Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Lunes 11 de diciembre de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Miércoles 14 de Junio de 2017
Gaceta: LXIII/2SPR-13/72060
Miércoles 14 de Junio de 2017
Gaceta: LXIII/2SPR-13/72060

De la Dip. Norma Rocío Nahle García, del Grupo Parlamentario Morena, con punto de acuerdo que exhorta al titular del Ejecutivo Federal a emprender acciones para atender la grave situación de inseguridad que prevalece en el estado de Veracruz, ante la incapacidad y las promesas incumplidas del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares.

SE TURNÓ A LA PRIMERA COMISIÓN.

Dip. Norma Rocío
Nahle García

PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE A EXHORTA AL TITULAR DEL EJECUTIVO FEDERAL PARA QUE DE MANERA INMEDIATA EMPRENDA, EN EL ÁMBITO DE SUS FACULTADES, ACCIONES PARA ATENDER LA GRAVE SITUACIÓN DE INSEGURIDAD QUE PREVALECE EN EL ESTADO DE VERACRUZ, ANTE LA INCAPACIDAD Y LAS PROMESAS INCUMPLIDAS DEL GOBIERNO DE MIGUEL ANGEL YUNES LINARES

Quien suscribe, Norma Rocío Nahle García, diputada del Grupo Parlamentario de Morena a la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión, con fundamento en lo establecido en los artículos 78, fracción III, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y 58 y 59 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, somete a consideración de esta Soberanía la siguiente proposición con punto de acuerdo de urgente u obvia resolución, al tenor de las siguientes

Consideraciones

Primera. Morena ha puesto de manifiesto en distintos momentos su preocupación por la delicada situación en que se encuentra el estado de Veracruz, sumido en una crisis de inseguridad provocada por una violencia criminal desbocada. Los gobiernos en turno, el de Javier Duarte de Ochoa y ahora el de Miguel Ángel Yunes Linares, han sido incapaces de detener este clima de muerte y barbarie y de devolver a los veracruzanos la tranquilidad que tanto anhelan. A pesar de nuestros llamados y del clamor de la sociedad veracruzana, la situación actual es peor que la del gobierno anterior, ya que los índices los delictivos muestran una escalada exponencial de violencia en la entidad, aunado a la pasividad por parte de las instituciones encargadas de brindar seguridad y garantizar justicia. Mientras la impunidad es un lastre cotidiano que vulnera el Estado de derecho.

El clima de inseguridad que se vive en Veracruz es percibido por todos. Los sondeos de opinión llevados a cabo por varias instituciones revelan que la población considera a la inseguridad como el problema más importante que le aqueja hoy en día. De acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la entidad concentra altos índices de delitos: “en particular entre 2010 y 2015, periodo del gobernador Javier Duarte, según este sistema nacional, Veracruz es de las entidades que registra mayor número de denuncias por amenazas en el país, además de altos índices de homicidios dolosos, ataques sexuales y secuestros …” [*]

Así, en Veracruz la inseguridad es un problema creciente que ya ha rebasado a las autoridades. Las extorsiones, el secuestro y la desaparición forzada son los delitos que prevalecer en el estado, a pesar de haberse puesto en marcha el mando único policial desde el gobierno anterior.

La ola de violencia que azota a Veracruz ciertamente es consecuencia del aumento de la pobreza y del crecimiento de la delincuencia organizada, pero también se explica por la incapacidad de los gobiernos para acometer con eficacia las tareas de seguridad pública. La gestión de Miguel Ángel Yunes no ha sido la excepción, aún y cuando en campaña decía que era experto en seguridad.

Cada caso ilustra el grado de descomposición del gobierno estatal, que no escapa a las tendencias de un clima general manchado por la impunidad, la corrupción, la complicidad y la injusticia. Las autoridades han sido rebasadas y suplantadas por el poder fáctico que representa el crimen organizado, mismo que ha copado las instancias públicas en todos sus ámbitos. Con este cuadro sintomático que se extiende por el territorio veracruzano, aunado a la incapacidad de brindar las garantías más básicas de seguridad por parte de las instancias de los gobiernos estatal y municipales, se puede concluir que se trata de un gobierno inoperante que no ha podido o ha renunciado a su función esencial de salvaguardar la vida de sus ciudadanos.

Este deleznable escenario de violencia e inseguridad habilitado por la estructura estatal corrompida por el crimen organizado, ha creado un profundo sentimiento de insatisfacción de la sociedad veracruzana que esperaba del nuevo gobierno los resultados prometidos en un tema tan importante para la paz y tranquilidad de nuestro estado.

