Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Viernes 15 de diciembre de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Jueves 8 de Diciembre de 2016
Gaceta: LXIII/2PPO-66/67986
Jueves 8 de Diciembre de 2016
Gaceta: LXIII/2PPO-66/67986

De las Senadoras Cristina Díaz Salazar, Diva Gastélum Bajo, Hilda Flores Escalera, Lilia Merodio Reza, Itzel Ríos de la Mora, Hilaria Domínguez Arvizu, Yolanda de la Torre Valdez, Anabel Acosta Islas, Hilda Ceballos Llerenas, Carmen Dorantes Martínez y María Elena Barrera Tapia, con proyecto de decreto que modifica la fracción I del artículo 90 de la Ley General de Salud.

SE TURNÓ A LAS COMISIONES UNIDAS DE SALUD Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS.

Sen. María Cristina
Díaz Salazar
Sen. Diva Hadamira
Gastélum Bajo
Sen. Hilda Esthela
Flores Escalera
Sen. Lilia Guadalupe
Merodio Reza
Sen. Itzel Sarahí
Ríos de la Mora
Sen. María Hilaria
Domínguez Arvizu
Sen. Yolanda
de la Torre Valdez
Sen. Anabel
Acosta Islas
Sen. Hilda
Ceballos Llerenas
Sen. Carmen
Dorantes Martínez
Sen. María Elena
Barrera Tapia

INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO QUE MODIFICA LA FRACCIÓN I DEL ARTÍCULO90 DE LA LEY GENERAL DE SALUD, EN MATERIA DE FORMACIÓN, CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN DEL PERSONAL DE SALUD.

Las que suscriben,Cristina Díaz Salazar, Diva Gastélum Bajo, Hilda Estela Flores Escalera, Lilia Merodio Reza, Itzel Saraí Ríos de la Mora, Hilaria Domínguez Arvizu,  Yolanda de la Torre Valdez, Anabel Acosta Islas, Hilda Ceballos LLerenas, Carmen Dorantes Martínez y María Elena Barrera Tapia, Senadoras de la República de la LXIII Legislatura, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional y Partido Verde Ecologista de México, con fundamento en lo dispuesto en el artículo 58 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, en el artículo 8 numeral 1 fracción II y el artículo 276 ambos del Reglamento del Senado de la República, someto a consideración de esta soberanía, la siguiente:INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO QUE MODIFICA LA FRACCIÓN I DEL  ARTÍCULO 90 DE LA LEY GENERAL DE SALUD, EN MATERIA DE FORMACIÓN, CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN DEL PERSONAL DE SALUD, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Muy pocos cambios se han hecho en los programas para formar médicos especialistas, advierte un estudio de la Academia Nacional de Medicina (ANM) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el cual también resalta la carencia de un censo real de los galenos que ejercen su profesión.

Con base en datos aportados por la Secretaría de Educación Pública se ha estimado que existen 2.2 médicos por cada mil habitantes, pero no considera a quienes han muerto o están jubilados ni a los que se dedican a otra actividad.

En realidad habría menos de un médico por mil habitantes, señala el estudio, mientras en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) el promedio es de 3.2 por esa misma cantidad. En cuanto a especialistas, la relación en México es de 1.26 por mil, y en la OCDE, de 1.78 por mil, en promedio.

Lo paradójico es que el problema no es el déficit en la formación de médicos, porque el país está por encima del promedio de la OCDE, que es de poco más de 10 por 100 mil habitantes por año, en contra 12 por 100 mil en México. El reto es la formación de especialistas y su incorporación a las instituciones de salud.

Los datos de la investigación forman parte del libro Desarrollo de especialidades médica en México y fueron presentados por el académico Germán Fajardo durante el Foro Más y Mejor Salud, México 2030, organizado por la Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud) y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

La obra reconoce que históricamente el sistema nacional de salud ha operado con déficit de personal sanitario, en comparación con otros países, por razones diversas, como falta de presupuesto, crecimiento indiscriminado de la infraestructura clínica y hospitalaria, aumento de la población y de jubilados, así como el cambio en la prevalencia de enfermedades, pues las de tipo infeccioso han sido superadas por las crónicas no transmisibles (cáncer, diabetes y afecciones cardiacas, entre otras). También es parte del problema la ausencia de un modelo de atención que determine las necesidades de recursos humanos con base en los riesgos de las enfermedades y la demanda de servicios.

