Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Jueves 21 de septiembre de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Martes 4 de Abril de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-114/70196
Martes 4 de Abril de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-114/70196

Del Sen. Óscar Román Rosas González, con aval del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con proyecto de decreto por el que se expide el Reglamento del Sistema de Bibliotecas.

SE TURNÓ A LAS COMISIONES UNIDAS DE REGLAMENTOS Y PRÁCTICAS PARLAMENTARIAS Y ESTUDIOS LEGISLATIVOS.

Sen. Óscar Román
Rosas González

Los suscritos senadores, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, a la LXIII Legislatura de la Cámara de Senadores del Honorable Congreso de la Unión, con fundamento en los artículos 71 fracción II, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; así como el 8, numeral 1, fracción 1; 164, numeral 1; 169 y 172 del Reglamento del Senado de la República, sometemos al Pleno del Senado de la República la presente iniciativa, con aval del Grupo el Proyecto de Decreto por el que se expide el Reglamento del Sistema de Bibliotecas del Congreso de la Unión, de conformidad con la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La figura de la Biblioteca del Congreso en nuestro país cuenta con una amplia y sólida tradición históricadesde las Cortes de Cádiz se han ofrecido servicios bibliotecarios y existe la presencia de una Comisión de Biblioteca,hacia 1810 ya se pensaba ennombrar al encargado de la primer Biblioteca Parlamentaria del mundo hispano; Dos años más tarde, las Cortes implementaron la obligación del primer Depósito Legal, mediante el que los impresores debían entregar dos ejemplares de todas las obras y papeles que se imprimieran, para el acervo del Archivo y Biblioteca de las Cortes [*] .

Luego de la espiral independentista en nuestro país hacia 1822, se aprobó el Depósito Legal con el objeto de incrementar el acervo de la Biblioteca del Congreso, esbozando la figura de la Biblioteca Parlamentaria que se ha ido consolidando en medio de las vicisitudes propias de un país convulsionado, hasta la tercera década del siglo XX, en 1936, cuando da inicio una etapa de estabilidad y desarrollo.

Así entonces esta obligación se encuentra establecida desde 1812 en diferentes Órdenes y Decretos, en 1813 y 1822 -respecto de las Cortes de Cádiz-; la Biblioteca Nacional y la obligación del Depósito, se establecieron mediante el decreto correspondiente en 1846, así como en las modificaciones de 1857, 1869, 1877 y 1900, y es 1936 cuando se inaugura oficialmente la Biblioteca del Congreso de la Unión, cuando se incluye formalmente como beneficiaria del Depósito Legal, junto a la Biblioteca Nacional, manteniéndose así en reformas posteriores como las de 1957 y 1965 hasta el Decreto vigente de 1991, lo que nos permite comprender que la Biblioteca del Congreso de la Unión se constituyó como la segunda Biblioteca más importante del país.

Para abordar los avances suscitados en el siglo XX, es imprescindible referirse al gran impulsor de la educación y la cultura en nuestro país, José Vasconcelos quien no sólo tuvo la visión, sino los alcances para cimentar el piso sobre el que se consolidaron los pilares educativos de la Nación como lo es la Universidad Nacional Autónoma de México y la propia Secretaría de Educación Pública, ninguna de las dos podría entenderse sin la figura de la Biblioteca como el corazón que guarda el acceso al conocimiento. En el caso de la Universidad actualmente cuenta con un Sistema de Bibliotecas, encabezado por la Biblioteca Central que abrió sus puertas en 1956 y respecto de la Secretaría de Educación Pública mediante la Ley General de Bibliotecas de 1988 se creó la Red Nacional de Bibliotecas Públicas y el Sistema Nacional de Bibliotecas.

Por lo que corresponde a la biblioteca parlamentaria, un caso distinto en razón de su especialidad, se cuenta con registros que permiten afirmar la existencia de la Biblioteca en el Congreso, desde el inicio de nuestra vida independiente, aunque en condiciones de precariedad, consolidando su existencia a lo largo de los años.

Por otra parte, la necesidad de contar con un Reglamento de Biblioteca data al menos, de manera documentada, desde 1917 en la vida del México moderno y en diferentes momentos han habido esfuerzos encaminados en este mismo sentido como en 1936, cuando coincide la voluntad política tanto en la Cámara de Diputados como la de Senadores para conformar un espacio formal de consulta, que atendiera las necesidades de información de los legisladores e incluso decidieron conferirle su carácter público, con lo que le dieron paso a la Biblioteca del Congreso de la Unión, concebida para brindar sus servicios tanto a los diputados como senadores y público en general.

Al paso del tiempo en 1970 se inauguró la Biblioteca Parlamentaria “Melchor Ocampo” del Senado de la República y en 1994 en el caso de la Cámara de Diputados se determinó destinar un espacio para albergar la nueva Biblioteca Legislativa, luego del incendio en el Palacio Legislativo con el fin de atender las necesidades de información de los legisladores y personal de la propia Cámara, por lo que la colección sobre legislación de la Biblioteca del Congreso fue trasladada al lugar donde hoy se encuentra ubicada en San Lázaro.

SITUACIÓN ACTUAL

Ante el proceso de transición democrática que registró nuestro país en el siglo XX se llevaron a cabo diversas reformas entre ellas, la de la Ley Orgánica del Congreso en 1999, a través de la cual se creó el Sistema de Bibliotecas del Congreso de la Unión y una Comisión Bicamaral para acompañar la administración y operación de las Bibliotecas que a la letra dice:

“ARTICULO 143.

