Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Sabado 18 de noviembre de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Martes 14 de Febrero de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-80/69040
Martes 14 de Febrero de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-80/69040

Del Sen. Miguel Romo Medina, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con proyecto de decreto por el que se adiciona la fracción VIII al artículo 4º, la fracción VIII al artículo 10º y se modifica la fracción V del artículo 43 de la Ley General de Protección Civil.

SE TURNÓ A LAS COMISIONES UNIDAS DE PROTECCIÓN CIVIL Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS, SEGUNDA.

Sen. Miguel
Romo Medina

INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE ADICIONA LA FRACCIÓN viii al artículo 4º, la fracción viii al artículo 10º, y SE modifica la fracción v del artículo 43 de la ley general de protección civil.

El que suscribe, Miguel Romo Medina, Senador de la República de la LXIII Legislatura del H. Congreso de la Unión e integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 4, 8 numeral 1 fracción II, 164 y 276 numeral 1 del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración del pleno de esta Soberanía, la siguienteIniciativa con proyecto de decreto por el que se adiciona la fracción VIII al artículo 4º, la fracción VIII al artículo 10º, y se modifica la fracción V del artículo 43 de la Ley General de Protección Civil, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El Marco de Sendai para la Reducción de Riesgo de Desastres 2015-2030, es el instrumento internacional encargado de recomendar una adecuada forma de operatividad y reglamentación en cuanto a protección civil y gestión de riesgo de desastres se refiere. Aprobado por la Tercera Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre la Reducción del Riesgo de Desastres celebrada en Sendai, Japón.en marzo de 2015, el Marco se enriqueció con las experiencias de los grandes países pioneros en materia de protección civil, entre ellos México, dando una invaluable oportunidad para que los Estados pudieran sentar uno de los precedentes más significativos de la agenda para el desarrollo más ambiciosa de todos los tiempos: La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Sendai representa la evolución y continuidad de su exitoso predecesor: el Marco de Acción de Hyogo, aprobado en 2005. Cómo menciona MargaretaWhalström, ex representante especial de las Naciones Unidas del Secretario General para la Reducción del Riesgo de Desastres e impulsora de Sendai:  “(Hyogo) se concibió para dar un mayor impulso a la labor mundial en relación con el Marco Internacional de Acción del Decenio Internacional para la Reducción de Desastres Naturales de 1989 y la Estrategia de Yokohama para un Mundo Más Seguro, así como su Plan de Acción, y la Estrategia Internacional para la Reducción de los Desastres de 1999 [*]”.

Estos instrumentos complementaron y enriquecieron a Sendai consolidando un instrumento internacional articulado conforme a los retos y necesidades actuales de todos los Estados sin dejar a ninguno atrás [*].  Sendai incorpora una serie de innovaciones presentadas por la comunidad internacional en relación con los derechos humanos, la resiliencia, la coordinación multinivel y el manejo de riesgo de desastre en oposición al manejo de desastres [*].

México participó activamente en la Tercera Conferencia Mundial de las Naciones Unidas para la Reducción de Riesgo de Desastres de dónde nació el Marco de Sendai. Durante la participación de la delegación enviada por nuestro país, el Marco se nutrió con las experiencias, planes, programas y estrategias del Sistema Nacional de Protección Civil Mexicano y de los acuerdos regionales en gestión de riesgo de desastres. El Gobierno de la República ha priorizado la gestión de riesgos frente a la gestión de desastres, aplicando las lecciones aprendidas de los principales desastres que acaecieron las últimas décadas.

Los planes, programas y estrategias emprendidos por el Gobierno de la República han sido reconocidos por diferentes instancias tanto nacionales como internacionales. El Representante Especial del Secretario General de la ONU para la Reducción del Riesgo de Desastres, el Sr. Robert Glasser, reconoció a nuestro país como punta de lanza en la aplicación de las nuevas normatividades en reducción de riesgo de desastres. En una entrevista con el Coordinador Nacional de Protección Civil, mencionó que “una de las metas de la próxima Plataforma Global para la Reducción de Riesgo de Desastres es alentar a los Estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas a que sigan el ejemplo de México y de otros países de ir más allá de la gestión desastres para también abordar los riesgos que dan origen a las pérdidas ocasionadas por los desastres, lo cual incluye la pobreza, la urbanización no planificada, la degradación ambiental y una gobernabilidad pobre de los desastres [*]”.

