Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Lunes 18 de diciembre de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Martes 19 de Febrero de 2013
Gaceta: LXII/1SPO-89/39364
Martes 19 de Febrero de 2013
Gaceta: LXII/1SPO-89/39364

Informe de viajes oficiales


Una, de la Sen. Ana Gabriela Guevara, con la que remite:

  • La "Declaratoria por los Derechos Humanos de las Mujeres Migrantes", emanada del Simposio denominado "Feminización de las Migraciones y Derechos Humanos", y avalada por distintas comisiones del Senado y de la Cámara de Diputados y
  • El Informe del "Seminario sobre Migración Centroamericana", realizado los días 15 y 16 de febrero del año en curso, en Guatemala.

QUEDÓ DE ENTERADO.

ARCHIVOS PARA DESCARGAR:
Descargar Documento ( MUJERES_MIGRANTES.pdf )

Sen. Ana Gabriela
Guevara Espinoza

Comisión de Asuntos Migratorios
Informe
“Seminario sobre Migración Centroamericana”

El pasado 15 y 16 de febrero se llevó a cabo en Guatemala y en la frontera de México y Guatemala el “Seminario sobre Migración Centroamericana”. Este seminario fue organizado en conjunto por la Comisión de Asuntos Migratorios y el Colegio de la Frontera Norte.

El objetivo del Seminario fue analizar los diversos aspectos del fenómeno migratorio que tienen una incidencia directa en nuestro país; desde Centroamérica por ser este un lugar de tránsito, recepción y retorno de personas migrantes. En este seminario se abordaron los temas de: Derechos Humanos, Flujos Migratorios, Marcos Legales para la Migración, Repatriaciones, Niños y Mujeres Migrantes, Seguridad, Desarrollo de la Frontera México-Guatemala, y sus características en su dimensión real, que corresponde a esta región del continente. El Seminario se complementó con la visita, entrevistas, encuentros e intercambios con diferentes actores sociales y gubernamentales de la zona fronteriza Tecunman y Ciudad Hidalgo; así como El Carmen y Talismán.

Los ponentes que participaron en el Seminario son académicos, activistas y funcionarios con una larga trayectoria en el tema migratorio, como los Doctores Tonatiuh Guillén, René Zenteno y Marie Laure por parte del Colegio de la Frontera Norte, el Mtro. Fernando Batista por la Comisión de Derechos Humanos, los Mtros. Luis Raúl Salvador, Carol L. Girón, Marcel Arévalo y el Dr. Rodolfo Casillas.

Además del Lic. Carlos Tirado Zavala, Embajador de la República de México en Guatemala, la Embajadora Rita Claverie de Sciolli, Viceministra de Relaciones Exteriores del Gobierno de Guatemala, y el Dr. Omar de la Torre, titular de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación.

Representando a los poderes legislativos de Centroamérica asistieron la Diputada Iris Marisol Guerra, Presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, Asuntos Migratorios y Salvadoreños en el Exterior de la Asamblea Legislativa de El Salvador, Dip. Roberto Castillo, Presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales y Asuntos Migratorios, PARLACEN, Dip. Jean Paul Briere Samayoa, Presidente de la Comisión de Migrantes del Congreso de la República de Guatemala, la Mtra. Silvia Irene Palma Calderón, Directora Ejecutiva INCEDES, Lic. Alfredo Danilo Rivera, miembro de la Secretaría Técnica del COPAREM, Mtra. Nancy Pérez García, Secretaria Técnica del COPAREM.

Por parte de México, además de la senadora Ana Gabriela Guevara, asistió el Senador Manuel Bartlett Díaz, Coordinador del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo.

Este Seminario sobre Migración Centroamericana, y la visita a la región fronteriza México-Guatemala, permitió un intercambio y análisis de los diversos problemas sobre el tema migratorio.

Dentro de los temas que se expusieron y que requieren atención inmediata es adecuar y modernizar el marco institucional de la migración en cuanto a los pasos ya que en la frontera entre México y Guatemala existen 11 puntos con presencia de autoridades y 56 cruces informales, por donde circula de una manera constante entre otras droga y armas, el resultado de no tener vigilados estos puntos, concluye con asaltos, matanzas, y violencia tanto física como sexual a los migrantes que cruzan en estos puntos para lograr mejorar sus condiciones económicas. Es necesario instrumentar ordenamientos, no basta contra con una Ley Migratoria sino adecuar el Reglamento de la misma y modernizar los criterios que aplican las autoridades.

El punto referido es vital, porque de nada sirven los principios dogmáticos si éstos no se reflejan en una mayor seguridad para los migrantes y su realidad no cambia.

Una constante en el tema de los flujos migratorios y, el punto neurálgico es la continua violación a los migrantes de sus derechos humanos por parte de las autoridades migratorias, pero también lo es la facilidad con la que son víctimas del delito por parte del crimen organizado. Esa distancia entre la normatividad existente contra la aplicable.

Es importante diseñar políticas migratorias bilaterales entre México y Guatemala, toda vez que el fenómeno migratorio obedece a una práctica social y antigua e incluso los fenómenos naturales y económicos obligan a la gente a migrar, del fenómeno de flujos migratorios surgen nuevos agentes que descomponen este tránsito y son los maras, los “z´s” y los coyotes o polleros; no hay que perder de vista que los flujos migratorios han cambiado que hoy día no es el hombre joven y cabeza de familia quien sale a probar suerte.

