Senado de la República.
LXIII Legislatura, Segundo Año de Ejercicio.
Lunes 22 de mayo de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Martes 22 de Noviembre de 2016
Gaceta: LXIII/2PPO-54/67521
Martes 22 de Noviembre de 2016
Gaceta: LXIII/2PPO-54/67521

Del Sen. Mario Delgado Carrillo, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con punto de acuerdo que exhorta al titular del Poder Ejecutivo Federal a vetar el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2017, ante la nueva realidad económica y los riesgos que enfrenta el país tras la elección de los Estados Unidos.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO.

Sen. Mario
Delgado Carrillo

PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO QUE EXHORTA AL TITULAR DEL PODER EJECUTIVO FEDERAL A VETAR EL PRESUPUESTO DE EGRESOS DE LA FEDERACIÓN PARA 2017 ANTE LA NUEVA REALIDAD ECONÓMICA Y LOS RIESGOS ENORMES QUE ENFRENTA EL PAÍS TRAS LA ELECCIÓN DE LOS ESTADOS UNIDOS

El suscrito Senador Mario Delgado Carrillo con fundamento en lo dispuesto por los artículos 8 numeral 1 fracción II y 276 numeral 1 del Reglamento del Senado de la República, se somete a la consideración del Pleno la siguiente PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO, en razón de los siguientes antecedentes y:

CONSIDERACIONES

El ocho de noviembre de 2016, fue elegido como próximo presidente de los Estados Unidos de América (EUA) el candidato republicano Donald Trump. La plataforma electoral del republicano tiene profundas implicaciones globales y, en particular, sobre la relación entre EUA y nuestro país.

Después de la elección, Donald Trump ha refrendado sus propuestas de campaña; él y su equipo, han declarado que se construirá un muro en la frontera sur de  aquel país, se deportaran de “inmediato” entre 2 y 3 millones de inmigrantes con antecedentes criminales y, desde el primer día de su mandato, se iniciará el proceso de revisión del tratado de libre comercio de América del Norte (TLCAN), entre otras.

A pesar de que no se han presentado detalles específicos, la posibilidad inminente de que las propuestas del republicano se lleven a cabo ha impactado la posición de nuestro país frente a los mercados internacionales. La muestra más evidente es la depreciación acelerada del peso mexicano frente al dólar americano; de acuerdo con el Banco de México, el tipo de cambio (FIX) pasó de $18.50 pesos por dólar el 8 de noviembre al nivel histórico más alto de $21.05 pesos por dólar el 11 de noviembre [*].

Otro impacto relevante es en el crecimiento económico esperado para México en 2017. Antes de la elección de EUA el pronóstico más alentador preveía un crecimiento de 2.5% del PIB (Moody’s), mientras que el más conservador pronosticaba 2% del PIB (Black Rock). Sin embargo, después de la elección el pronóstico de Moody’s se ajustó a 1.90% del PIB, mientras que el de Black Rock lo ubica en un crecimiento esperado para 2017 de 1 punto porcentual del PIB [*].

En este contexto, apenas unas horas después de que se confirmara la victoria de Donald Trump en las elecciones de EUA, la Cámara de Diputados aprobó el Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal de 2017; con lo que culminó el proceso legislativodel paquete económico 2017, a pesar de que por Ley se tenían unos días más para discutir los impactos de la nueva realidad.

Es evidente que la realidad nos cambió diametralmente, el paquete económico presentado ante el Congreso, que por sí mismo era poco creíble, ahora es totalmente obsoleto e incompatible con la nueva realidad que enfrentamos.

Las principales variables macroeconómicas en las que se sustentan los Criterios Generales han cambiado. Los pilares se han caído y por ende el paquete económico no tiene sustento.  La nueva coyuntura nos obliga a ser realistas y modificar la política económica del país de forma apropiada a los tiempos en que vivimos.

El crecimiento económico esperado para 2017 sería menor al 2.5% que plantean los criterios; como señalamos, algunos especialistas lo sitúan hasta en 1 punto porcentual del PIB.

El efecto de una tasa de interés mayor se verá reflejado en una tasa de crecimiento menor en el consumo interno, conforme el crédito se vuelva más caro y escaso la economía mexicana crecerá menos. Un crecimiento de esta naturaleza tendrá un impacto negativo sobre la deuda pública y la sostenibilidad de las finanzas públicas.

Con un crecimiento de 1% y con requerimientos financieros del 2.9% tal como se aprobaron en el paquete y además con tasas de interés más elevadas y un dólar más caro la razón deuda/PIB aumentará y se alejará significativamente de la meta de 50.5% establecida por la Secretaría de Hacienda. Un escenario como al que nos enfrentamos hará que la deuda pública suba incluso arriba del 54% del PIB y no se encuentre en una trayectoria de estabilización.

El Tipo de Cambio que se aprobó en el paquete económico es de $18.62 pesos por dólar, esta cifra se encuentra $2.20 por debajo de los $20.82 que cotiza hoy en día.

La incertidumbre respecto a la posible renegociación del TLCAN mantendrá una dinámica adversa al peso. Los procesos de negociación de los tratados comerciales son lentos por lo tanto es previsible que la volatilidad se mantenga por mucho tiempo y no veamos al peso regresar a los niveles que se anticiparon en el paquete económico.