1. El Congreso de la Unión tendrá un Sistema de Bibliotecas que estará a cargo de las Cámaras de Diputados y de Senadores.

2. Las Cámaras conformarán, mantendrán y acrecentarán los acervos bibliográfico y de otros contenidos científico, cultural o informativo, para contribuir al cumplimiento de las atribuciones de las propias Cámaras, sus Comisiones y de los legisladores. Esos acervos tendrán carácter público.

3. La administración y operación de las Bibliotecas será responsabilidad de los servicios establecidos en cada Cámara, conforme a los Títulos Segundo y Tercero de esta ley, y a través de una Comisión Bicamaral del Sistema de Bibliotecas, integrada por tres diputados y tres senadores, electos por el Pleno de cada Cámara a propuesta de las respectivas juntas de coordinación política. En su caso, los legisladores de la Comisión representarán a sus grupos parlamentarios en ambas Cámaras”. Artículo recorrido (antes Artículo 134) DOF 20-05-2014.”

De modo que al entrar en vigor la nueva Ley Orgánica del Congreso, supuso modificaciones de carácter administrativo para cada una de las Cámaras, como los “Lineamientos para la Prestación de los Servicios Bibliotecarios y Documentales de la Cámara de Diputados” publicados en abril de 2009, y para el caso del Senado en diciembre de 2011, se expidió el “Estatuto para los Servicios Parlamentarios, Administrativos y Técnicos del Senado de la República” que hace referencia a sus servicios de Biblioteca.

Por otra parte, la Comisión Bicamaral del Sistema de Bibliotecas del Congreso de la Unión, también ha logrado consolidar su conformación a partir de las LXII y LXIII legislaturas como lo mandata la Ley Orgánica, destacando la rotación de su Presidencia por ambas Cámaras, de acuerdo a los principios de equidad y pluralidad, lo que ha permitido llevar a cabo una serie de acciones tendientes a identificar la realidad del Sistema a través de un diagnóstico, llevado a cabo en la LXII Legislatura.

No obstante, bajo la Presidencia del Sen. Oscar Román Rosas González se realizó un segundo diagnóstico más preciso, concluyendo entre otras cosas, que no es posible hablar de un Sistema ya que las tres Bibliotecas no se encuentran articuladas, funcional, ni estructuralmente entre sí, por otra parte la propia Comisión tampoco ha podido, ni puede operar o administrar ninguna de las Bibliotecas como establece la Ley Orgánica, quedando relegada como un órgano meramente presencial en el entorno de las Bibliotecas del Congreso.

En el caso de la Biblioteca Parlamentaria del Senado “Melchor Ocampo” se encontró que está adscrita a los Servicios Parlamentarios de la Cámara de Senadores y aunque se han registrado avances importantes en cuanto a su posición administrativa, sigue siendo una necesidad imperante su fortalecimiento orgánico y estructural de manera que pueda proyectar todo su potencial, tanto de sus recursos como de los servicios que brinda como biblioteca parlamentaria especializada.

Respecto de la Cámara de Diputados, con la nueva Ley Orgánica los servicios de sus bibliotecas con sus acervos, la hemeroteca, videoteca, multimedia, museografía e informática quedaron integrados a la Secretaría de Servicios Parlamentarios, eliminando el Comité de Bibliotecas e Informática que en su momento tenía a cargo esas actividades.

Sin embargo, no fue posible identificar las funciones de la Biblioteca del Congreso de la Unión, ya que si bien es la beneficiaria del Depósito Legal, la realidad es que éste, se lleva a cabo en la Biblioteca Legislativa de San Lázaro, adicionalmente no se cuenta con estadísticas y archivos fiables que den cuenta de la recepción, tratamiento y distribución del material bibliográfico que se entrega como Depósito Legal.

Por otra parte, ninguna de las bibliotecas tiene un papel activo en materia de difusión de las actividades y cumplimiento de las atribuciones del Congreso conforme al Título Sexto de la Ley Orgánica.

El fundamento teórico de la presente propuesta de Reglamento parte de dos definiciones bien claras: “Biblioteca Parlamentaria” y “Sistema”, en este sentido se encontró pertinente tomar como referencia la definición de la International Federation of Library Associations and Institution  (IFLA por sus siglas en inglés), Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas que señalan que “…las bibliotecas de los parlamentos son bibliotecas especializadas, ya que sirven a usuarios particulares y bien definidos como son los miembros del parlamento, junto con su personal. Las bibliotecas también apoyan a la institución en su conjunto, llegando a tener funciones adicionales como por ejemplo, suministrar información sobre la institución parlamentaria al público en general..” a través de sus colecciones, recopilación de información, recursos o servicios [*] .

Así que para abordar las acciones necesarias para lograr la articulación del Sistema, con base en las conclusiones del diagnóstico y de acuerdo con los postulados propuestos por Nicklas Luhmann, que señalan que los sistemas son entes autorreferentes y que en la medida que se reproducen y cada parte cumple con su función dentro de un entorno, habrán de coadyuvar a la realización de sus objetivos, así como a las conclusionesde la Comisión Bicamaral de la LXIII Legislatura, que en su Programa Estratégico de Trabajo 2016-2018, aprobado por el Pleno de la Comisión, concibió también la visión y objetivos generales del Sistema, como una institución del Poder Legislativo encargada de prestar servicios de información, consulta especializada e investigación parlamentaria a los Diputados y Senadores del Congreso de la Unión, bajo los principios de cientificidad, veracidad, oportunidad, objetividad y relevancia.

