Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Jueves 19 de octubre de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Jueves 15 de Diciembre de 2016
Gaceta: LXIII/2PPO-71/68173
Jueves 15 de Diciembre de 2016
Gaceta: LXIII/2PPO-71/68173

Del Sen. Félix González Canto, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con proyecto de decreto por el que se reforman diversas fracciones del artículo 73 de la Ley General de Salud.

SE TURNÓ A LAS COMISIONES UNIDAS DE SALUD Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS.

Sen. Félix Arturo
González Canto

El suscrito Senador de la República, Félix González Canto, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, de la LXIII Legislatura del H. Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 71 fracción II y 72 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 164 numeral I y II, y demás relativos del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta Honorable Asamblea, la siguiente Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se reforman diversas fracciones del artículo 73 de la Ley General de Salud, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que en casi todos los países la proporción de personas mayores de 60 años está aumentando más rápidamente que cualquier otro grupo de edad, debido al aumento de la esperanza de vida y a la disminución de la tasa de fecundidad.

En la Convención Interamericana sobe la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, la Organización de Estados Americanos, define al envejecimiento como un proceso gradual que se desarrolla durante el curso de vida y que conlleva cambios biológicos, fisiológicos, psicosociales y funcionales de variadas consecuencias, las cuales se asocian con interacciones dinámicas y permanentes entre el sujeto y su medio.

Si bien demográficamente se usa la edad cronológica de 60 años para determinar a la población envejecida que se ha denominado población adulta mayor, se considera que cada persona envejece de forma diferente. En este sentido, el Instituto Nacional de las Mujeres en el documento intitulado “Situación de las Personas Adultas Mayores en México”, señala que dentro de los signos que determinan el envejecimiento de las personas se tienen:

• La edad física: cambios físicos y biológicos que se presentan a distintos ritmos, mismosque dependen del sexo, lugar de residencia, economía, cultura, alimentación, tipo deactividades desarrolladas y emociones.

• La edad psicológica: cambios en las emociones, sentimientos, pensamientos y el significadoque para cada persona tiene la vejez. Adicionalmente se presentan cambios enlos procesos psicológicos, como la memoria o el aprendizaje.

• La edad social: relacionada con los significados de la vejez, diferentes para cada grupohumano, según su historia, su cultura y su organización social. [*]

La OMS señala que el envejecimiento de la población puede considerarse un éxito de las políticas de salud pública y el desarrollo socioeconómico, pero también constituye un reto para la sociedad, la que debe adaptarse para mejorar al máximo la salud y la capacidad funcional de las personas mayores, así como su participación social y su seguridad (OMS, 2014).

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reporta que en nuestro país el porcentaje de la población, de 60 años y más representa el 10.4% de la población, mientras que la población de 30 a 59 años ocupa un universo de 36.4%, lo cual es relevante porque en el corto o mediano plazo se integrará al porcentaje de adultos mayores que residen en el país.

“De acuerdo con las proyecciones del Consejo Nacional de Población (CONAPO), para 2030, elporcentaje de adultos mayores será de 20.4 millones, lo que representará 14.8%” [*] de la población, incrementándose la demanda de servicios relacionados con la salud, vivienda,pensiones y espacios urbanos que faciliten el tránsito de estas personas.

Es importante mencionar que según la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) 2014, del total deadultos mayores 26% tiene discapacidad y 36.1% posee alguna limitación, por lo que es imperativo implementar acciones tendientes a mejorar su calidad de vida.

El aumento de la esperanza de vida de la población permite a los adultos mayores emprender nuevas actividades, retomar aficiones, así como continuar haciendo aportaciones de gran valor a su familia y su comunidad, transmitiendo su experiencia y sus conocimientos. Sin embargo, hay un factor que condiciona en gran medida las posibilidades de realizar estas actividades: la salud.

Gozar de buena salud es fundamental para que los adultos mayores mantengan una vida plena, autónoma e independiente, de forma tal que puedan seguir participando activamente en el espacio social, económico, cultural y político.

