Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Martes 19 de septiembre de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Martes 15 de Noviembre de 2016
Gaceta: LXIII/2PPO-50/67337
Martes 15 de Noviembre de 2016
Gaceta: LXIII/2PPO-50/67337

De los Senadores Angélica de la Peña Gómez, Diva Gastélum Bajo y Fernando Yunes Márquez, con punto de acuerdo que exhorta al Consejo de la Judicatura Federal y a la Comisión de Administración del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación a iniciar las investigaciones correspondientes y los procedimientos necesarios a fin de determinar si las declaraciones ofensivas y misóginas hechas por el Presidente de la Sala Regional Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Magistrado Manuel Sánchez Macías, constituyen faltas o conductas graves que limitan, anulan y menoscaban los derechos de las mujeres y, en su caso, ameriten las sanciones de destitución o suspensión de sus funciones.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN PARA LA IGUALDAD DE GÉNERO.

Sen. Angélica
De la Peña Gómez
Sen. Diva Hadamira
Gastélum Bajo
Sen. Fernando
Yunes Márquez

Los que suscriben  ANGÉLICA DE LA PEÑA GÓMEZ, DIVA HADAMIRA GASTÉLUM BAJO Y FERNANDO YUNES MÁRQUEZ , Senadores de la República a la LXIII Legislatura, con fundamento en los artículos 71, fracción II, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y 58 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos vigente por lo que se refiere al funcionamiento de la Comisión Permanente, ponemos a la consideración del Pleno de esta Soberanía la siguiente PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDOQUE EXHORTA AL CONSEJO DE LA JUDICATURA FEDERAL Y A LA COMISIÓN DE ADMINISTRACIÓN DEL TRIBUNAL ELECTORAL DEL PODER JUDICIAL DE LA FEDERACIÓN, PARA QUE EN EL ÁMBITO DE SUS RESPECTIVAS ATRIBUCIONES, INICIEN LAS INVESTIGACIONES CORRESPONDIENTES Y LOS PROCEDIMIENTOS NECESARIOS A FIN DE DETERMINAR SI LAS DECLARACIONES OFENSIVAS Y MISÓGINAS HECHAS POR EL PRESIDENTE DE LA SALA REGIONAL XALAPA DEL TRIBUNAL ELECTORAL DEL PODER JUDICIAL DE LA FEDERACIÓN MAGISTRADO MANUEL SÁNCHEZ MACÍAS CONSTITUYEN FALTAS O CONDUCTAS GRAVES QUE LIMITAN, ANULAN Y MENOSCABAN LOS DERECHOS DE LAS MUJERES, Y EN SU CASO AMERITEN LAS SANCIONES DE DESTITUCIÓN O SUSPENSIÓN DE SUS FUNCIONES, al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

La violencia contra las niñas y mujeres es la máxima expresión de la desigualdad y discriminación; en México como en todos los países, los principales factores determinantes de la violencia de género son las condiciones estructurales inequitativas en donde se desarrollan las relaciones sociales, familiares y culturales desiguales entre hombres y mujeres; esta violencia tiene graves repercusiones en la salud, la libertad, la seguridad, el patrimonio y la vida de las niñas y mujeres, por lo que constituyen serias violaciones a sus derechos humanos que, además, merman el avance del desarrollo de los países y compromete la responsabilidad internacional de los gobiernos cuando no garantizan para las mujeres el acceso a la una vida libre de violencia.

La cultura de la violencia de género está tan incrustada en nuestro país que por ejemplo, la acción de piropear a las mujeres en la vía pública resulta natural, divertida y hasta celebrada por casi todos los que la ejercen con un escudo protector activado ridículamente nombrado “galantería”.

La violencia de género es una especie de plaga invisible que contamina a todas las personas sin importar género, edad, grupo social, nivel de estudios, oriundez o credo, que provoca la reacción inmediata de culpar a las víctimas de haberse buscado el ser violentadas sexualmente, por la manera en la iban vestidas, por caminar por lugares oscuros, solitarios y de madrugada o por manifestar libremente nuestras ideas.