En consideración a estos dos aspectos esenciales sobre -Biblioteca y Sistema- se ha estimado correcta la base conceptual que lo identifica como un conjunto de elementos que deben funcionar armónicamente entre sí, con la capacidad de autorreferenciarse o autorregularse, lo que nos permite proponer en la presente iniciativa la estructura y articulación del Sistema de Bibliotecas del Congreso de la Unión, dotándolo de un marco normativo claro y eficaz que le permita cumplir con sus fines esenciales.

PROPUESTA DE REGLAMENTO

El presente Proyecto forma parte de un esfuerzo conjunto que se ha venido realizando por los tres senadores que han presidido la Comisión como lo es el caso del Sen. AdolfoRomero Lainas, el Sen. Braulio Fernández Aguirre y el Sen. Oscar Román Rosas González, así como de la valiosa colaboración de los titulares de los Servicios de Biblioteca de ambas Cámaras y de la opinión del Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas y de la información de la Universidad Nacional Autónoma de México.

El Reglamento contiene tres ejes prioritarios:

1° La estructuración y articulación del Sistema.

2° La Comisión Bicamaral como órgano rector en la toma de decisiones y generador de los lineamientos para el funcionamiento del mismo.

3° La consolidación de la Biblioteca del Congreso de la Unión como el punto de encuentro entre el Poder Legislativo y la ciudadanía así como el vértice de articulación entre las tres Bibliotecas.

Partiendo del hecho de que el Sistema de Bibliotecas se encuentra contenido en el Título Sexto de la Ley Orgánica “De la difusión e información de las actividades del Congreso” [*] resulta insoslayable armonizarlo con diversas disposiciones de la Ley General de Transparencia [*] .

Del mismo modo con la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública, utilizando lastecnologías de la información como herramientas para garantizar la transparencia, el derecho de acceso a la información y la accesibilidad a estos [*] y de conformidad a las disposiciones de los artículos 1, 3, 5, 9, 15, 41, 43, 66 y 68.

Es posible afirmar que, de aprobarse este Reglamento del Sistema de Bibliotecas será armónico con las disposiciones en materia de Transparencia y Acceso a la Información, así como de Parlamento Abierto, por lo que siguiendo esa línea de definición, se contempla al Sistema como un medio de información y acceso al conocimiento, de servicio público dependiente del Poder Legislativo y perteneciente a la Nación.

Asimismo es pertinente y jurídicamente viable que la Comisión Bicamaral del Sistema de Bibliotecas, conforme a las disposiciones establecidas en el Art. 143 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, tenga establecida su estructura interna, el detalle de sus facultades y responsabilidades, encabezando el Sistema y a través de la cual se dictarán las políticas para el funcionamiento del mismo, así como los lineamientos para la organización y respaldo de los materiales que ingresen por el Decreto de Depósito Legal, supervisando y evaluando el proyecto de  presupuesto anual, entre otras atribuciones y responsabilidades en el Capítulo correspondiente.

Otro aspecto trascendente que se abordó en este ordenamiento, tiene que ver con la administración de las bibliotecas, como lo señala la propia Ley Orgánica “…la administración y operación de las Bibliotecas será responsabilidad de los servicios establecidos en cada Cámara, conforme a los Títulos Segundo y Tercero… y a través de una Comisión Bicamaral del Sistema de Bibliotecas, integrada por tres diputados y tres senadores”.

Con ello se pretende articular los servicios de Biblioteca en las Cámaras, sus recursos humanos y materiales, respetando las normas administrativas de cada cuerpo colegiado para la correcta articulación del Sistema de Bibliotecas. Considerado los aspectos técnicos bibliotecológicos, se establecen las directrices que permitan la articulación entre las tres Bibliotecas y con ello satisfacer lo establecido por la Ley Orgánica, como lo es el cumplimiento de las atribuciones de las Cámaras, sus Comisiones y de los legisladores, con acervos que además posean un carácter público.

Las directrices y políticas de trabajo de los servicios bibliotecarios,así como para el Depósito Legal, tienen como base los criterios de Parlamento Abierto, mediante los que se atiendan las necesidades de información de la ciudadanía a través de la Biblioteca del Congreso.

Por ello, la Comisión Bicamaral del Sistema de Bibliotecas del Congreso de la Unión, emitirálas directrices de carácter general para coadyuvaral desarrollo del Sistema en su conjunto, esta atribución no corresponderá a la Comisión de Bibliotecas y Asuntos Editoriales del Senado, ya que ésta cuenta con las facultades propias de una Comisión Ordinaria y atiende el despacho de los asuntos en materia de legislación bibliotecaria.

El presente ordenamiento establece el carácter rotatorio de la Presidencia de la Comisión entre los integrantes de la misma,de conformidad a los criterios de proporcionalidad y representatividad de los Grupos Parlamentarios y alternado entre las Cámaras que integran el Congreso de la Unión.

Por otra parte, en tanto se ejerce la Presidencia de la Comisión por cualquiera de las Cámaras, la Secretaría de la misma deberá asumirla un legislador de la Cámara que no ejerce la Presidencia, quien se encargará de dar cumplimiento a lo dispuesto también por el Artículo 143 de la Ley Orgánica, en lo que respecta a la administración y operación de la Bibliotecade la Cámara a la que pertenezca.