Si las personas mayores pueden vivir esos años adicionales de vida en buena salud y en un entorno propicio, podrán hacer lo que más valoran de forma digna y plena. En cambio, si esos años adicionales están dominados por el declive de la capacidad física y mental, las implicaciones para las personas mayores y para la sociedad serán negativas.

En razón de lo anterior la presente iniciativa propone reformar la Ley General de Salud para atender la salud mental de las personas adultas mayores.

En principio, se considera oportuno mencionar que de acuerdo con el Programa Mundial de Acción en Salud Mental de la OMS “una de cada cuatro personas, es decir el 25% de la población, sufre en algúnmomento de la vida de al menos un trastorno mental. Actualmente hay 450millones de personas con trastornos mentales en países tanto desarrolladoscomo en desarrollo. Los problemas de salud mental constituyen cinco de las diezprincipales causas de discapacidad en todo el mundo, lo que supone casi un terciodel total de la discapacidad mundial. Los trastornos con mayor peso son ladepresión, el abuso de sustancias, la esquizofrenia y la demencia. Aunque los trastornos mentales afectan a personas de todos los grupossociales y países, los pobres los sufren de forma desproporcionadamentemayor. Además, dado que la longevidad aumenta y las poblaciones envejecen,en las próximas décadas aumentará el número de afectados por trastornos mentales”. [*]

En el caso particular de los adultos mayores la OMS ha señalado que más del 20% de ese grupo etario sufren algún trastorno mental o neural y que el 6,6% de la discapacidad en ese grupo etario se atribuye a trastornos mentales y del sistema nervioso. Estos trastornos representan en la población anciana un 17.4% de los años vividos con discapacidad. Siendo la demencia y la depresión los trastornos neuropsiquiátricos más comunes en ese grupo de edad [*] . Es importante mencionar que para las personas de 60 años o más los factores genéticos y biológicos, las alteraciones en la movilidad, la presencia de dolor, enfermedades crónicas o la experiencia de alguna pérdida –familiar, salud, dependencia, entre otros– pueden causar aislamiento, soledad y angustia, situaciones relacionadas con los trastornos referidos.

La OMS, también da cuenta de que los trastornos de ansiedad afectan al 3,8% de la población de edad mayor y los problemas por abuso de sustancias psicotrópicas, casi al 1%; asimismo, refiere que aproximadamente una cuarta parte de las muertes por daños autoinfligidos corresponden a personas de 60 años de edad o mayores [*] .

De conformidad con el INEGI, en nuestro país para 2012, del total de los egresos hospitalarios por trastornos mentales y del comportamiento en los adultos mayores, 13.5% es por demencia no especificada, 13.2% por trastornos mentales y del comportamiento debido al uso del alcohol y 12.3% por trastornos depresivos. Estimaciones de la OMS señalan que la depresión es la enfermedad mental que más afecta a la población y para 2020 será el segundo padecimiento de mayor carga de morbilidad en el mundo. [*]

La depresión es una enfermedad frecuente con alto nivel de incapacidad, se caracteriza por ser una alteración en el estado de ánimo en la que predominan síntomas de tristeza patológica, decaimiento, irritabilidad, disminución de interés en las actividades, insomnio, fatiga, pensamiento suicida. Su impacto es tal que puede llegar a incapacitar la realización de las actividades cotidianas y en casos severos puede conducir al suicidio. Algunos estudios publicados por el Instituto Nacional de Geriatría, señalan que es un padecimiento que no se diagnostica adecuadamente y en los adultos mayores los síntomas se consideran erróneamente como parte normal del proceso de envejecimiento, razón por la cual sólo 15% de quienes la padecen reciben un tratamiento apropiado. 

La OMS refiere que la depresión unipolar afecta a un 7% de la población de ancianos en general y representa un 5.7% de los años vividos con una discapacidad entre las personas de 60 años de edad y mayores. En los establecimientos de atención primaria de salud la depresión no se diagnostica ni se trata como debiera. Es frecuente que los síntomas de este trastorno en los adultos mayores se pasen por alto y no se traten porque coinciden con otros problemas que experimentan los adultos mayores.

