Senado de la República.
Sesión Plenaria.
Domingo 23 de abril de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Martes 7 de Marzo de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-95/69461
Martes 7 de Marzo de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-95/69461

Del Sen. David Monreal Ávila, del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, con punto de acuerdo que exhorta al Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad a coordinar la planeación y elaboración de un programa a nivel nacional que establezca un apoyo económico efectivo para las personas con discapacidad.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE ATENCIÓN A GRUPOS VULNERABLES.

Sen. David
Monreal Ávila

PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE EL SENADO DE LA REPÚBLICA EXHORTA RESPETUOSAMENTE AL CONSEJO NACIONAL PARA EL DESARROLLO Y LA INCLUSIÓN DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD, PARA QUE A TRAVÉS DEL TRABAJO EN CONJUNTO DE LOS INTEGRANTES DE SU JUNTA DE GOBIERNO, COORDINE LA PLANEACIÓN Y ELABORACIÓN DE UN PROGRAMA A NIVEL NACIONAL QUE ESTABLEZCA UN APOYO ECONÓMICO EFECTIVO PARA LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Senador DAVID MONREAL ÁVILA, integrante del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo en la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 8, fracción II del Reglamento del Senado de la República, presento ante esta Honorable Soberanía, proposición con Punto de Acuerdo, al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

Las carencias económicas que se viven en diversas partes de México se ven reflejadas en el cada vez mayor número de habitantes que se encuentran en situación de pobreza y pobreza extrema, situación que se ha convertido en uno de losprincipales problemas que el Estado mexicano tiene que enfrentar,pues de no hacerlo con una mayor eficiencia y rigor podría dar como consecuencia que exista un índice de vulnerabilidad social superior al existente hoy en día, ampliando de esta manera la brecha que demarca a los ricos de los más pobres.

Lamentablemente, las personas que padecen de alguna discapacidad, son quienes por su condición y limitación física, mental o sensorial, resienten en mayor medida los estragos de la pobreza. A sabiendas de lo antes mencionado, una persona con discapacidad es aquella que por razón congénita o adquirida presenta una o más deficiencias de carácter físico, mental, intelectual o sensorial, ya sea permanente o temporal y que al interactuar con las barreras que le impone el entorno social, pueda impedir su inclusión plena y efectiva, en igualdad de condiciones con los demás. En este sentido, el referido grupo social por diversos factores se puede ver afectado en la realización plenade sus actividades cotidianas y personales, aunado a la discriminación que sufren por parte de la sociedad, por ejemplo la discriminación de carácter laboral que conlleva en muchos casos una injusta exclusión de las fuentes económicas, afectando duramente su desarrollo personal y el de sus familias.

Es importante señalar que el censo de Población y Vivienda 2010 realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), emitió datos que indican que en México había para ese periodo aproximadamente 5 millones 739 mil 270 personas con alguna discapacidad;enlistando cada una de ellas en las siguientes limitaciones: caminar o moverse, discapacidad visual, mental, auditiva, para hablar o comunicarse, atención y aprendizaje, así como para el autocuidado;todo ellocomprendido dentro del término “personas con discapacidad”,por lo cual, el INEGI estima que del total de estas personas el 68.8 por ciento es derechohabiente, es decir, que cuenta con algún respaldo institucional de seguro social; mientras que el otro 30.8 por ciento no cuenta con ello.

En el caso particular del Estado de Zacatecas, datos del mismo Instituto señalan que en la entidad, la prevalencia de la discapacidad es mayor que la observada a nivel nacional, ya que en Zacatecas es de 7.4 por ciento en relación a la población total de la entidad. Asimismo, el INEGI tiene a bien decir que la discapacidad es más recurrente en las mujeres, ya que 7.5 por ciento de las zacatecanas tiene alguna discapacidad, mientras que en el caso de los hombres el porcentaje es de 7.3.

