Senado de la República.
LXIII Legislatura, Segundo Año de Ejercicio.
Domingo 28 de mayo de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Martes 14 de Marzo de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-100/69635
Martes 14 de Marzo de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-100/69635

Del Sen. David Monreal Ávila, del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, con proyecto de decreto por el que se reforman los artículos 3, 3 Bis y 4 de la Ley del Instituto Mexicano de la Juventud.

SE TURNÓ A LAS COMISIONES UNIDAS DE JUVENTUD Y DEPORTE Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS, SEGUNDA.

Sen. David
Monreal Ávila

DAVID MONREAL ÁVILA, Senador de la República, integrante de la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 71, fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y 55 fracción II, del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, someto a la consideración de esta Honorable Soberanía la siguiente INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE REFORMAN LOS ARTÍCULOS 3, 3 BIS Y 4 DE LA LEY DEL INSTITUTO MEXICANO DE LA JUVENTUD, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La diversidad de ideas es una de las características que enriquecen al desarrollo de la colectividad. A nivel nacional puede y debe generarse un panorama para que se exterioricen las múltiples formas de expresión que al día de hoy han surgido para hacer la diferencia, en este sentido la juventud juega un papel fundamental como artífice de esta valiosa y compleja tarea.

Históricamente la población joven se ha visto en la necesidad de buscar espacios y formas de expresión múltiples, ha tenido que lidiar con las limitantes que en algún momento fueron impuestas y que transgredían flagrantemente su libertad de expresión. Actualmente, gran parte de todos esos límites al ejercicio de sus derechos fundamentales se han difuminado gracias a la entereza, pasión y determinación con las que se han manejado los jóvenes mexicanos, quienes, generación tras generación han demostrado que sus ideas tienen fundamentos dignos de ser parte en la agenda pública del desarrollo nacional.

Es indispensable la participación de todos los sectores de la sociedad en la planeación y aplicación de las políticas y programas sociales, pues “el acercamiento de los administrados con la administración pública va acotando aún más el actuar arbitrario y discrecional de esta última por medio de mecanismos que permiten la participación de todos los grupos sociales en el debate de los temas que pueden afectar sus bienes, derechos y/o intereses”. [*] En este sentido, los jóvenes como grupo social exigen la instrumentación de su participación en los planteamientos que haga la administración pública en el marco de sus funciones, los cuales tienen que apegarse al contexto que rija la dinámica del país.

México tiene una población joven que bien merece la protección de sus derechos a travésde las normas nacionales así como por los instrumentos internacionales que el Estado Mexicano es parte, no obstante, es momento de dar un paso firme hacia la materialización fiel de esos derechos con la finalidad de crear una plena percepción social de que la capacidad, creatividad y el entusiasmo son características esenciales de la juventud mexicana.

Aproximadamente en México hay 37 millones 504 mil 392 jóvenes de entre 12 a 29 años de edad, los cuales representan el 31.4% de la población total del país. [*]Con base en estas cifras, cabe la posibilidad de afirmar que la participación de este sector es fundamental para la toma de decisiones, desde sus distintas vertientes, que fijan el rumbo en la construcción de un Estado democrático.

El impulso a programas especiales orientados a mejorar las condiciones de vida y educación de los jóvenes es solo una parte para la protección y procuración integral de sus derechos, es tiempo de que el ejercicio efectivo se dé en un plano previamente establecido para escuchar, canalizar e impulsar las ideas innovadoras producto de la valiosa comunidad joven. Hoy más que nunca cobra relevancia la perspectiva fresca y realista que este sector ofrece en el diseño de las políticas y programas, no solo en los dirigidos a jóvenes, sino también en los de amplio alcance que benefician a la sociedad en su conjunto.

Las formas de cohesión social en su más amplio sentido tienen su origen en un sector caracterizado por proponer, escuchar y hacerse escuchar, es decir, en la comunidad joven. Las modalidades para enfocar toda esa energía positivamente tienen que ir de la mano de las instituciones y autoridades, las cuales en el ámbito de sus respectivas atribuciones, deben mostrar su disposición para trabajar las ideas, proyectos y puntos de vista de los jóvenes luchan por mejorar su entorno.

