Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Lunes 23 de octubre de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Martes 18 de Abril de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-122/70247
Martes 18 de Abril de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-122/70247

De los Senadores Francisco Salvador López Brito y Adolfo Romero Lainas, con punto de acuerdo que exhorta a la Secretaría de Salud a realizar las acciones necesarias para identificar a los establecimientos en las 32 entidades federativas del país que realizan técnicas de obtención y aplicación del Plasma Rico en Plaquetas que no cumplen con los requisitos establecidos por dicha Comisión.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE SALUD.

Sen. Francisco Salvador
López Brito
Sen. Adolfo
Romero Lainas

Los que suscriben,Francisco Salvador López Brito, y Adolfo Romero Lainas, Senadores de la LXIII Legislatura del Honorable Congreso de la Unión, Integrantes de los Grupos Parlamentarios del Partido Acción Nacional, y del Partido de la Revolución Democrática, respectivamente, con fundamento en lo dispuesto en la fracción II del artículo 8, artículo 108, así como la fracción I del artículo 276 del Reglamento del Senado de la República, se presenta a consideración de esta Honorable Asamblea la siguiente proposición con Punto de Acuerdo queexhorta respetuosamente a la Secretaría de Salud, para que a través de  La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) realice las acciones necesarias tendientes a identificar a los establecimientos dentro de las 32 Entidades Federativas en el país que realizan técnicas de obtención y aplicación del Plasma Rico en Plaquetas (PRP)que no cumplen  con los requisitos establecidos por dicha Comisión, al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

El derecho al “grado máximo de salud que se pueda lograr” exige un conjunto de criterios sociales que propicien la salud de todas las personas, entre ellos la disponibilidad de servicios de salud, condiciones de trabajo seguras, vivienda adecuada y alimentos nutritivos. El goce del derecho a la salud está estrechamente relacionado con el de otros derechos humanos tales como los derechos a la alimentación, la vivienda, el trabajo, la educación, la no discriminación, el acceso a la información y la participación.

De acuerdo con el artículo 4º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, establece expresamente que “Toda persona tiene derecho a la protección de la salud. La ley definirá las bases y modalidades para el acceso a los servicios de salud y establecerá la concurrencia de la Federación y las entidades federativas en materia de salubridad general, conforme a lo que dispone la fracción XVI del artículo 73 de esta Constitución.”

Es de suma importancia señalar, que en México, como resultado de un desarrollo cada vez más dinámico por parte de la sociedad, la población debido a sus ocupaciones, reducción de tiempo e incluso por comodidad o hasta ignorancia, deciden adquirir productos que tengan el objetivo de facilitar sus actividades y el cumplimiento de sus metas, generalmente en el sector de la salud o estética, aquí es donde se manifiesta una industria cuyo propósito es brindar satisfactores a sus consumidores, quienes en la desesperación por encontrar una solución inmediata a sus problemas, los adquieren sin pensarlo, con la esperanza de lograr lo esperado.

La bioestimulación con Plasma Rico en Plaquetas (PRP) es un procedimiento autólogo, realizado con sangre extraída en forma indolora del mismo paciente, dicha muestra se centrifuga para separar los distintos componentes (glóbulos blancos, rojos, plaquetas, plasma). Una porción del centrifugado contiene plasma rico en plaquetas, que son las células que participan en la coagulación. Estas poseen un gran número de sustancias llamadas “factores de crecimiento” que promueven la migración y división celular, quienes tienen el potencial de estimular la respuesta reparativa de los tejidos dañados, como por ejemplo en la tendinosis, motivo por el cual se realiza este procedimiento.

 Su objetivo es retroceder las señales comunes del envejecimiento de la piel en el área facial, cuello y manos.

Dicho producto sanguíneo ha sido investigado ya desde hace aproximadamente 15 años, como resultado, en varios hospitales de diversos países ya existen equipos que actualmente están ensayando aplicaciones médicas del PRP, por ejemplo, en odontología (cirugía maxilofacial e implantología), traumatología quirúrgica, deportología, dermatología (regeneración de tejidos quemados, heridas o úlceras en pacientes con pie diabético), oftalmología y hasta en veterinaria.

La polémica surge en el campo de la estética. En internet circulan videos que describen cómo debe realizarse el procedimiento y cuáles son sus bondades. Dicho tema se debatió en el último Congreso Argentino de Medicina Transfusional, apuntando a lograr que el tratamiento esté supervisado por un médico hemoterapeuta y que la preparación del plasma sea en un ambiente estéril para evitar la contaminación de la sangre y provocar infecciones.