Los tipos de discapacidad más frecuentes en ese Estado es la motriz con 50 por ciento, y visual con 20 por ciento, mientras que las menos comunes es la auditiva con 5 por ciento, así como la intelectual que se presenta en promedio en 14 por ciento de los casos.

Regresando al panorama nacional, México adoptó un compromiso por el respeto y la no discriminación de las personas con alguna discapacidad mediante la “Convención Sobre los Derechos de las personas con Discapacidad”. Dicho tratado fuecelebrado el 30 de marzo de 2007 y ratificadopor el Senado de la República el 27 de septiembre del mismo año. En ese instrumento se reconocen los Derechos Humanos de las personas con discapacidad y se establecen las bases para que los Estados Parte los garanticen conforme al enfoque internacional, la igualdad de oportunidades y la no discriminación.

Al respecto, la Organización de las Naciones Unidas en el año 2015 se ha pronunciado en el sentido de que pese a la firma instrumento citado con antelación, en el mundo siguen persistiendo malas condiciones de vida para las personas con alguna discapacidad. Cabe hacer mención queen el marco de la reunión de las Partes de la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad, celebrada en Nueva York en 2006, se comprometieron a que las “1.000 millones de personas con discapacidad, el 15% de la población mundial, deben gozar de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales. Hay áreas fundamentales, como la reducción de la pobreza. Las personas con discapacidad, que son más de 1.000 millones de personas en el mundo, una de cada 7 personas en el mundo, tiene una discapacidad, viven la gran mayoría en países en vías de desarrollo y más del 80% de las personas con discapacidad son pobres”, estas cifras demuestran el tamaño del reto que los Estados deben asumir.

Mejorar las condiciones de vida de las personas con alguna discapacidad no depende únicamente del sujeto que la padece o de su familia, es necesario que desde la acción gubernamental se generen las oportunidades pertinentes. De acuerdo con una encuesta de parametría, a la pregunta “En su opinión ¿A quién le corresponde hacer mejoras en el nivel de vida de los discapacitados”, el 57%de los encuestados señala que el encargado de hacerlo debe ser el gobierno, el segundo responsable identificado por los entrevistados fueron los familiares de las personas discapacitadas con un 20%, solamente el 13% señala a la sociedad en su conjunto como responsable de mejorar el nivel de vida de estas personas, y un 5% apunta a organizaciones no gubernamentales como las encargadas de brindar condiciones óptimas de vida a las personas con alguna discapacidad.

La percepción ciudadana no se encuentra alejada de la realidad, ya que si bien garantizar condiciones de no discriminación para las personas con alguna discapacidad debe ser un esfuerzo conjunto de sociedad y gobierno, la creación de infraestructura, políticas públicas, apoyos gubernamentales, así como la generación de oportunidades laborales es una obligación de los tres niveles de gobierno y del Congreso de la Unión.

Por su parte la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad, contempla dentro de sus disposiciones que “las personas con discapacidad gozarán de todos los derechos que establece el ordenjurídico mexicano, sin distinción de origen étnico, nacional, género, edad, condición social, económica ode salud, religión, opiniones, estado civil, preferencias sexuales, embarazo, identidad política, lengua,situación migratoria o cualquier otra característica propia de la condición humana o que atente contra sudignidad. Las medidas contra la discriminación tienen como finalidad prevenir o corregir que una personacon discapacidad sea tratada de una manera directa o indirecta menos favorable que otra que no lo sea,en una situación comparable.”

