Senado de la República.
LXIII Legislatura, Segundo Año de Ejercicio.
Lunes 26 de junio de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Jueves 16 de Febrero de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-82/69022
Jueves 16 de Febrero de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-82/69022

Del Sen. David Monreal Ávila, del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, con proyecto de decreto por el que se modifican los artículos 201 y 205 de la Ley del Seguro Social.

SE TURNÓ A LAS COMISIONES UNIDAS DE SEGURIDAD SOCIAL Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS.

Sen. David
Monreal Ávila

DAVID MONREAL ÁVILA, Senador de la República, integrante de la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 71, fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y 55 fracción II, del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, someto a la consideración de esta Honorable Soberanía la siguiente INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE MODIFICAN LOS ARTICULOS 201 Y 205 DE LA LEY DEL SEGURO SOCIAL, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El 27 de diciembre de 1974 se promulgó una modificación al artículo 4º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la cual elevaba a rango constitucional la igualdad ante la ley del varón y la mujer, este logro fue el resultado de las luchas feministas que por cientos de años exigían un trato igualitario entre los géneros. La tesis de la igualdad entre el varón y la mujer ha sido razonada con argumentos de hecho: “los hombres, decía Hobbes, soniguales porque todos mueren; o porque, escribía Locke, tienenlas mismas inclinaciones y facultades; o como decía Rousseau, laigualdad se mide en relación a las capacidades y méritos de cadaindividuo. Desde entonces, a las personas que sufren desigualdady discriminación se les exige demostrar que son “iguales”, en elsentido de “similares”, a aquellos que ya gozan de los derechosque buscamos”. [*]

Esta discusión acerca de la igualdad entre hombres y mujeres llevó a innumerables debates entre quienes apostaban por abrir el paso a las mujeres en todos los ámbitos de la vida social, y entre aquellos que asumían posturas sexistas, asegurando que no podía existir una igualdad entre sexos, en este sentido, eliminar siglos de entender la igualdad como semejanza, no hasido fácil. [*]

Con el auge de los derechos humanos a partir de la segunda guerra mundial, el debate acerca del derecho a la igualdad entre hombres y mujeres, así como a la no discriminación cobró gran fuerza, sobre todo, porque a partir de la década de 1940 el papel de la mujer en la sociedad comenzó a tener nuevos roles, otorgándoles responsabilidades sociales que hasta entonces se les habían negado como derecho a estudiar, trabajar, participar en política, entre otras. La lucha por lograr la igualdad de géneros ante la Ley, no ha sido sencilla, ya que se han debatido diversas posturas acerca de cómo entender dicha igualdad, sin embargo, “desde la perspectiva de los derechos humanos, la igualdad nose refiere a la semejanza de capacidades y méritos o a cualidadesfísicas de los seres humanos, sino que es un derecho humano autónomo” [*], es decir, la igualdad no es un hecho, sino un valor establecidoprecisamente ante el reconocimiento de la diversidad humana, lo que ha llevado a establecer una igualdad entre el varón y la mujer, pero respetando las diferencias entre los géneros.

Sin embargo, a pesar de que en México desde 1947 se elevó a rango constitucional la igualdad ante la ley del varón y la mujer, hoy en día siguen existiendo vacíos jurídicos que requieren ser atendidos para dar validez plena a este derecho humano. Con la reforma constitucional 2011 en materia de derechos humanos, el compromiso del Estado mexicano por garantizar la igualdad se reforzó, toda vez que en el artículo 1º constitucional quedó reconocido que toda persona goza de los derechos humanos, así como de los mecanismos contemplados en la Constitución, y en los Tratados Internacionales, luego entonces las personas deben tener la posibilidad de ejercer el derecho a la no discriminación y la igualdad entre hombres y mujeres.

En este sentido, el 29 de junio de 2016 la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, resolvió un amparo en revisión del Juzgado Primero de Distrito en el Estado De México, en razón de los artículos 201 y 205 de la Ley del Seguro Social, el artículo 171 de la Ley Federal del Trabajo, y del punto 8.1.3 de la Norma que establece las disposiciones para la operación de Guardería del IMSS, en donde el quejoso reclamaba además de la violación a los preceptos citados, la negativa de admitir las solicitudes de inscripción a su hijo a alguna de las estancias infantiles de la Subdelegación Naucalpan, del IMSS.

De igual manera, en la demanda de amparo el quejoso señalaba la violación del derecho a la no discriminación: Artículos 1 de la Constitución Federal; 1, 5, 11, 12 y siguientes de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la Mujer; 4 y 7   de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer; 1 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos; derecho a la igualdad entre hombre y mujer: Artículos 4 constitucional; 1, 5, 11, 12 y siguientes de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer; 4 y 7 de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la violencia contra la mujer; 1 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos; así como la violación de su derecho a la seguridad social: Artículos 123 de la Constitución Federal; 12 y siguientes de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación  contra la Mujer; 16 de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre; 26 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos en Materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y 9 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, además de violación al principio del interés superior del menor: Artículos 4 de la Constitución Federal; VII de la Declaración Americana sobre Derechos y Deberes del Hombre; 19 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos; 2, 3, 4, 16 y 19 de la Convención de los Derechos del Niño.

