Senado de la República.
LXIII Legislatura, Segundo Año de Ejercicio.
Miércoles 28 de junio de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Martes 4 de Abril de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-114/70077
Martes 4 de Abril de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-114/70077

Del Sen. Raúl Morón Orozco, con punto de acuerdo que exhorta al Gobierno Federal a incorporar a la política exterior actual la perspectiva de una integración de México con los países latinoamericanos y del Caribe, tomando en cuenta el contexto de agresión hacia nuestro país por parte del gobierno de Donald Trump.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE RELACIONES EXTERIORES, AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE.

Sen. Raúl
Morón Orozco
Sin Grupo

PUNTO DE ACUERDO DEL SENADOR RAÚL MORÓN OROZCO POR EL CUAL SE EXHORTA AL GOBIERNO FEDERAL, A TRAVÉS DE LA SECRETARÍA DE RELACIONES EXTERIORES, PARA INCORPORAR A LA POLÍTICA EXTERIOR ACTUAL LA PERSPECTIVA DE UNA INTEGRACIÓN DE MÉXICO CON LOS PAÍSES LATINOAMERICANOS Y DEL CARIBE, TOMANDO EN CUENTA EL CONTEXTO DE AGRESIÓN HACIA NUESTRO PAÍS POR PARTE DEL GOBIERNO DE DONALD TRUMP.

Raúl Morón Orozco, legislador del Senado de la República del H. Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 71, fracción II, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en el artículo 58 del Reglamento del Congreso de los Estados Unidos Mexicanos, presenta la siguiente Proposición con Punto de Acuerdo, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS:

En su célebre ensayo titulado Nuestra América, el poeta cubano José Martí, prócer también de la independencia de la Isla en su guerra de independencia contra España, afirmaba: “Los pueblos que no se conocen han de darse prisa para conocerse”; esto ante la guerra de liberación de Cuba contra el yugo español, pero también ante la amenaza de los Estados Unidos como potencia emergente en el siglo XIX y que ya se perfilaba como el país ante el cual lasnaciones latinoamericanas tendrían que definir lo que el mismo Martí denominó como una “segunda independencia”.

Para José Martí, quien había vivido más de 15 años en Nueva York, Estados Unidos representaba la mayor amenaza para los países de la región; una amenaza en términos de relación económica asimétrica con nuestros países, pero también política y militar.Martí exigía una estratégica reconstrucción urgente del pasado de los pueblos latinoamericanos,que tendría que articularse políticamente y de manera apremiante a ese presente de finales del siglo XIX, 1891, en el que ya se prefiguraba una incursión colonial estadunidense en tierras latinoamericanas. El texto de Martí va a dar lugar a una importante tradición política e integracionista que pensaba América Latina desde la dificultad propia en su relación con los Estados Unidos y en un ciclo histórico altamente cargado de una amenaza de recolonización; la necesidad de lo que Martí denominó como una “segunda independencia” hacia finales del siglo XIX: “De la tiranía de España supo salvarse la América española; y ahora, después de ver con ojos judiciales los antecedentes, causas y factores del convite, urge decir, porque es la verdad, que ha llegado para la América española la hora de declarar su segunda independencia.”

¿Cuáles son ahora los desafíos para México y América Latina ante las amenazas y acciones anti-inmigratorias, pero también abiertamente racistas y deshumanizantes, del gobierno estadounidense de Donald Trump?

  • En primer lugar, recuperar una perspectiva integracionista de América Latina en la que México no puede soslayar ya su compromiso en materia de derechos humanos con los países latinoamericanos y del Caribe, el cual significa que debe encabezar la defensa de los derechos humanos en el subcontinente y de sus migrantes y sus familias en los Estados Unidos (pero también a nivel global), lo mismo en protección consular que en una actuación estratégica ante instancias y organismos internacionales. 
  • En segundo lugar, un proyecto de corto, mediano y largo plazo que integre a la región latinoamericana ante un nuevo contexto global y regional de agresión y violación de derechos humanos, que implique alianzas y acuerdos que deberán tomar en cuenta, como elemento sustantivo, la integración de sus sociedades, pueblos y comunidades, para posteriormente articular economías, comercio y políticas públicas. 

