Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Miércoles 20 de septiembre de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Jueves 15 de Diciembre de 2016
Gaceta: LXIII/2PPO-71/68285
Jueves 15 de Diciembre de 2016
Gaceta: LXIII/2PPO-71/68285

De la Sen. Margarita Flores Sánchez, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con punto de acuerdo que exhorta a las Secretarías de Gobernación, de Educación Pública y de Cultura, así como a la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas a producir y difundir material audiovisual, bibliográfico y de consulta virtual referente a la historia de los pueblos indígenas de Nayarit y a su papel en la conformación del Nayarit actual, en el marco del centenario de la creación del estado libre y soberano de Nayarit.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE ASUNTOS INDÍGENAS.

Sen. Margarita
Flores Sánchez

PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA DE MANERA RESPETUOSA A LAS SECRETARÍAS DE GOBERNACIÓN, DE EDUCACIÓN PÚBLICA Y DE CULTURA, ASÍ COMO A LA COMISIÓN NACIONAL PARA EL DESARROLLO DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS A PRODUCIR Y DIFUNDIR MATERIAL AUDIOVISUAL, BIBLIOGRÁFICO Y DE CONSULTA VIRTUAL REFERENTE A LA HISTORIA DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS DE NAYARIT Y A SU PAPEL EN LA CONFORMACIÓN DEL NAYARIT ACTUAL, EN EL MARCO DEL CENTENARIO DE LA CREACIÓN DEL ESTADO LIBRE Y SOBERANO DE NAYARIT.

La que suscriben Margarita Flores Sánchez Senadora de la República de la LXIII Legislatura del H. Congreso de la Unión, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con fundamento en lo dispuesto por' los artículos 8, numeral 1, fracción 11; 76, numeral 1, fracción IX y 276 numerales 1 y 2 del Reglamento del Senado de la República, sometemos a la consideración de este pleno la presente proposición con punto de acuerdo al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

El Estado de Nayarit fue erigido como resultado de un proceso histórico de más de dos siglos, en el cual nayaritas de todos los orígenes y condiciones sociales aportaron sus capacidades para reflejar su identidad local en el plano federal, como un Estado Libre y Soberano.

Durante la historia de Nayarit como parte de lo que hoy llamamos México, sus comunidades indígenas han sido amantes de la libertad, celosas guardianas de sus derechos tradicionales y de su papel fundamental como parte de una identidad compartida, lo cual ha sido especialmente notorio en el camino recorrido por Nayarit hacia la autonomía.

Desde los albores de las civilizaciones indígenas en el territorio actual de nuestro país, Nayarit ocupa un lugar de honor, pues los pobladores del valle de México, entre ellos los mexicas o aztecas, salieron del mítico Aztlán, un lugar de cuya tradición es depositaria la isla de Mexcaltitán, en el actual municipio de Santiago Ixcuintla.

En esas tierras, se encuentra la que es considerada la primera representación de nuestro escudo nacional, la llamada “Águila Garza”, un monolito tallado que representa un águila devorando una serpiente, representado en el centro del escudo de armas del Estado de Nayarit. Nayarit, es, entonces, una de las cunas de la mexicanidad, donde se generó uno de los símbolos principales de nuestra identidad nacional.

Nayarit fue el último rincón de México en ser conquistado por los españoles; a la llegada de los conquistadores encabezados por Nuño Beltrán de Guzmán a principios del siglo XVI, los na’ayeri o coras, encabezados por el rey Nayar, mantuvieron la resistencia contra la conquista en su reino de Xécora por casi dos siglos, hasta ser doblegados en 1722.

Hacia el final del periodo conocido como la Colonia, Nayarit fue de los primeros lugares en toda la América donde se escuchó el grito de libertad. En el año de 1800, diversos manifiestos aparecieron en la ciudad de Tepic y en el Puerto de San Blas llamando a una rebelión indígena encabezada por un mítico “Indio Mariano”, quien después de una investigación histórica resultaría ser el indígena Juan Hilario Rubio, quien llamó a la liberación de todos los pueblos indígenas del yugo español para establecer un Estado propio, donde fueran dueños únicos de su soberanía.

El movimiento del “Indio Mariano” no prosperó, pero agitó la llama de la independencia entre los nayaritas y sobre todo entre los indígenas que, deseosos de ser libres, se levantaron en armas en los alrededores de Tepic, pero fueron vencidos por el peso de la artillería y la organización del ejército realista.

Al comenzar la lucha por la Independencia de México, muchos indígenas se sumaron a la causa del líder independentista José María Mercado, que llegó a tomar el Puerto de San Blas, segundo en importancia del Pacífico Mexicano.

Tras la promulgación de la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos, el 4 de octubre de 1824, el territorio de Nayarit quedó integrado como Séptimo Cantón del Estado de Jalisco. Esto causó gran desasosiego entre la población de Nayarit, que siguió utilizando los medios institucionales para hacer valer su fuerza dentro del Estado de Jalisco.