La incertidumbre en los mercados y la depreciación acelerada del peso está generando presiones sobre los precios. La inflación prevista para 2017 sería de 3%, sin embargo, es muy probable que esta meta se supere. De acuerdo con Santander Banco, la inflación podría llegar a 4.5%, pero otros analistas la sitúan incluso en 6%.

La tasa de interés en México, según analistas, se estará ajustando en estos días con el objetivo de atraer los flujos financieros que se espera sean más escasos en el futuro.  Al mismo tiempo, se espera que las tasas de interés en el resto del mundo incrementen. De acuerdo con diversos analistas, la tasa de interés en México puede pasar de 4.75% a 5.75% (100 puntos base), otros, incluso, la sitúan en 6.75% (200 puntos base).

De acuerdo con los criterios de política económica del gobierno, un incremento de 100 puntos base en la tasas de interés tendrían un impacto de 0.08% del PIB, cerca de 16 mil  millones de pesos en el Gasto No Programable del sector público federal al incrementar los costos financieros de la deuda.

Los cierto es que nos encontramos en una posición que puede considerarse pasiva y expectante de lo que haga el vecino del norte. Esto no puede ser así. Tenemos opciones que hay que activar de inmediato.

No podemos quedarnos pasmados ante esta nueva realidad, y la coyuntura que enfrentamos nos exige replantear el paquete económico 2017, pero más importante aún es una oportunidad para cambiar el modelo económico que se ha impuesto desde hace más de 3 décadas. Desde hace tiempo debimos apostar hacia una política económica que fortaleciera el mercado interno, que generara crecimiento inclusivo con otros motores, no sólo con las exportaciones hacia EUA. Podemos hacerlo y evitamos. La realidad nos alcanzó y no es tarde para enmendar. Por esta razón, el paquete económico debe mirar al crecimiento de largo plazo y la inversión pública. Es necesario generar infraestructura e invertir en la formación de capacidades productivas y de capital humano para no depender de un modelo exportador que en esencia genera poco valor agregado.

Para poder replantear el paquete económico para 2017, es necesario que el titular del Poder Ejecutivo Federal ejerza la facultad consignada en los incisos A y B del artículo 72 de la Constitución Federal, y vetar el Decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2017, aprobado el 10 de noviembre de 2016.

Existen antecedentes de veto presidencial al Presupuesto de Egresos de la Federación. En el año 2004, el presidente Vicente Fox ejerció el veto en contra del Presupuesto para 2005. El Congreso rechazó el veto, en respuesta el Ejecutivo Federal publicó el presupuesto al tiempo que promovió una Controversia Constitucional (109/2004). La determinación de la Suprema Corte fue en el sentido de sostener que, efectivamente, el Presidente puede ejercer el veto contra el Presupuesto.

Por otro lado, la Ley de Ingresos para 2017 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el 15 de noviembre de 2016. La vigencia de esta Ley inicia el primero de enero de 2017. Si bien existe la facultad de iniciativa por parte de los legisladores federales, esta Ley es la única que su iniciativa, al igual que la del Presupuesto de Egresos, por disposición constitucional corresponde al Ejecutivo Federal, como consecuencia lógica una reforma a esta Ley corresponde a una propuesta del propio Ejecutivo, como ya lo ha hecho en 2014 y 2015 cuando modifica su propia deuda.

Lo complejo de la actividad financiera del Estado exige que sea la autoridad que cuente con la información y la capacidad de procesar y analizar los datos y variables económicas, la que estructure el paquete presupuestal, en ese sentido, lo pertinente es que el Ejecutivo federal que con base en las nuevas variables y realidad económica presente una propuesta adecuada para reformar la Ley de Ingresos para 2017, y se ajuste el Presupuesto de Egresos para reorientar el gasto público para favorecer el mercado interno, la actividad económica e industrial doméstica y una fuerte inversión pública en infraestructura, y ciencia y tecnología.

Es muy importante que se protejan las unidades económicas de Micro, pequeña y mediana empresa, que pueden ser las más dañadas con la desaceleración económica. Asimismo, en otras medidas migratorias, política, institucionales, y de empleo que son necesarias ante el eventual desastre humanitario que puede ocurrir, y que requiere del Estado Mexicano acciones de protección efectiva ante los ataques a la población, la soberanía y los intereses nacionales.

Por lo anteriormente expuesto y fundado, se somete a la consideración de esta Soberanía el siguiente punto resolutivo:


PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO. El Senado de la República exhorta al titular del Poder Ejecutivo Federal para que ejerza su facultad de veto al Presupuesto de Egresos de la Federación 2017 aprobado por la Cámara de Diputados el 10 de noviembre de 2016, y presente una propuesta para modificar la Ley de Ingresos de la Federación para 2017, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 15 de noviembre de 2016, de modo que el paquete presupuestario que entrará en vigor el próximo primero de enero sea discutido de nueva cuenta en el Congreso de la Unión para que sea adecuado y realista de cara a la nueva realidad económica que enfrenta el país.

En la Ciudad de México, a los diecisiete días del mes de noviembre de 2016. 

SUSCRIBE

SEN. MARIO DELGADO CARRILLO


[*] Véase: Mercado cambiario, Banco de México: http://www.banxico.org.mx/portal-mercado-cambiario/index.html

[*] Véase: Se desploma pronóstico de PIB de México para 2017: http://www.elfinanciero.com.mx/economia/se-desploman-pronosticos-de-pib-de-mexico-para-2017.html

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=67521