Senado de la República.
LXIII Legislatura, Segundo Año de Ejercicio.
Lunes 24 de julio de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Jueves 15 de Diciembre de 2016
Gaceta: LXIII/2PPO-71/68164
Jueves 15 de Diciembre de 2016
Gaceta: LXIII/2PPO-71/68164

Del Sen. Benjamín Robles Montoya, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con punto de acuerdo que exhorta al titular del Poder Ejecutivo a retirar la adhesión de los Estados Unidos Mexicanos al Tratado de Asociación Transpacífico.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE COMERCIO Y FOMENTO INDUSTRIAL.

Sen. Ángel Benjamín
Robles Montoya

PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA AL TITULAR DEL PODER EJECUTIVO A RETIRAR LA ADHESION DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS AL TRATADO DE ASOCIACIÓN TRANSPACÍFICO.

El que suscribe, Senador BENJAMÍN ROBLES MONTOYA integrante de la LXIII Legislatura del Senado de la República, de conformidad con lo establecido por los artículos 8 fracción II y 276 del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta Soberanía la siguiente Proposición con Punto de Acuerdo al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

El 5 de octubre de 2015, los representantes oficiales de los gobiernos de Australia, Brunei Darussalam, Canadá, Chile, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam dieron por finalizada y aprobadas las negociaciones para la firma del Tratado de Asociación Transpacífico, más conocido como TPP, que pretende establecer un “Tratado regional integral que promueva la integración económica para liberalizar el comercio y la inversión, contribuir al crecimiento económico y beneficios sociales, crear nuevas oportunidades para los trabajadores y los negocios, contribuir a elevar los estándares de vida, beneficiar a los consumidores, reducir la pobreza y promover el crecimiento sostenible”.

Sin embargo, la vigencia del mismo queda supeditada a la aprobación de la Cámara de Senadores o del Parlamento de cada una de las naciones miembros, lo que hasta la fecha no ha ocurrido por la enorme oposición a que se apruebe. Por su parte el propio Presidente Barack Obama de EUA, viene estimulando esta estrategia comercial y nombró inclusive una comisión especial para que cabildeara en estos meses con los distintos gobiernos y Cámaras de Representantes de los países miembros en la urgencia que se aprobara antes de fin de año.

Pero el 21 de noviembre pasado, en un video trasmitido por la televisión local, el presidente electo, Donald Trump, anunció que en los 100 primeros días de su gobierno retirará a su país del TPP por ser un desastre para el empleo y en su lugar negociará “acuerdos comerciales justos y bilaterales que aseguren el regreso de trabajos e industria”.

Un día después el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, dijo otra verdad: que el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) no tendría sentido sin la participación de Estados Unidos.

En este contexto, donde el nuevo ejecutivo de la Unión Americana también promueve la revisión o incluso anulación del Tratado de Libre Comercio de Norte América (TLCAN) como parte de una nueva política económica para el retorno de inversiones y capitales, insistir en la firma del TPP no tiene ningún sentido y más bien es recomendable que muy a tiempo, México se retire de éste por no tener un futuro promisorio.

Por otra parte, lo estratégico del tema es que el Tratado de Obama que se pretende aprobar es de antemano una respuesta fallida al avance de un nuevo modelo económico basado en la expansión de la infraestructura, promovido por China, por el grupo de los BRICS y propuesto en la reciente reunión del G-20.

Así como también, representa una ruta negociada en secreto por más de cinco años, para procurar formular un plan rapaz de negocios que pasara como un aporte al progreso, cuando en realidad sólo ofrece a las empresas transnacionales una nueva franja de extracción de riquezas de manera abusiva e ilegal, atentatoria de los derechos humanos.

El tratado ha sido calificado como el sueño dorado de las corporaciones porque les ofrece el control de 40 por ciento de la economía mundial, de manera directa, anulando la capacidad de intervención de los gobiernos soberanos para detener los abusos comerciales. Censura el uso del Internet y promueve la prolongación de la propiedad de patentes que imposibilitan el abaratamiento de medicinas y otros productos en sectores como el agroalimentario, la industria automotriz, aeroespacial, la de hidrocarburos, calzado, hule y plástico, juguetes, industria minera, naval y siderúrgica.

Más aún, ahora que este tema se encuentra en amplia discusión en el Senado y que la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, Gabriela Cuevas, dijo el 23 de noviembre que “tendremos todo el tiempo necesario para realizar una adecuada valoración tomar la decisión que más convenga a los intereses de México”, queda claro que es conveniente cerrar este capítulo con el retiro de la  adhesión de México al Tratado de Asociación Transpacífico, más conocido como TPP por sus siglas en ingles de Trans-Pacific Partnership Agreement

Por lo antes expuesto, someto a la consideración de este Pleno el presente punto de acuerdo en los siguientes términos:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO.- EL SENADO DE LA REPÚBLICA EXHORTA AL TITULAR DEL PODER EJECUTIVO A RETIRAR LA ADHESION DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS  AL TRATADO DE ASOCIACIÓN TRANSPACÍFICO.

SUSCRIBE

SENADOR BENJAMÍN ROBLES MONTOYA

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=68164