Senado de la República.
LXIII Legislatura, Segundo Año de Ejercicio.
Lunes 21 de agosto de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Jueves 2 de Marzo de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-92/69387
Jueves 2 de Marzo de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-92/69387

De las Senadoras Diva Gastélum Bajo, Cristina Díaz Salazar, Hilda Flores Escalera, Lilia Merodio Reza, Itzel Ríos de la Mora, Anabel Acosta Islas y María Elena Barrera Tapia, con proyecto de decreto que reforma y deroga diversas disposiciones de la Ley del Seguro Social.

SE TURNÓ A LAS COMISIONES UNIDAS DE SEGURIDAD SOCIAL Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS.

Sen. Diva Hadamira
Gastélum Bajo
Sen. María Cristina
Díaz Salazar
Sen. Hilda Esthela
Flores Escalera
Sen. Lilia Guadalupe
Merodio Reza
Sen. Itzel Sarahí
Ríos de la Mora
Sen. Anabel
Acosta Islas
Sen. María Elena
Barrera Tapia

Las suscritas DIVA HADAMIRA GASTÉLUM BAJO, CRISTINA DIÁZ SALAZAR,  HILDA FLORES ESCALERA, LILIA MERODIO REZA, ITZEL RÍOS DE LA MORA, ANABEL ACOSTA ISLAS integrantes del Partido Revolucionario Institucional y MARIA ELENA BARRERA TAPIA integrante del Partido Verde Ecologista de México, con fundamento en la fracción II del artículo 71 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y de los artículos 8, numeral 1, fracción I, 164 y 169 del Reglamento del Senado de la República, someto a consideración de ésta H. Soberanía la Iniciativa con proyecto de Decreto que reforma la fracción II del Artículo 64, el Artículo 65, la fracción III del Artículo 84, la fracción IV del Artículo 127,el párrafo primero del Artículo 130, el párrafo segundo del Artículo 132 y la fracción I, III y IV del Artículo 138; y se deroga el párrafo segundo de la fracción III y IV del Artículo 84 y el párrafo segundo del Artículo 130de la Ley del Seguro Social, en materia de igualdad de género, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS:

La igualdad y la no discriminación son condiciones fundamentales para el goce de

los derechos humanos, por lo que su pleno reconocimientoevitará las inequidades en la sociedad en general.

En este orden de ideas los principios de igualdad y no discriminación se han convertido en pilares esenciales en la construcción de una sociedad igualitaria e incluyente.

Bajo esta tesitura los citados principios se encuentran plenamente reconocidos en distintos instrumentos jurídicos internacionales y nacionales por mencionar algunos encontramos los siguientes:

  • La Declaración Universal de Derechos Humanos,misma que fue concebida como un ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembros como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción. [*]  

La citada Convención instituye en su Artículo 1 que [*] “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros” y en su artículo 2 que “Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía”.

De igual forma en su Artículo 7 instaura que “Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación”.

  • La Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), adoptada enNueva York el 18 de diciembre de 1979, firmada por México el 17 de julio de 1980 y promulgada el 12 de mayo de 1981, misma que reconoce que: “Para lograr la plena igualdad entre el hombre y la mujer esnecesario modificar el papel tradicional tanto del hombre como de la mujer en la sociedad y en la familia”. [*]  

Asimismo, señala en su Artículo 1 que [*] “A los efectos de la presente Convención, la expresión "discriminación contra la mujer" denotará toda distinción, exclusión a restricción basada en el sexo que tenga por objeto o por resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio por la mujer, independientemente de su estado civil, sobre la base de la igualdad del hombre y la mujer, de los derechos humanos y las libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural y civil o en cualquier otra esfera”.

De igual forma en el Articulo 4 instaura que:

  • La adopción por los Estados Partes de medidas especiales de carácter temporal encaminadas a acelerar la igualdad de facto entre el hombre y la mujer no se considerará discriminación en la forma definida en la presente Convención, pero de ningún modo entrañará, como consecuencia, el mantenimiento de normas desiguales o separadas; estas medidas cesarán cuando se hayan alcanzado los objetivos de igualdad de oportunidad y trato. 
  • La adopción por los Estados Partes de medidas especiales, incluso las contenidas en la presente Convención, encaminadas a proteger la maternidad no se considerará discriminatoria. 

