camiones con doble remolque porque son 32 veces más peligrosos que un tráiler con remolque.

Al respecto, el  Instituto Mexicano del Transporte ha señalado que el principal problema es que la ley no se cumple: faltan básculas en los controles, generalmente los camiones cargan más de lo permitido y circulan muy rápido.

La Conatram ha señalado el marco legal en México es obsoleto y permisivo, ya que somos el único país que permite circular con doble remolque, triplicando el peso y excediendo las dimensiones de los vehículos, además de que por esa vía se transportan materiales peligrosos.

En Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea hay restricciones a estas unidades, dependiendo de su tamaño y peso. De acuerdo con la Organización de Naciones Unidas (ONU), México es el séptimo país en accidentes viales, con 500 mil; de ellos 28 mil son derivados del uso de doble remolque.

Más allá del debate sobre los costos económicos, visiones catastrofistas de desabasto de alimentos o combustibles, así como afectaciones que tendrían diversas empresas al prohibirse los “doble remolques” en México, es necesario y urgente, ante la ausencia de voluntad para

legislar este tema, que por lo menos se establezcan medidas severas, aplicables, verificables, de la forma en que están circulando estos vehículos que se han convertido en verdaderos “ataúdes rodantes”.

Hacer un recuento de accidentes en que han estado involucrados sería exponer una larga lista de tragedias como la ocurrida en noviembre del 2010 en Escuinapa, Sinaloa, cuando un camión cisterna con doble remolque chocó contra un autobús de pasajeros con un saldo de 21 víctimas fatales.

En abril del 2012 a un “doble remolque” se le desprendió la parte trasera  y chocó contra un autobús en el tramo Álamo-Potrero del Llano, en Veracruz, lo que provocó  44 pasajeros muertos y y 26 heridos.

Mayo del 2013 en San Pedro Xalostoc, Estado de México. El remolque de una pipa que transportaba combustible se desprende e incendia. En el accidente mueren 24 personas y 30 más resultan con heridas graves.

En abril de este 2017 una pipa doble remolque que transportaba gasolina explotó tras un choque con un autobús de turismo en la

autopista Siglo XXI, entre Morelia y Zihuatanejo, donde murieron 24 personas y nueve resultaron heridas.

Ante este panorama me permito presentar al Honorable Pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión el siguiente Punto de Acuerdo:

PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO: Se exhorta respetuosamente a la  Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) a presentar a esta Soberanía un informe sobre el número de tracto camiones doblemente articulados que circulan en el país, promedio de antigüedad, así como las  empresas o ramos de la economía donde participan.

SEGUNDO: Se exhorta respetuosamente a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) a establecer restricciones en la circulación de los llamados “doble remolque” en horarios de gran afluencia en carreteras federales y autopistas, sobre todo en temporadas vacacionales y fines de semana, así como una más estricta vigilancia respecto a la velocidad con que circulan.

TERCERO: Se exhorta respetuosamente al Director General de Autotransporte Federal de la SCT, a informar a esta Soberanía informar sobre el análisis que se está realizando en materia de pesos y volumen de los tracto camiones doblemente articulados y los avances en materia de la instalación de arcos de medición y pesaje del transporte de carga; así como establecer un programa urgente y amplio de verificación de las condiciones mecánicas de los “doble remolque” en el país.

CUARTO: Se exhorta respetuosamente al Director General de Protección y Medicina Preventiva en el Transporte de la SCT a establecer un programa especial para conocer las condiciones de salud y aptitudes de quienes operan los tracto camiones doblemente articulados en el país, así como instrumentar operativos en carreteras para verificar que quienes están operando estas unidades no están expuestos a largas jornadas, cansancio, consumo de bebidas estimulantes, alcohólicas o algún tipo de drogas.

Ciudad de México, a 6 de junio de 2017

MARÍA VERÓNICA MARTÍNEZ ESPINOZA.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=72098