Senado de la República.
Sesión Plenaria.
Jueves 27 de abril de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Miércoles 8 de Febrero de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-76/68733
Miércoles 8 de Febrero de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-76/68733

Del Sen. David Monreal Ávila, del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, con punto de acuerdo que exhorta a la Secretaría de Gobernación a formular una estrategia contundente para el combate al incremento de homicidios en México.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE SEGURIDAD PÚBLICA.

Sen. David
Monreal Ávila

PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE EL SENADO DE LA REPÚBLICA EXHORTA RESPETUOSAMENTE A LA SECRETARÍA DE GOBERNACIÓN PARA QUE A TRAVÉS DE LA COMISIÓN NACIONAL DE SEGURIDAD Y EN COORDINACIÓN CON SUS HOMÓLOGAS DE LAS ENTIDADES FEDERATIVAS, FORMULEN UNA ESTRATEGIA CONTUNDENTE PARA EL COMBATE AL INCREMENTO DE HOMICIDIOS EN MÉXICO, ATENDIENDO AL CONTEXTO Y CARACTERÍSTICAS PARTICULARES DE CADA ESTADO DE LA REPÚBLICA MEXICANA

Senador DAVID MONREAL ÁVILA, integrante del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo en la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 8, fracción II del Reglamento del Senado de la República, presento ante esta Honorable Soberanía, proposición con Punto de Acuerdo, al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

“El derecho a la vida es un derecho humano fundamental, cuyo goce es un prerrequisito para el disfrute de todos los demás derechos humanos. De no ser respetado, todos los derechos carecen de sentido. En razón del carácter fundamental del derecho a la vida, no son admisibles enfoques restrictivos del mismo. En esencia, el derecho fundamental a la vida comprende, no solo el derecho de todo ser humano de no ser privado de la vida arbitrariamente, sino también el derecho a que no se le impida el acceso a las condiciones que le garanticen una existencia digna. Los Estados tiene la obligación de garantizar la creación de las condiciones que se requieran para que no se produzcan violaciones de ese derecho básico y, en particular, el deber de impedir que sus agentes atenten contra él”. [*]

De tal suerte que la protección a la vida de todos los seres humanos, además de ser exigible erga omnes, se funda en la necesidad de que el Estado se ostente como garante de esa responsabilidad en un primer momento, pues vista su eficiencia en las tareas propias de su investidura, es como se fomentará, entre todos los individuos que conforman la sociedad, el valor que este derecho tiene como producto de la naturaleza humana y caminará de la mano con la idea del progreso social.

A nivel internacional ha sido totalmente claro lo postulado por la Convención Americana sobre Derechos Humanos (“Pacto de San José de Costa Rica”), el cual en su artículo 4°, párrafo primero dice que “toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente”; no está de más recordar que México se ha comprometido a su cumplimento.

Las acciones respecto a la creación de una atmósfera segura para la población se han visto mermadas por la crisis de seguridad que actualmente atraviesa el país. Tal vez los medios de comunicación no han retomado objetivamente el tema de la violencia como una constante de alarma en el país; sin embargo, basta con ver el lugar que México ocupó en el Índice de Paz Global 2016, [*] ubicándose en la posición 140 de 163 países; lo llamativo de esto es la cercanía que tuvo en el ranking con países en donde la vida es un valor altamente violentado por guerras civiles y demás conflictos armados difícilmente controlables, verbigracia países como Israel, Turquía, y Palestina.

No es viable engañar a una población que percibe la perpetración de homicidios de forma cotidiana, la mayoría producto de las distintas formas de violencia y de la falta de atención a los aspectos básicos en materia de seguridad.

A nivel nacional 2016 fue un año marcado por la violencia, tal como lo fueron también sus antecesores; sin embargo, cabe apuntar que han sido nulos los esfuerzos para la disminución de ilícitos en el país: homicidio doloso, secuestro, extorsión, y robo a vehículo con violencia o sin violencia son los de mayor incidencia.

Para los efectos de las presentes consideraciones es importante centrarse en el homicidio doloso, un delito que evidentemente atenta contra lo que se ha defendido: el derecho a la vida. De acuerdo a las cifras de homicidio doloso, secuestro, extorsión, y robo de vehículos 1997-2016, [*] en el 2015 hubo un estimado de 17 mil 34 homicidios dolosos, y para 2016 la cifra se elevó a 20 mil 789; esto significa un aumento del 22% respecto al año inmediato anterior.

Asimismo, y en atención al año que acaba de transcurrir, 2016 fue un lamentable escenario por su constante en el número de homicidios dolosos, pues desde su inicio, tan solo el mes de enero contó con un estimado de mil 442 homicidios dolosos, y al término del año en diciembre con la cifra de mil 846; no obstante también es importante mencionar que en el trascurso, el 2016 encontró su máximo en el mes de septiembre, con mil 982 homicidios dolosos.

Visto lo anterior, no basta con un simple cuestionamiento a las medidas tomadas por las autoridades e instituciones encargadas de la seguridad publica en México, pues es imprescindible que su participación sea dedicada y sensible a los puntos vulnerables de la sociedad mexicana. Ya no es permisible que la violencia se desenvuelva como un aspecto consuetudinario, pues un homicidio no solo se traduce en la afectación directa del individuo privado de su vida, sino que además indirectamente se perjudica de forma irreparable a la familia.

Por tales circunstancias es exigible que se dedique la atención debida en cada una de las entidades federativas, pues es a través de sus instituciones y autoridades correspondientes como se podrá generar un plan de trabajo con el principal propósito de recuperar la tranquilidad de todos los gobernados en cada estado de la República Mexicana.

