Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Martes 26 de septiembre de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Jueves 2 de Febrero de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-73/68681
Jueves 2 de Febrero de 2017
Gaceta: LXIII/2SPO-73/68681

De las Senadoras Cristina Díaz Salazar, Diva Gastélum Bajo, Hilda Flores Escalera, Lilia Merodio Reza, Itzel Ríos de la Mora, Hilaria Domínguez Arvizu, Yolanda de la Torre Valdez, Anabel Acosta Islas, Hilda Ceballos Llerenas, Carmen Dorantes Martínez y María Elena Barrera Tapia, con punto de acuerdo que exhorta al Ejecutivo Federal para que la Secretaría de Salud cumpla con lo establecido en la NOM-051-SCFI/SSAI-2010 y sus modificaciones publicadas en el Diario Oficial de la Federación el 14 de agosto de 2014, en materia de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas pre envasadas que contengan gluten.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE SALUD.

Sen. María Cristina
Díaz Salazar
Sen. Diva Hadamira
Gastélum Bajo
Sen. Hilda Esthela
Flores Escalera
Sen. Lilia Guadalupe
Merodio Reza
Sen. Itzel Sarahí
Ríos de la Mora
Sen. María Hilaria
Domínguez Arvizu
Sen. Yolanda
de la Torre Valdez
Sen. Anabel
Acosta Islas
Sen. Hilda
Ceballos Llerenas
Sen. Carmen
Dorantes Martínez
Sen. María Elena
Barrera Tapia

Las que suscriben, CRISTINA DÍAZ SALAZAR, DIVA GASTÉLUM BAJO, HILDA ESTELA FLORES ESCALERA, LILIA MERODIO REZA, ITZEL SARAÍ RÍOS DE LA MORA, HILARIA DOMÍNGUEZ ARVIZU,  YOLANDA DE LA TORRE VALDEZ, ANABEL ACOSTA ISLAS, HILDA CEBALLOS LLERENAS, CARMEN DORANTES MARTÍNEZ Y MARÍA ELENA BARRERA TAPIA, Senadoras de la República de la LXIII Legislatura, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional y Partido Verde Ecologista de México de la LXIII Legislatura del H. Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 71, fracción 11, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como en los artículos 8, numeral 1, fracción 1; 164, numeral 1; 169 y demás relativos del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta Honorable Asamblea la siguiente: PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO, POR EL QUE SE EXHORTA AL EJECUTIVO FEDERAL PARA QUE LA SECRETARÍA DE SALUD, A TRAVÉS DE LA COMISIÓN FEDERAL CONTRA RIESGOS SANITARIOS CUMPLA CON LO ESTABLECIDO EN LA NOM-051-SCFI/SSAI-2010 Y SUS MODIFICACIONES PUBLICADAS EN EL DIARIO OFICIAL DE LA FEDERACIÓN EL 14 DE AGOSTO DE 2014, EN MATERIA DE ETIQUETADO PARA ALIMENTOS Y BEBIDAS NO ALCOHÓLICAS PREENVASADAS QUE CONTENGAN GLUTEN, al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

En la actualidad, se constata un creciente aumento de la población que refiere problemas a la ingestión de cereales que contienen gluten, sin que existan evidencias previas de enfermedad celiaca o de alergia al trigo y/o cereales con presencia de gluten. En estos últimos años, numerosos artículos científicos se hacen eco del incremento de esta sintomatología, así como de la gran confusión que existe entre los profesionales de la salud. Se ha relacionado esta nueva enfermedad, no solo con desórdenes gastrointestinales, manifestaciones sistémicas, sino incluso, con enfermedades de tipo inflamatorio y/o autoinmune diferentes de la enfermedad celiaca. Cada vez más, la tendencia a eliminar el gluten de la dieta se extiende entre la población afectada, reportándose en círculos no científicos una evolución positiva de los síntomas y una mejor calidad de vida. Esta tendencia dietética va en aumento, superando el 6% de la población total, aunque se sospecha que la prevalencia real es mucho más elevada. La sensibilidad al gluten no celiaca (SGNC) es un trastorno relevante y aceptado por la mayoría de la población, pero del que no existen en la actualidad los suficientes estudios científicos, como para determinar de forma estricta esta condición.

El diagnóstico tardío de este trastorno, conduce al paciente a una serie de desórdenes, no necesariamente del ámbito intestinal, que pueden desembocar en una enfermedad crónica, autoinmune, inflamatoria o neoplásica. Los síntomas de la SGNC no suelen ser reportados de forma inmediata a los profesionales de la salud, dado que muchos de los pacientes afectados no los consideran de relevancia dentro de su patología de base, igualmente, no los relacionan con una posible sensibilidad al gluten, o creen que estos problemas son derivados de la edad o de otras situaciones (malas digestiones, comidas, medicaciones administradas…). Por otro lado, los análisis realizados a los pacientes que reportan estos síntomas para descartar una posible celiaquía o una intolerancia alimentaria, suelen dar negativos, descartando de entrada que el gluten esté implicado en estos trastornos. Esto hace que la SGNC sea una enfermedad silenciosa, que, afectando de forma sutil al organismo, y que podría conllevar complicaciones más graves.

