Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Viernes 23 de febrero de 2018
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Jueves 14 de Marzo de 2013
Gaceta: LXII/1SPO-106/39744
Jueves 14 de Marzo de 2013
Gaceta: LXII/1SPO-106/39744

De la Sen. Mariana Gómez del Campo Gurza, a nombre propio y de las Senadoras Luisa María Calderón Hinojosa, Gabriela Cuevas Barrón, Adriana Dávila Fernández, Rosa Adriana Díaz Lizama, Martha Elena García Gómez, Silvia Guadalupe Garza Galván, Sonia Mendoza Díaz, Maki Esther Ortiz Domínguez, Laura Angélica Rojas Hernández, María Marcela Torres Peimbert, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, la que contiene proyecto de decreto por el que se reforma el Capítulo Único, se crea el Capítulo II del Título Tercero Bis y se adiciona el artículo 149 quáter del Código Penal Federal.

SE TURNÓ A LAS COMISIONES UNIDAS DE JUSTICIA Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS, SEGUNDA.

Sen. Mariana
Gómez del Campo Gurza
Sen. Luisa María
Calderón Hinojosa
Sin Grupo
Sen. Gabriela
Cuevas Barron
Sin Grupo
Sen. Adriana
Dávila Fernández
Sen. Rosa Adriana
Díaz Lizama
Sen. Martha Elena
García Gómez
Sen. Silvia Guadalupe
Garza Galván
Sen. Sonia
Mendoza Díaz
Sen. Maki Esther
Ortiz Domínguez
Sen. Laura Angélica
Rojas Hernández
Sen. María Marcela
Torres Peimbert

INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL SE REFORMA EL CAPÍTULO ÚNICO, SE CREA EL CAPÍTULO II DELTÍTULO TERCERO BIS Y SE ADICIONA EL ARTÍCULO 149 CUATER. DEL CÓDIGO PENAL FEDERAL..

CC. SECRETARIOSDE LA MESA DIRECTIVA DE LA
CÁMARA DE SENADORES DEL H. CONGRESO DE LA UNIÓN
EN LA LXII LEGISLATURA.

La que suscribe, MARIANA GÓMEZ DEL CAMPO GURZA a nombre propio y de las senadoras,LUISA MARÍA CALDERÓN HINOJOSA, GABRIELA CUEVAS BARRÓN, ADRIANA DÁVILA FERNÁNDEZ, ROSA ADRIANA DÍAZ LIZAMA, MARTHA ELENA GARCÍA GÓMEZ, SILVIA GUADALUPE GARZA GALVÁN, SONIA MENDOZA DÍAZ, MAKI ESTHER ORTIZ DOMÍNGUEZ, LAURA ANGÉLICA ROJAS HERNÁNDEZ, MARÍA MARCELA TORRES PEIMBERT de la LXII Legislatura del Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 71 fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como lo estipulado en los artículos 8° numeral 1 fracción I, 164 numeral 1, 169 y 172 del Reglamento del Senado de la República, sometemos a consideración de esta soberanía, la presente: INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL SE REFORMA EL CAPÍTULO ÚNICO, SE CREA EL CAPÍTULO II DELTÍTULO TERCERO BIS Y SE ADICIONA EL ARTÍCULO 149 CUATER DEL CÓDIGO PENAL FEDERAL; al tenor de  la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

A lo largo de la historia, las relaciones humanas se han situado como componente fundamental dentro de cualquier relación laboral que pretenda dentro de sus fines primordiales, la atención integral a sus miembros. Por ello, la situación del capital humano funge como determinante del éxito o fracaso de cualquier organización, sea pública o privada.

El acoso laboral conocido internacionalmente bajo el término “mobbing”, es un fenómeno que distingue comportamientos de manera individual o grupal de hostigamiento y/o acoso entre dos o más integrantes laboralmente relacionados. Tal situación estimula, en lo general, un clima de violencia y desánimo entre acosador y víctima. Dentro de la organización, obstaculiza el progreso, genera retroceso en el pleno desempeño y salud de los trabajadores, y evita la creación del ambiente laboral ideal necesario para favorecer el desempeño de la organización.

El “mobbing” es un fenómeno cuya tendencia mundial es creciente, en 1984 Leymman y Gustavsson publicaron la primera obra sobre “mobbing” que se considera el punto de partida del tema, fue Heinz Leymman quien definió por primera vez este fenómeno, de la forma siguiente: “una situación en la que una persona ejerce una violencia psicológica extrema de forma sistemática y recurrente, durante un tiempo prolongado sobre otra persona o personas en el lugar de trabajo con la finalidad de destruir las redes de comunicación de la víctima o víctimas, destruir su reputación, perturbar el ejercicio de sus labores y lograr finalmente que esa persona, o personas abandonen el lugar de trabajo”1.