Ante este escenario, la segunda sala de la SCJN señaló que efectivamente los artículos 201 y 205 de la Ley del Seguro Social, así como la negativa por parte del Instituto del Seguro Social respecto de no aceptar la inscripción de su hijo en las guarderías de dicho Instituto, constituía una violación al derecho a la no discriminación, así como la igualdad del varón y la mujer ante la ley.

Al respecto, el proyecto de sentencia de la Corte señala que derivado del análisis de los preceptos señalados, “la ley hace una clara distinción del beneficio del servicio de las guarderías, al otorgarlo en forma exclusiva a las aseguradas, cuya única condición es la de ser mujer; mientras que, para los hombres asegurados, establece una serie de requisitos, en su condición de padres o para los hombres que tengan la guarda y custodia de un menor.Se considera que esta distinción es injustificada y discriminatoria, en la medida de que en términos del artículo 4o. de la Constitución Federal, el hombre y la mujer son iguales ante la ley.” [*]

Continuando con el análisis del amparo en revisión, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación señala que el derecho de igualdad entre el hombre y la mujer que contempla esta disposición constitucional, busca que ambos sean tratados equitativamente frente a la ley, lo cual, necesariamente implica que tanto la mujer como el hombre gocen, en el caso concreto, en su calidad de trabajadores asegurados, de los mismos beneficios que brinda la seguridad social, entre otros, el servicio de guardería, conforme a lo previsto en el artículo 123, Apartado A, fracción XXIX, de la Constitución Federal. “De ahí que, sin que exista justificación objetiva para un trato diferenciado, las normas cuestionadas deriven en una situación de discriminación, al restringir a determinados supuestos el derecho del trabajador a gozar del servicio. Lo anterior, en contravención a lo dispuesto en el último párrafo del artículo 1o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos” que establece la prohibición de cualquier tipo de discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.

En su resolución la Corte señala que esta distinción que hace la Ley del Seguro Social, promueve estereotipos y roles que van en contra de la equidad de género, toda vez que la norma presupone que el cuidado de los hijos es una responsabilidad de la madre, y por lo tanto sólo en el caso de que ésta trabaje, no se encuentre con vida o por resolución judicial se haya decretado la guarda y custodia al padre, las guarderías del seguro social pueden prestar el servicio del cuidado de los menores durante la jornada laboral.

Por lo tanto, y con base en el análisis que hace la Corte, la Ley del Seguro Social en los términos actuales, presupone que en el caso de que una mujer no se encuentre dada de alta en el Seguro Social como trabajadora es porque se dedica al cuidado del hogar. Sin embargo, si se toma en cuenta que 16 millones de mujeres representan el 40% de la población económicamente activa, lo que significa que el 60% son hombres, y muchas de esos 16 millones de mujeres trabajan en la informalidad, a la norma en cuestión resulta a todas luces un acto de discriminación y de desconocimiento a la igualdad entre el varón y la mujer decretada en 1947 en México.

Es por ello que la resolución del amparo en revisión de la Segunda Sala de la SCJN concluye que “considera que el hombre, al igual que la mujer, tiene derecho a acceder al servicio de guardería que, en su carácter de aseguradas, el Instituto les presta en forma amplia a ellas; pues no existe ninguna justificación legal, constitucional ni convencional que los prive de obtenerlo en igualdad de condiciones, en la medida de que ambos son iguales ante la ley”, haciendo énfasis que en esta materia la realidad ha superado a la norma, ya que cada día los roles que eran exclusivos de alguno de los sexos han mutado para ser responsabilidades compartidas.

Además, la Sala concluye que del análisis de los preceptos señalados, estos violan los derechos de la niñez y el interés superior del menor, al privarlos del acceso al servicio de guardería que otorga el Instituto Mexicano del Seguro Social a través de su padre y limitarlo en forma discriminatoria únicamente a las mujeres aseguradas.

En este sentido, la presente iniciativa tiene por objeto modificar los artículos 201 y 205 de la Ley del Seguro Social a fin de actualizar la norma y eliminar las limitantes y contradicciones que establecen dichos preceptos en cuanto al derecho a la igualdad entre el varón y la mujer, así como con el derecho a la no discriminación. Para lo cual se propone eliminar la distinción entre mujeres trabajadoras y los trabajadores viudos o que tienen a su cargo la custodia de sus hijos, remplazándolo por el término genérico de trabajador, ya que en el artículo 5-A, fracción V de la misma Ley define que se entiende por trabajadores o trabajador: la persona física que la Ley Federal del Trabajo define como tal, y a su vez esta Ley en su artículo 8º señala que trabajador es la persona física que presta a otra, física o moral, un trabajo personalsubordinado.