Es probable que la América Latina actual esté, otra vez, “cubierta de tinieblas”, como el momento en que Simón Bolívar escribió su “Carta de Jamaica” (6 de septiembre de 1815), y que esta nueva oportunidad de integración signifique incluso una terceraindependencia, que consiste en afirmar su soberanía regional frente a las acciones del gobierno de Donald Trump.

Simón Bolívar aseveraba algo que ahora se puede entender como un argumento de larga duración histórica que nos obliga a buscar formas novedosas para emprender un nuevo ciclo de integración regional:

“Seguramente la unión es la que nos falta para completar la obra de nuestra regeneración. Sin embargo, nuestra división no es extraña, porque tal es el distintivo de las guerras civiles formadas generalmente entre dos partidos: conservadores y reformadores. Los primeros son, por lo común, más numerosos, porque el imperio de la costumbre produce el efecto de la obediencia a las potestades establecidas; los últimos son siempre menos numerosos aunque más vehementes e ilustrados. De este modo la masa física se equilibra con la fuerza moral, y la contienda se prolonga, siendo sus resultados muy inciertos. Por fortuna entre nosotros, la masa ha seguido a la inteligencia.

Yo diré a usted lo que puede ponernos en aptitud de expulsar a los españoles, y de fundar un gobierno libre. Es la unión, ciertamente; mas esta unión no nos vendrá por prodigios divinos, sino por efectos sensibles y esfuerzos bien dirigidos. América está encontrada entre sí, porque se halla abandonada de todas las naciones, aislada en medio del universo, sin relaciones diplomáticas ni auxilios militares y combatida por España que posee más elementos para la guerra, que cuantos furtivamente podemos adquirir.

Cuando los sucesos no están asegurados, cuando el Estado es débil, y cuando las empresas son remotas, todos los hombres vacilan; las opiniones se dividen, las pasiones las agitan y los enemigos las animan para triunfar por este fácil medio. Luego que seamos fuertes, bajo los auspicios de una nación liberal que nos preste su protección, se nos verá de acuerdo cultivar las virtudes y los talentos que conducen a la gloria; entonces seguiremos la marcha majestuosa hacia las grandes prosperidades a que está destinada la América meridional; entonces las ciencias y las artes que nacieron en el Oriente y han ilustrado a Europa, volarán a Colombia libre que las convidará con un asilo”.

¿Cuáles son las tareas básicas de esta integración latinoamericana y que implica construir respuestas y proyectos de integración de mediano y largo plazo?

El filósofo argentino-mexicano, Horacio CeruttiGuldberg, ha planteado con suma claridad estas tareas iniciales de un posible proyecto de integración para los países latinoamericanos y del Caribe:

  • Recoloquemos a nuestra América en la agenda prioritaria de la región. Para que opere, al menos, como horizonte de referencia. Para tener como surearnos (en vez de orientarnos o nortearnos, que sería peor). 
  • Libre tránsito en toda la región, lo cual conduciría a la vigencia de un pasaporte único nuestroamericano. Por lo demás, es un modo simbólico de indicar que para nosotros valen más las personas que las mercancías. Empecemos por el mercado libre de seres humanos, si es que la expresión no mueve a horror y aunque estemos ya curados de espanto. 
  • Hagamos realidad la universidad nuestroamericana. Lo cual implica una profunda revaloración y readecuación de la universidad pública. Repensar lo público y sus características es el tema de este caso. ¿Cuánto de esfuerzo académico valioso no está desperdiciado en la región? ¿Cuánto más no podríamos hacer si fuéramos capaces de reconocernos en nuestras propias cualidades y calidades de hacer las cosas? 
  • Reconsideremos a fondo las características del desarrollo, para hacerlo sustentable o cuestionarlo a fondo desde su misma codificación. 
  • Asumamos el desafío científico tecnológico con criterios regionales. 
  • Libre circulación, protección y subsidio a nuestros bienes culturales. 
  • Nuevo orden informativo: no es deseable que todo esté en manos de CNN, Televisa y O Globo. Pero, por lo demás, es menester información fresca, a tiempo, comprensible y confiable sobre la realidad misma de la región y su inserción mundial. 
  • Hagamos obligatorios los estudios de historia, geografía y realidad socio cultural de Nuestra América, en todos los niveles de la enseñanza. 
  • Propiciemos partidos políticos regionales o redes federacionales de partidos, pero también de intelectuales, artistas, etc. 
  • Avancemos en una integración desde las bases de las sociedades latinoamericanas, impulsando nuevos liderazgos, abriendo camino a los jóvenes, incrementando las becas interregionales, promoviendo los viajes de estudio colectivos, los encuentros de todo tipo, brindando las posibilidades de experimentarnos desde adentro. 
  • Impulsemos a las pequeñas y medianas empresas con tecnología alternativa, sustentable, con knowhow local. Reconceptualicemos las experiencias cooperativas, las tecnologías blandas, el respeto al entorno ecológico. 
  • Hagamos una sociedad más acogedora de mujeres, pueblos indios, niños y ancianos. Promoviendo los intercambios y el aprecio intergeneracional, intergénero, interétnico. 
  • Formemos la sensibilidad para apreciar nuestra diversidad cultural, como una riqueza y no como algo que nos obstaculiza. 
  • Practiquemos la democracia en todos los niveles de la vida: calle, casa, cama. 
  • Estudiemos las ventajas de unificar fuerzas armadas y relaciones exteriores en toda la región. 
  • Establezcamos una forma de fondo o colchón financiero que, al menos, modere la dependencia de los vaivenes de los mercados financieros internacionales golondrinos. Esto exige cuidadosos estudios técnicos para poder operar. Tenemos la capacidad de hacerlos. 
  • No desmayemos en la idea de fundar el Banco Central de la Región y de avanzar hacia una reforma monetaria que tienda a la moneda única. 

Antecedentes mínimos de la integración latinoamericana

De 1950 a 2010 se han registrado más de 50 iniciativas de integración entre los países latinoamericanos. Comercio, cooperación e integración han marcado una agenda constante entre las naciones de América Latina en las últimas décadas, desde el Instituto Interamericano Indigenista hasta un tratado de libre comercio entre América del Norte y Panamá, una constante histórica marca las relaciones entre nuestros países: el deseo de integrarse para fortalecer tanto a las naciones como a la región. Esta voluntad histórica de integración rebasa por mucho el ámbito puramente económico y ha sido también una utopía desde el nacimiento de los Estados nacionales latinoamericanos en el siglo XIX.

Algunos de estos organismos creados con perspectiva latinoamericana son: la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), la Organización de Estados Americanos (OEA), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Comunidad del Caribe, el Grupo de Río, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el Área de Libre Comercio de las Américas o el Plan Puebla Panamá.

Estos esfuerzos institucionales forman parte de un abanico de derechos y responsabilidades regionales que se han ensayado desde muy diversas perspectivas y variados propósitos. Por ejemplo, una lista básica de organismos y acuerdos puede darnos una idea de la heterogeneidad de temáticas, mecanismo y objetivos multilaterales que constituyen los antecedentes en esta voluntad de integración regional:

Integración económica, política, institucional, física y ambiental

-Asociación Latinoamericana de Integración- ALADI. 12 de agosto de 1980.

-Comunidad del Caribe, 4 de julio de 1973.

-Tratado de libre comercio Chile-Centroamérica, 18 de octubre de 1999

-Acuerdos entre países del Triángulo del Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras) y México, 15 de marzo del 2001.

-Tratado de Libre Comercio entre México y Nicaragua, 1 de julio de 1998.

-Tratado de libre comercio entre México y Costa Rica, 1 enero de 1995.

-Tratado de Libre Comercio entre Panamá y Centroamérica.

- Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y República Dominicana, 14 de abril de 1998

-Acuerdo de Integración Subregional Andino, "Acuerdo de Cartagena",26 de mayo de 1969

-Tratado del Tribunal de Justicia del Acuerdo de Cartagena, 28 de mayo de 1979.

-Tratado General de Integración y Cooperación Económica y Social para la Conformación de un Mercado Común entre la República del Perú y la República de Bolivia, 3 de agosto de 2004

-Tratado de Libre Comercio entre Colombia, México y Venezuela (Grupo de los Tres), 1 de enero de 1995.

-Tratado General de Integración Económica Centroamericana (Mercado Común Centroamericano MCCA), 13 de diciembre de 1960

-Tratado de Asunción Mercado Común entre Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay (MERCOSUR), 26 de marzo de 1991.

-Acuerdo de Complementación Económica MERCOSUR-Bolivia 1997.

-Acuerdo de Complementación Económica MERCOSUR-Chile, 25 de junio de 1996.

-Acuerdo de Complementación Económica suscripto entre los Gobiernos de los Estados Partes del MERCOSUR y los Gobiernos de Colombia, Ecuador y Venezuela, 18 de octubre de 2004.

-Acuerdo de Alcance Parcial de Complementación Económica MERCOSUR-PERÚ, 25 de agosto de 2003

-Programa de Integración y Cooperación Económica entre Argentina y Brasil, 29 de julio de 1986.

-Acuerdo de Libre Comercio entre la República Dominicana y la Comunidad del Caribe, 22 de agosto de 1998.

-Pacto de San José de Costa Rica, 22 de noviembre de 1969

-Protocolo de San Salvador. 1988.

-Pacto Andino. Comisión del acuerdo de Cartagena. Decisión 344 del régimen común sobre la propiedad industrial, 21 de octubre de 1993.

-Decisión 345. Régimen común de protección a los derechos de los obtentores de variedades vegetales. 21 de octubre de 1993

-Decisión 486. 14 de septiembre de 2000

-Proyecto Binacional de regulación y aprovechamiento de las aguas del lago Titikaka. 1988

-Propuesta comunitaria sobre variedades vegetales de la red de del Tercer Mundo. 1994.

-Protocolo a la Convención Americana sobre Derechos Humanos Relativo a la Abolición de la Pena de Muerte 27 de agosto de 1991.

-Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar la Tortura, 12 de septiembre de 1986.

-Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas, 9 de junio de 1994.

-Acuerdo complementario al convenio básico de cooperación técnica y científica entre los gobiernos de la República de Chile y la Republica de Venezuela en el área de la cooperación y la integración turística. 2 de abril de 1993.

-Convenio “Simón Rodríguez” de Integración Socio Laboral. 23 de octubre de 1973.

-Convenio Básico de Integración Cultural entre los gobiernos de las Repúblicas de Chile y de Venezuela. 1993.

-Protocolo Adicional al Tratado sobre Integración Minera con la Republica Argentina para el proyecto minero “Pascual Lama”. 2004

-Tratado entre la República de Chile y la Republica de Argentina sobre integración y complementación minera. 29 de diciembre de 1997.

-Acuerdo Chile- Argentina sobre Cooperación en Materia de Catástrofes. 8 de agosto de 1997

-Acuerdo de Alcance Parcial de Cooperación e Intercambio de Bienes en las Áreas Cultural, Educacional y Científica. 5 de marzo de 1997

-Acuerdo de Complementación Económica, número 35. 14 de diciembre de 1999.

-Convenio entre Chile y Argentina de cooperación en materia de salud. 26 de abril de 1996.

-Tratado sobre medio ambiente y cooperación en materia forestal entre la República de Argentina y la República de Chile. 8 de agosto de 1997.

-Acuerdo entre Argentina y Chile para la cooperación entre Carabineros de Chile y la Gendarmería Nacional Argentina. 2 de agosto de 1991.

-Acuerdo entre Chile y Argentina para el desarrollo de telecomunicaciones. 1991.

