Senado de la República.
Sesión Plenaria.
Domingo 30 de abril de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Jueves 23 de Marzo de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-106/69811
Jueves 23 de Marzo de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-106/69811

De la Sen. Silvia Guadalupe Garza Galván, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con punto de acuerdo que exhorta a los titulares de las Secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales, de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas a realizar acciones de conservación de los polinizadores.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE MEDIO AMBIENTE Y RECURSOS NATURALES.

Sen. Silvia Guadalupe
Garza Galván

La que suscribe SILVIA GUADALUPE GARZA GALVÁN, Senadora integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional de la LXIII Legislatura del H. Congreso de la Unión, con fundamento a lo dispuesto por el artículo 8 numeral 1 fracción II, 95 numeral 1 y 108 del Reglamento del Senado de la República, someto a consideración de esta Soberanía la proposición con Punto de Acuerdo por el que se exhorta a los Titulares de las Secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales, de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural,  Pesca y Alimentación y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas a realizar acciones de conservación de los polinizadores, conforme al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

Los polinizadores son proveedores de uno de los servicios ecosistémicos más importantes y esenciales para la humanidad: La polinización. Las investigaciones señalan que cerca del 90% de las 250,000 plantas con flor existentes son polinizadas por animales, como vertebrados, especialmente aves y mamíferos e insectos [*]. La polinización nos permite contar con una gran variedad de alimentos y dichos polinizadores son sin duda, aliados para lograr y mantener la soberanía alimentaria, ya que sin la polinización, estas plantas de las cuales dependemos, desaparecerían.

Las abejas, las aves y los murciélagos, si bien no son los únicos polinizadores, inciden sobre el 35% de la producción agrícola mundial, aumentando el rendimiento de 87 de los principales cultivos de todo el mundo, así como de numerosas medicinas de origen vegetal [*].

Se estima que la ganancia económica mundial por la producción agrícola dependiente de polinizadores, oscila entre 60 y 125 billones de dólares, lo cual representa, sin duda, la gran importancia y beneficios que estos servicios naturales nos proveen y que podrían aumentar si reconocemos, manejamos, conservamos y aprovechamos de manera sustentable a los polinizadores [*].

En el proceso de polinización los animales colectan el polen (gameto masculino) producido por las plantas, lo transportan hacia partes femeninas de la flor y fecundan los óvulos, produciéndose así las semillas y los frutos.

De tal manera que, la polinización es un fenómeno crucial que depende en gran medida de la simbiosis entre especies, la polinizada y la polinizadora, ya que ambas salen beneficiadas y se complementan [*].

Además de lo anterior, la polinización es vital para la producción de alimentos y los medios de vida de los seres humanos, y relaciona directamente los ecosistemas silvestres con los sistemas de producción agrícola.

A pesar de la gran importancia que este fenómeno tiene en nuestras vidas, cabe destacar que la actividad humana, basada en el supuesto de que la polinización es un servicio ecológico gratuito y abundante, ha sometido a una gran presión a los polinizadores mediante el aumento de su demanda y la destrucción de su hábitat. Según información de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la horticultura se ha expandido rápidamente a lo largo de las últimas décadas, mientras que el paisaje se ha uniformizado a causa de la agricultura intensiva. La falta de polinización ha aumentado la sensibilización acerca del valor de este servicio y de los requerimientos de su ordenación. La polinización eficaz requiere recursos, tales como refugios de vegetación natural prístina. Allí donde tales refugios han disminuido o se han perdido, los polinizadores empiezan a escasear y será necesario aplicar prácticas de ordenación adaptativas para mantener la producción alimentaria [*].

La importancia de cuidar, conservar y monitorear la riqueza, abundancia y permanencia de las especies animales polinizadoras radica en que, se estima que sin los polinizadores, no se podría tener 1 de cada 3 bocados de comida que se consumen [*].

Entre los cultivos importantes en México que requieren polinizadores, están el frijol, el chile, el tomate, el jitomate, las calabacitas, las ciruelas, los mangos, las manzanas, el café, el cacao para producir chocolate, la vainilla, etc. Además, cultivos como la alfalfa, del que depende gran parte de la producción de carne de ganado, necesitan polinizadores para producir semillas.

