Senado de la República.
LXIII Legislatura, Segundo Año de Ejercicio.
Lunes 22 de mayo de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Jueves 23 de Febrero de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-87/69189
Jueves 23 de Febrero de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-87/69189

Del Sen. Benjamín Robles Montoya, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con punto de acuerdo que exhorta al titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a sustituir su "metodología para la determinación de precios máximos de gasolinas y diésel" por la adopción de precios de gasolinas y diésel no mayores a diez pesos el litro.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO.

Sen. Ángel Benjamín
Robles Montoya

PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA AL TITULAR DE LA SECRETARÍA DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO A SUSTITUIR SU “METODOLOGÍA PARA LA DETERMINACIÓN DE PRECIOS MÁXIMOS DE GASOLINAS Y DIESEL” POR LA ADOPCIÓN DE PRECIOS DE GASOLINAS Y DIESEL NO MAYORES A DIEZ PESOS EL LITRO.

El que suscribe, Senador BENJAMÍN ROBLES MONTOYA integrante de la LXIII Legislatura del Senado de la República, de conformidad con lo establecido por los artículos 8 fracción II y 276 del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta Soberanía la siguiente Proposición con Punto de Acuerdo al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

Es un hecho que los denominados “gasolinazos” programados por el gobierno actual y el anterior de Felipe Calderón, atentan contra el precario bienestar económico de las familias y empresas nacionales, como se ha manifestado en cientos de mítines, movilizaciones, pronunciamientos empresariales y protestas sociales acumulados desde el año 2010 a la fecha. Pero de manera mucho más pronunciada en lo que va de enero del 2017.

Las diversas protestas multitudinarias en todo el país, se deben a los resultados de la nueva metodología de cálculo del precio de las gasolinas que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) aplica a partir de este año, que ha causado ya el gasolinazo más alto en lo que va del sexenio presente. Esa aplicación a su vez, está en el propósito de adelantar la liberalización del mercado de gasolinas, ante el estrepitoso fracaso de la Reforma Energética de Peña Nieto y la urgencia de recaudar 284,432.3 millones de pesos directo de las bolsas de las familias y empresas por medio del denominado Impuesto Especial Sobre la Producción y Servicios (IEPS) aplicado a los combustibles automotrices, para poder implementarla.  

El Fondo Monetario Internacional, así se lo hizo saber al gobierno de Peña Nieto, cuando publicó, el año pasado, su informe “Perspectivas Económicas: Las Américas, Actualización”, en su página 16, se lee:

Para México, “Es de vital importancia seguir avanzando en la consolidación fiscal para revertir la trayectoria ascendente del ratio de endeudamiento público, y los actuales bajos niveles de los precios de la energía brindan una oportunidad para liberalizar plenamente los precios de la gasolina, eliminar los subsidios a la electricidad no focalizados y mejorar la eficiencia de Pemex,”

Lo cual significó que la actual administración gubernamental se empeñara en mantener radicalmente su política de incrementos de impuestos en el precio de las gasolinas Magna, Premium y el Diesel.  Precisamente, la política de los gasolinazos, ha sido un recurso permanente de recaudación para el gobierno, como se puede observar en el cuadro que sigue, donde se muestra la trayectoria ascendente de los mismos desde el año 2012, a enero del 2017. Los aumentos han sido completamente alejados de cualquier pretensión de reactivar la realidad económica nacional; más bien han sido inflacionarios, logrando reducir el poder adquisitivo del salario que se trasmite en la generación de más pobreza, más desempleo y menos ganancias empresariales. Así, mientras los gasolinazos fueron del orden de 53 por ciento en promedio, el incremento del salario fue de menos de 24 por ciento en el mismo período.

Período 2012-2017

Magna

Premium

Diesel

Incremento % combustible

47

56.3

56.23

Incremento % Salario Mínimo

23.59

23.59

23.59

Los pretextos, argumentos, mentiras para imponer impuestos energéticos han sido diversos, pero sin duda, entre los de mayor trascendencia política están la aprobación de la denominada Reforma Energética en el período 2013—2014 y las reiteradas mentiras que bajarían los precios de los combustibles y la luz eléctrica.

En realidad lo que se ha conseguido con la política privatizadora de Peña Nieto, son desastres y crisis energética, cuyas expresiones –entre otras son:   

1.- Aumento de la dependencia de las importaciones de combustibles de EUA

2.- Radical proceso de exterminio de Pemex y CFE

3.- Aumento de los precios de energía y remate de los activos energéticos

4.- Entrega de campos y áreas petroleras a compañías transnacionales

5.- Aumento de la deuda pública

6.- Desempleo de personal calificado de Pemex

7.- Abandono de refinerías

8.- Carga tributaria excesiva contra familias y empresas

Que en términos de números, también entre otros, se traducen en:

1.- Caída de la producción de petróleo crudo en 15.5 % y de gas natural en 9.3 %.