Mucho se ha discutido respecto de la forma en que se emplea del término “juventud”, desde su utilización como edad social o biológica hasta su concepción como unidad, sector o comunidad. Sin embargo, para efectos de la presente exposición es viable adherirse a lo dispuesto por el artículo 2 de la Ley del Instituto Mexicano de la Juventud, la cual considera que la población joven a quien se dirige esa norma, es aquella cuya edad quede comprendida entre los 12 y 29 años. En este sentido, el propio entramado normativo nacional ha delimitado de igual manera hacia quiénes se impulsa la presente iniciativa.

De lo anterior, se puede inferir que hay una gran brecha entre las edades limites citadas con antelación, toda vez que evidentemente el punto de visita de una persona de 12 años es totalmente diferente al de una persona de 29 años de edad; sin embargo, esa multiplicidad de perspectivas es la que enriquece al propio sector, y la forma en que deba abordarse dando tratamiento a las propuestas de diversos temas los cuales tienen que plantearse a partir de una división en grupos de edad que compartan características comunes y una perspectiva de la sociedad acorde a su experiencia y entendimiento del entorno.

“Los jóvenes poseen perspectivas y opiniones importantes que a menudo no son escuchadas. La participación activa da poder a los jóvenes y puede jugar un papel vital en su propio desarrollo. Para aumentar la participación es necesario que haya una comprensión más colectiva y mejorada de lo que implica la participación de los jóvenes y cómo se puede hacer comprender por los niños y adolescentes”. [*]

La participación social a que se refiere la presente iniciativa no debe permanecer estática en la letra de la ley, sino que su inclusión tendrá efectos que incidan directamente en la forma en que los jóvenes se acercan a las autoridades e instituciones a proponer, evaluar o analizar alguna cuestión de su interés, en el ejercicio de un derecho legítimo por el simple hecho de formar parte de la sociedad. La participación social como concepto general tendrá que ceñirse a lo establecido actualmente por la Ley de Desarrollo Social vigente, la cual en el glosario contenido en su artículo tercero, la define como un derecho de las personas y organizaciones a intervenir e integrarse, individual o colectivamente en la formulación, ejecución y evaluación de las políticas, programas y acciones del desarrollo social.

La finalidad de lo anterior es que este grupo poblacional sea tomado en cuenta en las decisiones que se toman en materia de derechos sociales, pues como es lógico, se encuentran íntimamente relacionados con el desarrollo de la colectividad en su conjunto, por tanto, los incluye como un sector fundamental para ver materializados los fines de la protección a los derechos que un primer momento el Estado les garantiza.

A manera de ejemplo está la participación social en la educación, la cual ya está regulada en la Ley General de Educación, pero únicamente se encarga de promoverla en actividades que tengan por objeto fortalecer y elevar la calidad de la educación pública, así como ampliar la cobertura de los servicios educativos. Si de la misma manera se promoviera esta participación en todos los demás sectores, los jóvenes tendrían voz y expectativas claras respecto de lo que esperan de las autoridades e instituciones responsables en las materias a fortalecer.

En este sentido, es importante señalar que a nivel internacional es altamente valorada la juventud como sector de cambio social, pues en el marco del Día Internacional de la Juventud 2016, la Sra. Irina Bokova, Directora General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura(UNESCO), en su mensaje refirió que “los jóvenes no solo son nuestro futuro, también son nuestro presente. Nuestro planeta nunca ha sido tan joven, ya que en él viven 1.800 millones de jóvenes. Se trata de la generación más conectada, franca y abierta que ha habido en el mundo hasta ahora. Esos jóvenes son poderosos agentes de un cambio positivo, que es esencial para llevar adelante la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”. [*]

Asimismo, la Sra. Bokova también exhorto “a todos los Estados Miembros y asociados de la UNESCO a que apoyen sus iniciativas, les permitan expresar su opinión y les dejen realizarse para configurar juntos el futurode dignidad…”; [*]esta solicitud no puede quedarse en el plano retorico, pues de su correcta instrumentación dependerá el cumplimiento de los objetivos nacionales e internacionales.