Aunado a ello en el Artículo 5 dispone que los Estados Partes tomarán todas las medidas apropiadas para:

  • Modificar los patrones socioculturales de conducta de hombres y mujeres, con miras a alcanzar la eliminación de los prejuicios y las prácticas consuetudinarias y de cualquier otra índole que estén basados en la idea de la inferioridad o superioridad de cualquiera de los sexos o en funciones estereotipadas de hombres y mujeres; 
  • Garantizar que la educación familiar incluya una comprensión adecuada de la maternidad como función social y el reconocimiento de la responsabilidad común de hombres y mujeres en cuanto a la educación y al desarrollo de sus hijos, en la inteligencia de que el interés de los hijos constituirá la consideración primordial en todos los casos. 
  • El Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos,firmado por México 23 de marzo de 1981 y publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 9 de enero de 1981, el cual establece lo siguiente: 

Artículo 2

  • Cada uno de los Estados Partes en el presente Pacto se compromete a respetar y a garantizar a todos los individuos que se encuentren en su territorio y estén sujetos a su jurisdicción los derechos reconocidos en el presente Pacto, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición social. 
  • Cada Estado Parte se compromete a adoptar, con arreglo a sus procedimientos constitucionales y a las disposiciones del presente Pacto, las medidas oportunas para dictar las disposiciones legislativas o de otro carácter que fueren necesarias para hacer efectivos los derechos reconocidos en el presente Pacto y que no estuviesen ya garantizados por disposiciones legislativas o de otro carácter. 
  • Cada uno de los Estados Partes en el presente Pacto se compromete a garantizar que: 
  • Toda persona cuyos derechos o libertades reconocidos en el presente Pacto hayan sido violados podrá interponer un recurso efectivo, aun cuando tal violación hubiera sido cometida por personas que actuaban en ejercicio de sus funciones oficiales; 
  • La autoridad competente, judicial, administrativa o legislativa, o cualquiera otra autoridad competente prevista por el sistema legal del Estado, decidirá sobre los derechos de toda persona que interponga tal recurso, y desarrollará las posibilidades de recurso judicial; 
  • Las autoridades competentes cumplirán toda decisión en que se haya estimado procedente el recurso. 

Artículo 3

Los Estados Partes en el presente Pacto se comprometen a garantizar a hombres y mujeres la igualdad en el goce de todos los derechos civiles y políticos enunciados en el presente Pacto.

  • La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en su Artículo 1°, párrafos primero y quinto establece que [*] “todas las personas gozarán de los derechos humanos parte, así como de las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse, salvo en los casos y bajo las condiciones que esta Constitución establece” y que “Está prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas”.  

Del mismo modo el Artículo cuarto constitucional en su párrafo primero instaura que “El varón y la mujer son iguales ante la ley. Esta protegerá la organización y el desarrollo de la familia”.

  • La Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres manifiesta que su principal objetivo será “regular y garantizar la igualdad entre mujeres y hombres y proponer los lineamientos y mecanismos institucionales que orienten a la Nación hacia el cumplimiento de la igualdad sustantiva en los ámbitos público y privado, promoviendo el empoderamiento de las mujeres y que sus principios rectores son: la igualdad, la no discriminación, la equidad y todos aquellos contenidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. 

En este orden de ideas encontramos que, si bien tanto el marco jurídico internacional como nacional mandatan a los estados la obligación de garantizar la igualdad de mujeres y hombres. Dado que aún siguen existiendo ordenamientos que impiden que la misma se consolide al no existir pleno reconocimiento de los derechos humanos para ambos sexos.

Bajo esta tesitura la Ley del Seguro Social (LSS) vigenteactualmenteexige mayores requisitos a los hombres que los establecidos para la mujer respecto de la pensión de viudez a la que los trabajadores que cotizan al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tienen derecho. (Artículo 84 de la LSS)

Sin embargo, cuando el hombre es el que fallece, la ley únicamente exige a su viuda el acreditar que fue esposa del asegurado o del pensionado, si es concubinato acreditar que el asegurado o pensionado vivió como si fuera su marido, durante un periodo de cinco años que precedieron inmediatamente a la muerte de aquel, o que hubiera tenido hijos, siempre que ambos hayan permanecido libres de matrimonio durante el concubinato (Artículo 65 y 84)

Puntualizando, que estos requisitos adicionales para el viudo, implican trato distinto, sin aplicarse lo dispuesto por los artículos 1° y 4° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Asimismo, si la mujer fallece, se exige al cónyuge supérstite adicionalmente que esté totalmente incapacitado y que en su momento dependa económicamente de la trabajadora, asegurada o pensionada fallecida. (Artículo 84)

De igual forma no se garantiza la respectiva ayuda asistencialpor viudez (Artículo 127), acceso a la pensión por invalidez (Artículo 130) y acceso a las asignaciones familiares y ayudas asistenciales (Artículo 138).

