Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Miércoles 18 de octubre de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Jueves 23 de Febrero de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-87/69210
Jueves 23 de Febrero de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-87/69210

De la Sen. Yolanda de la Torre Valdez, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con punto de acuerdo que exhorta a El Colegio Nacional a iniciar acciones que le conduzcan a una integración igualitaria entre los géneros.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN PARA LA IGUALDAD DE GÉNERO.

Sen. Yolanda
de la Torre Valdez

La suscrita Yolanda de la Torre Valdez, Senadora de la República e integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 8, numeral 1, fracción II, 276 y demás aplicables del Reglamento del Senado de la República, presenta ante esta Soberanía, una proposición con Punto de Acuerdo que exhorta respetuosamente a El Colegio Nacional, para iniciar acciones que le conduzcan a una integración igualitaria entre los géneros, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El Colegio Nacional fue creado mediante el Decreto Presidencial publicado en el Diario Oficial de la Federación el Día 8 de abril de 1943, de acuerdo con las siguientes consideraciones:

Que es ineludible el deber de un Gobierno fomentar, dentro de sus más vastas posibilidades, el desarrollo de la cultura científica, filosófica y literaria, tanto en el aspecto de la investigación como en las actividades tendientes a difundirla y estimando que se ha cumplido ya el propósito creador al fundar la Comisión Impulsora y Coordinadora de la Investigación Científica, resulta inaplazable la necesidad de establecer un colegio encargado de la divulgación, libre de las limitaciones, requisitos y modalidades que los planes, programas y métodos imponen a las instituciones universitarias. 

Que uno de los procedimientos más eficaces para afirmar la unidad nacional consiste en enriquecer y ampliar la cultura del pueblo mexicano, lo que se consigue, entre otras formas, agrupando en un colegio a nuestros más destacados valores en la filosofía, en la ciencia y en las artes, concediéndoles medios que les permitan mantenerse en contacto regular e íntimo con aquellos hombres que en virtud de las actividades a que fundamentalmente dedican su existencia, quedan impedidos de concurrir a los centros escolares en que normalmente se imparten estas enseñanzas, o bien con quienes, ya iniciados en ciertas disciplinas buscan su perfeccionamiento; 

Así el Colegio Nacional, se crea como una institución de reconocimiento a destacados intelectuales, artistas o investigadores mexicanos, para consolidar un vínculo con la sociedad y divulgar el conocimiento, de acuerdo a lo estipulado en los artículos del Decreto en comento, que a la letra dicen:

ARTÍCULO 1o - Con el nombre de Colegio Nacional se crea una comunidad de cultura al servicio de la sociedad, dotada de personalidad jurídica, en cuyo seno estarán representadas sin limitaciones las corrientes del pensamiento y las tendencias filosóficas, científicas y artísticas, pero con estricta exclusión de todo interés ligado a la política militante. 

ARTÍCULO 2o - El propósito general del Colegio será impartir por hombres eminentes, enseñanzas que representen la sabiduría de la época, esforzándose porque el conocimiento especializado de cada una de las cátedras concurra, fundamentalmente a fortalecer la conciencia de la nación, perpetuada en generaciones sucesivas de personas relevantes por su ciencia y virtudes.

A lo largo de más de 70 años de historia El Colegio Nacional ha albergado a un selecto grupo de mexicanos eminentes en su área de conocimiento y producción artística de tal modo que su obra ha sido difundida en la población, pues el objeto principal del Colegio es dictar cátedras libres y gratuitas en sus instalaciones ubicadas en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Algunos de sus miembros, solo por seleccionar una muestra particular, han sido Octavio Paz, Mario Molina, Jesús Silva Herzog, Daniel Cossío Villegas, Rufino Tamayo, Alfonso Caso, Ignacio Chávez y Carlos Fuentes.

Alrededor de 100 mexicanos han recibido el honor y la responsabilidad de pertenecer a esta destacada institución, que se sostiene mediante un subsidio anual y progresivo otorgado por la Secretaria de Educación Pública, con el cual se otorga un salario equitativo a sus miembros y se sufragan gastos propios de la Institución, así como la publicación de obras de divulgación y consulta.

Sin embargo, uno de los pendientes de esta institución pública, es la equidad de género, como se mencionó anteriormente alrededor de un centenar de mexicanos han ocupado sus instalaciones para dictar conferencias, realizar foros, comentar obras y sobre todo generar un vínculo entre la ciencia y la cultura nacional y el pueblo, empero, solo cuatro mujeres mexicanas han tenido la posibilidad de integrarse a la Institución, mismas que se enlistan a continuación seguidas de la disciplina donde ejercieron su obra.

  • Beatriz Ramírez de la Fuente – Historia del Arte.
  • Linda Rosa Manzanilla Naím – Arqueología
  • María Elena Medina Mora – Psiquiatría
  • Concepción Company Company – Lingüística

Es decir,las mujeres que han ingresado al Colegio Nacional, no representan siquiera el diez por ciento de los miembros actuales e históricos, más aún el primer ingreso se dio en el año de 1985 con el ingreso de Beatriz Ramírez de la fuente, 42 años después de la fundación del Colegio.