Segunda. Al tomar protesta el actual gobernador de Veracruz prometió abatir los índices de criminalidad heredados por su antecesor, sin embargo, a 5 meses de su mandato estos índices se han incrementado.

En efecto, gobernador de Veracruz Miguel Ángel Yunes Linares aseguró, en una gira en Coatzacoalcos, realizada en abril de 2016, que en seis meses recuperaría la seguridad en el estado: ahí presentó un decálogo para contrarrestar los delitos del fuero común, en los que destacó una depuración de los oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública. [*]

Hasta la fecha la dependencia estatal no ha informado un posible número de bajas de elementos que incumplieron con los estándares de confianza, y la inseguridad en la entidad llevó al gobernador a solicitar el apoyo de fuerzas federales como la Secretaría de Marina, la Secretaria de la Defensa Nacional y de la propia Gendarmería Nacional.

En el siguiente artículo periodístico del periodista Bernardo Gutiérrez Parra intitulado” Váyale rezando gobernador” se describe una situación más dramática:

“No fue una; fueron dos las veces que Miguel Ángel Yunes Linares prometió que en seis meses acabaría con la inseguridad en Veracruz. La primera, fue en Coatzacoalcos el 4 de abril del 2016, donde incluso presentó un decálogo con las acciones para enfrentar a la delincuencia.

He aquí los puntos sustantivos de aquel decálogo: ´Se creará una nueva Policía Estatal que será capacitada y sometida permanentemente a exámenes de control de confianza´.

Pregunta: ¿Ya está en marcha la creación de esa policía?

´Se dará de baja a los altos mandos de la policía estatal vinculados con la delincuencia organizada y se procederá a iniciar acciones penales en su contra´.

Aclaración: Ningún alto mando fue dado de baja; renunciaron cuando se acabó el sexenio anterior y los pocos que se quedaron fueron bajados a policías. Hasta el momento sólo un alto mando está encarcelado.

´Se designará como secretario de Seguridad Pública a un militar de alto rango que pueda coordinar eficientemente las tareas de la Policía Estatal con las fuerzas federales. Este nombramiento será consultado con el secretario de Gobernación y el de la Defensa Nacional´.

Aclaración: Jaime Téllez Marie no ha sido ni soldado raso. Y no creo que Osorio Chong ni el general Salvador Cienfuegos le hayan dado su beneplácito; si es que fueron consultados.

´Se dará de baja ‘inmediatamente’ a todos los policías estatales y municipales que no hayan aprobado los exámenes de control de confianza´.

Aclaración: Hay en Veracruz 1,559 policías que no han pasado esos exámenes y siguen activos. Nuestra entidad ocupa el tercer lugar en ese rubro.

En otro punto de su decálogo manifestó: ´Se solicitará una mayor presencia y coordinación del Ejército Mexicano, la Marina Armada de México, la Policía Federal y la Gendarmería Nacional´.

Aclaración: El Ejército, la Marina y hasta la Policía Federal ya estaban en Veracruz cuando Yunes tomó posesión de la gubernatura. Y vaya que han tenido presencia. Faltaba la Gendarmería Nacional cuyos elementos ya se encuentran entre nosotros.

El lunes 16 de junio dijo en el malecón del puerto jarocho: ´Veracruz será distinto, viviremos sin miedo. La recuperación de la paz y la tranquilidad será prioridad… En seis meses se advertirá un cambio radical en las condiciones de seguridad de las familias veracruzanas´.

Pero el hampa sigue muy activa y este martes Yunes Linares declaró: ´Hay un recrudecimiento de los hechos delictivos… Hablé con el secretario de Gobernación (Miguel Ángel Osorio Chong) para pedir nuevamente apoyo adicional de la policía, en este caso de la Policía Militar. Esperamos tener una respuesta positiva del secretario, él ha sido muy sensible en este tema´.

Es casi seguro que la Federación le preste el apoyo pero ¿y luego?

¿Qué pasará si a pesar de ese apoyo la inseguridad persiste?

¿Qué va a pasar, gobernador?

¿Tiene un plan eme, ene o eñe?

¿A quién recurrirá cuando la Federación haya agotado sus cartas?

¿A la Divina Providencia?

Pues váyale rezando y sirve que nos acompaña. Porque nosotros lo estamos haciendo desde hace doce años y tres meses; suplicando por el milagro de la seguridad y tranquilidad para nuestro estado.” [*]

El texto del periodista que refleja la realidad del estado es elocuente. Como este hay varios testimonios.

