Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Domingo 24 de septiembre de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Martes 8 de Noviembre de 2016
Gaceta: LXIII/2PPO-45/67230
Martes 8 de Noviembre de 2016
Gaceta: LXIII/2PPO-45/67230

De la Sen. Rosa Adriana Díaz Lizama, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con proyecto de decreto que reforma el primero y segundo párrafos del artículo 69 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Se turnó a las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales; de Gobernación; y de Estudios Legislativos, Primera.

Sen. Rosa Adriana
Díaz Lizama

La suscrita Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional en la LXIII Legislatura del Honorable Congreso de la Unión, con fundamento en los artículos 71, fracción II, 72, y 135 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 164, 169, 172 del Reglamento del Senado de la República, someto a consideración de esta Honorable Asamblea, la siguiente Iniciativa que reforma el primero y segundo párrafos del artículo 69 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, de conformidad con la siguiente:

Exposición de Motivos

El artículo 69 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, comprende dos disposiciones por una parte ordena lo que comúnmente se conoce como Informe Presidencial, el cual lo rinde el titular del Poder Ejecutivo Federal cada año, precisamente, al iniciarse el primer periodo ordinario de sesiones del Congreso de la Unión, informando por escrito la situación que guarda la administración pública del país a su cargo.

Por otra parte, determina que cuando el Congreso –o una sola de sus cámaras- se reúnan en un periodo extraordinario de sesiones es obligación del presidente de la Comisión Permanente informar acerca de los motivos o razones que originaron la convocatoria.

Conforme a los antecedentes históricos que se tienen registrados sobre esta costumbre jurídico-política de informar, se remonta a los primeros años de nuestra vida independiente con la Constitución de 1824, ya que en sus artículos 67 y 68 señaló que el Congreso General se reuniría el 1° de enero y a esta reunión asistiría el presidente de la Federación, quien pronunciaría un discurso que contestaría, en términos generales, el que presidiese el Congreso, y sólo disponía que los secretarios de despacho dieran cuenta a cada cámara, tan luego como se abrieran las sesiones anuales, del estado de su respectivo ramo (artículo 120).

El primer Presidente de la República Guadalupe Victoria (1824-1829), impuso la práctica de que en el acto inaugural del periodo ordinario de sesiones fuera el Jefe del Ejecutivo quien pronunciara un discurso relativo a la situación política y administrativa prevaleciente. 

Esta práctica fue recogida también en la Constitución de 1857 y dispuso en su artículo 63 que: “A la apertura de sesiones del Congreso asistirá el Presidente de la Unión y pronunciará un discurso en el que manifieste el estado que guarda el país. El Presidente del Congreso contestará en términos generales”.

El texto original de la Constitución de 1917 señalaba que: “A la apertura de sesiones del Congreso, sean ordinarias o extraordinarias, asistirá el presidente de la República y presentará un informe por escrito; en el primer caso, sobre el estado general que guarde la administración pública del país; y en el segundo, para exponer al Congreso o a la Cámara de que se trate, las razones o causas que hicieron necesaria su convocación y el asunto o asuntos que ameriten una resolución perentoria.”

El informe presidencial tiene una doble importancia, dar cuenta a la representación popular e informar a la nación de lo realizado durante el curso del año por las Secretarías que conforman la Administración Pública Federal; la finalidad del informe será que el Congreso de la Unión tenga la oportunidad de comprobar, inspeccionar, verificar, examinar y valorar la actividad del Ejecutivo en sesiones subsecuentes.

La otra finalidad que se persigue con el informe presidencial será que el pueblo, titular de la soberanía, conozca por medio de éste las actividades del Ejecutivo y las opiniones que los representantes populares sobre el particular emitan. Conforme a la reforma de 1923 se reformó el artículo 69 constitucional a fin de señalar que el informe se presentaría a la apertura de las sesiones ordinarias.

En cuanto a la segunda parte del contenido del citado artículo se modifica con la finalidad de señalar que a la apertura de las sesiones extraordinarias del Congreso o de una sola de las cámaras, el Presidente de la Comisión Permanente, informará acerca de los motivos o razones que originaron la convocatoria.

Con las últimas reformas que ha sufrido el artículo 69 en cita, el informe presidencial es presentado por escrito al Congreso, es analizado por cada una de las cámaras y se puede solicitar al Presidente de la República, ampliar la información mediante pregunta por escrito y citar a los secretarios de Estado, en su momento al Procurador General de la República y a los directores de las entidades paraestatales, quienes comparecerán y rendirán informes bajo protesta de decir verdad, asimismo se ordena que la Ley del Congreso y sus reglamentos regularan el ejercicio de esta libertad.

Con la última reforma el citado artículo 69 omite la comparecencia del Procurador General de la República y en un tercer párrafo señala que a la apertura del segundo periodo de sesiones ordinarias del primer año de su mandato el Presidente de la República presentará ante la Cámara de Senadores, para su aprobación, la Estrategia Nacional de Seguridad Pública e informará anualmente sobre el estado que guarde.

Así como en su momento fue necesario conocer el estado general que guardaba la administración pública; esto no ha pasado de moda y aun cuando se han realizado reformas tendientes a transparentar el uso de recursos públicos y la rendición de cuentas, siendo así como se debe realizar una evaluación de cómo el Gobierno está manejando la Administración Pública, el cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo, así como los programas y metas de desarrollo propuestas.