Algunos de los factores que provocan la pérdida de los polinizadores, y/o ponen en riesgo sus poblaciones, son: La deforestación, la fragmentación, la agricultura, el uso inapropiado de pesticidas, herbicidas e insecticidas, el pastoreo, la competencia entre especies, el desplazamiento por especies introducidas, presencia de patógenos y el cambio climático [*].

Quiero recalcar que los servicios ecosistémicos representan una gran cantidad de beneficios que la naturaleza aporta y hacen posible la vida humana, por ejemplo, al proporcionar alimentos nutritivos y agua limpia; al regular las enfermedades y el clima, al apoyar la polinización de los cultivos y la formación de suelos, y al ofrecer beneficios recreativos, culturales y espirituales. Como lo menciona la FAO en su reporte sobre servicios ecosistémicos y biodiversidad, que si bien se estima que estos bienes tienen un valor de hasta 125 billones de dólares, no reciben la atención adecuada en las políticas y las normativas económicas, lo que significa que no se invierte lo suficiente en su protección y ordenación.

Debemos entonces comprender y reaccionar, bajo el criterio de que los cambios en la biodiversidad, en donde están incluidos los polinizadores, pueden influir en el suministro de servicios ecosistémicos. La biodiversidad, al igual que los servicios ecosistémicos, ha de protegerse y gestionarse de forma sostenible.

La agricultura, la ganadería, la actividad forestal y la pesca se benefician de los servicios ecosistémicos y, a su vez, los proporcionan. No obstante, es necesario considerar que los efectos que estos sectores producen en los servicios ecosistémicos pueden ser positivos o negativos [*].

Se sabe que los ecosistemas proporcionan cuatro tipos de servicios al mundo:

  1. Servicios de abastecimiento: son beneficios materiales que las personas obtienen de los ecosistemas, por ejemplo, el suministro de alimentos, agua, fibras, madera y combustibles.  
  2. Servicios de regulación: Son los beneficios obtenidos de la regulación de los procesos ecosistémicos, por ejemplo, la regulación de la calidad del aire y la fertilidad de los suelos, el control de las inundaciones y las enfermedades y la polinización de los cultivos.  
  3. Servicios de apoyo: Son necesarios para la producción de todos los demás servicios ecosistémicos, por ejemplo, ofreciendo espacios en los que viven las plantas y los animales, permitiendo la diversidad de especies y manteniendo la diversidad genética.  
  4. Servicios culturales: son los beneficios materiales que las personas obtienen de los ecosistemas, por ejemplo, la fuente de inspiración para las manifestaciones estéticas y las obras de ingeniería, la identidad cultural y el bienestar espiritual.  

En México, la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad(CONABIO) reporta que hay 316 especies de plantas que se cultivan de manera cotidiana, de las cuales 286 se destinan para la alimentación y 80 como insumos para la industria, la vivienda o como especies ornamentales; el 90% depende de un polinizador para su producción. Por su parte, investigadores de la UNAM identificaron 345 especies de plantas comestibles aprovechadas, donde el 86% dependen de la polinización y estimaron el valor de la polinización en  43 mil millones de pesos [*]. Lo anterior representa, primero una evidencia que incita a poner mayor atención y compromiso a la conservación de los polinizadores, a través de políticas públicas eficaces y segundo, una oportunidad que puede incrementar los beneficios económicos y sociales que de este proceso derivan.

Muchos de los productos que consumimos, con gran relevancia cultural, social y económica, existen gracias a uno o un grupo de polinizadores específicos. La polinización del agave es un ejemplo que pone en evidencia la importancia de los polinizadores, ya que, en este caso, para que el agave pueda llevar a cabo su reproducción sexual, las plantas del género agave requieren la visita de murciélagos, principalmente, ayudados por algunos colibríes, aves percheras y otros insectos. Algunas variedades de esta planta como el agave azul (Agave tequilana), se emplean para la producción de tequila, otras para agua miel, pulque y mezcal, y otras más para fibras naturales, como el henequén (Agave foucroides y A. sisalana). De las plantas que se usan para la alimentación, los humanos consumen el fruto o la semilla de 171 especies y para el 12% es esencial la polinización, es decir, de no existir los polinizadores, no se obtendrían los frutos o las semillas.