Del 22 al 26 de mayo de 2017, México será anfitrión de la Quinta Plataforma Global para la Reducción del Riesgo de Desastres, la cual se celebrará en Cancún, Q.Roo. Dicho foro de discusión es el más grande e importante abocado al tema de la reducción de riesgo de desastre y es importante destacar que está será la primera vez en la historia de la plataforma en que las sesiones se lleven a cabo fuera de Ginebra. 

A pesar de todos los avances, siguen existiendo brechas en nuestra legislación, las cuales nos impiden aplicar de manera coordinada y en sintonía la legislación con el Marco de Sendai. Si bien la Ley General de Protección Civil es un ordenamiento jurídico completo y nutrido, es importante destacar dos puntos que mejorarían su implementación y que lo pondrían a la vanguardia como uno de los ordenamientos de protección civil y de gestión de riesgo de desastres más avanzado de América Latina; sin dejar de destacar la valía que implica ser uno de los primeros países en implementar el Marco de Sendai como parte esencial de su legislación en esta materia.

Bajo este tenor, la Ley General de Protección Civil enuncia en su artículo 5º la forma en cada una de las autoridades que participan en el Sistema Nacional de Protección Civil deben actuar:

“Artículo 5. Las autoridades de protección civil, enumeradas en el artículo 27 de esta Ley, deberán actuar con base en los siguientes principios:

  1. Prioridad en la protección a la vida, la salud y la integridad de las personas;  
  2. Inmediatez, equidad, profesionalismo, eficacia y eficiencia en la prestación del auxilio y entrega de recursos a la población en caso de emergencia o desastre; III.  
  3. Subsidiariedad, complementariedad, transversalidad y proporcionalidad en las funciones asignadas a las diversas instancias del gobierno; .  
  4. Publicidad y participación social en todas las fases de la protección civil, pero particularmente en la de prevención;  
  5. Establecimiento y desarrollo de una cultura de la protección civil, con énfasis en la prevención en la población en general;  
  6. Legalidad, control, eficacia, racionalidad, equidad, transparencia y rendición de cuentas en la administración de los recursos públicos;  
  7. Corresponsabilidad entre sociedad y gobierno, y  
  8. Honradez y de respeto a los derechos humanos.” 

Este es el único artículo de la Ley que hace referencia directa a la protección y respeto de los derechos humanos, es por ello que es necesario ampliar dicha protección y fomentar como autoridades el respeto, protección, salvaguarda y promoción de todos y cada uno de los derechos humanos protegidos por nuestra Carta Magna.  Por lo anterior, es indispensable consultar los principios rectores del Marco de Sendai para poder adaptar nuestra legislación a lo que este instrumento establece en el apartado 19 inciso (c):

“19 (c) La gestión del riesgo de desastres está orientada a la protección de las personas y sus bienes, salud, medios de vida y bienes de producción, así como los activos culturales y ambientales, al tiempo que se respeten todos los derechos humanos, incluido el derecho al desarrollo y se promueve su aplicación.”

Este principio es interpretado también por la misma instancia internacional en el documento “Reading the Sendai Framework forDisasterRiskReduction 2015-2030” [*]. A continuación, la interpretación traducida al idioma español:

“Este principio requiere que, al hablar de las medidas necesarias para prevenir y reducir el riesgo de desastre, los Estados y todos los demás actores promuevan y protejan los derechos humanos. El reconocimiento del vínculo entre la reducción de riesgo de desastre y la promoción  y protección de los derechos humanos es importante. Se hace explícito el hecho  de que prevenir y reducir el riesgo de desastre son maneras para promover y proteger los derechos humanos,  y también que la aplicación de las normas de derechos humanos pueden fortalecer el manejo del riesgo de desastre. Derechos políticos y civiles, derechos económicos, sociales y culturales, la eliminación de la discriminación racial y la discriminación en contra de las mujeres, niños y personas discapacitadas, por mencionar algunos, tienen una relación directa en la participación, capacidades, vulnerabilidades, resiliencia, la posibilidad de una toma de decisión informada en materia de riesgos, rendición de cuentas, etc. y por lo tanto en la reducción de riesgo de desastre.” 

Otros principios del Marco que encuadran y amplían lo fundamental de la salvaguarda y promoción de los derechos humanos son los encontrados igualmente en el apartado 19 incisos (d) y (h) qué enuncian lo siguiente:

19 (d) La reducción de riesgo de desastre requiere la implicación y colaboración de toda la sociedad. Requiere también del empoderamiento y una participación inclusiva, accesible y no discriminatoria, prestando especial atención a las personas afectadas desproporcionadamente por los desastres, en particular las más pobres:

19 (h) La coherencia de los planes de políticas, prácticas y mecanismos a través de diferentes mecanismos, sectores y agendas.”  