Por su parte la demencia, es un síndrome que afecta principalmente a los adultos mayores, pero no es un parte normal de la vejez, se caracteriza por la mengua de la memoria y la capacidad de pensar, trastornos del comportamiento e incapacidad para realizar las actividades de la vida cotidiana. Ésta es una enfermedad gravemente incapacitante para quienes la padecen y es devastadora para sus cuidadores y familiares. Se estima que en el mundo hay unos 47,5 millones de personas que viven con demencia, y la OMS prevé que el número de estas personas aumentará a 75.6 millones en 2030 y a 135.5 millones en 2050.

La OMS reconoce que la demencia es un problema de salud pública y aboga por emprender acciones a nivel nacional e internacional para atenderla, a través del desarrollo de políticas, planes y programas que mejoren el cuidado de la enfermedad, para acrecentar así el bienestar social y la calidad de vida de las personas que viven con demencia y sus cuidadores.

Bajo este contexto se suscribe la presente iniciativa la que trata de responder a los desafíos que enfrentarán los sistemas de salud y la sociedad para responder al creciente número de personas adultos mayores con demencia y depresión.

Las necesidades sociales y de salud mental de los adultos mayores deben ser  un asunto de primera importancia para la atención de la salud mental en nuestro país.

En razón de lo anteriorse considera pertinente formular una reforma al artículo 73 de la Ley General de Salud, para:

Incluir a las Personas Adultas Mayores como un grupo poblacional que debe ser detectado en riesgo de sufrir trastornos mentales y del comportamiento.

Establecer que para lapromoción de la salud mental y la atención de las personas con trastornosmentales y del comportamiento, la Secretaría de Salud, las instituciones de salud y los gobiernos de lasentidades federativas, en coordinación con las autoridades competentes en cada materia, fomentarán yapoyarán el desarrollo de programas para la atención de la depresión, del deterioro cognoscitivo y de la demencia en las Personas Adultas Mayores.

Lo anterior contribuirá a que se deje de considerar que los estados depresivos o de demencia en las personas de edad no se consideren como parte del proceso normal de envejecimiento y que sean diagnosticados y tratados adecuadamente por los servicios de salud.  

Por lo anteriormente fundado y motivado, me permito someter a la consideración de esta Honorable Asamblea el siguiente:

PROYECTO DE DECRETO POR ELQUE SE REFORMAN DIVERSAS FRACCIONES DEL ARTÍCULO 73 DE LA LEY GENERAL DE SALUD

ARTÍCULO ÚNICO.- Se reforma la fracción VIII, se adiciona una fracción IX, recorriéndose en su orden subsiguiente la actual fracción IX del artículo 73 de la Ley General de Salud para quedar como sigue:

   Artículo 73.-

I. a VII. .-

VIII.- La detección de los grupos poblacionales en riesgo de sufrir trastornos mentales y del comportamiento, preferentemente niñas, niños, adolescentes y Personas Adultas Mayores;

IX.-El desarrollo de programas para la atención de la depresión, del deterioro cognoscitivo y de la demencia en las Personas Adultas Mayores, y

X.-Las demás acciones que directa o indirectamente contribuyan a la prevención, atención y fomento de la salud mental de la población.

Único.- El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Dado en el Senado de la República a los 12 días del mes de diciembre de 2016.

Sen. Félix González Canto


[*] Véase INMUJERES, (2015) Situación de las Personas Adultas Mayores en México. Recuperado de http://cedoc.inmujeres.gob.mx/documentos_download/101243_1.pdf

[*] INEGI, (2016).  Estadísticas a propósito del día mundial de la población. Recuperado de http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/aproposito/2016/poblacion2016_0.pdf

[*] OMS, (2002).Programa Mundial de Acción en Salud Mental. Recuperado de http://www.who.int/mental_health/media/en/267.pdf

[*] OMS, (2016). La salud mental y los adultos mayores. Recuperado de http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs381/es/

[*] Idem.

[*] INEGI (2014). Estadísticas a propósito del Día Internacional de las Personas de Edad. Recuperado de  http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/aproposito/2014/adultos0.pdf

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=68173