Por tanto, y retomando el cauce de este tema en el ámbito nacional, el equilibrio de la participación social de la juventud deberá equiparse en cierto sentido a la participación ciudadana que se da en lo general respecto a las políticas sociales, un balance que parte de las premisas [*] siguientes:

  1. “La institucionalidad social puede favorecer o no la construcción de la ciudadanía. 
  2. La ciudadanía es un camino de doble vía. Por una parte, su desarrollo exige el reconocimiento y ampliación de los derechos sociales, así como el respeto de su diversidad. Por otra parte, el desarrollo de la ciudadanía exige reforzar la solidaridad como principio de organización social. 
  3. Para que los procesos de formación de las políticas sociales y los servicios sociales contribuyan a la construcción de la ciudadanía, no basta con que se produzcan más y mejores resultados, sino que es indispensable que éstos sean equitativos. Además, deben traducirse en un reforzamiento de la auto organización social. 
  4. La generación de estos tipos de resultados requiere que la construcción de la institucionalidad social se guíe por tres criterios: eficiencia, democracia y solidaridad. 
  5. La participación ciudadana puede contribuir a hacer presente los criterios dela eficiencia, la democracia y la solidaridad en las políticas sociales, a cuyos efectos las preguntas acerca de ¿quiénes?, ¿dónde?, ¿cómo? y ¿con qué recursos? Se ejerce la participación ciudadana, deben ser respondidas expresamente en función de esos criterios”. 

Por lo anteriormente citado, es importante trabajar para que las condiciones de los espacios de participación de la juventud se adecuen al grado de lograr consensos claros, los cuales darán origen a proyectos e iniciativas congruentes dignas del impulso institucional. Ahora bien, no basta solo con la apertura de estos escenarios, sino que además es indispensable que se fijen los objetivos base de la materialización de esas valiosas propuestas, pues tal como se ha aseverado en la presente exposición, en muchas ocasiones el país se ha cerrado a escuchar la opinión del sector que más reciente la actuación de las administraciones públicas en turno: las decisiones del presente, naturalmente, afectaran al futuro y los jóvenes tiene el legítimo derecho a ser parte de las mismas.

Precisamente la modificación a los preceptos de la Ley del Instituto Mexicano de la Juventud, busca:

  1. Que el IMJUVE en su calidad de organismo público descentralizado y principal estratega en el desarrollo de la juventud del país, tenga por objeto instrumentar los mecanismos de participación social para que los jóvenes se incorporen a la dinámica del desarrollo nacional, una tarea que requerirá de la coordinación de todos sus órganos de administración, quienes en el ámbito de sus atribuciones darán el respectivo cauce e impulso a las necesidades e inquietudes de los jóvenes. 
  2. En específico, que el IMJUVE en colaboración con la Secretaria de Desarrollo Social, encargada de garantizar el pleno ejercicio de los derechos sociales consagrados en la Constitución Federal, generen las condiciones de participación para que los jóvenes incidan activamente en las tareas de planeación y operación de las políticas sociales del país.
  3. Que para el cumplimiento de su objeto, el INJUVE tenga la atribución de recibir y canalizar las inquietudes de la juventud, a partir del acondicionamiento de medios idóneos tendientes a hacer efectiva su participación social en la vida y desarrollo nacional. 

Por tanto, la presente iniciativa hace hincapié en que los jóvenes como grupo social caracterizado por la innovación, energía y percepción realista de su entorno, debe ser valorado con justeza y tomado en cuenta en la mayor medida de lo posible en la dinámica nacional, toda vez que su participación guiará el rumbo de un Estado democrático caracterizado por actuar en legitima representatividad respecto de la toma de decisiones.

La política de desarrollo social de forma paulatina tendrá que mirar hacia los jóvenes, no solo como sujetos a quienes se dirigen sus acciones, sino también como una voz que demanda un país sabedor, receptor e impulsor de las propuestas de la sociedad.

Por lo antes expuesto, someto a consideración de esta Honorable Asamblea, la siguiente iniciativa con proyecto de:

DECRETO POR EL QUE SE REFORMAN LOS ARTÍCULOS 3, 3 BIS Y 4 DE LA LEY DEL INSTITUTO MEXICANO DE LA JUVENTUD

ARTÍCULO PRIMERO. Se reforman los artículos 3, 3 Bis y 4 de la Ley del Instituto Mexicano de la Juventud para quedar como siguen:

Artículo 3. El Instituto tendrá por objeto:

I…

II.Definir e instrumentar una política nacional de juventud, que permita incorporar plenamente a losjóvenes al desarrollo del país a través de mecanismos de participación social;

III a VII

Artículo 3 Bis. El Instituto en la definición e instrumentación de la política nacional de juventud a laque hace referencia la fracción II del artículo 3, deberá trabajar en colaboración con la Secretaría deDesarrollo Social, conforme los siguientes lineamientos:

I a II

III. Garantizar a los jóvenes el acceso y disfrute de oportunidades en condiciones de equidad a través de mecanismos que promuevan su participación.