De igual manera, la interpretación oficial del Marco establece lo siguiente:

“19 (d) Este principio complementa y articula al 19(b) y al 19(c).  Esto requiere la participación de toda la sociedad y del completo empoderamiento de sus miembros sin discriminación y sin exclusión. Afirma que la reducción de riesgo de desastres es asunto de todos, y ninguna persona debe ser dejada fuera o detrás. Este principio es fundamental para garantizar la plena comprensión del riesgo de desastres a nivel local y la adopción de medidas que se adaptan a las necesidades de las personas en situación de riesgo. También destaca que el trabajo voluntario no se ha utilizado plenamente en la aplicación de las cuatro áreas prioritarias, y que su organización es un elemento importante en el gobierno de la reducción del riesgo de desastres.”

“19 (h) Este principio requiere coherencia entre las estrategias, políticas, planes y programas políticos, tales como los relacionados con el desarrollo, el crecimiento,el medio ambiente, el clima, la seguridad alimentaria, la salud y la seguridad. La "coherencia" en cuestión se refiere a los objetivos y la capacidad de los sectores 'para prevenir y reducir el riesgo de desastres, tanto en sus respectivos negocios y en su aplicación combinada y acumulativa. Como consecuencia, también se refiere a la capacidad de los sectores de adoptar medidas compatibles y adecuadas y mecanismos de aplicación. La coherencia requerida exige también ampliar el alcance de los esfuerzos dirigidos a la comprensión del riesgo de desastres, ya que requiere la comprensión de los impactos potenciales de rebotes de las políticas y programas del sector. En este sentido, la gestión del riesgo de desastres debe ser no sólo de peligros múltiples, sino también multisectorial.”

Del mismo modo, La comunicación multisectorial y multinivel representa la base que sostiene a todo el Sistema Nacional de Protección Civil. La Constitución lo reconoce en su artículo 73º fracción XXIX-I.   

“Artículo 73º El Congreso tiene facultad:

I.(…)

II.(…)

III. (…)

XXIX-I.   Para expedir leyes que establezcan las bases sobre las cuales la Federación, los estados, el Distrito Federal y los municipios, coordinarán sus acciones en materia de protección civil,”

La coordinación entre los niveles internacional, nacional, regional y local, destacan como la parte medular del instrumento de reducción de riesgo de desastres. De lo anterior, el Marco de Sendai mediante los principios encontrados en el numeral 19 incisos (b) y (e) establece lo siguiente:

“19 (b) Para la reducción de riesgo de desastres es necesario que las responsabilidades sean compartidas por los gobiernos centrales y las autoridades, los sectores y actores nacionales pertinentes.

19 (e) Pleno compromiso de todas las instituciones del Estado de naturaleza ejecutiva y legislativa al nivel nacional y local.”

De la misma manera, la interpretación anteriormente mencionada, amplía y dilucida los citados incisos:

“ 19 (b) Este principio complementa al 19(a)  al reconocer que el Estado y sus instituciones no pueden actuar solos en el manejo del riesgo de desastre. Todos los actores tienen la responsabilidad de prevenir y reducir el riesgo de desastre y tienen que jugar su parte. Bajo este tenor, el Estado y sus instituciones tiene la responsabilidad de posibilitar a otros para que tomen medidas.

19 (e) Este principio articula el núcleo de la gobernanza en la reducción de riesgo de desastre. Estatuye que todas las instituciones tienen un rol que jugar  en su área  y en coordinación entre ellas. La reducción de riesgo de desastre no es sólo responsabilidad del poder ejecutivo. El poder legislativo es llamado a jugar un rol activo, no sólo legislando, sino también ejercitando la supervisión y el control sobre la ejecución y el avance de las políticas, objetivos, estrategias, planes y metas. En este contexto, la coordinación entre las instituciones es esencial no sólo por cuestiones operativas, sino para un mejor entendimiento de riesgo de desastre y la revisión y aprobación de políticas de sector, estrategias, planes y medidas que en la búsqueda de los objetivos de sector sean coherentes y consistentes en la prevención de la creación  y la reducción del riesgo de desastres.                                                                 

 Este principio implícitamente replantea el rol que juega el poder judicial y otras autoridades independientes en la adjudicación de casos y en la aplicación del principio de “DueDiligence”, teniendo en cuenta el fortalecimiento del paradigma concerniente al entendimiento del riesgo de desastre consagrado en el área prioritaria I.                                                                                                                                   

Otro rol importante es el de las instituciones de auditoria y transparencia para evaluar si el gasto público y las inversiones se han hecho de forma informada.  Este principio refuerza la responsabilidad en la gestión del riesgo de desastres, que de hecho sólo puede garantizarse si los roles y responsabilidades entre las instituciones están claramente definidos a través de instrumentos de regulación adecuados. Este principio puede ser complementado con 19 (f), (g) y (i).”

