Senado de la República.
LXIII Legislatura, Segundo Año de Ejercicio.
Domingo 23 de julio de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Jueves 17 de Noviembre de 2016
Gaceta: LXIII/2PPO-52/67418
Jueves 17 de Noviembre de 2016
Gaceta: LXIII/2PPO-52/67418

De la Sen. Mariana Gómez del Campo Gurza, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con punto de acuerdo por el que el Senado de la República se solidariza con el pueblo de la República Bolivariana de Venezuela por la crisis de salud que padece por falta de medicamentos y exhorta a la Secretaría de Relaciones Exteriores a realizar gestiones para que el gobierno venezolano acepte la ayuda humanitaria del exterior.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE RELACIONES EXTERIORES, AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE.

Sen. Mariana
Gómez del Campo Gurza

La suscrita, mariana Gómez del campo gurza, Senadora de la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 8, numeral 1, fracción II y 276 del Reglamento del Senado de la República, someto a consideración de esta Soberaníala siguiente: PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE EL SENADO DE LA REPÚBLICA SE SOLIDARIZA CON EL PUEBLO DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA POR LA CRISIS DE SALUD QUE PADECE POR FALTA DE MEDICAMENTOS Y EXHORTA A LA SECRETARÍA DE RELACIONES EXTERIORES A REALIZAR GESTIONES PARA QUE EL GOBIERNO VENEZOLANO ACEPTE LA AYUDA HUMANITARIA DEL EXTERIOR, al tenor de los siguientes:

ANTECEDENTES

La situación actual de Venezuela ha sido un tema que resalta en los medios de comunicación internacionales y aún más en material de salud. Las epidemias de salud tales como los casos de VIH, malaria y zika han aumentado en los últimos años. Esto no es una constante, pues en el periodo 1987 a 1999, el Sistema Público Nacional de Salud (SPNS) funcionaba bajo políticas en las que los centros hospitalarios estaban centrados en el crecimiento del subsector privado creando desigualdades donde las diferencias socioeconómicas de los habitantes eran subsidiadas por el Estado venezolano para que los ciudadanos tuvieran acceso oportuna y eficazmente a un mejor servicio en atención de salud.

Las modificaciones a los artículos 84 y 85 de la Constitución venezolana plasman la importancia de clasificar la salud y bienestar como un derecho inapelable de los ciudadanos. Aun teniendo el respaldo de un marco legal que vele por estos nuevos derechos, el SPNS continuaba con deficiencias pues existe una gran cantidad de la población que se encuentra excluida y no cuenta con un acceso permanente a los servicios de salud, el medio de transporte para llegar a un centro de salud o situación de pobreza para la compra de los medicamentos, lo que impedía que la población pudiese ser examinadas por un médico.

Actualmente, en medio de la crisis política y económica que atraviesa Venezuela, hay un aumento de enfermedades en los grupos indígenas. Las organizaciones de indígenas locales como los Horonami y Kuyunu han realizado protestas en las calles de Puerto Ayachucho, capital del Estado de Amazonas, y además han entregado informes ante distintas instancias del Gobierno. Estos grupos, aunque pequeños en cantidad, cuenta como el 3% de la población y se ubican entre las comunidades más vulnerables en padecer de descuido de la salud. El mayor desafío para estos grupos es la ubicación de sus asentamientos que son remotos y lejos de centros médicos.

Existen diversos programas vinculadas a la protección de la salud como la “Misión Barrio Adentro”, dirigida a atender la deuda social de los sectores excluidos basada en una activa participación de la comunidad. En abril de 2003, inició dicho programa en los municipios Sucre y Libertador impulsados por la Alcaldía de Caracas y la Coordinación Cubana. Lamentablemente, hoy en día, el Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) se encuentra casi desvinculado de las acciones que venían implementándose a favor de la salud de los más pobres.

La Coordinación de la “Misión Barrio Adentro” en el Estado de Amazonas declaró en una nota del periódico español “El País” que el plan de salud no funciona pues desde el 2009 no cuentan con dinero para ejecutar las políticas de atención sanitaria. Lo cual provoca que haya barreras para atender los 36 hospitales comunitarios, situación que preocupa a la comunidad internacional y a las autoridades internacionales en la materia de salud.