En este sentido la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha emitido diversos criterios respecto de la violación de garantías y no discriminación por parte de algunos Artículos de la Ley del Seguro Social, estas son:


Tesis: 2a. VI/2009

Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta

Novena Época

167886        11 de 16

Segunda Sala

Tomo XXIX, febrero de 2009

Pág. 470

Tesis Aislada (Constitucional, Laboral)

PENSIÓN POR VIUDEZ EL ARTÍCULO 130, PÁRRAFO SEGUNDO, DE LA LEY DEL SEGURO SOCIAL, AL CONDICIONAR SU OTORGAMIENTO A QUE EL VIUDO O CONCUBINARIO ACREDITE LA DEPENDENCIA ECONÓMICA RESPECTO DE LA TRABAJADORA ASEGURADA FALLECIDA, VIOLA LAS GARANTÍAS DE IGUALDADY DE NO DISCRIMINACIÓN.

La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha sostenido que en los artículos 1o., párrafo tercero y 4o., párrafo primero, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos se contienen las garantías individuales de igualdad y de no discriminación, que tutelan el derecho subjetivo del gobernado a ser tratado en la misma forma que todos los demás y el correlativo deber jurídico de la autoridad de garantizar un trato idéntico a todas las personas ubicadas en las mismas circunstancias, lo que proscribe todo tipo de discriminación que atente contra la dignidad humana y anule o menoscabe los derechos y libertades del varón y la mujer, porque ambos deben ser protegidos por la ley sin distinción alguna. En ese contexto, el artículo 130, segundo párrafo, de la Ley del Seguro Social, al condicionar el otorgamiento de la pensión por viudez a que el viudo o concubinario acredite la dependencia económica respecto de la trabajadora asegurada fallecida, a diferencia de la viuda o concubina de un asegurado, a quien no se le exige ese requisito, sin otra razón que las diferencias por cuestión de género y las económicas, viola las citadas garantías individuales, al imponer al varón una condición desigual respecto de la mujer.

[*] Tesis: I.13o.T.116 L (10a.)

Gaceta del Semanario Judicial de la Federación

Décima Época

2008623        1 de 16

Tribunales Colegiados de Circuito

Libro 16, marzo de 2015, Tomo III

Pág. 2445

Tesis Aislada(Constitucional)

PENSIÓN POR VIUDEZ DEL VIUDO O CONCUBINARIO. EL ARTÍCULO 14, INCISO A), TERCER PÁRRAFO, DEL RÉGIMEN DE JUBILACIONES Y PENSIONES INSERTO AL CONTRATO COLECTIVO DE TRABAJO (BIENIO 2011-2013), DEL INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL, AL ESTABLECER COMO REQUISITOS PARA OBTENERLA QUE EL INTERESADO ACREDITE ENCONTRARSE TOTALMENTE INCAPACITADO Y HABER DEPENDIDO ECONÓMICAMENTE DE LA TRABAJADORA FALLECIDA, CONTRAVIENE EL PRINCIPIO DE JERARQUÍA NORMATIVA Y VIOLA LOS DERECHOS HUMANOS DE IGUALDAD Y NO DISCRIMINACIÓN.

El artículo 14, inciso a), tercer párrafo, del Régimen de Jubilaciones y Pensiones inserto al Contrato Colectivo de Trabajo (bienio 2011-2013), del Instituto Mexicano del Seguro Social, contraviene el principio de jerarquía normativa, dado que la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en las tesis 2a. VI/2009 y 2a. VII/2009, publicadas en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo XXIX, febrero de 2009, página 470, de rubros: "PENSIÓN POR VIUDEZ. EL ARTÍCULO 130, PÁRRAFO SEGUNDO, DE LA LEY DEL SEGURO SOCIAL, AL CONDICIONAR SU OTORGAMIENTO A QUE EL VIUDO O CONCUBINARIO ACREDITE LA DEPENDENCIA ECONÓMICA RESPECTO DE LA TRABAJADORA ASEGURADA FALLECIDA, VIOLA LAS GARANTÍAS DE IGUALDAD Y DE NO DISCRIMINACIÓN." y "PENSIÓN POR VIUDEZ. EL ARTÍCULO 130, PÁRRAFO SEGUNDO, DE LA LEY DEL SEGURO SOCIAL, AL CONDICIONAR SU OTORGAMIENTO A QUE EL VIUDO O CONCUBINARIO ACREDITE LA DEPENDENCIA ECONÓMICA RESPECTO DE LA TRABAJADORA ASEGURADA FALLECIDA, VIOLA EL ARTÍCULO 123, APARTADO A, FRACCIÓN XXIX, DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS.", respectivamente, declaró inconstitucional la exigencia para el otorgamiento de la pensión por viudez, a que el demandante (hombre), como género masculino que le caracteriza, además de los requisitos exigidos a la viuda o concubina (mujer), deba acreditar otros adicionales; por lo cual, atento al principio de mayoría de razón, y en ejercicio de la facultad ex officio que prevé el artículo 1o., párrafos primero, segundo y tercero, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, a la luz de la interpretación más favorable de los derechos humanos (pro persona o pro homine) y control de convencionalidad, se establece que el citado artículo 14, inciso a), tercer párrafo, también viola los derechos humanos de igualdad y no discriminación protegidos por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y los tratados internacionales. En consecuencia, los requisitos adicionales consistentes en que el hombre acredite encontrarse totalmente incapacitado y haber dependido económicamente de la trabajadora fallecida, no pueden producir efecto legal alguno y tampoco deben exigirse o aplicarse.