El legislador Secretario de la Comisión dará seguimiento al desarrollo de las actividades y los asuntos relacionados a los acervos y servicios que se brinden- concatenados a las directrices del Sistema- en razón del volumen de las necesidades y el perfil específico de los usuarios, de la biblioteca de la que se trate, siendo al mismo tiempo el vínculo con los servicios administrativos de su Cámara.

La Comisión encabezará el Sistema de Bibliotecas, coordinará y dirigirá las actividades encaminadas al cumplimiento de sus objetivos, asimismo vigilará y participará en el procedimiento para designar o remover al Titular de la Dirección General de la Biblioteca del Congreso de la Unión, entre otras atribuciones y responsabilidades.

Con relación a la Biblioteca del Congreso de la Unión, por su peso histórico así como su posición nodal dentro del Sistema, es la entidad que debe erigirse en el centro del mismo, de manera que cada biblioteca -conforme a los alcances administrativos dispuestos por sus Cámaras- y conforme a los directrices y estándares internacionales para las bibliotecas parlamentarias o legislativas deberán seguir brindando su servicios con un enfoque especializado para los usuarios en sus Cámaras de adscripción.

Asimismo se describen las facultades y obligaciones del titular de la Biblioteca del Congreso, quien será el responsable de la articulación del Sistema y ejecutará las tareas que permitan el mejor desarrollo del mismo, por lo que también se establecen las características idóneas sobre el perfil profesional que deberá cumplir dicho funcionario.

Finalmente respecto del presupuesto y financiamiento del Sistema, es indispensable la participación por partes iguales de cada una de las Cámaras, de manera que la instancia que encabeza el Sistema pueda dar cumplimiento a las disposiciones del presente Reglamento, es decir la Biblioteca del Congreso de la Unión, lo que será independiente de los recursos que cada Biblioteca o Centro de Documentación que se pudiesen llegar a tener, requieran para su adecuado funcionamiento, así como las bases sobre las que se establecerán las relaciones laborales con el personal del Sistema de Bibliotecas.

Por lo anteriormente expuesto y fundamentado, se somete a la consideración del Pleno de este Senado de la República la presente iniciativa con Proyecto por el que se expide el:

REGLAMENTO DEL SISTEMA DE BIBLIOTECAS DEL CONGRESO DE LA UNIÓN

CAPÍTULO I

DEL OBJETO DE ESTE REGLAMENTO

Artículo 1.

Las disposiciones contenidas en el presente Reglamento tienen por objeto normar el funcionamiento del Sistema de Bibliotecas del Congreso de la Unión en términos de lo dispuesto en el artículo 143 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos y demás disposiciones aplicables.

DEFINICIONES

Artículo 2.

Para los efectos de este Reglamento se entenderá por:

a)            Reglamento: El Reglamento del Sistema de Bibliotecas del Congreso de la Unión;

b)           Congreso de la Unión: El Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos;

c)            Comisión: La Comisión Bicamaral del Sistema de Bibliotecas del Congreso de la Unión.

d)           Oficina de la Comisión: Instancia de la Comisión en la Cámara que no ejerce el turno

de la Presidencia.

e)           Ley Orgánica: La Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos;

f)          Depósito Legal:La disposición que obliga a los editores y productores de materiales

             bibliográficos y documentales, de entregar ejemplares de sus obras a la Biblioteca 

             Nacional y a la Biblioteca del Congreso de la Unión.

g)            Sistema: El Sistema de Bibliotecas del Congreso de la Unión, conformado por la Biblioteca  del  Congreso de la Unión, la Biblioteca Legislativa de San Lázaro, la Biblioteca Parlamentaria       Melchor Ocampo del Senado de la República.

h)           Biblioteca del Congreso de la Unión: biblioteca pública, bicamaral, en la que se recopilan fuentes de información a través del Depósito legal, proporciona recursos y servicios organizados para uso de la Sociedad dando la más amplia publicidad a las actividades del Congreso en el contexto del Parlamento Abierto gestionado por el Poder Legislativo a través de sus Cámaras.

i)             Biblioteca Legislativa de San Lázaro: biblioteca especializada en legislación,

dependiente de la Cámara de diputados que atiende las necesidades de información

de los diputados federales y otros legisladores interesados en sus colecciones.

j)             Biblioteca Parlamentaria “Melchor Ocampo”: biblioteca especializada en derecho parlamentario, derecho constitucional, federalismo, tratados y convenios internacionales, legislación nacional e internacional y administración pública;  dependiente de la Cámara de Senadores, que atiende las necesidades de información de los senadores de la República y otros legisladores y representantes interesados en su acervo.

k)            Acervo y colecciones: Fondos Bibliográficos y documentales en diversos formatos ya sean impresos, digitales o en línea, de contenidos científicos, culturales o informativos, organizados por criterios temáticos, editoriales y que por sus particularidades deban ser resguardados y conservados en las Bibliotecas del Poder Legislativo Federal.

l)             Catálogo colectivo: Conjunto total de registros catalográficos que describen al acervo del Sistema, por autores, títulos y temas, indicando la signatura topográfica y disponibilidad de las obras en cada una de las bibliotecas. Su consulta será en línea y, para el caso de las ediciones del Congreso de la Unión, estarán disponibles en formato digital a texto completo.

CAPÍTULO II

DE LA ESTRUCTURACIÓN Y ARTICULACIÓN DEL SISTEMA

Artículo 3.

El Sistema se estructura por la Biblioteca del Congreso de la Unión, la Biblioteca Legislativa de San Lázaro y la Biblioteca Parlamentaria “Melchor Ocampo” del Senado de la República, con el propósito de ejecutar las directrices bibliotecológicas para los servicios que preste el Sistema, así como coordinar, normar y supervisar las actividades bibliotecarias y establecer los vínculos de cooperación con los Congresos Estatales, así como con otros sistemas bibliotecarios internacionales.