Cabe resaltar que también la Coordinadora del Departamento de Salud Indígena del Estado Amazonas, Martha Yavinape, ha reconocido que tiene hace dos años que no visitan los sectores ni las comunidades indígenas por las condiciones de los vehículos, por la falta de presupuestos y personal.

El 24 de octubre del año en curso, la organización Human Rights Watch¸ publicó un informe en el que afirma que “el gobierno venezolano ha perseguido a quienes criticaron sus ineficientes esfuerzos para abordar la grave crisis de escasez de medicamentos esenciales y comida que existe en el país”.

El informe “Crisis humanitaria en Venezuela: La inadecuada y represiva respuesta del gobierno ante la grave escasez de medicinas, insumos y alimentos”, documenta que la escasez ha generado enormes dificultades para que muchos venezolanos puedan obtener atención médica esencial o cubrir las necesidades básicas de su familia. El gobierno venezolano le ha restado importancia a la gravedad de la crisis. Aunque sus propias acciones para reducir la escasez no han tenido resultados satisfactorios, ha realizado gestiones limitadas para conseguir ayuda humanitaria internacional que podría estar disponible inmediatamente. A su vez, ha intimidado y castigado a críticos, incluidos profesionales de la salud, defensores de derechos humanos y ciudadanos de a pie que cuestionaron el desabastecimiento.

Sobre el tema, el Dip. Julio Borges, Jefe de la bancada de la Unidad Democrática en la Asamblea Nacional de Venezuela, rechazó que el Gobierno esté utilizando los dólares que entran al país para importar juguetes y artículos navideños, en lugar de traer comida y medicinas al país. El Dip. Borges afirmó que “es injustificable y hasta cruel que Nicolás Maduro haya ordenado importar juguetes y productos navideños en lugar de ocuparse de traer alimentos y medicamentos para que disminuir la grave crisis que existe en Venezuela”.

La situación es grave en un país en el que, según la Federación Farmacéutica Venezolana, la escasez de medicinas alcanza el 85% en algunos estados, aunado a que la mortalidad en hospitales aumentó en un 31% en 2015.

La Asamblea Nacional declaró, en enero de este año, una crisis de salud en vista de la grave escasez de medicamentos, insumos médicos y deterioro de la infraestructura humanitaria pues 8 de cada 10 farmacias no cuentan con productos, puesto que el Gobierno debe más de 3 mil millones de dólares a diferentes farmacéuticas y laboratorios que han determinado limitar sus importaciones al país.

Cabe señalar que el pasado 12 de octubre, el Parlamento del Mercosur aprobó, pese al voto en contra de los diputados venezolanos, una resolución para enviar a Venezuela una ayuda con medicamentos, ante la crisis de desabastecimiento que existe en materia de medicinas.

CONSIDERACIONES

1. Que el artículo 8 numeral 1 fracción II del Reglamento del Senado de la República establece que es derecho de los Senadores, entre otros, presentar proposiciones ante el Senado, como es el caso del presente instrumento parlamentario.

2. Que de conformidad con lo dispuesto en el artículo 276 del Reglamento del Senado de la República, los senadores y los grupos parlamentarios también presentan proposiciones con punto de acuerdo con el objeto de atender asuntos que no constituyen iniciativas de ley o decreto.

Por lo anteriormente expuesto, sometemos a consideración de esta Soberanía, el presente:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO.- El Senado de la República se solidariza con el pueblo de la República Bolivariana de Venezuela por la reciente crisis de salud que padece por la falta de medicamentos y exhorta respetuosamente a la Secretaría de Relaciones Exteriores a realizar gestiones, a través de los diversos canales diplomáticos con los que cuenta, para que el Gobierno venezolano reciba ayuda humanitaria del exterior.

Dado en el Salón de Sesiones del Senado de la República el día quince de noviembre del año dos mil dieciséis.

SENADORA MARIANA GÓMEZ DEL CAMPO GURZA

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=67418