DÉCIMO TERCER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO.


Tesis: 1a./J. 81/2004

Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta

Novena Época

180345        

12 de 13

Primera Sala

Tomo XX, octubre de 2004

Pág. 99

Jurisprudencia(Constitucional)

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece que todos los hombres son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacionalidad, raza, sexo, religión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social, de manera que los poderes públicos han de tener en cuenta que los particulares que se encuentren en la misma situación deben ser tratados igualmente, sin privilegio ni favor. Así, el principio de igualdadse configura como uno de los valores superiores del orden jurídico, lo que significa que ha de servir de criterio básico para la producción normativa y su posterior interpretación y aplicación, y si bien es cierto que el verdadero sentido de la igualdades colocar a los particulares en condiciones de poder acceder a derechos reconocidos constitucionalmente, lo que implica eliminar situaciones de desigualdad manifiesta, ello no significa que todos los individuos deban ser iguales en todo, ya que si la propia Constitución protege la propiedad privada, la libertad económica y otros derechos patrimoniales, está aceptando implícitamente la existencia de desigualdades materiales y económicas; es decir, el principio de igualdadno implica que todos los sujetos de la norma se encuentren siempre, en todo momento y ante cualquier circunstancia, en condiciones de absoluta igualdad, sino que dicho principiose refiere a la igualdadjurídica, que debe traducirse en la seguridad de no tener que soportar un perjuicio (o privarse de un beneficio) desigual e injustificado. En estas condiciones, el valor superior que persigue este principioconsiste en evitar que existan normas que, llamadas a proyectarse sobre situaciones de igualdadde hecho, produzcan como efecto de su aplicación la ruptura de esa igualdad al generar un trato discriminatorio entre situaciones análogas, o bien, propicien efectos semejantes sobre personas que se encuentran en situaciones dispares, lo que se traduce en desigualdad jurídica.

Es por esto y de acuerdo con los argumentos que hemos tenido a bien redactar el en presente documento de Iniciativa que el OBJETIVO DE LA PROPUESTA ES:

  • Realizar reformas a los Artículos 64, 65, 84, 127, 130, 132 y 138 de la Ley del Seguro Social con la finalidad de garantizar el derecho a una pensión y las prestaciones que correspondan conforme a la Ley al cónyuge ya sea mujer u hombre o en su caso a la concubina o concubinario de acuerdo con lo instaurado por la citada Ley. 
  • Derogar el párrafo segundo de las fracciones III y IV del Artículo 84 y el párrafo segundo del Artículo 130, los cuales contravienen el principio de igualdad entre mujeres y hombres en el ejercicio de su derecho a una seguridad social digna.  

Asimismo, es importante resaltar que las propuestas que el día de hoy se presentan se han realizado con la finalidad de evidenciar la existencia del trato desigual que existe en la Ley del Seguro Social, no solamente para el hombre.

Finalmente es menester aclarar que la citada Iniciativa en ningún momento pretende obstaculizar el ejercicio de los derechos de las mujeres que tienen como cónyuges o concubinas, sino que lo que se pretende es garantizar la igualdad entre hombres y mujeres para el acceso a los seguros sociales que se transmiten por relaciones de matrimonio o concubinato.

Por lo que derivado de los argumentos debidamente fundados y motivados en el presente documentonos permitimos someter ante el pleno de esta H. Soberanía la siguiente Iniciativa con:

PROYECTO DE DECRETO

ARTÍCULO ÚNICO. -Se reforma la fracción II del Artículo 64, el Artículo 65, la fracción III del Artículo 84, la fracción IV del Artículo 127, el párrafo primero del Artículo 130, el párrafo segundo del Artículo 132 y la fracción I, III y IV del Artículo 138; y se deroga el párrafo segundo de la fracción III y IV del Artículo 84 y el párrafo segundo del Artículo 130, de la Ley del Seguro Social, en materia de igualdad de género para quedar como sigue:

Artículo 64.

Las pensiones y prestaciones a que se refiere la presente Ley serán:

  • … 

II. Al cónyuge supérstitedel asegurado se le otorgará una pensión equivalente al cuarenta por ciento de la que hubiese correspondido a aquél, tratándose de incapacidad permanente total. El importe de esta prestación no podrá ser inferior a la cuantía mínima que corresponda a la pensión de viudez del seguro de invalidez y vida;

III.a laVI.