En la actualidad las mujeres se han sumado a este movimiento e incluso viajan familias enteras, esto obliga a las autoridades a tomar cartas en el asunto buscando proporcionar seguridad durante su paso por nuestro país; incluso se ha acortado la edad de los migrantes, el flujo incluye a adolescentes de entre 12 y 17 años.

Si bien es cierto que el desarrollo de las naciones no provoca la desaparición de los flujos migratorios, también lo es que el crecimiento económico y la generación de empleos lo disminuyen. Por ejemplo, dentro de un par de décadas la población migrante conformara el equivalente al quinto país más poblado del mundo.

Las autoridades migratorias, se valen del desconocimiento legal que tienen los migrantes para violentar sus derechos humanos y lo inaccesible que resulta la justicia para éste grupo, tanto por el desconocimiento de la misma como por la decisión de no ejercerla, temiendo que esto los ponga en un punto visible para las autoridades.

La CNDH, acude a los lugares dependientes de las autoridades buscando recabar las denuncias correspondientes y en 2012 impactó a 8 mil personas, este punto nos lleva a reconsiderar la reestructura del Instituto Nacional de Migración, a efecto de garantizar 3 principios que resultan altamente vulnerados: la seguridad jurídica, igualdad y trata de personas. 

Hasta el día de hoy, la política migratoria se ha basado en una política represiva que criminaliza al migrante, favorece al crimen organizado, al narcotráfico, tráfico de armas, proliferación de grupos maras, secuestros, masacres, abusos y violaciones a los migrantes.

La frontera sur de México se está remilitarizando, corriendo la frontera norte del país a la zona de Guatemala, es decir, no se cumple el principio de libre tránsito; aunado a lo anterior, los migrantes representan un mercado laboral barato, toda vez que su situación los coloca en una clara desventaja competitiva.

El caso de esta zona representa una de las regiones con más desigualdad socioeconómica, con una alta concentración de la riqueza y de las fuentes de riqueza. Estas condiciones socioeconómicas empujan a la población a la búsqueda de oportunidades fuera de su lugar de origen o residencia.

Recientes informes arrojan que en 2008 había 5 millones de centroamericanos en Estados Unidos, 1.6 millones serían guatemaltecos, esto equivale al 12% de la población total de Guatemala y 120 mil guatemaltecos intentan anualmente cruzar la frontera.

Los flujos migratorios en la frontera entre México y Guatemala se han tornado complejos por la incidencia y operación del crimen organizado transnacional, que somete a los migrantes a sus propios intereses.  Las redes de contrabando, trata de personas, tráfico de armas y narcotráfico han agudizado las condiciones de vulnerabilidad de la población migrante. La corrupción y la extrema violencia, aunado a las debilidades institucionales de los Estados en la región han hecho de la zona fronteriza una zona de alto riesgo.

Si bien toda la franja fronteriza entre ambos países constituye una región de tránsito para residentes locales o migrantes guatemaltecos y centroamericanos documentados o no, ya sea a través de espacios administrados por autoridades migratorias que por allí transitan.

Respecto a los vínculos comerciales entre ambos países, el crecimiento de la agricultura en la región del Soconusco desde principios del siglo XX, inicialmente enfocada en el cultivo de café y luego diversificada, dinamizó el tránsito de trabajadores migrantes temporales quienes encontraron en esta región, nichos de trabajo hacia los cuales movilizarse.  Es de resaltar que la incorporación laboral de guatemaltecos en el Mercado de trabajo en ranchos y plantaciones ubicadas en la zona fronteriza implicaría una extrema divergencia social entre los propietarios de las tierras y trabajadores agrícolas, otros nichos de trabajo importantes para los migrantes temporales serían el sector de servicios, las actividades de construcción y el trabajo domestico, para el caso de las mujeres.

En materia educativa, Guatemala está cubriendo la meta respecto a la cobertura en primaria, no obstante aún hay déficit con respecto a los índices de deserción, en donde nuevamente, la pobreza presiona a los hijos en edad escolar, en lugar de atender sus estudios acudan a fortalecer la economía familiar, especialmente en las temporadas de siembra y corte.

En el ramo de salud, aún el déficit es mayor, no obstante el dato de avance, pero comparativamente continúa presionando una realidad nacional con altas tasas de mortalidad infantil y maternal, de desnutrición crónica en menores de cinco años y ausencia en la dotación de servicios de salud a las comunidades, especialmente rurales.

De tal suerte que como se puede observar el fenómeno migratorio no puede verse de manera individual sino en un vínculo directo con educación, salud, empleo, derechos humanos, justicia, economía, etc.

Los cruces indocumentados o irregulares están compuestos esencialmente por, aquellos que se internan en territorio mexicano con el objetivo de llegar a los Estados Unidos, quienes son en su mayoría, guatemaltecos, hondureños y salvadoreños.  Los guatemaltecos que cruzan la frontera para trabajar temporalmente en el Estado de Chiapas y en menor medida en el Estado de Quintana Roo, por falta de recursos económicos muchos se quedan en la zona fronteriza, en dónde existe para los migrantes un mercado laboral, temporal y tradicional, en la agricultura, así como un Mercado de trabajo en el sector de servicios.

Las características socio económicas, la incidencia de catástrofes climáticas y de la situación de violencia hacen de la migración un imaginario permanente entre jóvenes y trabajadores desempleados.  Tales dinámicas serían favorecidas por comportamientos históricos de tránsito y nichos locales de trabajo que atraen trabajadores temporales.

Sen. Ana Gabriela Guevara Espinoza

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=39364