En México, la industria de la belleza está valuada en dos mil millones de dólares, por lo que tiene un potencial de crecimiento, ya que sólo 20% de los hogares en el país tienen algún producto para el cuidado facial.

De acuerdo con datos de la Expo Feria de la Belleza y el Estilismo, Expo EBIO 2016, la nación mexicana es el segundo mercado más grande de la región y podría colocarse en la primera posición si se realizan productos a precios más accesibles y se mejoran los procesos de distribución.

También establece que 70% de los productos para el cuidado personal están dirigidos a mujeres; el resto es para los hombres, sector clave para el desarrollo de la industria.

En la actualidad, México se ubica como el segundo país en América Latina con el mayor consumo de cosméticos, después de Brasil, con una industria equivalente a 10 mil millones de dólares y que registra un crecimiento de 4% al año.

En nuestro país, existen muchos consultorios cosméticos que se dedican al ya mencionado tratamiento, los cuales no cumplen con lo establecido por las Normas Oficiales Mexicanas y demás leyes aplicables como lo puede ser la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, y no pueden garantizar la seguridad clínica y sanitaria de quien se somete al tratamiento. En muchos establecimientos, el número de sesiones dependerá del estado de la piel de cada paciente. Habitualmente la propuesta es de 3 sesiones especializadas cada mes, y a partir del año deberá realizarse un mantenimiento que consistirá en una sesión cada 6 o 12 meses. De esto se desprende, que no es un tratamiento cuya práctica deba de tener tantas libertades y facilidades, ya que se está poniendo en riesgo la salud de la población por un mal uso, donde los pacientes se someten a numerosas sesiones.

Es importante destacar, que la Procuraduría Federal del Consumidor realizó una medición entre 300 personas, de las cuales 150 eran hombres y 150 mujeres, en un rango de edad de entre 20 y 60 años, de diversos productos utilizados por la población mexicana como beneficios estéticos en su cuerpo, desprendiéndose lo siguiente:

Se destacó que el 32% de las mujeres participantes en dicha encuesta, han probado algún producto destinado a algún beneficio estético, en contraste con un 10% de los hombres. De igual manera, el 77% de esas mujeres se encuentran en un rango de edad de entre 20 y 35 años. De esas mujeres, 42% realizaron un gasto de entre 100 y 300 pesos en algún producto estético, y otro 40% gastó una cantidad superior a 800 pesos; mientras que los hombres gastaron únicamente entre 100 y 300 pesos, de los cuales ninguno afirmó haber gastado más de 800 pesos, como se dio en el caso de las mujeres.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) suspendió las actividades de un centro biotecnológico con fines estéticos en la Ciudad de México, que ofrecía estos servicios.

El organismo regulador detectó que el establecimiento, abierto apenas en 2015, operaba sin protocolos de investigación clínica científica que avalaran el uso de células madre con fines terapéuticos en seres humanos. Estos protocolos deben contar con autorización de la Cofepris, y sólo hasta que se obtienen resultados acreditados por expertos y la autoridad sanitaria pueden someterse al procedimiento de autorización para uso comercial.

En el 2011, la Secretaría de Salud estableció el uso del PRP como agente transfusional, lo que dista del potencial real del PRP como agente terapéutico y ha dado lugar a prácticas que promueven a corrupción y a persecución injustificada de los médicos que si cumplen con los requisitos establecidos que usan el PRP.

El beneficio del PRP ha quedado demostrado en Medicina Regenerativa, más es necesario evitar el uso indiscriminado por personal sin capacitación ni formación médica, por lo que los responsables del manejo del PRP, y de cualquier otro tratamiento estético que implique la necesidad de conocimiento médico, sean en efecto médicos que hayan recibido entrenamiento adecuado y avalado por instituciones cuyas preparaciones sean las adecuadas para su realización.

Por lo anteriormente expuesto, se sometea la consideración de esta Honorable Soberanía el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO.

ÚNICO.- El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Secretaría de Salud, para que a través de La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), realice las acciones necesarias tendientes a identificar a los establecimientos dentro de las 32 entidades federativas en el país que realizan técnicas de obtención y aplicación del Plasma Rico en Plaquetas, que no cumplen con lo establecido con las Normas Oficiales Mexicanascorrespondientes, y todo aquel instrumento regulatorio expedido por dicha Comisión.

                               Ciudad de México a 23 de marzo de 2017.

Atentamente:

Sen. Francisco Salvador López Brito                                          Sen. Adolfo Romero Lainas

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=70247