Senado de la República.
LXIII Legislatura, Segundo Año de Ejercicio.
Jueves 20 de julio de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Martes 15 de Noviembre de 2016
Gaceta: LXIII/2PPO-50/67348
Martes 15 de Noviembre de 2016
Gaceta: LXIII/2PPO-50/67348

De los Senadores Miguel Romo Medina y Roberto Armando Albores Gleason, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con punto de acuerdo que exhorta a las unidades de protección civil de las entidades federativas a observar e implementar el marco de Sendai para la reducción de riesgo de desastres.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE PROTECCIÓN CIVIL.

Sen. Miguel
Romo Medina
Sen. Roberto Armando
Albores Gleason

PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL que se exhorta respetuosamente a las Unidades de Protección Civil de las Entidades Federativas, a observar e implementar el Marco de Sendai para la Reducción de Riesgo de Desastres.

Los que suscriben, MIGUEL ROMO MEDINA y ROBERTO ALBORES GLEASON Senadores de la República de la LXII Legislatura e integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 67 numeral 1 inciso b) de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, así como en lo dispuesto por los artículos 8, numeral 1, fracción II, y el artículo 276 del Reglamento del Senado de la República, somete a la consideración del Pleno de esta Soberanía el presentePunto de acuerdo por el que se  exhorta respetuosamente a las Unidades de Protección Civil de las Entidades Federativas, a observar e implementar el Marco de Sendai para la Reducción de Riesgo de Desastres  al tenor de los siguientes:

ANTECEDENTES

Durante la última mitad del presente año, México se ha visto afectado por un número considerable de agentes perturbadores que han puesto en peligro la integridad personal y patrimonial de muchas familias mexicanas. La amarga experiencia del agosto pasado qué el país vivió con el Huracán Earl y que cobró la vida de más de 40 personas en tres diferentes estados de la República, Puebla y Veracruz principalmente ; nos deja de manifiesto que algunos sistemas de protección civil locales no tomaron en consideración las llamadas de alerta emitidas por las instituciones federales encargadas de protección civil y la CONAGUA.

Diversos reportajes en los medios de comunicación, tanto locales como nacionales, exponen el negligente actuar de ciertos servidores públicos del nivel estatal; quienes por su falta de comunicación no previnieron de forma adecuada, no obstante, el peligro inminente del fenómeno hidrometeorológico. El semanario Proceso público un artículo extraído del periódico local de Puebla “La Jornada de Oriente,” en el que afirma que con dos días de anticipación se comunicó al mandatario de Puebla del peligro inminente que el meteoro implicaba para su estado en particular .

Por lo anterior, es importante consultar la Ley General de Protección Civil y recordar uno de sus más importantes corolarios: la comunicación intergubernamental entre los diferentes niveles de gobierno. La legislación nacional es explícita al contemplar diversas instituciones, sus atribuciones y competencias. Del mismo modo, resalta la importancia de la gestión de riesgo de desastre y resiliencia, así como el enfoque preventivo que el mismo ordenamiento expone a lo largo de todo el documento.

Antes, durante y después de que un agente perturbador se manifieste, es indispensable que se priorice la comunicación intersectorial y multinivel. Las instituciones de gestión y reducción de riesgo de desastre a nivel mundial han pugnado para que en todos los países existan redes y canales adecuados de comunicación para prevenir, reducir y mitigar el desastre. La UNISDR , a lo largo de los años, ha pugnado por la evolución de las políticas públicas en gestión de desastres hacia un enfoque dirigido a la gestión del riesgo en sí mismo, es decir, a gestionar los momentos anteriores al fenómeno y a la toma de decisiones responsables por parte de los servidores públicos encargados de la materia. Gracias a estos esfuerzos conjuntos, la comunidad internacional vio nacer uno de los instrumentos internacionales más importantes en materia de Protección Civil: El Marco de Sendai.

El Marco de Sendai para la Reducción de Riesgo de Desastres 2015-2030, es el instrumento internacional encargado de recomendar una adecuada forma de operatividad y reglamentación en cuanto a protección civil y gestión de riesgo de desastres se refiere. Aprobado por la Tercera Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre la Reducción del Riesgo de Desastres celebrada en Sendai, Japón, en marzo de 2015, el Marco se enriqueció con las experiencias de los grandes países pioneros en materia de protección civil, entre ellos México, dando una invaluable oportunidad para que los Estados pudieran sentar uno de los precedentes más significativos de la agenda para el desarrollo más ambiciosa de todos los tiempos: La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Entrando en materia, el Marco de Sendai durante todos sus apartados da un lugar prioritario a lo anteriormente mencionado: la comunicación multinivel y el apoyo intersectorial. El apartado 19 contiene los principios del acuerdo internacional, y específicamente el inciso “b)” consagra la responsabilidad compartida entre los niveles nacional y local. A continuación, el texto inscrito en el documento:

b) Para la reducción del riesgo de desastres es necesario que las responsabilidades sean compartidas por los gobiernos centrales y las autoridades, sectores y actores nacionales pertinentes, como corresponda según sus circunstancias y sistemas de gobernanza nacionales.

