Senado de la República.
LXIII Legislatura, Segundo Año de Ejercicio.
Jueves 22 de junio de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Jueves 9 de Febrero de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-77/68830
Jueves 9 de Febrero de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-77/68830

De la Sen. Andrea García García, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con punto de acuerdo que exhorta a la Secretaría de Gobernación a implementar diversas acciones en torno al gasto en seguridad pública, para mejorar las condiciones de trabajo de la policía en México.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE SEGURIDAD PÚBLICA.

Sen. Andrea
García García

PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA RESPETUOSAMENTE A LA SECRETARÍA DE GOBERNACIÓN A IMPLEMENTAR DIVERSAS ACCIONES EN TORNO AL GASTO EN SEGURIDAD PÚBLICA, PARA MEJORAR LAS CONDICIONES DE TRABAJO DE LA POLICÍA EN MÉXICO.

HONORABLE ASAMBLEA

La Senadora ANDREA GARCÍA GARCÍA integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, suscribe ante el Pleno de la Cámara de Senadores del H. Congreso de la Unión de la LXIII Legislatura, con fundamento en los artículos 8, numeral 1, fracción II y 276 del Reglamento del Senado de la República y somete a la consideración de esta Asamblea, la siguiente Proposición con Punto de Acuerdo al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

El Índice de Paz Global, es una medición, que abarca 23 indicadores con la finalidad de medir el nivel de paz y la ausencia de violencia de un país o región determinados, su reporte en 2015, determinó que México se encuentra en el puesto 144 de un total de 162 países, siendo así el país menos pacífico de Centroamérica y el Caribe.

Lo anterior, es de suma preocupación, toda vez que se encuentra entre los últimos 20 lugares, contrasta con China cuya población en 2014, de acuerdo a cifras del Banco Mundial, ascendió a 1,364 millones 270 mil habitantes y su lugar en el Índice de Paz Global es el 124, siendo que su población es 10.8 veces mayor a la nuestra. Por lo que respecta al país vecino de la frontera norte, su lugar es el 94, es decir, 50 lugares menos que México y su población asciende a 318 millones 857 mil habitantes y finalmente Brasil, país latinoamericano, se encuentra en el lugar 103, a pesar de que su población asciende a 206 millones 77 mil habitantes.

Lo anterior denota, que ni el país más poblado del mundo, ni el país vecino, ni aquél con el que podríamos tener ciertas similitudes sociales y económicas, y aun cuando los 3 rebasan la población que existe en México, se encuentra en tales condiciones con respecto a la seguridad que se vive en cada país.

Aunado a ello, es importante destacar que es evidente que varios factores que inciden en los números con respecto a la seguridad en cada país, tienen que ver con el desarrollo y crecimiento económico, oportunidades de empleo y educación, acceso a la salud, entre otros.

De acuerdo con el Índice de la Paz Global, en los últimos 8 años, desde su existencia, la paz se ha deteriorado 24% debido al agravamiento en los indicadores que miden las muertes por conflictos internos, mismo que se catalogó como el deterioro de paz más grande de la historia de dicho estudio.

En el mismo estudio, se destaca que el impacto económico que representó la violencia en México, ascendió a 221.4 billones de dólares en 2014, el equivalente al 10.3% del PIB o 1,810 dólares por persona, dicho costo ocupa el 6 lugar más alto en el mundo.

Las causas que se destacan al respecto tienen que ver con bajos niveles de corrupción, buen funcionamiento del gobierno y buenas relaciones con los vecinos, que implica directamente la participación ciudadana. Lamentablemente, lo anterior demostró que en 24 de 32 entidades federativas la impunidad en homicidios empeoró, particularmente en estados como Guerrero, Morelos y Chihuahua, donde el porcentaje de homicidios impunes fue de aproximadamente el 89%.

En el mismo tenor, independientemente de la falta de crecimiento económico en el país, es indispensable que se refuercen las condiciones laborales de las policías estatales en nuestro país. La necesidad de medidas como los exámenes de confianza, tienen que ver con someterlos a un procedimiento que garantice, entre otras habilidades, su compromiso y vocación, toda vez que es muy probable que se unan al crimen organizado, por las condiciones de trabajo en las que se encuentran.