 Artículo 4.

La articulación del Sistema se basa en los recursos humanos, la infraestructura física y la comunicación tecnológica, el catálogo colectivo, la organización técnica centralizada, el préstamo de los acervos públicos especializados, la divulgación de colecciones especiales y los servicios que se ofrecen al público en general y a los legisladores en particular, apoyando los requerimientos de información para el trabajo legislativo, de investigación, de asesoría y documentación especializada.

Artículo 5.

La obligación de los editores y productores de materiales bibliográficos y documentales de entregar ejemplares, se llevará a cabo en la Biblioteca del Congreso de la Unión, de conformidad al Decreto de Depósito Legal vigente, la que podrá distribuir ejemplares de las obras depositadas, entre las bibliotecas especializadas del Sistema, con el propósito de conformar colecciones que contribuyan al trabajo legislativo y parlamentario del Congreso de la Unión, los legisladores y las comisiones.

Artículo 6.

El catálogo colectivo del Sistema será administrado y operado por la Biblioteca del Congreso de la Unión, éste deberá incluir los registros catalográficos del acervo patrimonial del Congreso de la Unión, bajo una misma plataforma tecnológica y criterios de organización de colecciones uniformes en cuanto a la catalogación, clasificación e indización centralizada, basada en los estándares internaciones y parámetros internacionales.

Artículo 7.

Las tres Bibliotecas que conforman la estructura del Sistema, tendrán autonomía, personalidad y patrimonio propio, de acuerdo a lo establecido en el Título Segundo y Título Tercero de la Ley Orgánica.

CAPÍTULO III

DEL OBJETO, PRINCIPIOS Y FUNCIONES DEL SISTEMA

Artículo 8

  1. El Sistema es un medio de información documental del Estado, de servicio público, con presupuesto, organización, infraestructura técnica y personal, dependiente del Poder Legislativo y pertenece a la Nación.
  2. El Sistema tiene por objeto proporcionar servicios de información bibliográfica y documental al público en general y a los legisladores en particular, con la intención de divulgar e informar sobre las actividades del Congreso.
  3. El Sistema conformará y mantendrá el fondo editorial de las Cámaras, el que se integrará al catálogo colectivo con el propósito de contribuir al Parlamento Abierto a través de las publicaciones. 

Artículo 9.

Bajo los criterios del Parlamento Abierto y la normatividad aplicable, el Sistema deberá proporcionar los servicios de acceso a la información en términos de los principios de legalidad, profesionalización, objetividad, veracidad, ética, pluralidad, equidad, eficiencia, oportunidad, pertinencia, confiabilidad, máxima publicidad, transparencia y, principalmente, con el pleno respeto a los derechos fundamentales, especialmente el derecho de acceso a la información.

Artículo 10.

Entre las funciones del Sistema se encuentran:

a)            Considerar a la información y al conocimiento de la realidad nacional como un bien y un derecho público a los cuales tienen derecho de acceder y ejercer todos los mexicanos.

b)           Promover la actualización de las bases de datos de las bibliotecas del Sistema, de forma física para consulta en las Bibliotecas y en las de las páginas electrónicas del Congreso.

c)            Fomentar la consulta física de los materiales dando la importancia científica, cultural e informativa de los mismos.

d)           Cuidar los derechos de autor de las obras en los momentos de digitalización.

e)           Contribuir al fortalecimiento educativo, cultural y de participación social para lograr una dinámica en el avance del país.

f)            Promover la participación de la ciudadanía en general para el desarrollo de una cultura cívica y de movimiento que le permita conocer los espacios físicos de las Bibliotecas y la cultura parlamentaria nacional.

g)            Incentivar a la población infantil y juvenil para que participen y conozcan la Biblioteca del Congreso así como del acervo con el que cuenta.

h)           Mantener seguros el acervo y las colecciones y permitir utilizar el material que lo integra en lugares de lectura y análisis.

i)             Fortalecer los vínculos que permitan establecer una mutua, dinámica y firme relación para el manejo de la información.

j)             Coadyuvar en la difusión de la cultura bibliotecaria y de acceso a la información para dar a conocer el trabajo legislativo y parlamentario del Congreso de la Unión.

k)            Velar por el buen funcionamiento del Depósito legal.

Artículo 11.

La información de los acervos del Sistema y el Catálogo serán de consulta pública, siempre se garantizará el respeto a los derechos de autor de los materiales que así lo exijan, y en cuanto a los textos cuyos contenidos pertenecen a terceros, para su reprografía, necesitaran autorización expresa de sus propietarios o de los titulares de los derechos.

CAPITULO IV

DE LAS ATRIBUCIONES Y RESPONSABILIDADES DE LA

COMISION BICAMARAL

Artículo 12.

La Comisión Bicamaral será el órgano rector del Sistema de Bibliotecas del Congreso de la Unión, bajo los términos del artículo 143 de la Ley Orgánica.

Artículo 13.

