Senado de la República.
LXIII Legislatura, Segundo Año de Ejercicio.
Miércoles 23 de agosto de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Martes 14 de Marzo de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-100/69684
Martes 14 de Marzo de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-100/69684

Del Sen. Armando Ríos Piter, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con proyecto de decreto por el que se reforman los artículos 94, 97, 99 y 100 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

SE TURNÓ A LAS COMISIONES UNIDAS DE PUNTOS CONSTITUCIONALES; DE JUSTICIA Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS, SEGUNDA.

Sen. Armando
Ríos Piter
Sin Grupo

El suscrito Armando Ríos Piter, senadorpor el estado de Guerrero a la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión, en ejercicio de la facultad que me confieren los artículos 71, fracción II, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y 8, numeral 1, fracción Idel Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta Soberanía la siguiente INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE Se reforman los artículos 94, 97, 99 y 100 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de integración y funciones del consejo de la judicatura federal, de conformidad con la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El Poder Judicial de la Federación, como uno de los depositarios del poder público, originado en pueblo, tiene establecidas funciones que determinan y limitan su actuar, estas bases constitucionales persiguen el fin último de la justicia, otorgándola a quienes viendo vulnerados sus derechos acuden al juez para que sea éste quien la imparta.

Siendo su función esencial resolver las controversias frente a particulares e incluso frente al poder mismo, objetivando el derecho, requiere una clara determinación de las instituciones y procedimientos para cumplir su trascendente función; requiere también, como todo poder público, un sistema de pesos o contrapesos que prevenga excesos y mantenga vigentes los principios de imparcialidad, certeza y legalidad que deben caracterizar sus resoluciones.

En este contexto, el diseño institucional mexicano establece distintos órganos con jerarquías y funciones delimitadas, siendo éstos, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, como órgano máximo de Autoridad y titular colegiado del Poder Judicial, los tribunales de circuito –colegiados y unitarios, los juzgados de distrito, el Tribunal Electoral y el Consejo de la Judicatura Federal, correspondiendo a este último funciones de administración, vigilancia y disciplina, concretamente, la determinación de los circuitos y sus ámbitos material y territorial de competencia; el nombramiento de los juzgadores, hasta el nivel de jueces y magistrados, y la averiguación de las conductas de los jueces y magistrados, imponiendo en su caso las sanciones que correspondan. En relación a su función disciplinaria, sus resoluciones son definitivas e inatacables, siendo la única excepción la revisión que la Suprema Corte haga sobre su apego a la Ley Orgánica.

El Consejo de la Judicatura Federal fue creado en virtud de la reforma publicada el 31 de diciembre de 1994 en el Diario Oficial de la Federación, reforma integral al Poder Judicial Federal y a la jurisdicción constitucional que entre otros aspectos retoma del plano comparado el esquema de organización, administración y disciplina basada en un Consejo de la Judicatura.

Ahora bien, el Consejo de la Judicatura Federal padece, a juicio de diversos especialistas en Derecho, de un diseño que limita su plena independencia, al establecer como su presidente al de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y al excluir a ese máximo órgano del alcance de su función disciplinaria.

Así las cosas, esta iniciativa plantea excluir como presidente del Consejo al titular de la Suprema Corte, a efecto de robustecer su independencia y dotarlo de la autonomía que requiere su función disciplinaria. En congruencia, se propone también que los servidores públicos adscritos a ese máximo órgano, que según el texto constitucional actual, no se limita a los ministros, sino a cualquier funcionario adscrito a esa institución; sean sujetos de responsabilidad por el órgano constitucionalmente diseñado al efecto.

Lo anterior, permitirá someter a todos los integrantes del Poder Judicial Federal al mismo esquema de responsabilidades, unificando criterios, procedimientos y reglas lo que redunda en beneficios a la independencia e imparcialidad de este último.

Sin embargo y consciente de que sería un exceso facultar al Consejo de la Judicatura a remover de su encargo a un Ministro, se propone que cuando derivado de sus investigaciones concluya que esa debe ser la sanción, el expediente se turne a las Cámaras del Congreso de la Unión para que mediante Juicio Político o declaración de procedencia, según corresponda, sea el poder constituido y facultado al efecto, el que resuelva sobre su procedencia.

Así mismo, esto permite al Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, consagrarse por entero a la función jurisdiccional inherente a su encargo. Su alta investidura lo exige.

Concluyo señalando que todo Estado democrático y de derecho se maneja con una premisa indiscutible: la rendición de cuentas, en México no debe haber órgano ni persona irresponsable y ello, por supuesto incluye a los tribunales y a la propia Suprema Corte.