Otro de los doctrinarios más reconocidos en el tema es el profesor Iñaki Piñuel quien define al objeto del acoso como “… intimidar, opacar, reducir, aplanar, amedrentar y consumir emocional o intelectualmente a la víctima, con vistas a eliminarla de la organización o de satisfacer la necesidad insaciable de agredir, controlar, destruir que suele presentar el hostigador, quien aprovecha la situación que le brinda la situación organizativa particular para canalizar una serie de impulsos y tendencias psicopáticas”2.

La Unión Europea lo ha definido como aquel comportamiento negativo entre compañeros de trabajo o entre superiores o inferiores jerárquicos a causa del cual el afectado es objeto de acoso.

De esta forma, podemos incluir dentro de las características distintivas del acoso laboral o “mobbing” las siguientes:

- Se define en términos de su efecto sobre la víctima, no según la intención del agresor.

- Se caracteriza por una relación asimétrica de poder entre los involucrados, como requisito de partida para que pueda darse un problema de acoso.

- El comportamiento del agresor debe ser persistente.

Es indispensable señalar que como los investigadores lo han dicho, el origen del acoso laboral o “mobbing” está relacionado con la organización del trabajo y la gestión del conflicto, puesto que existen factores organizacionales que favorecen el crecimiento del fenómeno. Por lo tanto, es necesario que se legisle al respecto para disminuir los costos que el fenómeno ha propiciado.

El acoso laboral produce una serie de daños psicológicos a la víctima, generando así un síndrome de ansiedad-depresión y, al mismo tiempo, puede traer consigo síntomas físicos.

Los costos del problema han sido reconocidos por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), pues los mismos son enormes y pueden causar pérdidas millonarias, debido a causas como el ausentismo o las licencias médicas, ya que uno de cada 10 trabajadores es víctima de acoso laboral en el mundo, y de 100 casos, 75 corresponden a mujeres acosadas. Por lo tanto, merma la competitividad potencial de las empresas.

Sin embargo, a pesar de que los costos son elevados son difíciles de calcular. De forma adicional, la misma Organización Internacional del Trabajo ha advertido que es urgente afrontar el problema de la violencia laboral mediante acuerdos nacionales e internacionales, se estima que a nivel mundial el 10% de los empleados sufre acoso laboral.

Los síntomas más frecuentes se relacionan con trastornos del sueño, ansiedad, estrés, cambios en la personalidad, irritabilidad, depresión.

En la actualidad países como Argentina, Bélgica, Canadá, Finlandia, Francia, Polonia y Suecia adoptaron recientemente nuevas Leyes o promovieron reformas a las existentes para tratar de solucionar la violencia en el trabajo.

El acoso laboral causa sufrimientos a las personas que lo padecen y además disminuye la competitividad potencial de las empresas, por lo tanto, es de vital importancia abordarlo desde diferentes disciplinas para poder otorgar protección real a las víctimas.

Derivado de lo anterior, consideramos que toda vez que el “mobbing” es un fenómeno creciente en el ámbito laboral es necesario legislar para su prevención y sanción en beneficio de los trabajadores de nuestro país, para que puedan tener un ambiente libre de violencia de cualquier tipo que permita seguir mejorando sus condiciones de vida.

El “mobbing” es una forma de violencia laboral a la cual está expuesta la población trabajadora de nuestro país y se traduce en un problema de salud y seguridad pública.

En nuestro país siete de cada diez mujeres sufren acoso laboral y/o sexual, el sesenta por ciento decide renunciar, mientras que el veinticinco por ciento son despedidas,de acuerdo con estadísticas del Instituto Nacional de las Mujeres y la Secretaría de la Función Pública, en 258 dependencias gubernamentales se dieron 26, 000 casos de acoso sexual y solo 8,000 fueron denunciados.

No obstante lo anterior, nos damos cuenta que de forma adicional es un fenómeno que vulnera los derechos humanos de las personas, en particular, atenta contra su dignidad y que carece de sanción, por no existir tipificación alguna de la conducta.

Por ello es necesario adaptar el marco legalen materia penal federal para tipificar la conducta antijurídica que se genera por esta actividad. En tal virtud, se concluye que el tipo penal debe ubicarse dentro del Título Tercero Bis, denominado “De los Delitos contra la Dignidad de las Personas”.

Ahora bien, después de haber realizado el estudio jurídico correspondiente se advierte que además de los elementos relativos a las características de la conducta, como son la sistematicidad, reiteración, frecuencia y prolongación en el tiempo, el objetivo debe ser sancionar perfiles que tengan una finalidad, es decir, aquello que expresamente posean un objetivo discriminatorio, o una intención de dañar al trabajador, inducir su salida del centro de trabajo, finalmente, que tengan la intención de obtener un resultado dañino.