Asimismo, esta Ley señala los derechos de las personas con discapacidad, dentro de los cuales se encuentran los siguientes:

  • A gozardel más alto nivel posible de salud, rehabilitación y habilitación sin discriminación por motivos dediscapacidad, mediante programas y servicios que serán diseñados y proporcionados, considerandocriterios de calidad, especialización, género, gratuidad o precio asequible”;
  • Al trabajo y empleo de las personas con discapacidad en igualdad de oportunidades y equidad, que les otorgue certeza en sudesarrollo personal, social y laboral;
  • A la educación de las personas con discapacidad, prohibiendo cualquier discriminación en planteles, centros educativos,guarderías o del personal docente o administrativo del Sistema Educativo Nacional;
  • A la accesibilidad universal y a la vivienda, por lo que se deberán emitir normas, lineamientos y reglamentos que garanticen la accesibilidad obligatoria en instalaciones públicas o privadas, que les permita el libre desplazamiento en condiciones dignas y seguras;
  • Al acceso al transporte, los sistemas y las tecnologías de la información y las comunicaciones, particularmente aquellas que contribuyan a suindependencia y desarrollo integral;
  • A un mayor índice de desarrollo humano así como el de sus familias, incluyendo alimentación, vestido y vivienda adecuados y a la mejora continua de sus condiciones de vida, sindiscriminación por motivos de discapacidad.

Son por estas razones que las personas con alguna discapacidad tienen el derecho a gozar, sin discriminación alguna, de una vida plena y en igualdad de condiciones. Las autoridades, en consensoyen el ejercicio de sus respectivas funciones, deben generar las condiciones necesarias para aquellas personas que de forma congénita o adquirida presenten alguna discapacidad, esto a través de la planificación, elaboración y operación de un programa de alcance federal, el cual a grandes rasgos, proponga que se les provea de un apoyo de carácter económico, lo anterior a fin de fortalecer los ingresos de las personas con discapacidad y subsanar costos extras que se presentan por la condición física o sensorial.

La igualdad no debe entenderse desde una óptica de uniformidad, sino de respeto a las diferencias. Como ya se mencionó anteriormente, la discapacidad se puede manifestar en cualquier persona, sin diferencias sociales, económicas o de nivel educativo; el trastorno genético, mental, o bien, adquirida por una acción laboral, recreativa, doméstica, en la práctica de algún deporte, por contaminación ambiental o desnutrición; la discapacidad ha limitado a grupos de población en su capacidad para realizar algún proyecto personal, así como su vida en sociedad.

En relación a lo anterior, a través de las presentes consideraciones se reitera que el Estado está obligado a equiparar las oportunidades con un apoyo efectivo que impacte en la calidad de vida de las personas con discapacidad, los recursos económicos y humanos que se apliquen en el mejoramiento de las condiciones a grupos vulnerables son prioridad para un país que está en una construcción democrática. Las condiciones materiales, jurídicas y sociales serán las que determinen qué tanta igualdad de oportunidades tienen las personas con alguna discapacidad.

Derivado de lo anterior, someto a consideración de esta honorable Soberanía el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO.- El Senado de la República exhorta respetuosamente al Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad, para que a través del trabajo en conjunto de los integrantes de su Junta de Gobierno, coordine la planeación y elaboración de un programa a nivel nacional que establezca un apoyo económico efectivo para las personas con discapacidad.

Dado en el salón de sesiones del Senado de la República a los 02 días del mes demarzode 2017.


1Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad, artículo 2 fracción XXI. Diario Oficial de la Federación el 30 de mayo de 2011. Ultima publicada DOF 17-12-2015. [Citado: 2 de febrero de 2017]. Disponible en línea: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/LGIPD_171215.pdf

2Distribución porcentual de la población con limitación en la actividad según condición de derechohabiencia a servicios de salud para cada entidad federativa, 2010. INEGI, Censo de Población y Vivienda 2010. [Citado: 2 de febrero de 2017]. Disponible en línea: http://www3.inegi.org.mx/sistemas/temas/default.aspx?s=est&c=19004

3 “Más del 80% de las personas con discapacidad son pobres”, ABC sociedad, [en línea], consultado 20/02/17, disponible en: http://www.abc.es/sociedad/20150610/abci-discapacitados-pobres-201506091835.html

4 “Encuesta: La discapacidad en México. Actitudes y opiniones”, Parametría, [en línea], consultada: 20/02/17, disponible en: http://www.parametria.com.mx/carta_parametrica.php?cp=4441

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=69461