Artículo 65.Sólo a falta del cónyugetendrá derecho a recibir la pensión señalada en la fracción II del artículo anterior, lapersonacon quien vivió como si fueran matrimoniodurante los cinco añosanterioresa su muerte o conquien tuvo hijos, siempre que ambos hubieran permanecido libres de matrimonio durante el concubinato. Si al morir el asegurado tenía varias concubinaso concubinarios, ningunode ellos gozará de pensión.

Artículo 84.…

  • a la II.… 

III. El cónyuge del asegurado o, a falta de éste, lapersonacon quienvivió como si fueran matrimoniodurante los cinco años anteriores a la enfermedad, o conquien tuvohijos, siempre que ambos permanezcan libres de matrimonio. Si el asegurado tiene varias concubinas o concubinariosningunode ellos tendrá derecho a la protección;

Se deroga párrafo

IV. El cónyuge del pensionado en los términos de los incisos a), b) y c) de la fracción II, a falta de cónyuge, la concubinao el concubinariosi reúnen los requisitos de la fracción III.

Se deroga párrafo

V. a la IX.…

Artículo 127.

I.a la III.

IV.Ayuda asistencial al cónyuge pensionadopor viudez, en los casos en que lo requiera, de acuerdo con el dictamen médico que al efecto se formule, y

V.

Artículo 130.Tendrá derecho a la pensión de viudezel cónyuge supérstite del asegurado o pensionado por invalidez. A falta de éste, tendrá derecho a recibir la pensión lapersonacon quien el asegurado o pensionado por invalidez vivió como si fueran matrimoniodurante los cinco añosanterioresa la muerte de aquél, o conquien tuvohijos, siempre que amboshubieranpermanecido libres de matrimonio durante el concubinato. Si al morir el asegurado o pensionado por invalidez tenía varias concubinaso concubinarios,ningunode ellos tendrá derecho a recibir la pensión. 

Se deroga párrafo

Artículo 132.No se tendrá derecho a la pensión de viudez que establece el artículo anterior, en los siguientes casos:

I. a la III.

Las limitaciones que establece este Artículo no regirán cuando al morir el asegurado o pensionado lapersonaviuda compruebe haber tenido hijos con él.

SECCION CUARTA

DE LAS ASIGNACIONES FAMILIARES Y AYUDA ASISTENCIAL

Artículo 138.

  • Para el cónyugedel pensionado, el quince por ciento de la cuantía de la pensión; 
  • Para cada uno de los hijos menores de dieciséis años del pensionado, el diez por ciento de la cuantía de la pensión; 
  • Si el pensionado no tuviera nicónyuge,concubina,concubinario, ni hijos menores de dieciséis años se concederá una asignación del diez por ciento para cada uno de los padres del pensionado si dependieran económicamente de él; 
  • Si la persona no tuviera cónyuge o concubina o concubinario, ni hijos, ni ascendientes que dependan económicamente de él, se le concederá una ayuda asistencial equivalente al quince por ciento de la cuantía de la pensión que le corresponda, y 
  •  

...

Transitorio

ÚNICO. - El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación.

Dado en la Ciudad de México a los 28 días del mes de febrero de 2017.


CUADRO COMPARATIVO


TEXTO VIGENTE

PROPUESTA DE REFORMA

Artículo 64. Si el riesgo de trabajo trae como consecuencia la muerte del asegurado, el Instituto calculará el monto constitutivo al que se le restará los recursos acumulados en la cuenta individual del trabajador fallecido, a efecto de determinar la suma asegurada que el Instituto deberá cubrir a la institución de seguros, necesaria para obtener una pensión, ayudas asistenciales y demás prestaciones económicas previstas en este capítulo a los beneficiarios.

Los beneficiarios elegirán la institución de seguros con la que deseen contratar la renta con los recursos a que se refiere el párrafo anterior, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 159 fracción IV de la presente Ley. En caso de que el trabajador fallecido haya acumulado en su cuenta individual un saldo mayor al necesario para integrar el monto constitutivo necesario para contratar una renta que sea superior al monto de las pensiones a que tengan derecho sus beneficiarios, en los términos de este capítulo, éstos podrán optar por:

  • Retirar la suma excedente en una sola exhibición de la cuenta individual del trabajador fallecido, o  
  •  Contratar rentas por una cuantía mayor.  

Las pensiones y prestaciones a que se refiere la presente Ley serán:

  • El pago de una cantidad igual a sesenta días de salario mínimo general que rija en el Distrito Federal en la fecha de fallecimiento del asegurado.  