A todos estos factores se agrega que en los siguientes 15 años se jubilará alrededor de 25 por ciento de los especialistas en activo. Sólo en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), desde ahora se están retirando 2 mil por año, aproximadamente, lo que aumenta la presión sobre la cantidad de expertos en las diferentes áreas de la medicina que ya deberían estarse preparando.

Aunque este es un tema que desde hace varios años se conoce en el sistema nacional de salud, los avances son mínimos en la recomposición de los espacios para la formación de especialistas. Hace cuatro años, se determinó la entrada directa a las áreas de neumología y geriatría, con lo que se redujo a cuatro años el periodo de entrenamiento, pero están pendientes otras más y lograr la organización efectiva para que haya equidad en la distribución de los especialistas dentro del territorio nacional.

El estudio de la ANM y Conacyt incluyó el cálculo de la cantidad de médicos especialistas que harán falta en el país de mantenerse la actual tendencia en la formación de estos recursos humanos. Aun cuando la demanda de servicios se mantuviera sin cambios, para 2030 harían falta más de 40 mil.

Si la demanda de atención en hospitales sube 30 por ciento, la cantidad de expertos que harían falta serían casi 90 mil en el mismo año.

La falta de planeación para formar oncólogos, geriatras y nefrólogos afecta a los más pobres.

El futuro alcanzó a México y no está preparado para hacerle frente, las enfermedades que se preveían hace décadas llegaron, pero no así los médicos que se encarguen de aliviarlas. Nuestro país carece de especialistas suficientes para atender los nuevos males que aquejan a los mexicanos, en especial a los de menos recursos económicos y de comunidades marginadas.

Los médicos especialistas se han convertido en un lujo que forma parte del sector privado o sólo de quienes tienen acceso a los principales hospitales e institutos públicos de salud que se concentran, exclusivamente, en las principales ciudades del país y que enfrentan problemas de saturación.

De acuerdo con expertos y estudios en la materia, desde hace décadas se preveía que, al aumentar la esperanza de vida, se registrara un cambio de hábitos alimenticios y una vida más sedentaria; los mexicanos tendrían nuevos padecimientos, principalmente crónico-degenerativos que requieren de médicos especialistas.

Pero ni las autoridades del sector Salud, ni las universidades tuvieron la visión de futuro para impulsar la formación de especialistas en oncología, geriatría, nefrología, neumología, radiología, cirugía plástica y reconstructiva, alergia e inmunología, genética y reumatología, que actualmente urgen en el país.

Las cifras contundentes. En geriatría, por ejemplo, en todo el país sólo hay 400 especialistas, conforme a datos del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (inapam). Es decir, 400 geriatras para una población de más de 10 millones de adultos mayores, que representan 9% de la población total que requieren cada día una atención médica más especializada.

Lo mismo ocurre con oncología, en la que sólo hay mil 200 especialistas para todo el país, de acuerdo con datos de la Sociedad Mexicana de Estudios Oncológicos que reúne a todos los profesionales de este campo de trabajo. Esta cifra es claramente insuficiente para atender adecuadamente una enfermedad que es la tercera causa de muerte en la República Mexicana.

Cada año, más de 80 mil personas en México fallecen por tumores malignos y se detectan 125 mil nuevos casos de cáncer. Ese es el tamaño del reto en este sector.

Lo mismo ocurre con nefrología, en la que se tiene un poco más de 800 nefrólogos en el país para prevenir, diagnosticar y tratar las enfermedades renales.

Ello, a pesar de que actualmente hay 9 millones de mexicanos que tienen insuficiencia renal crónica causada por la diabetes e hipertensión, de los cuales 129 mil se encuentran graves.

