Senado de la República.
LXIII Legislatura, Segundo Año de Ejercicio.
Lunes 22 de mayo de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Martes 14 de Marzo de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-100/69630
Martes 14 de Marzo de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-100/69630

Del Sen. Miguel Romo Medina, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con punto de acuerdo que exhorta a la Secretaría de Salud y a las dependencias encargadas de la salud en las entidades federativas a intensificar las campañas informativas sobre salud mental para niñas, niños y adolescentes.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE SALUD.

Sen. Miguel
Romo Medina

El que suscribe, MIGUEL ROMO MEDINA, Senador de la República de la LXIII Legislatura e integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 67 numeral 1 inciso b) de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, así como en lo dispuesto por los artículos 8, numeral 1, fracción II, y el artículo 276 del Reglamento del Senado de la República, somete a la consideración del Pleno de esta Soberanía el presentePunto de Acuerdo por el que se  exhorta respetuosamente a la Secretaria de Salud y a las dependencias encargadas de la salud en las entidades federativas, a intensificar las campañas informativas sobre salud mental para niñas, niños y adolescentesal tenor de los siguientes:

ANTECEDENTES

La ansiedad y la depresión en niños y jóvenesse manifiesta actualmente en niveles nunca antes vistos. Según el estudio Trastornos psiquiátricos en México: prevalencia a lo largo de la vida en una muestra representativa nacionalmente [*] , en México, una de cada cuatro personas ha presentado al menos un trastorno mental siendo la depresión la segunda más común. 

Si bien es cierto que los trastornos de ansiedad y la depresión se manifiestan de formarecurrente en la sociedad en general, en la actualidad impera el desconocimiento en relación al diagnóstico y tratamiento adecuado de los mismos.  Según el Dr. Edilberto Peña de León, director de Investigación del Instituto de Neurociencias, Investigación y Desarrollo Emocional, al menos 14.3 por ciento de los mexicanos padece trastornos de ansiedad generalizada, que es la enfermedad de salud mental más común en el país, y le siguen los males del afecto, tales como la depresión y las adicciones, ambas en un porcentaje de 9 por ciento [*] .

Bajo el mismo tenor, según datos de la Secretaría de Salud, entre 15 y 20 por ciento de los jóvenes en México padecen un trastorno afectivo como depresión o ansiedad; causados por variación en los genes y en mayor medida por factores estresantes tales como la pobreza, violencia y acoso escolar [*] . Los datos presentados arrojan que, de esos porcentajes de jóvenes con trastornos afectivos, la mayoría tarda entre cuatro y 10 años en buscar ayuda profesional para controlar el padecimiento [*] .

Podemos definir a los trastornos de ansiedad como una enfermedad que tiene como síntoma central una ansiedad intensa, desproporcionada, persistente y que afecta varias áreas de la vida cotidiana de quien la padece, a tal grado que le dificulta o incapacita para estudiar, trabajar, convivir con su familia o amigos [*] . Según la Guía clínica para los trastornos de ansiedad en niños y adolescentes [*] del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, los síntomas de la ansiedad están relacionados con alteraciones químicas en el cerebro, tienen un componente hereditario y con frecuencia son precipitados por estrés en el ambiente. Dichos trastornos se presentan muy comúnmente durante la edad pediátrica y son confundidos con comportamientos de la misma edad o productos de la voluntad del paciente. Asimismo, se hace especial énfasis en no auto diagnosticar a los menores con problemáticas “nerviosas” sin antes haber acudido a un especialista para que éste lo haga de manera correcta y pueda detectar el verdadero padecimiento del menor de edad en cuestión.

Otros trastornos mentales que son igualmente comunes durante la edad pediátrica son los “afectivos”, los cuales incluyen a lo que comúnmente llamamos depresión, trastorno de bipolaridad y la distimia. Se pueden definir como aquellos que tienen como característica principal una alteración del humor [*]

La depresión en adolescentes y niños, según el Instituto Nacional de Psiquiatría, es mucho más difícil de detectar que en jóvenes y adultos. Los síntomas más comunes en edad pediátrica son irritabilidad, incapacidad para disfrutar las cosas que les gustan, problemas para estar concentrados en comparación con el funcionamiento previo, fallas de atención, ideas de ser menos valioso que otros, aislamiento, disminución del rendimiento escolar, pérdida o aumento notable del apetito, alteraciones de sueño y, cuando es grave, puede haber intentos de suicidio o síntomas de psicosis. En jóvenes, por lo regular la depresión se presenta de manera agresiva, con posibles pensamientos suicidas que, en una gran proporción de los casos, terminan consumándose. Cabe destacar que la gran mayoría de los jóvenes afectados por un cuadro depresivo severo, son estudiantes de nivel superior o desempleados. 

El ordenamiento jurídico mexicano es vasto referente a temas relacionados con la salud mental. El capítulo VII de la Ley General de Salud es un apartado especial dedicado exclusivamente a la salud mental. El artículo 73 del citado instrumento jurídico menciona las facultades de la Secretaría de Salud del Gobierno Federal, así como de los organismos encargados de la salud en las entidades federativas, referentes a la promoción de la salud mental y el tratamiento de los trastornos mentales.