De conformidad con el artículo primero de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia , “tiene por objeto establecer la coordinación entre la Federación, las entidades federativas, y los municipios para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, así como los principios y modalidades para garantizar su acceso a una vida libre de violencia que favorezca su desarrollo y bienestar conforme a los principios de igualdad y de no discriminación, así como para garantizar la democracia, el desarrollo integral y sustentable que fortalezca la soberanía y el régimen democrático establecidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Siguiendo con la ley mencionada, en su artículo 18 , se define a la Violencia Institucional, como los actos u omisiones de las y los servidores públicos de cualquier orden de gobierno que discriminen o tengan como fin dilatar, obstaculizar o impedir el goce y ejercicio de los derechos humanos de las mujeres así como su acceso al disfrute de políticas públicas destinadas a prevenir, atender, investigar, sancionar y erradicar los diferentes tipos de violencia.

La violencia contra la mujer no se limita a una cultura, región o país en particular, ni a grupos específicos de mujeres dentro de una sociedad. Las diferentes manifestaciones de esa violencia y las experiencias personales de las mujeres dependen, no obstante, de factores como el origen étnico, la clase social, la edad, la orientación sexual, la discapacidad, la nacionalidad y la religión.

Es aberrante que las autoridades encargadas de prevenir, atender, investigar, sancionar y erradicar los diferentes tipos de violencia en muchas ocasiones son omisas al grado de ser ellas mismas quienes terminan por violentar a las mujeres.

Una muestra de ello es la declaración del Presidente de la Sala Regional Xalapa, del Tribunal Electoral de Poder Judicial de la Federación Juan Manuel Sánchez Macías, quien expresó que: “Yo lo que quiero es que lleguen porque realmente tienen capacidad como todas las aquí presentes, intelectual, porque tienen trabajo, porque saben hacer sentencia, saben tomar decisiones y no porque están bien buenas y tienen unas nalgas exquisitas” , al participar en un foro sobre paridad de género en Tabasco.

Desafortunadamente, este tipo de expresiones son una muestra más de la violencia política en contra de una mujer por razones de género,ante un mundo donde “lo natural” es que los hombres hagan parte de los espacios públicos, la entrada de las mujeres a la vida política no debe entenderse como un resultado lógico. Por el contrario, su irrupción en puestos de poder incluye una lucha política contra “la naturalidad” de la autoridad masculina, y a su vez, la construcción de un discurso alternativo en el que no sólo se busca romper la barrera entre lo público y lo privado, sino que también se busca cambiar imaginarios sobre ‘lo femenino’ y ‘lo masculino’, y sobre lo que cada uno puede ser y hacer. .

Cada vez es más común escuchar que este tipo de expresiones son “desafortunadas” o salidas de contexto, y se basan en estereotipos de género. La violencia y la discriminación contra las mujeres es un problema de grandes dimensiones porque además de los daños y el costo social que genera atenta contra su condición de sujetos en tanto que las vuelve vulnerables, temerosas y las hace sentirse indignas ante sí mismas y ante los demás. De igual manera contra su identidad puesto que refuerza y reproduce la subordinación de las mujeres. Es además una transgresión a sus derechos humanos. La violencia contra las mujeres pone especialmente en riesgo su derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad personal. Por todo lo anterior la violencia y la discriminación contra las mujeres constituyen una de las formas más recurrentes, arraigadas y naturalizadas de la desigualdad de género.

El uso del lenguaje sexista de ninguna manera puede ser intrascendente, ya que mientras se siga utilizando no podremos conformar una sociedad igualitaria.