A inicios del presente año, Abelardo Meneses García, director del instituto Nacional de Cancerología, evidenció la falta de especialistas sobre todo en las áreas de oncología pediátrica, hematoncología y radioterapia.

El funcionario advirtió que persiste la idea de que se titula “un buen número” de médicos, pero lo cierto es que no hay especialistas en el ramo. En México, recordó, hay unas 116 escuelas o facultades de Medicina y sólo ocho tienen la materia de Oncología en sus asignaturas y en algunas ocasiones es de carácter optativa.

Cifras del sector Salud y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reportan que hay 259 mil médicos en todo el Sistema Nacional de Salud, de los cuales alrededor de 38% corresponden a médicos especialistas, es decir, 95 mil. Pero la mayoría de ellos son especialistas en males que ya no son los de mayor demanda de la población.

Entidades como Oaxaca, Chiapas, Estado de México y puebla son las que registran el mayor déficit de expertos. A éstos se suman también Veracruz, Guerrero, Quintana Roo, Hidalgo y Guanajuato.

El 80% de los médicos especialistas se encuentran concentrados en las grandes ciudades, mientras que hay grandes carencias en las zonas suburbanas y rurales, lo que deriva en una desigualdad en la atención médica.

Un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), titulado “El Panorama de la Salud 2013 (Health at a Glance 2013)”, señala que a pesar del gran incremento en el número de médicos desde 1990, México tiene 2.2 doctores por cada mil habitantes, uno menos que el promedio de la OCDE de 3.2, lo que deriva en un efectivo acceso a los servicios de salud.

En el pasado Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas 2013, en la que participaron 25 mil médicos para la asignación de siete mil lugares, se observó que las especialidades con el mayor número de plazas fueron: medicina familiar, medicina interna, pediatría, anestesiología, cirugía general y ginecoobstetricia.

Para las autoridades de Salud, estas especialidades ya no responden al perfil epidemiológico del país. Ahora, señalan en sus análisis, se requieren expertos en áreas como geriatría, neumología, radiología, siquiatría y medicina de rehabilitación.

De manera adicional, los resultados del Consenso Interinstitucional para la Formación de Médicos Especialistas en México 2012, concluyeron que actualmente las escuelas de Medicina están formando más médicos generales de los que se pueden contratar y no existe una política interinstitucional para la contratación del egresado de esta rama, pues se desconoce cuál es la necesidad real de los médicos.

La población mexicana, al igual que diversas poblaciones en el mundo, están invirtiendo su pirámide poblacional. En un futuro no tan lejano, necesitaremos más especialistas relacionados con enfermedades crónico-degenerativas, de los cuales escasean, y de los pocos que tenemos, se enfrentarán a una sobrecarga de pacientes.

Por todo esto, no sólo debe preocuparnos el número de especialistas. Además, se requiere promover un estilo de vida saludable, cultura de prevención de enfermedades, y la implementación de políticas públicas que beneficien a los servicios de salud pública.

Por lo anteriormente expuesto, presento ante esta Soberanía el siguiente:

PROYECTO DE DECRETO

ARTÍCULO ÚNICO.Proyecto de decreto que modifica la fracción I del artículo 90 de la Ley General de Salud, en materia de formación, capacitación y actualización del personal de salud.

Artículo 90…

  • Promover actividades tendientes a la formación, capacitación y actualización de los recursos humanos que se requieran en base a la transición epidemiológica para la satisfacción de las necesidades del país en materia de salud; 

TRANSITORIO

PRIMERO.El presente Decreto entrará en vigor alos 90 días siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Dado en el salón de sesiones de la Cámara de Senadores el día martes 13de diciembre, 2016.

Atentamente,

Referencias:

  • Falta planeación para Formar Especialistas, estudio Conacyt y la ANM. Ángeles Cruz Martínez. 
  • México. Sin Especialistas contra Males Crónicas. Ruth Rodríguez (El Universal). 
  • ENARM. Mx. 
http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=67986