Sin polinizadores como el murciélago magueyero menor (Leptonycterisyerbabuenae), la producción de semillas de los agaves se reduce hasta 3000% de su tasa normal [*].

Hay muchos ejemplos de plantas que dependen fuertemente de los polinizadores para su reproducción. Un ejemplo bien conocido son las cactáceas columnares, plantas con una gran importancia social, económica y ecológica de México. En la región central del país, en las zonas áridas y semiáridas de la Cuenca del Balsas, se encuentra el centro de origen, diversidad y abundancia de estas plantas. La distribución de muchas especies se limita a esta zona, por lo que se les denomina endémicas. Se ha estudiado con detalle la reproducción de estas plantas concluyendo que son autoincompatibles y dependen de los murciélagos para formar frutos y semillas. Otros animales, incluidos los colibríes e insectos diurnos, desempeñan un papel variable entre las especies, pero los murciélagos son sus polinizadores principales. En ésta y otras regiones de México la creencia de que todos los murciélagos son vampiros ha provocado que en muchas comunidades las cuevas se destruyan para erradicarlos. Se ha trabajado para promover la importancia de estos animales y señalar las diferencias entre vampiros y otros murciélagos de hábitos alimentarios diferentes. La conservación de los murciélagos nectarívoros (Leptonycterisyerbabuenae, L. nivalis y Choeronycteris mexicana) es primordial para resguardar los bosques de cactáceas columnares y con ellos los paisajes áridos y semiáridos tan comunes en el centro de México.

La información anterior, nos expresa que, son muchas las especies, dentro de las que se encuentran los murciélagos como Leptonyctrisyerbabuenae; los colibríes como Celasphorusplatycercus; abejorros como Bombusternarius e incluso abejas de uso controlado como Meliponafasciculata, entre otras tantas que requieren mecanismos especiales y urgentes de monitoreo, restauración y conservación de sus poblaciones, así como el aseguramiento de su abundancia [*].

Cabe destacar que, desde que se celebró la 5ª Conferencia de las Partes del Convenio sobre Diversidad Biológica, en la ciudad de Nairobi, en el año 2000, México y otros países miembros, firmaron la Iniciativa Internacional para la Conservación y Uso Sostenible de los Polinizadores, como una iniciativa transversal en el marco de su labor sobre la biodiversidad agrícola.

De igual forma, en diciembre del 2016, la ciudad de Cancún fue sede de la 13ª Conferencia de las Partes del mismo Convenio sobre Diversidad Biológica. De dicha cumbre, surgió la Declaración de Cancún Sobre Integración de la Conservación y la Utilización Sostenible de la Biodiversidad para el Bienestar, se estableció la orientación para la integración de la conservación y la utilización sostenible de la biodiversidad en los sectores agrícola, forestal, pesquero y del turismo, en lo que respecta a Agricultura, cultivos y ganadería, se estableció en el punto 6 que es necesaria la Gestión efectiva y conservación de los polinizadores.

En el mismo tenor, el Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020 y las Metas de Aichi, de Convenio sobre Diversidad Biológica, establece en su Objetivo estratégico C, estrategia 11 que para 2020 , al menos el 17% de las zonas terrestres y de aguas continentales y el 10% de las zonas marinas y costeras con importancia para proveer los servicios ecosistémicos deberán ser conservados por diversos instrumentos de política ambiental, como las áreas naturales protegidas y los corredores biológicos. El objetivo estratégico D plantea aumentar los beneficios de la diversidad biológica y los servicios de los ecosistemas para todos, además establece en su estrategia 20, que para 2020, se han de restaurar y salvaguardar los ecosistemas que proporcionan servicios esenciales, incluidos servicios relacionados con el agua, y que contribuyen a la salud, los medios de vida y el bienestar, tomando en cuenta las necesidades de las mujeres, las comunidades indígenas y locales y los pobres y vulnerables. Lo anterior entonces, representa un compromiso y responsabilidad para México [*].