Este pago se hará a la persona preferentemente familiar del asegurado, que presente copia del acta de defunción y la cuenta original de los gastos de funeral;

  • A la viuda del asegurado se le otorgará una pensión equivalente al cuarenta por ciento de la que hubiese correspondido a aquél, tratándose de incapacidad permanente total. La misma pensión corresponde al viudo o concubinario que hubiera dependido económicamente de la asegurada. El importe de esta prestación no podrá ser inferior a la cuantía mínima que corresponda a la pensión de viudez del seguro de invalidez y vida;
  •  A cada uno de los huérfanos que lo sean de padre o madre, que se encuentren totalmente incapacitados, se les otorgará una pensión equivalente al veinte por ciento de la que hubiese correspondido al asegurado tratándose de incapacidad permanente total. Esta pensión se extinguirá cuando el huérfano recupere su capacidad para el trabajo;  
  • A cada uno de los huérfanos que lo sean de padre o madre, menores de dieciséis años, se les otorgará una pensión equivalente al veinte por ciento de la que hubiera correspondido al asegurado tratándose de incapacidad permanente total. Esta pensión se extinguirá cuando el huérfano cumpla dieciséis años.  

Deberá otorgarse o extenderse el goce de esta pensión, en los términos del reglamento respectivo, a los huérfanos mayores de dieciséis años, hasta una edad máxima de veinticinco años, cuando se encuentren estudiando en planteles del sistema educativo nacional, tomando en consideración, las condiciones económicas, familiares y personales del beneficiario y siempre que no sea sujeto del régimen obligatorio;

  • En el caso de las dos fracciones anteriores, si posteriormente falleciera el otro progenitor, la pensión de orfandad se aumentará del veinte al treinta por ciento, a partir de la fecha del fallecimiento del segundo progenitor y se extinguirá en los términos establecidos en las mismas fracciones, y  
  • A cada uno de los huérfanos, cuando lo sean de padre y madre, menores de dieciséis años o hasta veinticinco años si se encuentran estudiando en los planteles del sistema educativo nacional, o en tanto se encuentren totalmente incapacitados debido a una enfermedad crónica o discapacidad por deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales, que les impida mantenerse por su propio trabajo se les otorgará una pensión equivalente al treinta por ciento de la que hubiera correspondido al asegurado tratándose de incapacidad permanente total. 

El derecho al goce de las pensiones a que se refiere el párrafo anterior, se extinguirá en los mismos términos expresados en las fracciones III y IV de este precepto.

Al término de las pensiones de orfandad establecidas en este artículo, se otorgará al huérfano un pago adicional de tres mensualidades de la pensión que disfrutaba.

A las personas señaladas en las fracciones II y VI de este artículo, así como a los ascendientes pensionados en los términos del artículo 66, se les otorgará un aguinaldo anual equivalente a quince días del importe de la pensión que perciban.

Artículo 64.

Las pensiones y prestaciones a que se refiere la presente Ley serán:

  • … 

II. Al cónyuge supérstitedel asegurado se le otorgará una pensión equivalente al cuarenta por ciento de la que hubiese correspondido a aquél, tratándose de incapacidad permanente total. El importe de esta prestación no podrá ser inferior a la cuantía mínima que corresponda a la pensión de viudez del seguro de invalidez y vida;

III.a laVI. 

Artículo 65. Sólo a falta de esposa tendrá derecho a recibir la pensión señalada en la fracción II del artículo anterior, la mujer con quien el asegurado vivió como si fuera su marido durante los cinco años que precedieron inmediatamente a su muerte o con la que tuvo hijos, siempre que ambos hubieran permanecido libres de matrimonio durante el concubinato. Si al morir el asegurado tenía varias concubinas, ninguna de ellas gozará de pensión.

Artículo 65.Sólo a falta delcónyugetendrá derecho a recibir la pensión señalada en la fracción II del artículo anterior, lapersonacon quien vivió como si fueran matrimoniodurante los cinco añosanterioresa su muerte o conquien tuvo hijos, siempre que ambos hubieran permanecido libres de matrimonio durante el concubinato. Si al morir el asegurado tenía varias concubinaso concubinarios, ningunode ellos gozará de pensión.

CAPITULO IV

DEL SEGURO DE ENFERMEDADES Y MATERNIDAD

SECCION PRIMERA

GENERALIDADES

Artículo 84. Quedan amparados por este seguro:

  • El asegurado;  
  • El pensionado por:  
  • Incapacidad permanente total o parcial;  
  • Invalidez;  
  • Cesantía en edad avanzada y vejez, y  
  • Viudez, orfandad o ascendencia;  
  •  La esposa del asegurado o, a falta de ésta, la mujer con quien ha hecho vida marital durante los cinco años anteriores a la enfermedad, o con la que haya procreado hijos, siempre que ambos permanezcan libres de matrimonio. Si el asegurado tiene varias concubinas ninguna de ellas tendrá derecho a la protección.  

Del mismo derecho gozará el esposo de la asegurada o, a falta de éste el concubinario, siempre que hubiera dependido económicamente de la asegurada, y reúnan, en su caso, los requisitos del párrafo anterior;

  • La esposa del pensionado en los términos de los incisos a), b) y c) de la fracción II, a falta de esposa, la concubina si se reúnen los requisitos de la fracción III. 