-Convenio de cooperación económica entre Chile y Argentina sobre en el campo de los usos pacíficos de la energía nuclear. 13 de noviembre de 1976.

-Convenio “Hipólito Unanue” sobre cooperación en salud de los países del área andina noviembre de 1974.

-Acuerdo entre Chile y Bolivia de complementación económica sobre cooperación técnica y científica. 11 de noviembre de 1995.

-Convenio básico de cooperación técnica y científica entre Brasil y Chile. 10 de octubre de 1980.

-Tratado Americano de Soluciones Pacíficas (Pacto de Bogotá). 30 de abril de 1948.

-Convenio Económico de Bogotá de los Estados Americanos. 2 de mayo de 1948.

-Concesión de los derechos políticos a la mujer. 1948

-Convención sobre asilo territorial. 28 de marzo de 1954

-Convenio constitutivo del banco interamericano de desarrollo. 8 de abril de 1959

-Convenio Interamericano para facilitar el transporte acuático internacional (convenio del Mar del Plata). 7 de junio de 1973.

-Acuerdo para la creación del Instituto Interamericano para la Investigación del Cambio Global. 13 de mayo de 1992.

-Convenio básico del Instituto de nutrición de Centroamérica y Panamá. 27 de agosto de 1998.

-ALCA. Diciembre de 1994.

- Código Aduanero Uniforme Centroamericano. Diciembre de 1963.

-Tratado de Cooperación Amazónica. 10 de febrero de 1992

-Tratado de cooperación económica. Las Repúblicas de Bolivia, de Brasil, de Colombia, de Ecuador, de Guyana, de Perú, de Surinam y de Venezuela 3 de julio de 1978

-Tratado de la cuenca del Plata, Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay. 23 de abril de 1969

-Acuerdo de trasporte fluvial por la hidrovìaparaguay-Paraná 26 de julio de 1992

-Plan de acción para la Integración de la Infraestructura Regional en América del Sur (IIRSA) 4 de diciembre de 2000

Declaraciones regionales y sectoriales

-Declaración de Santa Cruz de la Sierra y Plan de acción para el Desarrollo Sostenible de las Américas. 7 de diciembre de 1996 -Declaración americana sobre los derechos de los pueblos indígenas. 7 de junio de 1999 -Declaración del Popa 2. 25 de octubre de 2002

-Declaración de San José del consejo indígena mesoamericano. 27 de octubre de 2002

-Declaración del III encuentro continental de mujeres indígenas. 8 de marzo de 1999

-Declaración de Kari-Oca. Junio de 1992

-Declaración americana sobre los derechos y los deberes del hombre 2 de mayo de 1948. Organismos de integración y cooperación

-Asociación de estados del caribe (AEC) 24 de julio de 1994

-Sistema económico latinoamericano (SELA) 17 de octubre de 1975

-Oficina regional para América latina (FAO) - Asociación latino americana de Instituciones Financieras de Desarrollo 24 de enero de 1968

- Banco Centroamericano de Integración Económica 1960

- Banco Interamericano de Desarrollo 1956

- Banco Latinoamericano de Exportaciones 1975

- Corporación Andina de Fomento 1966

- Banco de Desarrollo del Caribe18 de octubre de 1969

- Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos diciembre de 1949

- Comisión Económica para América Latina y el Caribe 25 de febrero de 1948

- Fondo Latinoamericano de Reservas 12 de noviembre de 1976

- Fondo Financiero para el Desarrollo de la Cuenca del Plata

- Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura 1942

- Instituto para la Integración de América Latina 24 de agosto de 1965

- Organización de los Estados del Caribe Oriental 18 de junio de 1981

- Organización Latinoamericana de Energía 1973

- Organización Latinoamericana de Desarrollo Pesquero Noviembre de 1982

- Red de Información Tecnológica Latinoamericana 26 de octubre de 1983

- Organización Panamericana de la Salud 2 de diciembre de 1902

- Sistema de integración centroamericana. 13 de diciembre de 1991

- Régimen de Industrias centroamericanas de integración. Junio de 1958

Organización Política Latinoamericana

¿Qué debe y puede hacer el Senado de la República ante la crisis humanitaria y migratoria que está generando el gobierno de Donald Trump?