Los cambios propuestos van encaminados a reducir la brecha de la desigualdad, el trato diferenciado y discriminatorio que aún persiste en muchos espacios de la sociedad, además el Estado mexicano al ser parte de los tratados internacionales en materia de derechos humanos debe trabajar para ampliar la protección de éstos, toda vez que “los derechos humanos generan tres niveles de obligaciones parael Estado: de respeto, protección, y garantía o cumplimiento;el derecho a la igualdad no es una excepción. Respetar underecho generalmente significa que el Estado no debe violarlodirectamente y debe reconocerlo como derecho humano en sulegislación.” [*] Por lo tanto para garantizar cada uno de los derechos, es necesario adoptar las medidas necesarias para permitir que las personas puedan ejercer plenamente sus derechos humanos, y las modificaciones aquí propuestas van en este sentido.

Finalmente la presente iniciativa pretende dar un paso más en la eliminación de los estereotipos de género, buscando construir una sociedad más incluyente en donde los roles y las responsabilidades entre hombres y mujeres sean equitativas, para lograrlo se necesita que ambos géneros se encuentren en igualdad de circunstancias ante la Ley. A más de 40 años de establecerse la igualdad entre el varón y la mujer en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos aún existen lagunas jurídicas que impiden el ejercicio pleno de este derecho en México. 

Por lo antes expuesto, someto a consideración de esta Honorable Asamblea, la siguiente:

INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE MODIFICAN LOS ARTICULOS 201 Y 205 DE LA LEY DEL SEGURO SOCIAL, para quedar como sigue:

Artículo 201. El ramo de guarderías cubre el riesgo de no poder proporcionar cuidados durante la jornada de trabajo a sus hijos en la primera infancia, del trabajador, mediante el otorgamiento de las prestaciones establecidas en este capítulo.

El servicio de guardería se proporcionará en el turno matutino y vespertino pudiendo tener acceso a alguno de estos turnos, el hijo del trabajador cuya jornada de labores sea nocturna.

Artículo 205. El trabajador tendrá derecho a los servicios de guardería, durante las horas de su jornada de trabajo, en la forma y términos establecidos en esta Ley y en el reglamento relativo.

El servicio de guarderías se proporcionará en el turno matutino y vespertino, pudiendo tener acceso a alguno de estos turnos, el hijo del trabajador cuya jornada de labores sea nocturna.

ARTÍCULOS TRANSITORIOS

PRIMERO.- El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.


TEXTO VIGENTE

TEXTO PROPUESTO

Artículo 201. El ramo de guarderías cubre el riesgo de no poder proporcionar cuidados durante la jornada de trabajo a sus hijos en la primera infancia, de la mujer trabajadora, del trabajador viudo o divorciado o de aquél al que judicialmente se le hubiera confiado la custodia de sus hijos, mediante el otorgamiento de las prestaciones establecidas en este capítulo.

Este beneficio se podrá extender a los asegurados que por resolución judicial ejerzan la patria potestad y la custodia de un menor, siempre y cuando estén vigentes en sus derechos ante el Instituto y no puedan proporcionar la atención y cuidados al menor.

El servicio de guardería se proporcionará en el turno matutino y vespertino pudiendo tener acceso a alguno de estos turnos, el hijo del trabajador cuya jornada de labores sea nocturna.

Artículo 205.Las madres aseguradas, los viudos, divorciados o los que judicialmente conserven la custodia de sus hijos, mientras no contraigan nuevamente matrimonio o se unan en concubinato, tendrán derecho a los servicios de guardería, durante las horas de su jornada de trabajo, en la forma y términos establecidos en esta Ley y en el reglamento relativo.

El servicio de guarderías se proporcionará en el turno matutino y vespertino, pudiendo tener acceso a alguno de estos turnos, el hijo del trabajador cuya jornada de labores sea nocturna.

Artículo 201. El ramo de guarderías cubre el riesgo de no poder proporcionar cuidados durante la jornada de trabajo a sus hijos en la primera infancia, del trabajador, mediante el otorgamiento de las prestaciones establecidas en este capítulo.

Artículo 205.El trabajador tendrá derecho a los servicios de guardería, durante las horas de su jornada de trabajo, en la forma y términos establecidos en esta Ley y en el reglamento relativo.

El servicio de guarderías se proporcionará en el turno matutino y vespertino, pudiendo tener acceso a alguno de estos turnos, el hijo del trabajador cuya jornada de labores sea nocturna.

Dado en el salón de sesiones del Senado de la República a los 14 días del mes de febrero de 2017


[*] Facio, Alda, “El derecho a la igualdad entre hombres y mujeres”, Corte Interamericana de Derechos Humanos, [en línea], consultada 12/02/2017, disponible en: http://www.corteidh.or.cr/tablas/a22083.pdf

[*] Ídem

[*] Ídem.

[*]AMPARO EN REVISIÓN 59/2016

[*] Facio, Alda, Op. Cit.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=69022