Senado de la República.
LXIII Legislatura, Segundo Año de Ejercicio.
Domingo 28 de mayo de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Jueves 15 de Diciembre de 2016
Gaceta: LXIII/2PPO-71/68185
Jueves 15 de Diciembre de 2016
Gaceta: LXIII/2PPO-71/68185

De las Senadoras y los Senadores Lisbeth Hernández Lecona, José María Martínez Martínez, Adolfo Romero Lainas, Martha Palafox Gutiérrez e Hilda Ceballos Llerenas, con punto de acuerdo que exhorta a las y los titulares de los sistemas estatales para el desarrollo integral de la familia, así como del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia de la Ciudad de México a diseñar e implementar políticas encaminadas a promover, fomentar y fortalecer la integración familiar.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE LA FAMILIA Y DESARROLLO HUMANO.

Sen. Lisbeth
Hernández Lecona
Sen. José María
Martínez Martínez
Sen. Adolfo
Romero Lainas
Sen. Martha
Palafox Gutiérrez
Sin Grupo
Sen. Hilda
Ceballos Llerenas

LISBETH HERNÁNDEZ LECONA, JOSÉ MARÍA MARTÍNEZ MARTÍNEZ, ADOLFO ROMERO LAINAS, MARTHA PALAFOX GUTIÉRREZ, HILDA CEBALLOS LLENERAS Senadores de la República de la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión con fundamento en lo dispuesto por el Artículo 8, numeral 1, Fracción II y 108 del Reglamento del Senado de la República, sometemos a consideración del Pleno de esta Soberanía la PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA A LAS Y LOS TITULARES DE LOS SISTEMAS ESTATALES PARA EL DESARROLLO INTEGRAL DE LA FAMILIA, ASÍ COMO DEL SISTEMA PARA EL DESARROLLO INTEGRAL DE LA FAMILIA DE LA CIUDAD DE MÉXICO A DISEÑAR E IMPLEMENTAR POLÍTICAS ENCAMINADAS A PROMOVER, FOMENTAR Y FORTALECER LA INTEGRACIÓN FAMILIAR, al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

1. El artículo 4 de nuestra constitución establece el derecho a la familia, así como la obligación del Estado de proteger la organización y el desarrollo de la misma. A partir de este precepto constitucional, así como los artículos 17 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 23 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que también lo reconocen, es posible afirmar que el Derecho a la Familia es un derecho fundamental claramente establecido dentro de nuestro orden constitucional. Además, de la propia redacción del artículo 4 constitucional se desprende que, además de un derecho fundamental, la familia es, por sí misma, sujeto constitucional de derechos –expresamente en el caso del derecho a la vivienda, que es un derecho de la familia. De la misma manera, la propia Declaración de los Derecho Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (“ONU”), [*] considera fundamental el respeto a la familia dentro de los Estados; lo anterior, en atención a su importancia como elemento natural y fundamental de la sociedad. Al respecto baste citar algunos de los artículos que le protegen:

Artículo 16.

[…]

3. La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado

Artículo 23.

[…]

Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana y que será completada, en caso necesario, por cualesquiera otros medios de protección social.

Queda claro que la Declaración Universal de Los Derechos Humanos se refiere a la familia como “la unidad fundamental y natural de la sociedad”, reconociendo, por consiguiente, que “tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.” Prácticamente en los mismos términos en que lo hace el artículo 4 de nuestra Constitución.

2. No se puede dejar de lado el hecho de que el incremento en el trabajo fuera del hogar de ambos cónyuges afecta de manera positiva el sistema económico, pues se incrementa la fuerza laboral. Se ha comprobado que la participación femenina en el mercado laboral tiene la misma importancia para el crecimiento económico que la participación masculina. [*] El valor del trabajo no remunerado en las labores domésticas y de cuidados fue el equivalente a 20.5% del Producto Interno Bruto nacional en el año 2013. La aportación de las mujeres es de 15.5%, correspondiendo a los hombres el restante 5.0 por ciento. [*] En el 2014, el 43.8% de las personas ocupadas registradas en la economía nacional fueron mujeres.  En el sector privado y paraestatal laboraron cerca de 22 millones de personas, de las cuales 41.2% eran mujeres y 58.8% hombres. Los servicios financieros concentran el mayor porcentaje de personal ocupado femenino con el 49.5%, seguido del comercio con el 47.7 por ciento. La menor participación femenina se registró́ en el sector pesca y acuicultura donde únicamente el 10.0% del personal son mujeres. [*]

3. En nuestro país, el índice de divorcios es alto; de acuerdo con información del estudio matrimonios y divorcios en México, realizado por el INEGI a propósito del 14 de febrero. en 2013 se registraron 108,727 divorcios, es decir, por cada cien enlaces matrimoniales, ocurrieron 18.7 divorcios; esta relación muestra una tendencia creciente en los últimos años. [*] De acuerdo con la misma fuente, el número de divorcios en 2012 fue de 99,509 y en 2011 de 91,285. Es importante notar que estos números no muestran a las familias en las que los padres están separados sin haberse divorciado.