Son atribuciones de la Comisión:

  1. Encabezar el Sistema de Bibliotecas a través de su Presidencia, que a su vez lo representará. 
  2. Dictar las políticas para  el funcionamiento del Sistema de Bibliotecas del Congreso de la Unión, así como  vigilar los trabajos; 
  3. Coordinar, dirigir y supervisar todas las actividades encaminadas al cumplimiento del objeto del Sistema; 
  4. Vigilar y participar en  el procedimiento para designar o remover al Titular de la Dirección General de la Biblioteca  General del Congreso de la Unión, quien a la vez será el Representante del Sistema; 
  5. Proponer, evaluar y aprobar proyectos con relación al Sistema; 
  6. Vigilar el cumplimiento del Depósito Legal, y expedir los lineamientos para la organización y resguardo de los materiales que ingresen por el Decreto de Depósito Legal, acordes a la normalización internacional de estadísticas relativas a la edición de libros y publicaciones periódicas, así como a  las diferentes disposiciones de la Ley Federal de Derechos de Autor, Ley de Fomento para la Lectura y el Libro, así como la Ley General de Bibliotecas y en correspondencia con los artículos sexto y séptimo constitucional. 
  7. Emitir observaciones y propuestas para enriquecer los acervos; 
  8. Evaluar, supervisar y aprobar el anteproyecto de presupuesto anual del Sistema y el programa de trabajo correspondiente; 
  9. Una vez aprobado, turnar el proyecto de presupuesto anual del Sistema a los órganos de gobierno y a los funcionarios responsables de ambas Cámaras, a más tardar durante los primeros cinco días del mes de julio de cada año; 
  10. Analizar y aprobar, en su caso, el informe trimestral y el informe anual del Sistema. 
  11. Analizar y aprobar los convenios de colaboración con organismos gubernamentales y no gubernamentales, nacionales y extranjeros, en acuerdo con las Mesas Directivas de ambas Cámaras; 
  12. Recibir, analizar y orientar las quejas, observaciones y solicitudes que se presenten sobre el funcionamiento del Sistema; 
  13. Solicitar a la autoridad competente en materia de control y fiscalización del gasto, la realización de auditorías al Sistema. 
  14. Emitir las disposiciones para la contratación del personal del Sistema, de acuerdo a la normatividad administrativa de las Cámaras. 

Artículo 14.

La Comisión estará integrada por tres miembros de cada Cámara, en términos de lo dispuesto por el artículo 143 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, misma que funcionará de la siguiente manera:

  1. La Comisión tendrá una Junta Directiva integrada por una Presidencia y una Secretaría, electas de manera directa por los integrantes de la misma; dichas responsabilidades se ejercerán por períodos legislativos de igual duración, serán rotatorias entre los integrantes de la Comisión y alternadas entre ambas Cámaras. de conformidad a los criterios de proporcionalidad y representatividad de los Grupos Parlamentarios que integran las Cámaras del Congreso de la Unión. 
  2. La Secretaría de la Comisión en ningún caso, será integrada por representante del Grupo Parlamentario al que pertenezca el Presidente de la Comisión, ni de la Cámara de este último; 
  3. La Presidencia tendrá que observar en el ejercicio de sus funciones los principios de pluralidad, equidad, diversidad, inclusión, imparcialidad y democracia; 
  4. Para que la Comisión pueda sesionar válidamente, se requiere la asistencia de la mayoría de sus integrantes; 
  5. Los mecanismos de trabajo de la Comisión serán decididos libremente por la misma, tomando en cuenta las normas que regulan el trabajo en comisiones del Congreso; y mediante los Acuerdos correspondientes, validados por la Junta de Coordinación Política de la Cámara de la que se trate. 
  6. La Comisión se reunirá en sesión ordinaria, cuando menos una vez al mes, previa convocatoria de la Presidencia, la cual deberá ser emitida por lo menos con 5 días de anticipación, recabando el acuse de recibo correspondiente. Dicha convocatoria deberá estar acompañada del orden día propuesto por la Presidencia, y en su caso de los documentos motivo del análisis o propuestas a discutirse en la sesión. En caso de sesiones extraordinarias, podrán ser solicitadas a la Presidencia, por cualquiera de los integrantes de la Comisión y deberán convocarse por lo menos con 48 horas de anticipación; 
  7. Los acuerdos de la Comisión privilegiarán el consenso y, en su defecto, se adoptarán por mayoría de votos, de los integrantes presentes. En caso de votación dividida, la Presidencia tendrá voto de calidad; 
  8. Ante situaciones que incidan en los servicios y operación del Sistema de Bibliotecas del Congreso de la Unión, no previstas en este Reglamento, así como en las políticas internas que dicte la Comisión, la Presidencia tendrá la obligación de consultar el procedimiento a seguir a la totalidad de los integrantes de la Comisión; 
  9. La sede de las reuniones de la Comisión deberá alternarse entre ambas Cámaras del Congreso, salvo acuerdo en contrario de la misma; 
  10. La Comisión tendrá una Secretaría Técnica. La persona titular de la Secretaría Técnica deberá asistir y asesorar a la Presidencia de la Comisión y a los legisladores y/o legisladoras integrantes, en el control, seguimiento y sistematización de las tareas encomendadas que sean de su competencia y deberán cumplir con las funciones señaladas en el documento de Política Interna correspondiente. 
  11. Para el debido cumplimiento de sus funciones, dicha Secretaría Técnica contará con los recursos materiales y humanos necesarios en la Cámara que presida, a fin de atender directamente las solicitudes de los integrantes de la Comisión; 
  12. Cuando alguno de sus integrantes no pueda asistir a la sesión, podrá enviar comentarios por escrito a la Presidencia, o a través de la Secretaría Técnica. Su posición será tomada en cuenta para los efectos correspondientes; 
  13. La Comisión deberá contar con el espacio necesario en cada Cámara para los trabajos de su Junta Directiva y para la celebración de sus reuniones plenarias, conforme a lo establecido en el artículo 44, numeral 3 de la Ley Orgánica. 
  14. La Comisión contará con un espacio que funcionará como Oficina de la Comisión, en la Cámara que no ejerza la Presidencia de la misma. El Secretario de la Comisión será el encargado de administrar el espacio, el presupuesto, los recursos humanos, materiales, financieros y telemáticos asignados por el órgano de gobierno correspondiente para cumplir con los objetivos de la Comisión. 
  15. El Secretario de la Comisión dará cumplimiento a lo dispuesto por el Artículo 143 de la Ley Orgánica en lo referente a la administración y operación de la, o las bibliotecas adscritas a la Cámara que pertenezca respectivamente. 
  16. La Comisión podrá crear subcomisiones para atender asuntos específicos, debiendo dar cuenta al pleno para su resolución correspondiente; 
  17. Las actas deberán ser avaladas mediante firmas, por los integrantes de la Comisión. 