Me permito también manifestar que México, en su Plan de Acción de la Estrategia Nacional Sobre Biodiversidad2016-2030 (ENSB), en el punto 3 que refiere al Uso y Manejo Sustentable y que pretende contribuir a las metas 3, 4, 6, 7, 11, 13, 16 y 18 de Aichi, así como a los Objetivos 1, 2, 3, 4, 6, 8, 10, 12, 13, 14 y 15 de Desarrollo Sostenible (ODS); establece en el punto 3.2.2. Incorporar la valoración de los servicios ecosistémicos dentro de las cadenas productivas y de valor, y de igual forma, pretende hacer estudios específicos sobre la importancia y estado general de los polinizadores, y otras especies críticas en los procesos ecológicos relacionados con las cadenas productivas, lo cual ya representa un reto y a la vez un compromiso que debe ser coordinado de manera conjunta, entre gobierno, sociedad y academia [*].

Así mismo, el Presidente de la República, ha incluido dentro de su Plan Nacional de Desarrollo, en el punto 4 que se refiere a México Próspero, la importancia de trabajar por conservar los servicios ecosistémicos, que en gran medida, como ya se ha descrito a lo largo del presente texto, dependen de los polinizadores [*].

Cabe destacar, que actualmente existen proyectos productivos que buscan ser compatibles con la biodiversidad, cuidar de los polinizadores y asegurar la producción del producto en cuestión. Tal es el caso del Proyecto BatFriendly Tequila y Mezcal. Éste proyecto, liderado por el Investigador Rodrigo Medellín del Instituto de Ecología de la UNAM, cantineros mexicanos y norteamericanos, un equipo multidisciplinario de la UNAM, así como del titular del Tequila Interchange Project-TIP David Suro, pretende promover la importancia de los métodos de producción responsables y tradicionales, del análisis de la trazabilidad y normatividad que impactan a la industria de los destilados de agave y de la preservación de los ecosistemas mexicanos y con ello defender al tequila y el mezcal, que son bebidas emblemáticas de los mexicanos, con ello protegen también el agave y a sus polinizadores [*].

Sin lugar a dudas, es imperativo tomar conciencia sobre los recursos naturales que poseemos los mexicanos, los servicios ecosistémicos que nos proveen y los organismos que los llevan a cabo. La conservación para lograr la viabilidad y permanencia de las poblaciones de los polinizadores y con ello contribuir a crecimiento económico y al desarrollo social, es un reto que debe asumirse de manera multidisciplinaria e intersectorial.

Por lo anteriormente expuesto, someto a la consideración de esta Soberanía la proposición siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO.- El Senado de la República exhorta respetuosamente a los Titulares de las Secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales, de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, así comode la Comisión Nacional de Áreas Protegidas a que, de manera coordinada y en el ámbito de sus competencias, de conformidad con lo que establece el Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020 y sus metas de Aichi, el Plan de Acción de la Estrategia Nacional sobre Biodiversidad 2016-2030, así como el Plan Nacional de Desarrollo, elaboren una investigación actualizada del valor económico estimado que generan los servicios ecosistémicos asociados a polinizadores en México, así como implementar un programa de manejo, monitoreo de riqueza y abundancia de especies y control especial, al menos para las siguientes especies:Leptonyctrisyerbabuenae; Celasphorusplatycercus; BombusternariusyMeliponafasciculata.

SEGUNDO.- El Senado de la República exhorta respetuosamente a los Titulares de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, a que de manera conjunta y en el ámbito de sus competencias, generen estímulos a la investigación que permita identificar, estudiar y conservar a los polinizadores desde artrópodos hasta mamíferos, implementando programas de conservación especiales y/o replicando modelos de producción compatibles con los polinizadores.

Dado el salón de sesiones a 22 de marzo de 2017.

Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván.

[*] Coro Arizmendi, M. 2009. La crisis de los polinizadores. CONABIO. Biodiversitas. 85:1-5. Consultado el 7 de marzo del 2017. Disponible en: http://www.biodiversidad.gob.mx/Biodiversitas/Articulos/biodiv85art1.pdf. 