Del mismo derecho gozará el esposo de la pensionada o a falta de éste el concubinario, si reúne los requisitos de la fracción III;

  • Los hijos menores de dieciséis años del asegurado y de los pensionados, en los términos consignados en las fracciones anteriores;  
  • Los hijos del asegurado cuando no puedan mantenerse por su propio trabajo debido a una enfermedad crónica o discapacidad por deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales, hasta en tanto no desaparezca la incapacidad que padecen o hasta la edad de veinticinco años cuando realicen estudios en planteles del sistema educativo nacional; 
  • Los hijos mayores de dieciséis años de los pensionados por invalidez, cesantía en edad avanzada y vejez, que se encuentren disfrutando de asignaciones familiares, así como los de los pensionados por incapacidad permanente, en los mismos casos y condiciones establecidos en el artículo 136;  
  • El padre y la madre del asegurado que vivan en el hogar de éste, y 
  • El padre y la madre del pensionado en los términos de los incisos a), b) y c) de la fracción II, si reúnen el requisito de convivencia señalado en la fracción VIII.  

Los sujetos comprendidos en las fracciones III a IX, inclusive, tendrán derecho a las prestaciones respectivas si reúnen además los requisitos siguientes:

  • Que dependan económicamente del asegurado o pensionado, y  
  • Que el asegurado tenga derecho a las prestaciones consignadas en el artículo 91 de esta Ley.

Artículo 84.…

I.ala II.…

III. El cónyuge del asegurado o, a falta de éste, lapersonacon quienvivió como si fueran matrimoniodurante los cinco años anteriores a la enfermedad, o conquien tuvohijos, siempre que ambos permanezcan libres de matrimonio. Si el asegurado tiene varias concubinas o concubinariosningunode ellos tendrá derecho a la protección;

Se deroga párrafo

IV. El cónyuge del pensionado en los términos de los incisos a), b) y c) de la fracción II, a falta de cónyuge, la concubinao el concubinariosi reúnen los requisitos de la fracción III.

Se deroga párrafo

V. a la IX.…

SECCION TERCERA

DEL RAMO DE VIDA

Artículo 127.Cuando ocurra la muerte del asegurado o del pensionado por invalidez, el Instituto otorgará a sus beneficiarios, conforme a lo dispuesto en el presente capítulo, las siguientes prestaciones:

    • Pensión de viudez;  
    • Pensión de orfandad;  
    • Pensión a ascendientes;  
    • Ayuda asistencial a la pensionada por viudez, en los casos en que lo requiera, de acuerdo con el dictamen médico que al efecto se formule, y  
    • Asistencia médica, en los términos del capítulo IV de este Título.  

En caso de fallecimiento de un asegurado, las pensiones a que se refieren las fracciones I, II y III de este artículo se otorgarán por la institución de seguros que elijan los beneficiarios para la contratación de su renta vitalicia.

A tal efecto, se deberán integrar un monto constitutivo en la aseguradora elegida, el cual deberá ser suficiente para cubrir la pensión, las ayudas asistenciales y las demás prestaciones de carácter económico previstas en este capítulo. Para ello, el Instituto Mexicano del Seguro Social otorgará una suma asegurada que, adicionada a los recursos acumulados en la cuenta individual del trabajador fallecido, deberá ser suficiente para integrar el monto constitutivo con cargo al cual se pagará la pensión, las ayudas asistenciales y las demás prestaciones de carácter económico previstas en este capítulo, por la institución de seguros.

Cuando el trabajador fallecido haya tenido un saldo acumulado en su cuenta individual que sea mayor al necesario para integrar el monto constitutivo para contratar una renta que sea superior a la pensión a que tengan derecho sus beneficiarios, en los términos de este capítulo, estos podrán retirar la suma excedente en una sola exhibición de la cuenta individual del trabajador fallecido, o contratar una renta por una suma mayor.

La renta vitalicia se sujetará a lo dispuesto en el artículo 159 fracción IV de esta Ley.

Artículo 127.

I.a la III.

IV.Ayuda asistencial al cónyuge pensionadopor viudez, en los casos en que lo requiera, de acuerdo con el dictamen médico que al efecto se formule, y

V.

Artículo 130. Tendrá derecho a la pensión de viudez la que fue esposa del asegurado o pensionado por invalidez. A falta de esposa, tendrá derecho a recibir la pensión, la mujer con quien el asegurado o pensionado por invalidez vivió como si fuera su marido, durante los cinco años que precedieron inmediatamente a la muerte de aquél, o con la que hubiera tenido hijos, siempre que ambos hayan permanecido libres de matrimonio durante el concubinato. Si al morir el asegurado o pensionado por invalidez tenía varias concubinas, ninguna de ellas tendrá derecho a recibir la pensión.