CAPITULO V

DE LA TITULARIDAD DE LA BIBLIOTECA DEL CONGRESO

Artículo 15.

El Titular de la Dirección General de la Biblioteca del Congreso de la Unión, será el responsable de la articulación del Sistema con referencia el artículo 143 de la Ley Orgánica, y su función será la de coordinar y ejecutar las tareas que permiten el mejor cumplimiento de las actividades del Sistema, de conformidad a los acuerdos y/o a las políticas que para tal efecto determine la Comisión.

Asimismo establecerá estrategias de operación, aprobadas por la Comisión, para consolidar a la Biblioteca del Congreso como punto de encuentro entre el Poder Legislativo y la ciudadanía, así como vértice de articulación entre las bibliotecas del Sistema.

Artículo 16.

El Titular de la Dirección General de la Biblioteca del Congreso durará en su encargo por un período de tres años, pudiendo ser reelegido en una sola ocasión. Dicho funcionario podrá ser objeto de extrañamientos, reconvenciones o en su caso remoción, por la autoridad correspondiente y a propuesta de la Comisión, cuando incurra en faltas u omisiones a la Ley Orgánica, Reglamentos, y demás normas aplicables, disposiciones y acuerdos adoptados por la Comisión; su actuación estará sujeta a lo dispuesto por la Ley Federal de Responsabilidad de los Servidores Públicos.

CAPITULO VI

FACULTADES Y OBLIGACIONES DEL TITULAR DE LA BIBLIOTECA DEL CONGRESO

Artículo 17.

Son facultades del Titular:

  1. Formular el anteproyecto de presupuesto anual de la Biblioteca del Congreso y el programa de trabajo, correspondiente para presentarlo a la Comisión; 
  2. Solicitar a los titulares de las Bibliotecas del Sistema, sus anteproyectos de presupuesto anual para ser integrado en el proyecto anual de presupuesto del Sistema. 
  3. Preparar, en lo que corresponde, el proyecto de informe que la Comisión debe presentar al Congreso a través de sus respectivas Mesas Directivas, al inicio de cada periodo ordinario de sesiones y deberá entregarlo a la Comisión, con al menos quince días de anticipación, para su estudio y aprobación; El informe dará cuenta del presupuesto ejercido, la estadística del Depósito Legal, los servicios proporcionados, entre otros rubros de interés de la Comisión. 
  4. Asistir a las reuniones de la comisión con voz, pero sin voto, salvo acuerdo en contrario; 
  5. Apoyar los trabajos de la Comisión; 
  6. Vigilar la operatividad y funcionalidad del Sistema así como mantener actualizadas las bases de datos en versión física y  digital para consulta en línea; 
  7. Valoración del material del Depósito Legal para su adecuado tratamiento. 
  8. Tomar las previsiones técnicas necesarias para asegurar su adecuada catalogación y conservación, así como su más amplia difusión del acervo y las colecciones. 
  9. Las demás que se señalen en el Reglamento y por la Comisión. 

Artículo 18.

Son obligaciones del Titular:

a)            Cumplir y hacer cumplir lo dispuesto en la Ley Orgánica, el presente Reglamento, las políticas internas y los programas de trabajo que apruebe la Comisión;

b)           Rendir a la Comisión un informe general de actividades trimestralmente en la primera sesión ordinaria de cada trimestre, así como un informe anual que será presentado a más tardar el día treinta de noviembre de cada año;

c)            Formular el proyecto de política interna de orden general que contenga la estructura y organización de la Biblioteca del Congreso, que deberá incluir las relaciones de mando y supervisión, lo que será sometido a consideración y aprobación en la Comisión;

d)           Ante situaciones, que incidan en el funcionamiento y operación del Sistema, no previstas en el presente Reglamento, así como en las políticas internas, estará obligado a informar a la Comisión;

e)           Las demás que se señalen en el Reglamento y por la Comisión.

Artículo 19.

Para ser Titular de la Biblioteca del Congreso se requiere:

a)            Ser ciudadano mexicano, con pleno goce y en ejercicio de sus derechos;

b)           Contar con amplia y probada experiencia en el campo de la Bibliotecología preferentemente con posgrado, así como con experiencia en el ámbito parlamentario.

c)            No haber sido dirigente de algún partido político o registrado como candidato a cargo de elección popular, así como de alguna agrupación política nacional en los cinco años anteriores a su designación;

d)           Gozar de buena reputación y contar con carta de no antecedentes penales, y no pertenecer al Estado Eclesiástico, ni ser ministro de algún culto religioso.