La separación de las familias, que ocurre principalmente por medio del divorcio, tiene graves consecuencias para los hijos: varios estudios, como el realizado por la Universidad de Granada sobre Las Consecuencias del divorcio en los hijos, demuestran las afectaciones que la separación produce en los menores. De acuerdo al citado estudio, los hijos de padres separados o divorciados, como grupo, presentan más problemas de conducta y personales que los que viven en hogares intactos, como lo son que los hijos de divorciados, comparados con los que viven con ambos progenitores, es más probable que presenten problemas de adaptación. Durante el año que sigue a la separación, tanto los hijos como las hijas presentan unas tasas superiores de problemas externalizantes (agresión, delincuencia, consumo de drogas) que los de hogares intactos, aunque son más frecuentes y parecen persistir durante más tiempo en los varones. [*] El mismo documento científico señala que entre un 15-20% de los divorciados con hijos tiene un elevado nivel de conflictos, incluso dos años después de la separación, siendo temas comunes de discusión el reparto de bienes, la residencia de los hijos, el régimen de visitas y la manutención. [*] Elizabeth González Reguera, en su estudio sobre Guardia y Custodia del menor, señala en consonancia con lo antes citado: una de las razones por las que se retrasa la separación de una pareja fracasada son los niños. Indudablemente, un divorcio afecta a los hijos. [*]

5.            Ahora bien, el término Familia representa una realidad que puede expresarse de manera distinta. Un concepto amplio de familia incluye al conjunto de relaciones de parentesco ya sea civil, consanguíneo o de afinidad, y estas relaciones pueden tomar una pluralidad de formas y estructuras, cada una con sus ventajas y desventajas sin que puedan hacerse juicios de valor ex ante respecto de cada una. Desde el ámbito del quehacer público, sin embargo, sí resulta relevante un análisis de las mismas en cuanto a los beneficios que cada una de ellas aporta a la sociedad, esto desde una perspectiva de bien común y de justicia social. Al día de hoy, los dos estudios principales que se han hecho respecto del impacto de las estructuras familiares en la construcción y fortalecimiento de las sociedades democráticas son, en buena medida, coincidentes. Se trata del que realizó el Dr. Fernando Pliego Carrasco, catedrático del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, y el que encabezó el Dr. Mark Regnerus del Centro de Investigación de la Población de la Universidad de Texas en Austin. Los estudios en comento, además de aportar más datos útiles en cuanto a la importancia de la conformación de las estructuras familiares en el desarrollo de los hijos y su impacto en las sociedades democráticas, dejan claro que una variable esencial es la correcta integración de la familia y la estabilidad de ésta.

6. En nuestra función legislativa como senadores de la República, no podemos obviar la gran responsabilidad que nos asigna el artículo 4 de la Constitución Federal, al dar al Estado la obligación de proteger la organización y el desarrollo de la Familia, lo que implica, para todos los ámbitos y niveles de gobierno, un necesario replanteamiento de las políticas públicas para que éstas consideren a la Familia como sujeto de derechos y como parte central en su diseño e implementación. En este sentido, resulta imprescindible que los sistemas estatales para el desarrollo integral de la familia fomenten, promuevan, diseñen e implementen acciones encaminadas a promover, mejorar y fortalecer la integración de las familias.

Por todo lo anteriormente expuesto, y en función de las atribuciones legales a las que se ha hecho mención, esta H. Soberanía propone el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO. -El Senado de la República exhorta a las y los titulares de los Sistemas Estatales para el Desarrollo Integral de la Familia, así como del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia de la Ciudad de México a diseñar e implementar políticas encaminadas a promover, fomentar y fortalecer la integración familiar.

Salón de Sesiones de la H. Cámara de Senadores, a 8 de diciembre de 2016.


[*] Para mayor información respecto de este tema puede consultarse: http://www.un.org/es/documents/udhr/,  (31 de agosto de 2015).

[*] Salazar, R (2011) Conciliación trabajo y familia en México: las responsabilidades compartidas de mujeres y hombres en el debate público recuperado de http://library.fes.de/pdf-files/bueros/mexiko/08726.pdf.

[*] INEGI (2015) ESTADÍSTICAS A PROPÓSITO DEL DÍA DE LA MUJER 2015, recuperado de http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/aproposito/2015/mujer0.pdf.

[*] INEGI (2016) ESTADÍSTICAS A PROPÓSITO DEL DÍA DE LA MUJER 2016, recuperado de http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/aproposito/2016/mujer2016_0.pdf

[*] Duarte Cantón, José; LAS CONSECUENCIAS DEL DIVORCIO EN LOS HIJOS; Psicopatología Clínica, Legal y Forense; España, Granada, 2012.

[*] Duarte Cantón, José; LAS CONSECUENCIAS DEL DIVORCIO EN LOS HIJOS; Psicopatología Clínica, Legal y Forense; España, Granada, 2012.

[*] Reguera González, Elizabeth; Guarda y custodia del menor; México.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=68185