Aunado a lo anterior, Yunes asumió la responsabilidad, cinco días antes de tomar protesta como gobernador, de poner en marcha la Alerta de Violencia de Género en 11 municipios de la entidad. Sin embargo, hasta la fecha está en la etapa de las solventaciones que le permiten no hacerlo, a pesar de que suman 55 asesinatos a mujeres.

Para diversos expertos, el problema de la inseguridad en Veracruz se acrecienta debido a un reacomodo de grupos delincuenciales “que vienen, generalmente, con cada cambio de administración. Y la crisis de inseguridad sorprende a un nuevo gobierno que aún no tiene capacidad de respuesta…” [*]

En efecto, de acuerdo con registros oficiales, es evidente y preocupante el repunte de violencia en el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares. Esto se demuestra en un comparativo de los primeros cinco meses de gobierno de Fidel Herrera, Javier Duarte y Yunes elaborado por Morena con esos datos oficiales. Así con Herrera se reportaron 218 homicidios dolosos, con Duarte 275, y ahora con Yunes son 620. En materia de secuestro el delito escaló de 4 casos con Herrera, a 13 con Duarte y 75 con Yunes. En lo que respecta a extorsión, se presentaron 49 casos con Herrera; 143 con Duarte y 200 con Yunes. En robo de auto con violencia se reportan 113 con Fidel Herrera, se incrementa a 657 con Duarte y se disparan a 1045 con Yunes. En robo de auto sin violencia, con Herrera se registraron 821; con Duarte se duplicaron hasta alcanzar la cifra de 1918, para ser superados con Yunes al llegar a 2261 casos, como se observa en el cuadro anexo. [*] Todo ello sin contar los delitos cometidos que no se denunciaron en el período estudiado.

Más allá de las cifras, hay cientos de veracruzanos que han sufrido el embate de la delincuencia, producto de promesas incumplidas y políticas públicas en materia de seguridad que no ofrecen resultados.

Esa violencia e inseguridad alcanzó los comicios federales ya que durante el proceso electoral fue baleado el joven de 24 años Alfredo Tlaxcaltecatl en el Municipio de Mixtla de Altamirano, ubicado en la Sierra de Zongolica, quien perdió la vida. En la agresión también resultaron heridos los jóvenes Mario Flores Tehuactle y Daniel Tehuactle.

Asimismo, el pasado 4 de junio, día de la elección, fue secuestrado el candidato de Morena a la Alcaldía de Chicontepec Gonzalo Vicencio Flores, junto con su esposa Guadalupe Argüelles y tres personas más que les acompañaban. Según los informes fueron interceptados por un comando armado, los bajaron del auto en el que viajaban y se los llevaron. Más tarde apareció Gonzalo Vicencio que sufrió golpes y lesiones, pero su esposa y las otras tres personas continúan desaparecidas se registró también el atentado del candidato de Morena en el municipio de Cosoleacaque, Andrés Mario Díaz.   

Urge, en consecuencia, rescatar al estado de la violencia criminal y de la inseguridad insoportable que padece su población, y solicitar al gobierno federal una acción más firme y decidida en la entidad, ante la incapacidad manifiesta del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares.

Por lo anteriormente expuesto, sometemos a consideración de esta Soberanía, el siguiente

Punto de Acuerdo

Único. La Comisión Permanente del Congreso de la Unión, ante los hechos violentos y el comportamiento omiso  del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares de disminuir la incidencia delictiva en el Estado de Veracruz, exhorta al titular del Ejecutivo federal para que de manera inmediata emprenda, en el ámbito de sus facultades, acciones necesarias para atender la grave situación de inseguridad que prevalece en la entidad, y que amenaza la paz pública;  lesiona el Estado de derecho y ha puesto en peligro a la sociedad veracruzana, así como también solicita el   envió  fuerzas federales para garantizar la seguridad en la entidad.

Salón de Sesiones de la Comisión Permanente, 7 de junio de 2017.

Diputada Norma Rocío Nahle García


[*] http://www.eleconomista.com.mx/sociedad/2015/08/05/veracruz-tierra-amenazas -homicidios-violaciones

[*] http://formato7.com/2017/03/09/vayale-rezando-gobernador/

[*] Ibíd.

[*] Fuente: datos tomados del Informe del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, disponible en: http://secretariadoejecutivo.gob.mx/incidencia-delictiva-fuero-comun.php, consulta realizada el 30 de mayo de 2017.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=72060