Sin embargo, al verse suspendida la Constitución de 1824 por las Siete Leyes de 1836 y habiéndose transformado los Estados Libres y Soberanos en meros Departamentos dependientes del Poder Central, creció el descontento ante la falta total de autonomía de los nayaritas para decidir sus destinos.

Este descontento se vio especialmente acentuado en las poblaciones indígenas, quienes veían cómo la única función del gobierno era la de mantenerlos oprimidos, impidiendo las expresiones de sus identidades culturales y cobrando alcabalas desmesuradas sobre sus productos.

El descontento de los pueblos indígenas pronto encontró quién lo encarnara: Manuel Lozada, que llegaría a ser conocido como “El Tigre de Álica”. Lozada, nacido en el pueblo mestizo de San José de Mojarras en 1828, fue víctima de la injusticia por haber sido criado dentro de la cultura na’ayeri o cora, fue despojado de sus propiedades y se lanzó a la rebelión contra el gobierno centralista.

La rebelión de Lozada, que duraría de manera inconstante desde 1853 hasta su muerte, veinte años más tarde, se ubicaría a favor y en contra de distintos regímenes, pero siempre a favor de la autonomía de Nayarit y, sobre todo, en defensa siempre de los derechos ancestrales de las comunidades indígenas, que en muchas ocasiones fueron confirmados por las autoridades a sus instancias y que perduraron hasta la conformación de las comunidades ejidales actuales.

Como acuerdo con Lozada, el Presidente Don Benito Juárez transformó al Séptimo Cantón de Jalisco en Distrito Militar de Tepic el 7 de agosto de 1867, cumpliendo así la promesa de dotar de un grado mayor de autonomía al territorio de Nayarit.

Con el aumento del clamor popular por la creación como Estado de Nayarit, el presidente Manuel González declaró, el 18 de diciembre de 1884, la conformación de Nayarit como el Territorio Federal de Tepic, con plena autonomía salvo en su función de representación federal.

Esta función fue adquirida, tras la Revolución, en el Congreso Constituyente de 1917, en el cual el Territorio de Tepic fue representado por los diputados Juan Espinosa Bávara, Marcelino Sedano y Cristóbal Limón.

En la Carta Magna emanada de esta Constitución, Nayarit obtuvo un artículo designando su creación como Estado, que a la letra dice:

ARTÍCULO 47.El Estado del (sic DOF 05-02-1917) Nayarit tendrá la extensión territorial y límites que comprende actualmente el Territorio de Tepic.

Actualmente, en el Estado de Nayarit existen cuatro grupos étnicos principales: na’ayeri o coras, wixárika o huicholes, o’dam o tepehuanos y mexicaneros; cada uno de ellos tiene su propia lengua. La suma de los hablantes de las lenguas indígenas equivale a 49,820 personas, según datos del Censo Nacional de Población y Vivienda del 2010. [*]

No obstante su proporción en apariencia pequeña en los números de la población del Estado de Nayarit, los pueblos indígenas han mantenido una relevancia especial en la identidad nayarita: los coloridos bordados y artesanías huicholes, reflejo de su manera de entender la vida; la celebración de la Semana Santa cora, que integra elementos de las tradiciones indígenas que jamás pudieron ser conquistadas; la magnífica tradición musical del pueblo tepehuano y el talante orgulloso de los mexicaneros, dignos herederos de los mexicas que salieron de Aztlán, son parte indisoluble de la cultura nayarita, una parte que los nayaritas respetan y protegen como símbolo de su identidad.

Los indígenas nayaritas son un enlace con el pasado de Nayarit antes de ser Nayarit y fueron parte fundamental de la lucha por la libertad de México y la autonomía de Nayarit. Son un reflejo de las grandezas pasadas del Estado y un recordatorio permanente para un futuro de igualdad y solidaridad.

Es por lo anteriormente expuesto, que sometemos a la consideración de este Pleno, la siguiente proposición con:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO.- El Senado de la República exhorta de manera respetuosa a la Secretarías de Gobernación, de Educación Pública y de Cultura, así como a la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas a producir y difundir material audiovisual, bibliográfico y de consulta virtual referente a la historia de los pueblos indígenas de Nayarit y a su papel en la conformación del Nayarit actual, en el marco del Centenario de la Erección del Estado Libre y Soberano de Nayarit.

Dado en el Salón de Sesiones del Senado de la República, a los ocho días del mes de diciembre del 2016.

ATENTAMENTE

Sen. Margarita Flores Sánchez


[*]Nayarit: Diversidad. Cuéntame… INEGI, 2010. Consultado en línea en: http://www.cuentame.inegi.org.mx/monografias/informacion/nay/poblacion/diversidad.aspx?tema=me&e=18

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=68285