“Artículo 73.- Para la promoción de la salud mental y la atención de las personas con trastornos mentales y del comportamiento, la Secretaría de Salud, las instituciones de salud y los gobiernos de las entidades federativas, en coordinación con las autoridades competentes en cada materia, fomentarán y apoyarán:

 I. El desarrollo de actividades educativas, socioculturales y recreativas con carácter permanente que contribuyan a la salud mental, preferentemente a grupos en situación de vulnerabilidad.

II. La difusión de las orientaciones para la promoción de la salud mental, así como el conocimiento y prevención de los trastornos mentales y del comportamiento;

 III. La realización de programas para la prevención y control del uso de substancias psicotrópicas, estupefacientes, inhalantes y otras substancias que puedan causar alteraciones mentales o dependencia;

 IV. Las acciones y campañas de promoción de los derechos de las personas con trastornos mentales y del comportamiento, así como de sensibilización para reducir el estigma y la discriminación, a fin de favorecer el acceso oportuno de la atención;

 V. La implementación estratégica y gradual de servicios de salud mental en establecimientos de la red del Sistema Nacional de Salud en todos sus niveles de atención, que permita abatir la brecha de atención

V Bis. La promoción de programas de atención, que consideren, entre otros, los hospitales de día, servicios de consulta externa, centros de día, casas de medio camino y talleres protegidos; 

VI. La investigación multidisciplinaria en materia de salud mental;

 VII. La participación de observadores externos para vigilar el pleno respeto de los derechos humanos de las personas con trastornos mentales y del comportamiento, que son atendidas en los establecimientos de la red del Sistema Nacional de Salud;

 VIII. La detección de los grupos poblacionales en riesgo de sufrir trastornos mentales y del comportamiento, preferentemente niñas, niños y adolescentes, y

 IX. Las demás acciones que directa o indirectamente contribuyan a la prevención, atención y fomento de la salud mental de la población.”

La Secretaría de Salud del Gobierno de la República tiene una constante campaña de actualización en materia de salud mental para médicos y profesionistas relacionados con el tema. A pesar de esto, no hay campañas enfocadas directamente al diagnóstico y tratamiento de este tipo de padecimientos dirigido a niñas, niños y adolescentes. Lo ocurrido en una escuela de la Ciudad de Monterrey a principios del año 2017, nos recuerda que no debemos pasar por alto estos trastornos que son completamente curables y que repercuten directamente en el desarrollo integral de nuestras niñas, niños y adolescentes.

Es importante mantener informadas a nuestras niñas, niños y adolescentes para que ellos mismos, o con ayuda de sus familiares, puedan superar y tratar estos padecimientos que, a la larga y con un tratamiento pertinente, son susceptibles de controlarse e incluso curarse.

Por lo anteriormente expuesto, someto a esta honorable asamblea el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO. -Se exhorta respetuosamente a la Secretaria de Salud y a las dependencias encargadas de la salud en las entidades federativas, a intensificar las campañas informativas sobre salud mental para niñas, niños y adolescentes.

ATENTAMENTE

SEN. MIGUEL ROMO MEDINA

Fuentes Consultadas:

  1. Wallace, K. (2014). DEPRESIÓN Y ANSIEDAD: LAS ENFERMEDADES SILENCIOSAS EN NIÑOS Y ADOLESCENTES. enero 17, 2016, de Expansión en alianza con CNN Sitio web: http://expansion.mx/salud/2014/08/14/depresion-y-ansiedad-las-enfermedades-silenciosas-en-ninos-y-adolescentes. 
  2. NOTIMEX. (2016). Ansiedad, enfermedad mental más común en México. enero 17, 2017, de La Jornada en línea Sitio web: http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2016/10/10/ansiedad-enfermedad-mental-mas-comun-en-mexico  
  3. Varela Huerta, I.. (2011). Entre 15 y 20% de los jóvenes sufren depresión o ansiedad: Xóchitl Duque. La Jornada, p. 44. 
  4. Cárdenas, M., Feria, M., Palacios, L. & De la Peña. F. (2010). Guía clínica para los trastornos de ansiedad en niños y adolescentes. México, DF: Instituto de Psiquiatría Ramón de la Fuente. 
  5. Pichot, P. (1995). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, p. 323. Barcelona: MASSON S.A  

[*] Wallace, K. . (2014). DEPRESIÓN Y ANSIEDAD: LAS ENFERMEDADES SILENCIOSAS EN NIÑOS Y ADOLESCENTES. enero 17, 2016, de Expansión en alianza con CNN Sitio web: http://expansion.mx/salud/2014/08/14/depresion-y-ansiedad-las-enfermedades-silenciosas-en-ninos-y-adolescentes

[*] NOTIMEX. (2016). Ansiedad, enfermedad mental más común en México. enero 17, 2017, de La Jornada en línea Sitio web: http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2016/10/10/ansiedad-enfermedad-mental-mas-comun-en-mexico

[*] Varela Huerta, I.. (2011). Entre 15 y 20% de los jóvenes sufren depresión o ansiedad: Xóchitl Duque. La Jornada, p. 44.

[*] Ídem p. 44

[*] Cardenas, M., Feria, M., Palacios, L. & De la Peña. F. (2010). Guía clínica para los trastornos de ansiedad en niños y adolescentes. México, DF: Instituto de Psiquiatría Ramón de la Fuente.

[*] Idem.

[*] Pichot, P. (1995). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, p. 323. Barcelona: MASSON S.A.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=69630