En México, como bien se ha señalado, las condiciones con las que los policías trabajan son complejas, de acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública, en 2011, los sueldos de policías estatales, en promedio fueron de 9 mil 250 pesos, sin embargo hay grandes disparidades entre las entidades federativas, ya que el sueldo de los policías en Tamaulipas en el mismo año, fue de 3 mil 618 pesos, casi una tercera parte del promedio nacional, cuando dicha entidad federativa se ha visto afectada por el crimen y su policía estatal debería contar con mejores sueldos, contrario a estados como Aguascalientes, donde los policías en el mismo año, tenían un sueldo de 18 mil 173 pesos, seguido de Baja California, con 17 mil 636 pesos y Campeche con 13 mil 234 pesos.

De acuerdo con El Presupuesto Público Federal para la FUNCIÓN SEGURIDAD PÚBLICA, 2015-2016”, de la Dirección General de Servicios de Documentación, Información y Análisis de la Cámara de Diputados, el gasto público para dicho ramo en 2015, fue de 153 mil 419 .65 millones de pesos, para 2016 se propuso que fuese de 163 mil 346.76 millones de pesos, es decir tuvo un incremento de 6.47%.

De acuerdo con la distribución del gasto para la Función Seguridad Pública de las Delegaciones Estatales de la Procuraduría General de la República, por unidades responsables, 2015-2016, las diez entidades federativas que mayor gasto obtienen en 2016 son la Ciudad de México, Jalisco, Baja California, Veracruz, Sinaloa, Chihuahua, Sonora, Nuevo León, Tamaulipas y Chiapas.

Al respecto de dicho análisis se destaca que para 2016 se aprobó un total de 60 mil 966.44 millones de pesos para la impartición de justicia, para policía se aprobaron 27 mil 668.37 millones de pesos, para reclusorios y readaptación social el gasto aprobado fue de 18 mil 824.53 millones de pesos y para procuración de justicia el gasto aprobado fue de 17 mil 606.08 millones de pesos.

Así mismo se afirma que uno de los problemas más importantes que enfrenta el gasto en seguridad pública es que el 87.38% se destina para gasto corriente, necesario para cubrir los rubros de servicios personales como sueldos, prestaciones de seguridad social, etcétera, gasto de operación para que las organizaciones funcionen adecuadamente, como papelería y equipos de cómputo y subsidios, y que únicamente el 12.62% se asigna para el gasto de inversión, necesario para la modernización de patrullas, armamento, medios de comunicación móvil, tecnologías para la policía investigadora, construcción de infraestructura para centros de readaptación social y juzgados.

 Lo anterior obedece a la falta de prioridad que merece este grupo de la población encargado de proteger y salvaguardar la seguridad de las personas. En concordancia con el Titular del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, es imperante fomentar en la policía de nuestro país, la identidad como parte de una institución, su preparación, óptimas condiciones laborales, sueldos dignos y acordes a su actividad, pero sobre todo el equipo necesario, que los ayuden a cumplir su labor.

Así mismo, resulta de vital importancia saber las estrategias que se implementan a nivel federal, estatal y municipal, para redefinir el gasto en seguridad pública y que éste sea suficiente tanto para un sueldo digno de sus labores, como para la modernización de las instituciones.

Por otra parte, de acuerdo con UNICEF, México, la violencia en nuestro país, es un factor determinante de la deserción escolar e incluso una causa importante de muertes infantiles, gran parte de esta violencia, tiene que ver con violencia física, sexual, psicológica, discriminación y abandono. De acuerdo con dicha organización, el Estudio del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la Violencia contra los Niños y el Informe Nacional sobre Violencia y Salud [*] , destacan que 2 infantes menos de 14 años de edad mueren diariamente a causa de la violencia en México, en 2006.

En el mismo sentido, cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, destacó en 2005, un registro total de 677 muertes causadas por homicidios entre los jóvenes adolescentes, donde el 56% de las mujeres de entre 15 y 19 años de edad, que viven en pareja, han sufrido al menos un incidente de violencia en el último año.