En la actualidad no existe sociedad alguna en el mundo donde mujeres y hombres reciban un trato equitativo, pues se constata una discriminación generalizada hacia las primeras en todos los ámbitos de la sociedad. Esta discriminación, sustentada únicamente en el hecho de haber nacido con un determinado sexo (mujer), atraviesa categorías sociales como el nivel socioeconómico, la edad o la etnia a la que se pertenezca y se transmite a través de formas más o menos sutiles que impregnan nuestra vida.

Una de las formas más sutiles de transmitir esta discriminación es a través de la lengua, ya que ésta no es más que el reflejo de los valores, del pensamiento, de la sociedad que la crea y utiliza. Nada de lo que decimos en cada momento de nuestra vida es neutro: todas las palabras tienen una lectura de género. Así, la lengua no sólo refleja sino que también transmite y refuerza los estereotipos y roles considerados adecuados para mujeres y hombres en una sociedad.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos, se ha manifestado en contra de las declaraciones vertidas por este señor, señalando que “las expresiones misóginas son discriminatorias debido a que se les usa para ofender o descalificar a personas o grupo de personas y no deben hacerse al amparo de la libertad de expresión, por incitar, promover y justificar la intolerancia y violencia de género hacia las mujeres. Representan un discurso de odio, descalificación, burla y/o desprecio respecto a quien se hacen o dirigen .

A partir de la reforma constitucional en materia de derechos humanos que se publicó en el Diario Oficial de la Federación el 10 de junio de 2011, se dio un cambio radical en el tradicional paradigma en la tutela de los derechos inherentes a la persona, situando a México a la par de los países que han enfocado su atención y esfuerzos en la protección y defensa de los Derechos Humanos a través de mecanismos de vanguardia.

Esta reforma se integra con los derechos establecidos en el propio cuerpo constitucional, pero además participan los derechos fundamentales contenidos en los Tratados Internacionales en los que México es parte. De esta manera, los derechos humanos protegidos por los tratados internacionales ratificados por México han sido elevados a rango constitucional.

Con dicha reforma se estableció como obligación constitucional de todas las autoridades del Estado Mexicano la de prevenir, investigar, sancionar y también reparar las violaciones a los derechos humanos, con lo que se constituye un principio de igualdad sustancial, cuyo objetivo consiste en que la igualdad sea real y efectiva en los resultados.

El establecimiento a nivel constitucional del principio de igualdad sustantiva, implica que la Constitución no sólo vele por la libertad e igualdad formales, sino, además, por una igualdad más profunda, material, que no supone la inactividad del Estado y, por el contrario, lo mueve a una actividad positiva.

De nada o poco sirve el reconocimiento normativo de los derechos humanos si no se aplica y respeta la ley. No es posible aceptar la aplicación u observancia de la misma vulnerando o ignorando los derechos humanos, especialmente de las mujeres, por el solo hecho de serlo.

Por todo lo anteriormente expuesto, nos permitimos poner a consideración de esta Soberanía el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO.- El Senado de la República del H. Congreso de la Unión, con absoluto respeto a la división de Poderes, exhorta al Consejo de la Judicatura Federal y a la Comisión de Administración del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, para que en el ámbito de sus respectivas atribuciones,  inicien las investigaciones correspondientes y los procedimientos necesarios a fin de determinar si las declaraciones ofensivas y misóginas hechas por el Presidente de la Sala Regional Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación Magistrado Manuel Sánchez Macías, emitidas durante su participación en los Diálogos sobre la Paridad de Género, organizado por el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco, el día lunes 07 de noviembre de 2016 constituyen faltas o conductas graves quelimitan, anulan y menoscaban los derechos de las mujeres, y en su caso ameriten las sanciones de destitución o suspensión de sus funciones de acuerdo a la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación.

ATENTAMENTE

ANGÉLICA DE LA PEÑA GÓMEZ

DIVA HADAMIRA GASTÉLUM BAJO

FERNANDO YUNES MÁRQUEZ

Ibídem

Mujeres muy políticas, mujeres muy públicas. Crónicas de acoso a mujeres en la política. Friedrich Eber Stiftung. Bogota 2014, página 6.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=67337