2.- Disminución de la exportación de petróleo en un 4.9%

3.- Caída de 20.3% de la producción de refinados

4.- Caída de la producción de gasolinas en 22.2%, de diesel en 27.8%, querosenos 24.4%, de combustóleo 16.6%

El sector energético y toda la economía se encuentran en crisis. Pero los desastrosos resultados de la estrategia energética de Peña Nieto, llevan a ahondar la verdadera crisis de todo el sector expresada en:

1.- La dependencia externa en gasolina ha llegado a 55%, en diesel al 56%; en gas natural al 58% y otros productos 72%

2.- El valor de las exportaciones de petróleo crudo ha disminuido 67%

3.- La balanza comercial pasó de un superávit de 20,976 millones de dólares a un déficit de 2,373 millones de dólares

4.- El déficit de la balanza de gas natural ha crecido 72%

Es en este contexto que la metodología que se aplica en la actualidad para el cálculo del precio de la gasolina, se encuentra en el contexto del fracaso de la Reforma Energética, abusiva y depredadora. Y por lo mismo su vigencia es contraria al interés nacional.

El montaje de la metodología

Por ello es que la SHCP, determinó en su Ley de Ingresos 2017, en el décimo segundo artículo transitorio, que:

“Décimo Segundo. Durante 2017 y 2018 los precios al público de las gasolinas y el diesel se determinarán de conformidad con lo siguiente:

I.- La Comisión Reguladora de Energía, tomando en cuenta la opinión que emita la Comisión Federal de Competencia Económica, establecerá el calendario para que durante los años de 2017 y 2018 los precios al público se determinen bajo condiciones de mercado

….

II. En las regiones del país, durante el tiempo en donde los precios al público de las gasolinas y el diésel no se determinen bajo condiciones de mercado conforme al calendario a que se refiere la fracción anterior, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público establecerá los precios máximos al público de las gasolinas y el diésel con base en lo siguiente:

a) Considerará el precio de la referencia internacional de los combustibles y, en su caso, las diferencias en la calidad de los mismos, las diferencias relativas por costos de transporte entre regiones y las diversas modalidades de distribución y expendio al público.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público publicará la metodología para determinar los precios máximos al público antes mencionados y el periodo de vigencia de los mismos a más tardar el 31 de diciembre de 2016.

….

Con base a lo anterior, la SHCP emitió el día 27 de diciembre de 2016 el Comunicado 193 “Metodología para la determinación de precios máximos de gasolinas y diésel así como precios máximos vigentes en enero de 2017”, donde se precisa que:

“Durante 2017… los precios máximos se determinarán por región y reflejarán los costos logísticos de Pemex, en los términos aprobados por la Comisión Reguladora de Energía (CRE). Asimismo, durante el año se irá reduciendo el periodo entre ajustes para que, a partir de la tercera semana de febrero, éstos se lleven a cabo de manera diaria…

Los precios máximos regionales se determinarán mediante una fórmula transparente y objetiva donde se sumaran los tres componentes siguientes:

Los precios de referencia internacional de cada combustible.  Esto representa el costo de adquirir los combustibles en el mercado internacional. El precio de referencia utilizado será el de los mercados de la costa del golfo de Estados Unidos. Este costo es común para todas las regiones del país, excepto por el ajuste por calidad que aplica para cada zona específica, de acuerdo a las normas ambientales aplicables.

Los costos de transporte, internación, flete y distribución de Pemex. Estos costos, aprobados por la Comisión Reguladora de Energía, varían para cada región.

Otros conceptos, incluyendo los impuestos aplicables y el margen comercial para las estaciones de servicio. Cabe destacar que no hay ningún incremento en los impuestos aplicables a los combustibles.  Estos conceptos también son comunes entre regiones…

Los precios máximos ahora se ajustarán con una mayor frecuencia comparada con lo que se hizo en 2016.  Se comenzará con un sólo precio máximo durante enero y hasta el 3 de febrero de 2017, para después en febrero hacer dos actualizaciones semanales en las primeras dos semanas del mes. A partir del sábado 18 de febrero se determinarán de manera diaria. 

…”

Como se puede observar, la mecánica impositiva está claramente definida en cuanto la fijación del precio de manera independiente de donde se produzca las gasolinas. Porque ya sea importada o producida nacionalmente, lo mismo es, el precio se basará en la ecuación internacionalizada. Por otra parte, el consumo de los combustibles en México se aproxima a 190 millones de litros al día, que traducido a los cálculos anuales, representará más de 200 mil millones de pesos de impuestos IEPS, si todo se mantuviera en las condiciones iniciales de enero del 2017. Asunto que será imposible.

Pero, por otra parte, los 284,432.3 millones de pesos que representa el IEPS por combustibles automotrices, equivale a la cantidad de 14,220 millones de dólares. Si se toma en cuenta que las reservas internacionales del Banco de México, llegan a más de 175 mil millones de dólares y que se guardan para casos de crisis y desestabilizaciones, con menos del 10% de ellas se podría cubrir perfectamente el presupuesto IEPS gasolinero.

De aquí, fijar el precio máximo en diez pesos el litro de los combustibles es absolutamente factible, sin tener que realizar ningún recorte presupuestal adicional.

Por lo antes expuesto, someto a la consideración de este Pleno el presente punto de acuerdo en los siguientes términos:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO.- EL SENADO DE LA REPÚBLICA EXHORTA AL TITULAR DE LA SECRETARÍA DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO A SUSTITUIR SU “METODOLOGÍA PARA LA DETERMINACIÓN DE PRECIOS MÁXIMOS DE GASOLINAS Y DIESEL” POR LA ADOPCIÓN DE PRECIOS DE GASOLINAS Y DIESEL NO MAYORES A DIEZ PESOS EL LITRO.

SUSCRIBE

SENADOR BENJAMÍN ROBLES MONTOYA

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=69189