1.- Hay que recordar que el Senado tiene facultades específicas en lo que se refiere a política exterior, tal y como lo mandata el artículo 76 constitucional:

“Artículo 76. Son facultades exclusivas del Senado:

I. Analizar la política exterior desarrollada por el Ejecutivo Federal con base en los informes anuales que el Presidente de la República y el Secretario del Despacho correspondiente rindan al Congreso.

Además, aprobar los tratados internacionales y convenciones diplomáticas que el Ejecutivo Federal suscriba, así como su decisión de terminar, denunciar, suspender, modificar, enmendar, retirar reservas y formular declaraciones interpretativas sobre los mismos…”

Además, ratifica los nombramientos que hace el Poder Ejecutivo de embajadores y representantes del servicio exterior mexicano.

Esto implica una gran responsabilidad en el diseño de la política exterior del Estado mexicano. En esta coyuntura tan difícil para todos los mexicanos, ante la política abiertamente anti-inmigratoria y que atenta contra derechos humanos, laborales y sociales de migrantes mexicanos y sus familias en Estados Unidos, pero que va más allá porque se orienta hacia un bloqueo económico y humanitario con nuestro país, el Senado de la República debe sumarse a las acciones coordinadas del Estado mexicano para defender a nuestros connacionales y diseñar una alternativa tanto social y económica.

El mismo Secretario de Relaciones Exteriores del gobierno de la República, Luis Videgaray Caso, se ha comprometido con esta Cámara para conjuntamente diseñar las acciones que nuestro país deberá tomar.El Secretario de Relaciones Exteriores, cuando compareció ante esta Cámara, el pasado 28 de febrero del año en curso, hizo un llamado para construir una política exterior de Estado que permita la defensa del país y sus connacionales más allá de las fronteras. La política exterior de Estado, afirmó el canciller, debe ser producto del consenso institucional.

¿Qué acciones se han hecho ya por parte del Gobierno de la República y del Senado?

1.- El Poder Ejecutivo envió al Senado una Iniciativa Preferente para la simplificar los trámites de revalidación de estudios de los llamados dreamers(soñadores), la cual ya fue aprobada en esta Cámara. Esta reforma beneficiará a todas y todos los estudiantes que realicen trámites de revalidación en nuestro país de sus estudios en el extranjero; además, es parte de las acciones y acuerdos que deberemos de tomar las y los mexicanos para enfrentar la crisis en la relación bilateral México-Estados Unidos.

2.- Además, el Grupo Parlamentario del PRD presentó una iniciativa de Ley de Retorno para connacionales. Esta iniciativa propone regular las medidas y acciones de atención y protección que deben otorgar los órganos e instituciones nacionales a las personas mexicanas que residen en el extranjero, independientemente de su situación migratoria, a fin de salvaguardar sus derechos como personas en situación de vulnerabilidad frente al endurecimiento de las políticas migratorias, así como, dado el caso, el acompañamiento integral para su retorno a México, en forma ordenada y favorable, mediante incentivos y acciones que propicien su adecuada reinserción económica y social, privilegiando la reunificación de las familias. Propone elaborar un Programa Nacional de Vinculación y Retorno para los Mexicanos en el Extranjero, mismo que formará parte de la política de Estado para el desarrollo armónico de las relaciones internacionales. Las medidas de acompañamiento integral se darán de oficio o a petición de parte por escrito a la autoridad consular, en el exterior, o bien, a la autoridad migratoria o a la Ventanilla Única, en el interior del país. El plazo máximo para realizar la solicitud será de noventa días posteriores a su retorno a territorio nacional.

¿Qué otras acciones se deben realizar a futuro desde el Senado?