Los jóvenes, por su condición humana particular, representan un potencial humano que los hace formadores de cambios sociales y actores estratégicos para el desarrollo de nuestra sociedad;

IV a VII

Artículo 4. Para el cumplimiento de su objeto el Instituto tendrá las siguientes atribuciones:

I a VII

VIII. Recibir y canalizar propuestas, sugerencias e inquietudes de la juventudpor medio de mecanismos departicipación social;

IX a XVI

ARTÍCULOS TRANSITORIOS

PRIMERO.-El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

SEGUNDO.-La Junta Directiva del Institutodeberá realizar las adecuaciones correspondientes a su normatividad en un plazo no mayor a 60 días naturales a partir de la vigencia de este Decreto.

TEXTO VIGENTE

TEXTO PROPUESTO

Artículo 3. El Instituto tendrá por objeto:

I…

II. Definir e instrumentar una política nacional de juventud, que permita incorporar plenamente a losjóvenes al desarrollo del país;

III a VII

Artículo 3. El Instituto tendrá por objeto:

I…

II. Definir e instrumentar una política nacional de juventud, que permita incorporar plenamente a losjóvenes al desarrollo del país a través de mecanismos de participación social;

III a VII

Artículo 3 Bis. El Instituto en la definición e instrumentación de la política nacional de juventud a la que hace referencia la fracción II del artículo 3, deberá trabajar en colaboración con la Secretaría de Desarrollo Social, conforme los siguientes lineamientos:

Ia II…

III. Garantizar a los jóvenes el acceso y disfrute de oportunidades en condiciones de equidad.

IV a VII…

Artículo 3 Bis. El Instituto en la definición e instrumentación de la política nacional de juventud a laque hace referencia la fracción II del artículo 3, deberá trabajar en colaboración con la Secretaría deDesarrollo Social, conforme los siguientes lineamientos:

I a II…

III. Garantizar a los jóvenes el acceso y disfrute de oportunidades en condiciones de equidad a través de mecanismos que promuevan su participación.

IV a VII…

Artículo 4. Para el cumplimiento de su objeto el Instituto tendrá las siguientes atribuciones:

I a VII…

VIII. Recibir y canalizar propuestas, sugerencias e inquietudes de la juventud;

IX a XVI…

Artículo 4. Para el cumplimiento de su objeto el Instituto tendrá las siguientes atribuciones:

I a VII…

VIII. Recibir y canalizar propuestas, sugerencias e inquietudes de la juventud por medio de mecanismos departicipación social;

IX a XVI…

Dado en el salón de sesiones del Senado de la República a los 9 días del mes de marzo de 2017.


[*]López Olvera, Miguel Alejandro, Participación ciudadana y acceso a la información pública. Véase el artículo en referencia en Derecho de la información: culturas y sistemas jurídicos comparados, Ernesto Villanueva, (coordinador), México: Universidad Nacional Autónoma de México, 2007. Libro electrónico disponible en: https://biblio.juridicas.unam.mx/bjv/detalle-libro/2404-derecho-de-la-informacion-culturas-y-sistemas-juridicos-comparados

[*]Datos consultados en el artículo ¿Cuántos jóvenes hay en México?, publicado en gob.mx el 25 de julio de 2016. Disponible en: https://www.gob.mx/gobmx/articulos/cuantos-jovenes-hay-en-mexico

[*]Organización n delas Naciones Unidad, Departamento de Asuntos económicos y sociales, Participación activa de la juventud para el futuro, 13 de abril 2011, Nueva York. Articulo disponible en: http://www.un.org/es/development/desa/news/social/youth-participation.html

[*]Véase el Mensaje de la Sra. Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, con motivo del Día Internacional de la Juventud, 12 de agosto de 2016. Disponible en: http://www.unesco.org/new/es/unesco/events/prizes-and-celebrations/celebrations/international-days/international-youth-day/

[*]Ídem

[*]Cunil Grau, Nuria,Balance de la participación ciudadana en las políticas sociales. Propuestade un marco analítico. Texto contenido enParticipaciónCiudadanay Políticas Socialesdel Ámbito Local, Alicia Ziccardi, (coordinadora), México: Universidad Nacional Autónoma de México, 2004. Libro electrónico disponible en: http://ru.iis.sociales.unam.mx/jspui/bitstream/IIS/4420/1/Participacion%20ciudadana%20y%20politicas%20sociales%20en%20el%20ambito%20local.pdf

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=69635