La misma pensión le corresponderá al viudo o concubinario que dependiera económicamente de la trabajadora asegurada o pensionada por invalidez.

Artículo 130.Tendrá derecho a la pensión de viudezel cónyuge supérstitedel asegurado o pensionado por invalidez. A falta de éste, tendrá derecho a recibir la pensión lapersonacon quien el asegurado o pensionado por invalidez vivió como si fueran matrimoniodurante los cinco añosanterioresa la muerte de aquél, o conquien tuvohijos, siempre que amboshubieranpermanecido libres de matrimonio durante el concubinato. Si al morir el asegurado o pensionado por invalidez tenía varias concubinaso concubinarios,ningunode ellos tendrá derecho a recibir la pensión. 

Se deroga párrafo

Artículo 132. No se tendrá derecho a la pensión de viudez que establece el artículo anterior, en los siguientes casos:

    • Cuando la muerte del asegurado acaeciera antes de cumplir seis meses de matrimonio;  
    • Cuando hubiese contraído matrimonio con el asegurado después de haber cumplido éste los cincuenta y cinco años de edad, a menos que a la fecha de la muerte haya transcurrido un año desde la celebración del enlace, y  
    • Cuando al contraer matrimonio el asegurado recibía una pensión de invalidez, vejez o cesantía en edad avanzada, a menos de que a la fecha de la muerte haya transcurrido un año desde la celebración del matrimonio.  

Las limitaciones que establece este Artículo no regirán cuando al morir el asegurado o pensionado la viuda compruebe haber tenido hijos con él.

Artículo 132.No se tendrá derecho a la pensión de viudez que establece el artículo anterior, en los siguientes casos:

I. a la III.

Las limitaciones que establece este Artículo no regirán cuando al morir el asegurado o pensionado lapersonaviuda compruebe haber tenido hijos con él.

SECCION CUARTA

DE LAS ASIGNACIONES FAMILIARES Y AYUDA ASISTENCIAL

Artículo 138. Las asignaciones familiares consisten en una ayuda por concepto de carga familiar y se concederá a los beneficiarios del pensionado por invalidez, de acuerdo con las reglas siguientes:

    • Para la esposa o concubina del pensionado, el quince por ciento de la cuantía de la pensión; 
    • Para cada uno de los hijos menores de dieciséis años del pensionado, el diez por ciento de la cuantía de la pensión;  
    • Si el pensionado no tuviera ni esposa o concubina, ni hijos menores de dieciséis años se concederá una asignación del diez por ciento para cada uno de los padres del pensionado si dependieran económicamente de él;  
    • Si el pensionado no tuviera ni esposa o concubina, ni hijos, ni ascendientes que dependan económicamente de él, se le concederá una ayuda asistencial equivalente al quince por ciento de la cuantía de la pensión que le corresponda, y  
    • Si el pensionado sólo tuviera un ascendiente con derecho al disfrute de asignación familiar, se le concederá una ayuda asistencial equivalente al diez por ciento de la cuantía de la pensión que deba disfrutar.  

Estas asignaciones familiares se entregarán de preferencia al propio pensionado, pero la correspondiente a los hijos podrá entregarse a la persona o institución que los tenga bajo su cargo directo, en el caso de no vivir con el pensionado.

Las asignaciones familiares cesarán con la muerte del familiar que la originó y, en el caso de los hijos, terminarán con la muerte de éstos o cuando cumplan los dieciséis años, o bien los veinticinco años, aplicándose en lo conducente lo dispuesto por el artículo 134 de esta Ley.

Las asignaciones familiares concedidas para los hijos del pensionado con motivo de no poderse mantener por sí mismos, debido a inhabilitación para trabajar por enfermedad crónica, física o psíquica, podrán continuarse pagando hasta en tanto no desaparezca la inhabilitación.

El Instituto concederá en los términos de este artículo, las asignaciones familiares a los hijos del pensionado, mayores de dieciséis años, si cumplen con las condiciones mencionadas.

SECCION CUARTA

DE LAS ASIGNACIONES FAMILIARES Y AYUDA ASISTENCIAL

Artículo 138.

  • Para el cónyugedel pensionado, el quince por ciento de la cuantía de la pensión; 
  • Para cada uno de los hijos menores de dieciséis años del pensionado, el diez por ciento de la cuantía de la pensión; 
  • Si el pensionado no tuviera nicónyuge,concubina,concubinario, ni hijos menores de dieciséis años se concederá una asignación del diez por ciento para cada uno de los padres del pensionado si dependieran económicamente de él; 
  • Si la persona no tuviera cónyuge o concubina o concubinario, ni hijos, ni ascendientes que dependan económicamente de él, se le concederá una ayuda asistencial equivalente al quince por ciento de la cuantía de la pensión que le corresponda, y 
  •  

...


http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=69387