Derivado de lo anterior, UNICEF en conjunto con la Secretaría de Educación Pública y otras organizaciones, se dieron a la tarea:

  • En 2001, de implementar un programa denominado “Contra la Violencia, Eduquemos para la paz: por mí, por ti y por todo el mundo. 
  • En 2005, por medio de talleres con docentes y personal administrativo de las escuelas de todos los niveles, se formaba en capacidades para la resolución no violenta de conflicto, donde se logró la participación de 1400 escuelas en la Ciudad de México. 
  • Así mismo se logró la publicación de la carpeta didáctica “Contra la violencia. Eduquemos para la paz”, con actividades y dinámicas para la resolución pacífica de conflictos. 

Como bien sabemos, en la actualidad nuestra realidad ha rebasado los núcleos familiares y los valores que se conservaban y procuraban en los mismos. Es por ello, que muchas de las circunstancias que hoy se viven en el país, se deben a la falta de valores, pero también de oportunidades y cada vez resulta más atractivo para los menores de edad, cerrar filas con el crimen organizado.

No obstante, no debemos de quitar el dedo del renglón y por ello, desde nuestras instituciones educativas, debemos implementar las acciones necesarias que involucren a los menores pero también a su familia, para prevenir, informar y alertar sobre las consecuencias que cometer un delito conllevan.

Contar con la educación necesaria en nuestro país, en el ámbito de violencia, delito y corrupción, desde la educación de menores de entre 12 y 18 años de edad, puede prevenir la corrupción de menores, que implica que alguien les facilite o induzca a cometer delitos o adquirir vicios.

Si nuestros menores tienen la información previamente y tanto madres y padres como personal docente, estamos al pendiente de sus actitudes y comportamientos, podemos salvarlos no solo de vicios, sino de la prisión e incluso de la muerte, pero además podremos paso a paso, reconstruir el tejido social que tanto se ha debilitado en nuestro país.

La paz y la seguridad pública de México, no solo es tarea de los policías federales, estatales o municipales, también tiene que ver con la atención debida y vigilancia de nuestros menores, para prevenir su adhesión a células del crimen organizado.

Es necesario que se refuercen las acciones necesarias para cumplimentar con la fracción VI del Artículo 7º de la Ley General de Educación, que busca “… promover el valor de la justicia, de la observancia de la Ley y de la igualdad de los individuos ante ésta, propiciar la cultura de la legalidad, de la inclusión y la no discriminación, de la paz y la no violencia en cualquier tipo de sus manifestaciones, así como el conocimiento de los Derechos Humanos y el respeto a los mismos.”

Por ello en el marco del Día Mundial de la No Violencia y la Paz, es que conforme a todo lo anteriormente expuesto y con fundamento en los Artículos 8, numeral 1, fracción II y 276 del Reglamento del Senado de la República, se proponen los siguientes resolutivos:

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO. El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Secretaría de Gobernación, para que, a través del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, informe a esta Soberanía de la existencia de las estrategias que se implementan para favorecer a los policías estatales, con un sueldo por lo menos equivalente al promedio nacional en 2017.

SEGUNDO. El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Secretaría de Gobernación, para que, a través del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, informe a esta Soberanía sobre las acciones que se llevan a cabo para lograr sueldos dignos para la policía mexicana y la modernización de patrullas, armamento y tecnologías que les permitan estar en condiciones de llevar a cabo su noble labor.

TERCERO. El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Secretaría de Educación Pública, para que informe a esta Soberanía, sobre la existencia de políticas públicas enfocadas a la resolución pacífica de conflictos, donde se involucren alumnos, madres y padres de familia y docentes y sus resultados, o en su caso, se exhorta a su planeación e implementación.

CUARTO. El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Secretaría de Educación Pública, para que, en coordinación con la Secretaría de Gobernación, se implementen campañas y programas dirigidos al alumnado, madres y padres de familia y docentes, con el fin de educar para la tolerancia, la solidaridad, el respeto a los derechos humanos y la no discriminación, como base para la prevención del delito, los diversos tipos de violencia y los actos de corrupción.

SUSCRIBE


http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=68830