Las prioridades de acción del Marco de Sendai son cuatro y se encuentran en el capítulo IV del mismo. Estás son: 1) Comprender el riesgo de desastres; 2) Fortalecer la gobernanza del riesgo de desastres para gestionar dicho riesgo; 3) Invertir en la reducción del riesgo de desastres para gestionar dicho riesgo; y 4) Aumentar la preparación para casos de desastre a fin de dar una respuesta eficaz y para “reconstruir mejor” en los ámbitos de la recuperación, la rehabilitación y reconstrucción. Todos y cada uno de estas áreas prioritarias de acción incluyen una serie de recomendaciones para los diferentes niveles de gobierno y sectores de la sociedad, dando especial enfoque y relevancia al nivel local.

Para que los estados de la República puedan implementar este instrumento progresivamente, es menester comenzar a aplicar de manera inmediata los postulados del apartado número 24 del instrumento internacional. Dicho apartado describe y recomienda el actuar de las autoridades locales y nacionales al momento de evaluar y estudiar el riesgo de desastre posible. Son destacables los incisos a),b),c),g),i),l) y m) que a continuación se transcriben:

a) Fomentar la recopilación, el análisis, la gestión y el uso de datos pertinentes e información práctica y garantizar su difusión teniendo en cuenta las necesidades de las diferentes categorías de usuarios, como corresponda.

b) Alentar el recurso a bases de referencias y su fortalecimiento y evaluar periódicamente los riesgos de desastres, la vulnerabilidad, la capacidad, el grado de exposición, las características de las amenazas y la posible secuencia de efectos en las escalas social y geográfica pertinentes sobre los ecosistemas, con arreglo a las circunstancias nacionales.

c) Elaborar, actualizar periódicamente y difundir, como corresponda, información sobre el riesgo de desastres basada en la ubicación, incluidos mapas de riesgo, para los encargados de adoptar decisiones, el público en general y las comunidades con riesgo de exposición a los desastres, en un formato adecuado y utilizando, según proceda, tecnología de información geoespacial.

g) Impartir conocimientos a los funcionarios públicos a todos los niveles, la sociedad civil, las comunidades y los voluntarios, así como el sector privado, mediante el intercambio de experiencias, enseñanzas extraídas y buenas prácticas, así como mediante la capacitación y la educación sobre la reducción del riesgo de desastres, en particular usando los mecanismos existentes de capacitación y educación y aprendizaje entre pares.

i) Velar por que se aprovechen como corresponda los conocimientos y las prácticas tradicionales indígenas y locales, para complementar los conocimientos científicos en la evaluación del riesgo de desastres y en la elaboración y aplicación de políticas, estrategias, planes y programas para sectores específicos, con un enfoque intersectorial, que deberían adaptarse a las localidades y al contexto.

l) Promover la incorporación de los conocimientos sobre el riesgo de desastres, incluida la prevención, mitigación, preparación, respuesta, recuperación y rehabilitación en casos de desastre, en la educación académica y no académica, en la educación cívica a todos los niveles y en la educación y formación profesional.

m) Promover estrategias nacionales para reforzar la educación y sensibilización públicas sobre la reducción del riesgo de desastres, incluidos la información y los conocimientos sobre el riesgo de desastres, a través de campañas, las redes sociales y la movilización de las comunidades, teniendo en cuenta el público destinatario y sus necesidades. 

No queda duda que la implementación Marco de Sendai favorecerá a todas las entidades federativas, al país en general y a todas aquellas familias que se encuentran vulnerables y desprotegidas en particular. De igual manera, favorecerá el desarrollo académico, tecnológico y social cohesionando estos sectores para qué, trabajando en conjunto, la gestión integral del riesgo de desastres sea multinivel, multidisciplinaria e intersectorial.

Por lo anteriormente expuesto, someto a esta honorable asamblea el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO. - Se exhorta respetuosamente a las Unidades de Protección Civil de las Entidades Federativas, a observar e implementar el Marco de Sendai para la Reducción de Riesgo de Desastres.

ATENTAMENTE

SEN. MIGUEL ROMO MEDINA

SEN. ROBERTO ALBORES GLEASON

Fuentes consultadas:

  1. Édgar Ávila y Dinorath Mota. (2016). Ocasiona el Huracán "Earl" 41 muertos en tres estados. El Universal. En línea. http://www.eluniversal.com.mx/articulo/estados/2016/08/8/ocasiona-el-huracan-earl-41-muertes-en-tres-estados Consultado el 10 de octubre de 2016

  2. Gabriela Hernández. (2016, agosto 12). Conagua advirtió a Moreno Valle sobre riesgo de “Earl”, pero no hizo nada. Proceso. En línea. http://www.proceso.com.mx/450841/conagua-advirtio-a-moreno-valle-riesgo-earl-nada Consultado el 10 de octubre de 2016.

  3. Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastre.

  4. Organización de la Naciones Unidas. (2015). III Principios. En Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastre (p.13). Ginebra, Suiza: UNISDR.

Édgar Ávila y Dinorath Mota. (2016). Ocasiona el Huracán "Earl" 41 muertos en tres estados. El Universal. En línea. http://www.eluniversal.com.mx/articulo/estados/2016/08/8/ocasiona-el-huracan-earl-41-muertes-en-tres-estados Consultado el 10 de octubre de 2016

Gabriela Hernández. (2016, agosto 12). Conagua advirtió a Moreno Valle sobre riesgo de “Earl”, pero no hizo nada. Proceso. En línea. http://www.proceso.com.mx/450841/conagua-advirtio-a-moreno-valle-riesgo-earl-nada Consultado el 10 de octubre de 2016.

Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastre.

Organización de la Naciones Unidas. (2015). III Principios. En Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastre (p.13). Ginebra, Suiza: UNISDR.

Idem. (p.14-15)

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=67348