Senado de la República.
Sesión Plenaria.
Martes 28 de marzo de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Martes 22 de Noviembre de 2016
Gaceta: LXIII/2PPO-54/67520
Martes 22 de Noviembre de 2016
Gaceta: LXIII/2PPO-54/67520

Del Sen. Benjamín Robles Montoya, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con punto de acuerdo que exhorta al titular de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos a considerar un aumento digno al salario mínimo 2017.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL.

Sen. Ángel Benjamín
Robles Montoya

PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA AL TITULAR DE LA COMISIÓN NACIONAL DE LOS SALARIOS MÍNIMOS (CONASAMI) A CONSIDERAR UN AUMENTO DIGNO AL SALARIO MÍNIMO 2017.  

El que suscribe, Senador BENJAMÍN ROBLES MONTOYA integrante de la LXIII Legislatura del Senado de la República, de conformidad con lo establecido por los artículos 8 fracción II y 276 del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta Soberanía la siguiente Proposición con Punto de Acuerdo al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

I.-. Antes de fin de año, el denominado Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), deberá fijar el aumento que aplicará a los Salarios Mínimos.  

Esta instancia gubernamental ha venido calculando el incremento del salario de acuerdo a la inflación esperada para el año siguiente, según los pronósticos del Banco de México. Por ejemplo, para el año 2016, la Conasami decretó un aumento de 4.2%, fijando en 73.04 pesos diarios el salario mínimo.  Precisaron en esa ocasión –el 11 de diciembre de 2015— que:

“El Consejo de Representantes resolvió este incremento considerando que en el 2015, la inflación será de alrededor del 2.0%, de acuerdo con la información que el día de hoy nos diera a conocer el Gobernador del Banco de México,

La Comisión Nacional de los Salarios Mínimos continuará estudiando la forma de avanzar en la recuperación del poder adquisitivo del salario mínimo tomando en consideración la productividad, y sin que se afecten el empleo y las demás variables económicas fundamentales”

En el mismo sentido se pronunció el Secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, el 27 de octubre. En entrevista a diversos diarios señaló:

“hemos dicho en muchas ocasiones que el principal determinante del salario tiene que ser la productividad. Hemos visto un incremento de la productividad por primera vez en muchos años, lo reconoce así la OCDE, se aprecia en diferentes indicadores”.

Adicionalmente y de acuerdo a las mediciones que el Inegi realiza periódicamente sobre la productividad laboral y que publica en su página electrónica, referenciada a su banco de información económica; su Índice Global de Productividad Laboral con base en 2008, viene descendiendo todo este año en 1.4 puntos respecto del año 2015.

Con estos elementos, es claro que el argumento oficial para calcular el aumento del salario mínimo 2017, se enfila a tomar en cuenta sólo dos consideraciones. Una es que la inflación no pasará del 3.0, según los pronósticos presentados en Criterios Generales de Política Económica para el 2017 y sustentada por el Banco de México y la otra, que la productividad laboral viene descendiendo.

Así, el próximo aumento podría estar muy lejos de lo necesario y mucho menos sería un eje de reactivación económica para el mercado interno, convirtiéndose nuevamente en un vehículo de marginación, pobreza y migración forzada.

II.- Pero en cuanto a las consideraciones legales que al respecto del cálculo se tienen como referencias básicas, están los acuerdos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la propia Constitución de los Estados Unidos Mexicanos.

En 1992, con motivo de su 79.ª Reunión, la OIT emitió el Informe III de la Conferencia Internacional del Trabajo; en su Parte 4 se establece:

“ 'salario mínimo' puede entenderse la suma mínima que deberá pagarse al trabajador por el trabajo o servicios prestados, dentro de un lapso determinado, bajo cualquier forma que sea calculado, por hora o por rendimiento, que no puede ser disminuida, ni por acuerdo individual ni colectivo, que está garantizada por la ley y puede fijarse para cubrir las necesidades mínimas del trabajador y de su familia, teniendo en consideración las condiciones económicas y sociales de los países."

En la Parte 4B, página 116, párrafos 274 y 275, la OIT establece que los criterios para determinar y ajustar los salarios mínimos, de acuerdo a los expertos mundiales, son cuatro:

1.- Las necesidades del trabajador.

2.- La capacidad de pago de los empleadores en relación con la economía nacional en su conjunto.

3.- La comparación de los niveles de vida de grupos sociales diferentes;

4.- Las exigencias del desarrollo económico

En la misma dirección que el salario dignifique a la persona y a las familias va el artículo 90 de la Ley Federal del Trabajo:

Artículo 90.- Salario mínimo es la cantidad menor que debe recibir en efectivo el trabajador por los servicios prestados en una jornada de trabajo.

El salario mínimo deberá ser suficiente para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia en el orden material, social y cultural, y para proveer a la educación obligatoria de los hijos.