[*] FAO. Polinizadores. Biodiversidad para un mundo sin hambre. Consultado el 7 de marzo de 2017. Disponible en: http://www.fao.org/biodiversity/componentes/polinizadores/es/.

[*] IPBES. 2016. Summary for policy makers of the assessment report of the Intergovernmental Science-policy Platform on Biodiversity and Ecosystem Services (IPBES) on Pollinators, Pollination and Food. Consultado el 7 de marzo de 2017. Disponible en: http://www.ipbes.net/sites/default/files/downloads/pdf/spm_deliverable_3a_pollination_20170222.pdf. 

[*] Coro Arizmendi, M. 2009. La crisis de los polinizadores. CONABIO. Biodiversitas. 85:1-5. Consultado el 7 de marzo del 2017. Disponible en: http://www.biodiversidad.gob.mx/Biodiversitas/Articulos/biodiv85art1.pdf.

[*] FAO. Polinizadores. Biodiversidad para un mundo sin hambre. Consultado el 7 de marzo de 2017. Disponible en: http://www.fao.org/biodiversity/componentes/polinizadores/es/.

[*]IPBES. 2016. Summary for policy makers of the assessment report of the Intergovernmental Science-policy Platform on Biodiversity and Ecosystem Services (IPBES) on Pollinators, Pollination and Food. Consultado el 7 de marzo de 2017. Disponible en: http://www.ipbes.net/sites/default/files/downloads/pdf/spm_deliverable_3a_pollination_20170222.pdf.

[*] INEEC. 2009. La importancia de la polinización para el bienestar humano. Paula Sosenski y César Domínguez. Instituto de Ecología, UNAM. Consultado el 8 de marzo de 2017. Disponible en; http://www.inecc.gob.mx/descargas/con_eco/2009_sem_ser_amb_pres_09_psosenski.pdf. 

[*] FAO. 2017. Servicios Ecosistémicos y Biodiversidad. Consultado el 8 de marzo de 2017. Disponible en: http://www.fao.org/ecosystem-services-biodiversity/es/. 

[*] SAGARPA. 2015. Coordinación Nacional de Ganadería. Notiabeja. Consultado el 8 de marzo de 2017. Disponible en: http://www.sagarpa.gob.mx/ganaderia/Documents/2015/APICULTURA/Notiabj%202015-1.pdf. 

[*] Coro Arizmendi, M. 2009. La crisis de los polinizadores. CONABIO. Biodiversitas. 85:1-5. Consultado el 7 de marzo del 2017. Disponible en: http://www.biodiversidad.gob.mx/Biodiversitas/Articulos/biodiv85art1.pdf.

[*]IPBES. 2016. Summary for policy makers of the assessment report of the Intergovernmental Science-policy Platform on Biodiversity and Ecosystem Services (IPBES) on Pollinators, Pollination and Food. Consultado el 7 de marzo de 2017. Disponible en: http://www.ipbes.net/sites/default/files/downloads/pdf/spm_deliverable_3a_pollination_20170222.pdf.

[*] PNUMA-CBD. Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020 y las Metas de Aichi: “Viviendo en armonía con la naturaleza”. Consultado el 9 de marzo de 2017. Disponible en: https://www.cbd.int/doc/strategic-plan/2011-2020/Aichi-Targets-ES.pdf.

[*]Gobierno de la República. Estrategia Nacional Sobre Bidiversidad de México y Plan de Acción 2016-2030. Consultado el 9 de marzo de 2017. Disponible en: http://www.biodiversidad.gob.mx/pais/pdf/ENBIOMEX_baja.pdf. 

[*] Gobierno de la República. Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018. Consultado el 9 de marzo de 2017. Disponible en: http://www.sev.gob.mx/educacion-tecnologica/files/2013/05/PND_2013_2018.pdf. 

[*] SEMARNAT. 2016. Investigadores promueven proyecto amigable con los murciélagos. BatFriendly Tequila and Mezcal Project. Consultado el 9 de marzo de 2017. Disponible en: http://www.gob.mx/semarnat/articulos/investigadores-promueven-tequila-amigable-con-los-murcielagos. 

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=69811