Ahora bien, este repaso histórico nos recuerda que, desde antes del constituyente de 1917, heredamos la obligación de que el titular del Ejecutivo Federal pronunciará un discurso en el cual manifestará el estado que guarda el país, asimismo que el Presidente del Congreso contestará en términos generales dicho discurso.

Bajo esa postura, se vino realizando el informe presidencial, conforme lo marca el artículo 69, que señalaba que el Presidente de la República, asistiría a la apertura de sesiones y presentaría por escrito un informe sobre el estado general que guardaba la administración pública del país, omitiéndose que se diera la contestación como se señalaba hasta antes del diecisiete.

Con el paso de los años lo único que teníamos el 1° de septiembre de cada año era que el Presidente de la República asistiera al Congreso de la Unión a presentar su informe por escrito a dar un mensaje a la Nación, este acto se volvió en un día de festejo y culto a la figura presidencial, considerando que todo estaba bien en el país, pues solo se vitoreaban los logros obtenidos, sin que se pudiera cuestionar aquello que lesionaba a la población por un hacer o dejar de hacer con los recursos públicos autorizados, sin embargo, este modelo lo tuvimos hasta el 2008, en que se suprimió la presencia del Titular del Poder Ejecutivo.

Se sigue conservando la obligación del Presidente de la República, en presentar un informe por escrito, en el que manifieste el estado general que guarda la administración pública del país. Asimismo, se establece que cada una de las cámaras realice el análisis del informe y podrán solicitar al titular del Ejecutivo Federal ampliar la información mediante pregunta por escrito y citar a los Secretarios de Estado, a los directores de las entidades paraestatales, quienes comparecerán y rendirán informes bajo protesta de decir verdad, y será la Ley del Congreso y sus reglamentos regularan el ejercicio de esta facultad.

Hoy en día debemos de fortalecer los mecanismos con que contamos para hacer eficiente la rendición de cuentas que sobre la administración pública que del país realiza el Titular del Ejecutivo Federal, es necesario que exista un verdadero contrapeso entre los poderes públicos, el informe que se lleva cabo, ha caído en una rutina que no lleva a un verdadero diálogo entre el titular del Ejecutivo Federal y la representación popular, son los secretarios de Estado los que comparecen a la glosa cada año, después de haber recibido el informe por escrito.

Esa comparecencia lo único que ha generado es cumplir con la intervención de los secretarios y de uno, dos o tres integrantes de cada grupo parlamentario, según el Acuerdo de la Mesa Directiva por el que se Establecen las Normas para el Análisis ante el Pleno o ante las Comisiones correspondientes, tornándose en reuniones largas y tediosas, cargadas de mensajes que solo refieren a los logros obtenidos en el año que se informa, quedando a un lado acontecimientos que pudieran ser cuestionados ante la mala utilización de los recursos públicos.

Por lo anterior, propongo nuevamente la reincorporación en el texto constitucional la asistencia del Presidente de la República, a la apertura de sesiones ordinarias del primer periodo de cada año, para que presente el informe por escrito en que manifieste el estado general que guarda la administración pública del país.

Así mismo, propongo que el análisis de este informe lo realicen cada una de las cámaras y la cita de los secretarios de estado sea trimestralmente conforme lo requieran, para poder ir evaluando el cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo, así como los programas y metas de desarrollo propuestas, el objetivo es realizar un análisis o “glosa” más dinámico, más en tiempo real, cercano a los acontecimientos y no esperar hasta después del informe en crear un ambiente de discursos, mensajes o posicionamientos, sobre lo que se nos presenta.

Por lo anteriormente expuesto, y en ejercicio de las facultades otorgadas por los artículos 71, fracción II, 72, y 135 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 164, 169, 172 Reglamento del Senado de la República, someto a consideración de esta Honorable Asamblea, la siguiente:

INICIATIVA QUE REFORMA EL ARTÍCULO 69 DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS.

ARTÍCULO ÚNICO. Se reforma el primero y segundo párrafos del artículo 69 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para quedar como sigue:

“Artículo 69. – A la apertura de sesiones ordinarias del Primer Período de cada año de ejercicio del Congreso, asistirá el Presidente de la República y presentará un informe por escrito, en el que manifieste el estado general que guarda la administración pública del país. En la apertura de las sesiones extraordinarias del Congreso de la Unión, o de una sola de sus Cámaras, el Presidente de la Comisión Permanente, informará acerca de los motivos o razones que originaron la convocatoria.

Cada una de las Cámaras realizará el análisis del informe y podrá solicitar al Presidente de la República ampliar la información mediante pregunta por escrito y citar trimestralmente conforme lo consideren a los Secretarios de Estado, los directores y administradores de las entidades paraestatales, así como a los titulares de los órganos autónomos quienes comparecerán y rendirán informes bajo protesta de decir verdad. La Ley del Congreso y sus reglamentos regularán el ejercicio de esta facultad.

…”

TRANSITORIO

ÚNICO. El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Dada en el Senado de la República, a los ocho días del mes de noviembre del año dos mil dieciséis.

Enciclopedia Derechos del pueblo mexicano, México a través de sus constituciones.- Cámara de Diputados. Tomo VII, páginas 609-621

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=67230