Hay una tendencia cada vez más extendida en la población de eliminar el gluten de la dieta. Esto se sustenta en la evidencia de personas que reportando síntomas intestinales (diarrea o estreñimiento, dolor abdominal, meteorismo, sensación de plenitud postprandial….), y extraintestinales (dolor de cabeza, fatiga, depresión, dolores musculares, dermatitis, anemia…), sin un diagnóstico evidente de padecer la enfermedad celiaca EC o alergia al gluten AG, han notado una notable mejora de estos síntomas con su eliminación, volviendo a reaparecer con la inclusión del gluten en la dieta.

Aunque la cuestión de si el gluten debe ser evitado por todo el mundo es un tema controvertido, es bastante claro que el trigo actual es mucho más peligroso que el trigo de otros tiempos, y que a muchos les causa problemas.

Stephanie Seneff, Ph. D., una científica investigadora principal en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), cree que la reciente y mayor incidencia de enfermedad celíaca está relacionada con el uso del glifosato. Seneff Junto con Anthony Samsel, Ph.D., han publicado una investigación sobre esta fascinante conexión.

Específicamente, uso de glifosato en cultivos de trigo ha aumentado conjuntamente con una mayor incidencia de la enfermedad celíaca. De hecho, de acuerdo con Seneff y Samsel, se correlaciona a un mayor grado en comparación del uso de glifosato en el maíz y la soya.

Es posible que no se percataran de esto, pero hace aproximadamente 15 años se hizo popular secar con glisofato al trigo no orgánico, justo antes de la cosecha. Cuando el trigo maduro está expuesto a un producto químico tóxico como el glifosato, este libera más semillas. Esto ocasiona un rendimiento ligeramente más grande, que es la razón por la que la mayoría de los productores de trigo lo hacen.

Pero esto también significa que la mayor parte del trigo no orgánico—y todos los alimentos procesados que lo contienen—están contaminados con glifosato. Y ahora sabemos que esto puede tener consecuencias graves en la salud.

El tratamiento para la enfermedad celíaca y la intolerancia al gluten es una alimentación libre de gluten, lo que significa abstenerse de cualquier alimento que contenga gluten. En agosto de 2013, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos emitió una norma para el etiquetado libre de gluten.

De acuerdo con la norma, para que un alimento lleve la etiqueta “libre de gluten” debe ser:

  • Naturalmente sin gluten. Los granos naturalmente libres de gluten incluyen al arroz, maíz, quínoa, sorgo, linaza y semillas de amaranto.
  • Cualquier grano que contenga gluten debe haberse refinado con el fin de eliminar el gluten. Es posible que el producto final no contenga más de 20 partes por millón (ppm) de gluten.

Actualmente existe una Norma Oficial Mexicana NOM-051-SCFI/SSAI-2010, que contiene las especificaciones generales de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados -información comercial y sanitaria.

En la elaboración de esta Norma participó la Secretaría de Economía conjuntamente con la Secretaría de Salud, a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios y la Dirección General de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Salud.

Esta Norma considera que es responsabilidad del Gobierno Federal procurar las medidas que sean necesarias para garantizar que los productos que se comercialicen en territorio nacional cumplan con la información comercial que debe exhibirse en su etiqueta o envase, con el fin de garantizar una efectiva protección del consumidor.

Esta NOM se complementa con 5 Normas vigentes, modificación publicada en el Diario Oficial de la Federación el 14 de agosto de 2014 y se específica el Acuerdo 3.1 por el que se determinan las sustancias permitidas como aditivos y coadyuvantes en alimentos, bebidas y suplementos alimenticios, de la Secretaría de Salud.

Así mismo en los siguientes numerales se debe especificar:

4.2.2.2.3 se deben declarar todos aquellos ingredientes o aditivos que causen hipersensibilidad y deben declararse siempre:

  • Cereales que contienen gluten: por ejemplo, trigo, centeno, cebada, avena, espelta o sus cepas híbridos y productos de estos.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por lo anterior, someto a consideración de esta soberanía, el siguiente

PUNTO DE ACUERDO

Primero.Se exhorta al Ejecutivo Federal para que la Secretaría de Salud, a través de la Comisión Federal contra riesgos sanitarios cumpla con lo establecido en la NOM-051-SCFI/SSAI-2010 y sus modificaciones publicadas en el Diario Oficial de la Federación el 14 de agosto de 2014, en materia de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasadas que contengan gluten.

Dado en el salón de plenos de la Cámara de Senadores, el día jueves 2 de febrero de 2017.

Atentamente,

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=68681