Por lo anterior y al ser el acoso laboral un conjunto de actos que atentan contra la dignidad del trabajador y que se traducen no sólo en agresión física, sino también en conductas verbales que acosan e intimidan, consideramos que es conveniente que la multicitada conducta sea sancionada por la legislación penal federal.

De esta manera es como se observa que el bien jurídico lesionado ante la presencia de estas conductas es la dignidad de los trabajadores.

La finalidad para tipificar esta conducta antijurídica denominada en nuestra lengua como acoso laboral, es brindar protección a los trabajadores ante el fenómeno que día a día se presenta con mayor frecuencia dentro de los entornos laborales.

El espíritu de la Iniciativa es combatir y erradicar el acoso laboral o “mobbing”, pues se trata de un problema latente que atenta contra la población trabajadora de nuestro país, sin importar el nivel socioeconómico.

Aunque nuestra legislación laboral en los artículos 3 Bis inciso b), 47 fracción VII, 51 Fracción II, 133 fracciones XII y XIII y 994 fracción VI, sanciona severamente el “acoso”, haciendo especial énfasis en el “acoso sexual” actualizándose por el despliegue de esta conducta la causal justificada de recisión laboral para el agente que la cometa ya sea el patrón o los mismos trabajadores, además de sancionarla con multas que van desde250 a 5000 veces el salario mínimo general vigente, medidas que no ha sido suficientes, ya que como se desprende de las cifras antes citadas, es un problema que ha venido permeando a grados insospechados en nuestro país y se ha multiplicando irrigándose prácticamente a todos los sectores productivos, esto derivado de la falta de medidas eficientes que combatan seriamente la comisión de estas conductas, de modo que es preciso llevar al ámbito penal las sanciones por la comisión de esta conducta, ya que en la actualidad muchas personas trabajan por necesidad y tienen que soportar estas terribles prácticas que denigran y lesionan la dignidad de la persona humana, sin que bajo ninguna circunstancia pueda permitirse o dejarse pasar por alto quecualquiera la padezca o consienta por que “no tenga de otra” ya sea por miedo a ser despedidos, por temor a represalias o porque considere que si denuncia “no pase nada” .

Por lo tanto, es necesaria la elaboración urgente de una reforma a la legislación penal federal, a fin de erradicar este tipo de conductas ilícitas que dañan la estructura social de nuestra nación. Es fundamental dotar a las víctimas del respaldo necesario a través de normas claras que les brinden protección.

En virtud de lo expuesto y con la finalidad de sancionar conductas de acoso en los centros de trabajo de todo el país, sometemos a consideración del pleno de esta asamblea la siguiente Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que secrea el Capítulo II delTítulo Tercero Bis y se adiciona el Artículo 149 cuater, del Código Penal Federal.

ARTÍCULO ÚNICO. Se reforma la denominación del Capítulo Único para denominarse Capítulo I, se crea el Capítulo II delTítulo Tercero Bis y se adiciona el Artículo 149 cuater. al Código Penal Federal, para quedar como sigue:

Título Tercero Bis

DELITOS CONTRA LA DIGNIDAD DE LAS PERSONAS

CAPÍTULO I

DISCRIMINACIÓN

ARTÍCULO 149 ter. …

CAPÍTULO II

ACOSO LABORAL

ARTÍCULO 149 cuater. Al que en el ámbito de una relación laboral ejerza cualquier tipo de violencia, de forma reiterada, sistemática y recurrente durante un tiempo prolongado, sobre otra persona o personas en el lugar de trabajo y le cause un daño que afecte su dignidad, se le impondrá de uno a tres años de prisión o de veinticinco a cien días de trabajo a favor de la comunidad y multa de cincuenta a doscientos días de salario mínimo general vigente para el Distrito Federal.

TRANSITORIO

ÚNICO. El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Dado en el salón de Sesiones del Senado de la República, en la Ciudad de México, Distrito Federal, a los siete días del mes de marzo del año dos mil trece.

Sen. Mariana Gómez del Campo Gurza.

Sen. Luisa María Calderón Hinojosa.

 Sen. Gabriela Cuevas Barrón.

 Sen. Adriana Dávila Fernández.

Sen. Rosa Adriana Díaz Lizama.

Sen. Sonia Mendoza Díaz.

Sen. Martha Elena García Gómez.

Sen. Laura Angélica Rojas Hernández.

Sen. Silvia Guadalupe Garza Galván.

Sen. Maki Esther Ortiz domínguez.

Sen. María Marcela Torres Peimbert.

 

1Mayoral, Blasco Susana, (“Mobbing”: Principales debates teóricos e implicaciones prácticas en el ámbito laboral español, Revista Acciones e Investigaciones Sociales, 26 de julio 2008), España, p. 95

2Óp. Cit. p. 99 Como se menciona, la sistematicidad y recurrencia tienen como parámetro la media de que por lo menos el incidente se presente una vez por semana durante por lo menos seis meses.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=39744