CAPITULO VII

DEL PRESUPUESTO Y FINANCIAMIENTO DEL SISTEMA

Artículo 20.

El presupuesto del Sistema se integra con los derechos e ingresos que por cualquier título legal adquiera o perciba a través de las Cámaras, mismo que deberá sujetarse a los principios de racionalidad, eficiencia presupuestaria y transparencia.

Artículo 21.

Los ingresos del Sistema se integran por:

a)            Las aportaciones que anualmente realice el Congreso, a través de cada Cámara por partes iguales, de acuerdo con el presupuesto que les haya sido asignado al efecto, en el Presupuesto de Egresos de la Federación, de conformidad con la normatividad de cada Cámara;

b)           Las donaciones de material bibliográfico, el Deposito Legal, los intercambios y los ingresos presupuestales conforme a la normatividad aplicable;

c)            La Comisión podrá gestionar, ante la autoridad competente de cada Cámara, recursos extraordinarios para el desarrollo de proyectos específicos del Sistema, debiendo ofrecer el debido sustento; Todo ingreso que reciba el Sistema deberá enterarse a través de la oficina de la Comisión que para tal efecto se designe en cada Cámara;

Artículo 22.

El presupuesto de la Comisión será el que se le asigne de acuerdo a la normatividad de las Cámaras, el cual será independiente del presupuesto asignado al Sistema.

Las adquisiciones y licitaciones de equipo o servicios de las Bibliotecas del Sistema, se realizarán con apego a la normatividad que al efecto rija para cada Cámara.

Artículo 23.

El Sistema deberá contar con un fondo revolvente, sujeto a la normatividad administrativa que para tales efectos rija cada Cámara.

CAPITULO VII

DE LAS RELACIONES LABORALES

Artículo 24

  1. El personal del Sistema será de confianza en términos de lo dispuesto por la fracción XIV del apartado B del artículo 123 de la Constitución Política de los estados unidos Mexicanos y demás normas aplicables. 
  2. Sus percepciones serán las que aprueben las Mesas Directivas de ambas Cámaras a propuesta del proyecto de presupuesto que presente la Comisión Bicamaral. 
  3. Se asignará plaza presupuestal a los funcionarios de los dos primeros niveles, y quedarán sujetos a la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos. 
  4. El personal técnico especializado y operativo será contratado conforme a las condiciones que determine la Secretaría General de Servicios Administrativos de cada Cámara. 

Artículo 25.

Para efectos de contratación, el personal del Sistema se ajustará a lo dispuesto por la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, las políticas internas de orden general, los programas de trabajo, y demás disposiciones que apruebe la Comisión Bicamaral de acuerdo con la normatividad administrativa de las Cámaras.

Artículo 26.

El personal del Sistema, tiene la obligación de realizar sus actividades en beneficio del mismo, conforme a las directrices y lo dispuesto por la Ley Orgánica, las políticas internas, los programas de trabajo y demás disposiciones que se aprueben en la Comisión.

Artículo 27.

El Personal del Sistema se integrará por quienes participan en las funciones de las Bibliotecas que lo integran, así como de quienes proponga la Comisión.

Artículo 28.

En todo lo no previsto en el presente Reglamento, se dará cumplimiento a lo dispuesto por la Ley Orgánica, las políticas internas de orden general, los Programas de Trabajo y demás disposiciones que apruebe la Comisión.

TRANSITORIOS

Artículo Primero.- El presente Reglamento entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Artículo Segundo.- A más tardar 60 días naturales después de la entrada en vigor de este Reglamento, la Comisión Bicamaral del Sistema de Bibliotecas del Congreso de la Unión, expedirá la Política Interna del Orden General Relativa a la Estructura y Organización del Sistema, la que deberá contener las relaciones de mando y supervisión.

Artículo Tercero.- A más tardar 90 días naturales después de la entrada en vigor de este reglamento, la Comisión emitirá la convocatoria para elegir al titular de la Dirección General de la Biblioteca del Congreso, en la cual se indicarán los requisitos y el procedimiento respectivo.

Cámara de Senadores a los9 días de marzo de 2017


[*] Fernández de Zamora, Rosa María. La Biblioteca del H. Congreso de la Unión 1936…

[*] IFLA. Directrices para bibliotecas parlamentarias. S.L.: IFLA, Keith Cuninghame, 2009.

[*] Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos. Título Sexto.

[*] Ley General de Transparencia. Artículo 4. En los que se reconoce que “El derecho humano de acceso a la información comprende solicitar, investigar, difundir, buscar y recibir información” y señala que “Toda la Información, generada, obtenida, adquirida, transformada o en posesión de los sujetos obligados es pública y accesible a cualquier persona en los términos y condiciones que se establezcan en la presente Ley, en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea en parte, la Ley Federal, las leyes de las Entidades Federativas y la normatividad aplicable en sus respectivas competencias…”

[*] Ibídem. Art. 24. Hace referencia a la promoción en “las bibliotecas y entidades especializadas en materia de Archivos se prevea la instalación de módulos de información pública, que faciliten el derecho de acceso a la información y la consulta de la información derivada de las obligaciones de transparencia a que se refiere esta Ley” ; y en la fracción IX del mismo artículo, se señala “el desarrollo con el concurso de centros comunitarios digitales y bibliotecas públicas, universitarias, gubernamentales y especializadas, programas para la asesoría y orientación de sus usuarios en el ejercicio y aprovechamiento del derecho de acceso a la información”.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=70196