En síntesis la  iniciativa plantea excluir como presidente del Consejo de la Judicatura Federal al titular de la Suprema Corte, a efecto de robustecer su independencia y dotarlo de la autonomía que requiere su función disciplinaria:

  • Se propone también que los servidores públicos adscritos a ese máximo órgano, que según el texto constitucional actual, no se limita a los ministros, sino a cualquier funcionario adscrito a esa institución; sean sujetos de responsabilidad por el órgano constitucionalmente diseñado al efecto. 
  • Se busca es someter a todos los integrantes del Poder Judicial Federal al mismo esquema de responsabilidades, unificando criterios, procedimientos y reglas lo que redunda en beneficios a la independencia e imparcialidad de este último. 
  • En caso que el Consejo de la Judicatura Federal identifique un hecho u acto que amerite la remoción de un Ministro de la Corte, el expediente se turne a las Cámaras del Congreso de la Unión para que mediante Juicio Político o declaración de procedencia, según corresponda, sea el poder constituido y facultado al efecto, el que resuelva sobre su procedencia.  

Esta iniciativa, forma parte de los compromisos asumidos dentro de la creación del Sistema Nacional Anticorrupción, y en su justa dimensión representa un gran paso en el fortalecimiento del derecho al debido proceso de todos los integrantes del Poder Judicial Federal, así como la independencia, particularmente en cuanto a sus resoluciones, de su órgano de vigilancia, el pluricitado Consejo de la Judicatura Federal. En ese sentido sus determinaciones son inatacables, por supuesto, siempre y cuando estén referidas al ejercicio de las facultades que son constitucional y legalmente conferidas.

Por lo anteriormente expuesto y con fundamento en lo dispuesto en al artículo 135 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, respecto de la facultad específica para realizar reformas constitucionales, someto a la consideración del pleno del Senado de la República la siguiente iniciativa con proyecto de:

DECRETO POR EL QUE Se reforman los artículos 94, 97, 99 y 100 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de integración y funciones del consejo de la judicatura federal.

ARTÍCULO ÚNICO: Se reforman los artículos 94, en su párrafo segundo y duodécimo; 97 en su párrafo segundo; 99 en su párrafo décimo, y 100 en su párrafo segundo y quinto, todos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,para quedar como sigue:

Artículo 94. (…)

La administración, vigilancia y disciplina del Poder Judicial de la Federación, con excepción de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, estarán a cargo del Consejo de la Judicatura Federal en los términos que, conforme a las bases que señala esta Constitución, establezcan las leyes.

(…)

(…)

(…)

(…)

(…)

(…)

(…)

(…)

(…)

Los Ministros de la Suprema Corte de Justicia durarán en su encargo quince años y sólo podrán ser removidos del mismo en los términos del Título Cuarto de esta Constitución y, al vencimiento de su periodo, tendrán derecho a un haber por retiro.El Consejo de la Judicatura Federal podrá imponer a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación las sanciones a que se hagan acreedores por sus conductas, pero su destitución sólo podrá ser solicitada observando lo dispuesto en los artículos 110 y 111 de esta Constitución, según corresponda, remitiendo al órgano competente del Congreso de la Unión los expedientes de sus investigaciones.

(…)

Artículo 97.(…)

Sin perjuicio del ejercicio oficioso de sus funciones investigadoras, la Suprema Corte de Justicia de la Nación podrá solicitar al Consejo de la Judicatura Federal que averigüe la conducta de algún juez o magistrado federal.

(…)

(…)

(…)

(…)

(…)

(…)

(…)

Artículo 99.(…)

(…)

(…)

(…)

I. a X. (…)

(…)

(…)

(…)

(…)

(…)

La administración, vigilancia y disciplina en el Tribunal Electoral corresponderán, en los términos que señale la ley, a una Comisión del Consejo de la Judicatura Federal, que se integrará por el Presidente del Tribunal Electoral,quien la presidirá; un Magistrado Electoral de la Sala Superior designado por insaculación; y tres miembros del Consejo de la Judicatura Federal. El Tribunal propondrá su presupuesto al Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para su inclusión en el proyecto de Presupuesto del Poder Judicial de la Federación. Asimismo, el Tribunal expedirá su Reglamento Interno y los acuerdos generales para su adecuado funcionamiento.

(…)

(…)

(…)

(…)

(…)

Artículo 100. (…)

El Consejo se integrará por siete miembros de los cuales, uno será el Presidente de la Suprema Corte de Justicia, quien también lo será del Consejo; trescuatro Consejeros designados por el Pleno de la Corte, por mayoría de cuando menos ocho votos, de entre los Magistrados de Circuito y Jueces de Distrito; dos Consejeros designados por el Senado, y uno por el Presidente de la República.

(…)

(…)

Los Consejeros durarán cinco años en su cargo, serán substituidos de manera escalonada, y no podrán ser nombrados para un nuevo período.

(…)

(…)

(…)

(…)

(…)

TRANSITORIOS

Artículo Primero. El presente decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Artículo Segundo.El Congreso de la Unión deberá realizar las adecuaciones a la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación dentro de los 180 días siguientes a la entrada en vigor del presente decreto.”

SUSCRIBE,

Armando Ríos Piter

Dado en el Salón de Sesiones del Senado de la República

a los 14días del mes de marzo del año 2017.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=69684