Se considera de utilidad social el establecimiento de instituciones y medidas que protejan la capacidad adquisitiva del salario y faciliten el acceso de los trabajadores a la obtención de satisfactores

III.- A pesar de la claridad de lo anterior, la OIT y la Comisión Económica Para América Latina (Cepal) y otras organizaciones se han visto obligadas a tener que recomendar al Gobierno Federal, que los salarios mínimos en México deben ser puestos en concordancia con esos mandatos. Estudios de la Cepal demuestran que nuestro salario mínimo tiene una caída estrepitosa y en la actualidad no alcanza ni para comprar la canasta alimentaria que se compraba en el 2000, que ya era altamente insuficiente.

Es de conocimiento público muchas investigaciones al respecto, incluyendo la del Gobierno de la Ciudad de México, el mismo que fuera entregado a las autoridades federales de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, así como a Conasami y otras instancias.  La versión más reciente de dicho estudio titulada “Viabilidad del Incremento sustancial del salario mínimo en México”, presentada el 9 de diciembre de 2015, demuestra cómo este debió haber sido para el 2016, de por lo menos 86.33 pesos, pero el salario fue fijado en 73.04 pesos al día. En la introducción del estudio que se puede consultar en www.sedecodf.gob.mx  se menciona:

“El presente documento es una actualización y un engrose de la investigación ordenada por el Jefe de Gobierno del Distrito Federal en el año 2014. Esa investigación –fruto de 5 meses de trabajo- arrojó una evidencia empírica y una serie de información que demostraba -y sigue demostrando- que el salario mínimo en México es extremadamente bajo y que necesita de un ascenso sustancial para recuperar su papel, asignado por la Constitución de la República, como “sueldo de garantía” para los trabajadores de más baja calificación.

Este documento había esperado la cristalización del gran consenso político, que todas las fuerzas representadas en el Congreso de la Unión y en los Congresos locales ya han acordado y expresado, para liberar al salario mínimo de su función (antinatural) como medida de referencia o unidad de cuenta de un sinfín de precios y de montos que nada tienen que ver con el bienestar de los trabajadores de menor calificación.

Por fortuna para México, ese proceso ha avanzado con gran celeridad y el día de hoy 9 de diciembre, el Constituyente Permanente ha decidido ya la definitiva desindexación del salario mínimo en el país.

El presente documento responde a todas y cada una de las preocupaciones y objeciones que se han puesto sobre la mesa y en el debate público durante el último año. Responde con datos oficiales y actuales tratando de demostrar con cifras ciertas, cada afirmación y cada propuesta. Está integrado de la siguiente manera:

a) Introducción

b) Una sucesión de argumentos demostrables y sustentados con cifras oficiales que exhiben la posibilidad -aquí y ahora- de un aumento de 16 pesos con 20 centavos diarios para el salario mínimo del año 2016, para alcanzar los 86.33 pesos.

c) La propuesta concreta para un Acuerdo Nacional y las medidas de precaución para que este aumento sea monitoreado y evaluado por las principales instituciones económicas de México. Se trata pues, de un documento que pone al día el volumen que fue entregado el 12 de septiembre de 2014 ante el pleno del Consejo de Representantes de la CONASAMI…”

En recientes declaraciones, el Secretario de Desarrollo Económico de la Ciudad de México, Salomón Chertorivski, propuso que el salario mínimo para el 2017 debería fijarse en 89 pesos.

IV.- Tomando en cuenta estas consideraciones y el hecho que hay en Estados Unidos 25 millones de inmigrantes de origen mexicano, los mismos que en su mayoría salieron por mejores ingresos ante la pobreza generada aquí, es necesario atender urgentemente esta situación y evitar en lo máximo la migración aspecto que se agrava con el arribo de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, al anunciar la expulsión de hasta tres millones de personas, se considera de urgente necesidad un aumento salarial digno que permita:

  1. Recuperar la dignidad de las personas por medio de facilitar el acceso a los bienes básicos para vivir, más aun cuando en México tenemos 7 millones de trabajadores con salario mínimo, un sector informal con salarios menores que el mínimo, y más de la mitad de la población en situación de pobreza.

  2. Dinamizar el crecimiento del mercado interno, lo cual se puede hacer con un aumento drástico del consumo, lo que implica un incremento salarial sustancial.

Por lo antes expuesto, someto a la consideración de este Pleno el presente punto de acuerdo en los siguientes términos:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO.- EL SENADO DE LA REPÚBLICA EXHORTA AL TITULAR DE LA COMISIÓN NACIONAL DE LOS SALARIOS MÍNIMOS (CONASAMI) A CONSIDERAR UN AUMENTO DIGNO AL SALARIO MÍNIMO 2017. 

SUSCRIBE

SENADOR BENJAMÍN ROBLES MONTOYA

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=67520