A manera de ejemplo está la particularsituación que actualmente aqueja a Zacatecas, una entidad que más allá de su gran diversidad de valores y cultura, merece ser un escenario digno para el libre desenvolvimiento de sus habitantes, un ambiente seguro en el que los derechos sean el principal motor del respeto entre los individuos, como alguna vez lo postuló el famoso apotegma del Benemérito de las Américas Benito Juárez, una genuina formula universal de la convivencia humana para conseguir la paz, esa sensación de tranquilidad que ha sido olvidada por la gran mayoría.

En la entidad los números no son reconfortantes, del primero de enero al 30 de diciembre del 2016, se cometieron 608 homicidios dolosos, esta cifra representa un incremento del 96.12 por ciento, puesto que, en ese mismo periodo, pero del 2015, las muertes de este tipo ascendieron a 310, [*] lo anterior de acuerdo a las cifras de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Nunca será admisible que los datos duros se utilicen como simple objeto de discurso, su justificación es innecesaria, lo verdaderamente congruente es proponer estrategias de seguridad efectivas y aplicables al caso concreto de la entidad: la prevención del delito es un tema medular. Por otro lado, es perceptible que gran parte de esos homicidios son producto de la delincuencia organizada; sin embargo, esta no debe ser la principal justificación ante la ola de violencia que se vive en la entidad y los zacatecanos tienen derecho a que las acciones a tomar se ejecuten con transparencia y con una amplia consideración a sus intereses colectivos.

El 2017 acaba de comenzar y ya se torna manchado por la violencia, pues durante los primeros 15 días se registraron 35 homicidios dolosos, 33 están ligados a la disputa territorial de grupos de la delincuencia organizada, dos fueron resultado de secuestros. [*] Pese a que el principal motivo de estos ilícitos se relaciona con la línea de investigación en delincuencia organizada, es una realidad sostener que la incapacidad de las instituciones es otro factor determinante, pues la prevención del delito no ha figurado como el protagonista en las acciones a efectuar en el combate a la delincuencia en general.

Delegar responsabilidades difícilmente desembocará en la solución que la sociedad reclama, pues esa salida fácil se ha utilizado año tras año. Como se ha sostenido, el aumento en las cifras no debe justificarse solo con circunstancias triviales y su disminución tampoco puede ser objeto exclusivo de orgullo para las administraciones en turno: hay asuntos pendientes de ejecutar que realmente harán la diferencia, pues no puede ser razón para enorgullecerse que Zacatecas siga estando en los primeros lugares de violencia a nivel nacional.

En este orden de ideas, y en atención a lo expuesto se considera importante en primer lugar, exhortar de forma respetuosa a la Secretaría de Gobernación para que a través de la Comisión Nacional de Seguridad y con sus homólogas de las entidades federativas, trabajen en conjunto para combatir una problemática de notoria percepción nacional, atendiendo en todo momento a las singularidades del contexto de cada estado de la República Mexicana

Respecto de lo que acontece en Zacatecas, también se propone exhortar respetuosamente a las autoridades afines en la materia, pues su trabajo coordinado requiere de un compromiso social capaz de reforzar el enlace entre los zacatecanos y un estado libre de toda violencia. Las estrategias a desarrollar deberán considerar las problemáticas torales que atentan contra la tranquilidad de la entidad, siempre y cuando no se pierda de vista que la participación de cualquier otra dependencia, entidad u organismo descentralizado del Gobierno puede ser de gran utilidad para los fines a perseguir.

Derivado de lo anterior, someto a consideración de esta honorable Soberanía el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO.- El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Secretaría de Gobernación para que a través de la Comisión Nacional de Seguridad y en coordinación con sus homólogas de las entidades federativas, formulen una estrategia contundente para el combate al incremento de homicidios en México, atendiendo al contexto y características particulares de cada estado de la república mexicana.

SEGUNDO.- El Senado de la República exhorta respetuosamentea la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Zacatecas y a la Procuraduría General de Justicia de la entidad a:

  1. Formular en conjunto una estrategia contundente para el combate al incremento de homicidios dolosos en Zacatecas y demás delitos cuya incidencia coloquen a la entidad entre una de las más inseguras del país, y
  2. Diseñar junto con las respectivasdependencias, entidades u organismos descentralizados del Gobierno, las medidas necesarias en materia de prevención del delito. 

Dado en el salón de sesiones del Senado de la República a los 5días del mes febrero de 2017.


[*]Sentencia: Caso de los  “Niños de la Calle” (Villagrán Morales y otros) Vs. Guatemala, Corte Interamericana de Derechos Humanos (CORIDH), 19 de noviembre de 1999, p. 40, párrafo 144.

[*]Véase la Comparativa: Índice de Paz Global 2016. Disponible en: http://www.datosmacro.com/demografia/indice-paz-global

[*]Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Publica, SEGOB, Cifras de homicidio doloso, secuestro, extorsión y robo de vehículos 1997-2016, Enero, 2017. Disponible en: http://www.secretariadoejecutivo.gob.mx/docs/pdfs/cifras%20de%20homicidio%20doloso%20secuestro%20etc/HDSECEXTRV_122016.pdf

[*]Aguilar, Rocío Adriana, En Zacatecas aumentaron los homicidios en 2016 [En línea], El Sol de Zacatecas, Zacatecas, martes 3 de enero de 2017. Disponible en: https://www.elsoldezacatecas.com.mx/policia/en-zacatecas-aumentaron-los-homicidios-en-2016 [Consultado el 24 de enero de 2017]

[*]Aguilar, Rocío Adriana, En Zacatecas, van 35 homicidios dolosos en 15 días [En línea], El Sol de Zacatecas, Zacatecas, 16 de enero de 2017. Disponible en: https://www.elsoldezacatecas.com.mx/zacatecas/en-zacatecas-van-35-homicidios-dolosos-en-15-dias [Consultado el 24 de enero de 2017]

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=68733