Como Senador de la República presenté, el pasado 23 de febrero, un Punto de Acuerdo dirigido precisamente a la Secretaría de Relaciones Exteriores y en el cualse proponen tres acciones coordinadas para el corto y mediana plazo:

1.- México deberá emprender la creación de una estrategia global que convoque a los tres poderes de la Unión (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) para denunciar acciones violatorias de derechos humanos, laborales y sociales al menos ante los siguientes organismos internacionales: Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas; Organización de Estados Americanos; Organización Internacional del Trabajo; Organización Mundial de Comercio; Corte Internacional de Justicia de La Haya; Corte Interamericana de Derechos Humanos; Unesco.

2.- México deberá articular un plan nacional que implique áreas como educación, salud, trabajo, vivienda, empleo, para organizar el retorno de los mexicanos que vienen de los Estados Unidos.

3.- México deberá reorientar drásticamente su política hacia los migrantes centroamericanos en tránsito por México, garantizando al menos:

a).- Respetar los derechos humanos de estos migrantes, cumplir con las observaciones tanto a nivel internacional como nacional en la materia.

b).- Ampliar los derechos de estos migrantes para garantizar su derecho a la educación, a la salud y a una vida digna.

c).- Establecer una Alerta de Violencia contra Migrantes.

Finalmente, el Senado de la República deberá ser un gran mediador en la posibilidad de construir una alianza subcontinental con México que los mismos países latinoamericanos y del Caribe ya han ofrecido. La solidaridad de los países latinoamericanos y del Caribe con México se ha expresado en voz de sus mandatarios y también de sus embajadas y cuerpos diplomáticos. El pasado 21 de febrero del año en curso, embajadores de América Latina y el Caribe acreditados en México hicieron un llamado al gobierno de Estados Unidos, encabezado por Donald Trump, para que respete los derechos humanos de la comunidad migrante que vive en ese país. Estos mismos embajadores y diplomáticos de todos y cada uno de los países de América Latina y el Caribe ofrecieron también, en nombre de sus gobiernos, trabajar coordinadamente para construir esta integración latinoamericana.

¿Cuáles son las propuestas que el mismo Senado puede ayudar a concretar en esta alianza necesaria de México con América Latina?

1.- Ir más allá de los acuerdos económicos, una integración entre las sociedades latinoamericanas.

2.- Construir una sólida unidad cultura y política subcontinental ante el ataque de Trump contra México y América Latina.

3.- Activar una red consular común de países latinoamericanos en Estados Unidos.

¿Cuáles serían los objetivos sociales de la integración latinoamericana contemporánea?

1.- Construcción de una ciudadanía latinoamericana.

2.- Plantear en el mediano plazo la posibilidad de que América Latina sea una región de libre tránsito entre ciudadanos de la región.

3.- El tema migratorio como política de Estado en la región latinoamericana.

4.- Políticas sociales (educación, salud, vida digna), migratorias y de seguridad humana (con perspectiva de derechos humanos) para contener y erradicar la violencia del crimen organizado en contra de flujos migratorios como el de migrantes centroamericanos en su tránsito por México hacia los Estados Unidos.

¿Cuáles serían los principios básicos de los acuerdos económicos y comerciales en este proyecto de integración latinoamericana?

a)            Voluntad manifiesta de integración económica de la región.

b)           Integración de economías: pequeña, mediana y grandes empresas.

c)            Reconocimiento de economías sociales y comunitarias: hacia una integración económica y comercial con énfasis en una democratización económica para nuestros pueblos.

d)           Un nuevo modelo de sustitución de productos que provienen de los Estados Unidos, explorar y ampliar el intercambio comercial.

e)           Construir puentes entre los diferentes acuerdos comerciales que ya existen entre países de la región: UNASUR, Alianza del Pacífico, etcétera.

Por lo anteriormente se presenta el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

1.- El Senado de la República exhorta respetuosamente al Gobierno Federal,a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, para incorporar a la política exterior actual la perspectiva de una integración de México con los países latinoamericanos y del Caribe, tomando en cuenta el contexto de agresión hacia nuestro país por parte del Gobierno de Donald Trump.

SENADOR RAÚL MORÓN OROZCO

30 de marzo de 2017, Ciudad de México.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=70077