Sin duda, las instituciones públicas deben observar la igualdad de género para construirse, en el caso particular del Colegio Nacional, la ausencia de la paridad de género hace evidente la brecha que tienen las mujeres para desarrollarse y consolidarse como valores nacionales en las ciencias y las artes. Pero igualmente transmite un mensaje de desigualdad al ser la finalidad del Colegio divulgar el conocimiento científico y la obra artística a través de cátedras y conferencias públicas y gratuitas para el pueblo, lo cual se traduce en que las mujeres no participan en la creación de la ciencia y el arte.

De igual forma y en conmemoración al Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, es necesario que el Congreso de la Unión, se pronuncie exhortando respetuosamente a que el Colegio Nacional inicie una serie de acciones que lo conlleven a la paridad entre los géneros en un futuro próximo, entre las cuales podría considerarse el aumento de 40 a 60 miembros privilegiando la incorporación de 20 mujeres destacadas en sus respectivas áreas de conocimiento.

Sin el ánimo de imponer o favorecer candidaturas, existen mujeres destacadas en la sociedad mexicana que pudieran ser candidatas de ingreso, tales como:

  • Eugenia Meyer WalersteinDerechín – Historia
  • Margarita GlantzShapiro – Literatura
  • Carmen Boullosa Velázquez - Literatura
  • Julieta Norma Fierro Grossman – Astronomía
  • Marta Lamas Encabo – Sociología y Antropología
  • María Soledad Loaeza Tovar – Ciencias Políticas
  • María Amparo Casar Pérez – Ciencias Políticas
  • Victoria Eugenia Chagoya Hazas – Bioquímica
  • María Alejandra Bravo de la Parra - Bioquímica
  • Ana María CettoKramis – Física
  • Olga del Carmen Sánchez Cordero – Derecho

Entre otras mujeres destacadas en las diversas ramas del conocimiento y el arte, las cuales no solo engrosarían en número al Colegio, sino que lo enriquecerían con su talento y su aporte en la divulgación del conocimiento promoviendo una mayor participación de las mujeres esta tarea, hoy claramente destinada o reservada a los varones.

Pudiera referirse que la elección de los nuevos integrantes, se realiza en base al mérito y la trascendencia de su obra, pues bien es necesario recalcar que las mujeres han sido un grupo discriminado y ausente en la construcción de la sociedad hasta el siglo pasado, un ejemplo claro es la escasa presencia de mujeres en la Rotonda de las Personas Ilustres, ocho comparado contra los varones ciento cinco, cifra que pudiera incrementarse a 10, debido al retiro de los restos de Guadalupe Vélez y Leona Vicario; una breve revisión histórica demuestra que las mujeres no participaron activamente en la ciencia o la política en el siglo XIX mexicano, dado que solo la soprano Ángela Peralta, ha recibido tal honor, mientras que en el siglo XX se distingue a Emma Godoy, Rosario Castellanos, Dolores del Río, María Izquierdo, Amalia González Caballero, Virginia Fábregas, relacionadas con el arte y solo María Lavalle Urbina, destacada política; es entonces que debemos reflexionar sobre el papel de las instituciones y su responsabilidad con la igualdad de género.

Lo cual como ya se ha mencionado, exige que la imagen pública asociada a la Institución represente los valores sobre los cuales hemos de construir la sociedad del incipiente siglo XXI en México, donde la igualdad entre mujeres y varones, sea insustituible y aplicable en todos los procesos, por lo que se tiene que reconocer que quizá la obra de ciertas mujeres no tiene los méritos equiparables a sus pares varones que actualmente ocupan el Colegio Nacional, como consecuencia de una política de exclusión y discriminación en cuanto a la igualdad de las oportunidades para las mujeres, reflejado en el acceso a la educación superior y a los puestos de investigación científica o académica.

Medir con el mismo rasero la producción y obra de las mujeres respecto a los varones para determinar su ingreso al Colegio Nacional, tendrá el mismo efecto ya conocido y expuesto anteriormente, mantener una limitada participación del sexo femenino dentro de la Institución.

Si bien es cierto, que el Colegio Nacional, es una institución autónoma, su sostenimiento económico deriva de un subsidio otorgado por el Gobierno Federal a través de la Educación Pública, por lo que genera una responsabilidad moral con la nación y el pueblo de conducirse a través de los valores que la sociedad ha decidido incorporar en la construcción del país.

Por lo anteriormente expuesto y de acuerdo a los artículos señalados en el proemio, se presenta ante esta H. Soberanía el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

Único. El Senado de la República exhorta respetuosamente a El Colegio Nacional, para iniciar acciones que le conduzcan a una integración igualitaria entre los géneros, promoviendo la inclusión de mujeres destacadas de acuerdo a los lineamientos contenidos en su Decreto de Fundación, a fin de difundir una visión de igualdad de oportunidades entre mujeres y varones en cuanto al acceso a la ciencia, la investigación y la creación artística.

Dado en el Pleno del Senado de la República a los 21 días del mes de febrero de 2017.

Suscribe

Yolanda de la Torre Valdez
Senadora de la República

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=69210