De esta manera, se trata de impulsar la mejora continua de la legislación en materia de protección civil y la aplicación de los instrumentos internacionales de la materia, en este caso, el Marco de Sendai. La protección y promoción de los derechos humanos; así como la comunicación multinivel  antes, durante y después de todos y cada uno de los agentes perturbadores posibles.

Por lo anteriormente expuesto, someto a la consideración de esta H. Asamblea el siguiente:

proyecto de decreto por el que se adiciona la fracción VIII al artículo 4º, la fracción VIII al artículo 10º, y se modifica la fracción V del artículo 43 de la Ley General de Protección Civil.

Artículo 4. Las políticas públicas en materia de protección civil, se ceñirán al Plan Nacional deDesarrollo y al Programa Nacional de Protección Civil, identificando para ello las siguientes prioridades:

I. (…)

VIII.- El respeto y promoción de los derechos humanos.

Artículo 10. La Gestión Integral de Riesgos considera, entre otras, las siguientes fases anticipadas a la ocurrencia de un agente perturbador:

I. (…)

VIII. Comunicación multinivelentre los diferentes órdenes de gobierno para fomentar la reducción del riesgo de desastre.

Artículo 43. A fin de fomentar dicha cultura, las autoridades correspondientes dentro de sus respectivos ámbitos de competencia, deberán;

I. (…)

V. Elaborar, estructurar y promocionar campañas de difusión sobre temas de su competencia relacionados con la protección civil, así como de la promoción de los derechos humanos antes, durante y después de cualquier agente perturbador.

ARTÍCULO TRANSITORIO

ÚNICO: El presente decreto entrara en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

ATENTAMENTE

SEN. MIGUEL ROMO MEDINA


Fuentes Consultadas:

  1. Organización de la Naciones Unidas. (2015). Prefacio. En Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastre (p.5). Ginebra, Suiza: UNISDR.
  2. Organización de las Naciones Unidas. (2015). Proyecto de documento final de la cumbre de las Naciones Unidas para la aprobación de la agenda para el desarrollo después de 2015. de Agencia de Cooperación Española Sitio web:  

http://www.cooperacionespanola.es/sites/default/files/agenda_2030_desarrollo_sostenible_cooperacion_espanola_12_ago_2015_es.pdf Consultado el 25 de agosto de 2016.

  1. United Nations. (2016). Introduction. En United Nations Plan of Action on Disaster Risk Reduction for Resilience: Towards a Risk-informed and Integrated Approach to Sustainable Development (p. 5). Geneva, Switzerland: UN  
  2. UNISDR. (2016, marzo 18). MÉXICO SERÁ SEDE EN 2017 DE LA PLATAFORMA GLOBAL PARA LA REDUCCION DEL RIESGO DE DESASTRES. Comunicado de Prensa de la UNISDR, UNISDR 2016/09, 1. 2016, agosto 24, De UNISDR Sala de Prensa Base de datos  

[*] Organización de la Naciones Unidas. (2015). Prefacio. En Marco de Sendaipara la Reducción del Riesgo de Desastre(p.5). Ginebra, Suiza: UNISDR

[*]Organización de las Naciones Unidas. (2015). Proyecto de documento final de la cumbre de las Naciones Unidas para la aprobación de la agenda para el desarrollo después de 2015. agosto 25, 2016, de Agencia de Cooperación Española Sitio web: http://www.cooperacionespanola.es/sites/default/files/agenda_2030_desarrollo_sostenible_cooperacion_espanola_12_ago_2015_es.pdf

[*] United Nations. (2016). Introduction. En United Nations Plan of Action on Disaster Risk Reduction for Resilience: Towards a Risk-informed and Integrated Approach to Sustainable Development (p. 5). Geneva, Switzerland: UN

[*]UNISDR. (2016, marzo 18). MÉXICO SERÁ SEDE EN 2017 DE LA PLATAFORMA GLOBAL PARA LA REDUCCION DEL RIESGO DE DESASTRES. Comunicado de Prensa de la UNISDR, UNISDR 2016/09, 1. 2016, agosto 24, De UNISDR Sala de Prensa Base de datos

[*]https://www.unisdr.org/we/inform/publications/46694

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=69040