Senado de la República.
LXIII Legislatura, Segundo Año de Ejercicio.
Lunes 26 de junio de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Martes 19 de Febrero de 2013
Gaceta: LXII/1SPO-89/39223
Martes 19 de Febrero de 2013
Gaceta: LXII/1SPO-89/39223

De la Sen. Ma. del Rocío Pineda Gochi, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, la que contiene proyecto de decreto por el que se adicionan las fracciones XVIII y XIX al artículo 3; se reforma la fracción X y se adiciona una fracción XVI al artículo 7; y se adiciona un párrafo segundo al artículo 50 de la Ley Federal de Telecomunicaciones.

SE TURNÓ A LAS COMISIONES UNIDAS DE COMUNICACIONES Y TRANSPORTES Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS.

Sen. Ma. del Rocío
Pineda Gochi

INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE ADICIONAN LAS FRACCIONES XVIII Y XIX AL ARTÍCULO 3; SE REFORMA LA FRACCIÓN X Y SE ADICIONA UNA FRACCIÓN XVI AL ARTÍCULO 7; Y SE ADICIONA UN PÁRRAFO SEGUNDO AL ARTÍCULO 50 DE LA LEY FEDERAL DE TELECOMUNICACIONES

La que suscribe Senadora, Maria del Rocío Pineda Gochi integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional de la LXII Legislatura, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 71, fracción II y 73, fracción XVII de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; y por los artículos 8, fracción I, 164, 169, 172 del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta Soberanía la presente iniciativa con proyecto de decreto por el que se adicionan las fracciones XVIII y XIX al artículo 3; se reforma la fracción X y adiciona una fracción XVI al artículo 7; y se adiciona un párrafo segundo, al artículo 50 de la Ley Federal de Telecomunicaciones, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

A lo largo de los últimos años el uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) han revolucionado el panorama de las comunicaciones a nivel global, repercutiendo en todos los ámbitos de la sociedad. El conocimiento del potencial de estas herramientas tecnológicas, como factor de eficiencia y productividad, y por ende, de crecimiento y desarrollo, han desencadenado una carrera, principalmente entre los gobiernos de países desarrollados, por diseñar e instrumentar políticas tendientes al acceso universal de dichas tecnologías para sus ciudadanos.

Hoy en día, las sociedades modernas sustentan la mayoría de sus actividades en las TIC, modificando sus formas de comunicación, de educación, de producción, los métodos de trabajo y de negocios y los patrones de consumo. La experiencia internacional ha demostrado que los gobiernos modernos que utilizan dichas tecnologías son más eficientes, transparentes y receptivos, por el contrario, los países que carecen de acceso asequible a ellas, corren el riesgo de quedar a la zaga de la Sociedad de la Información mundial.

El uso de internet de banda ancha móvil y fija como la principal herramienta, ha evidenciado la capacidad real de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, actuando como factor catalizador del desarrollo y crecimiento económico y revolucionando actividades tan variadas  como la democracia, la educación, y la salud, por mencionar algunas, lo cual representa una oportunidad sin precedentes para todas las sociedades. Sin embargo, el reto de los gobiernos para adoptarlas e instrumentarlas en sus estructuras y superestructuras es colosal, dado que existen múltiples limitantes que van marginando a la mayoría de ellos, principalmente los que están en vías de desarrollo, que es el caso de nuestro país.

Dentro de los principales elementos, encontramos el enorme costo económico que implica adoptarlas y la dependencia tecnológica de los países desarrollados. Aunado a ello, la innovación tecnológica ocasiona cambios acelerados a nuevas plataformas tecnológicas que van segregando y desfasando a aquellos gobiernos que no las adoptan, dejándolos obsoletos.

Lo anterior hace evidente la necesidad e importancia de contribuir y materializar desde el legislativo, las políticas encamina das a la adopción e instrumentación de las TIC para que estas sean el motor de crecimiento, desarrollo y bienestar de los mexicanos.

La experiencia internacional

Para que las TIC puedan cumplir el papel de habilitadoras del crecimiento económico y social de un país, es fundamental que existan redes con capacidad suficiente para satisfacer la demanda. Es por ello que el acceso a los servicios de banda ancha móvil y fija para la población se ha convertido en una prioridad dentro de las políticas nacionales de la mayoría de los países.

El reconocimiento de que la banda ancha es un motor para el crecimiento y la generación de bienestar, se ve reflejado en las diferentes iniciativas que a nivel internacional han sido adoptadas para promoverla. Diversos organismos internacionales han realizado una serie de investigaciones que demuestran con evidencia empírica la viabilidad de invertir en infraestructura de internet de banda ancha móvil y fija.

En la Declaración de Principios adoptada en la primera fase de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI) realizada en Ginebra en el 2003,  se estableció que las TIC son un factor importante para el crecimiento porque aumentan la eficiencia y la productividad, sobre todo entre las pymes (Pequeñas y medianas empresas). En el documento también se sostiene que la distribución equitativa de los beneficios de la mayor productividad y las innovaciones aplicadas que resultan de las TIC entre todos los sectores económicos contribuye a la erradicación de la pobreza y el desarrollo social.

Por otro lado, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) presentó en el 2005 una investigación sobre “Tecnología de la información y las comunicaciones (TIC) para el fomento de las pymes exportadoras en América Latina y Asia oriental” cuyo principal objetivo era estudiar el uso de las TIC que pymes de cada país miembro del Foro de Cooperación América Latina-Asia del Este (FOCALAE), de ello se derivó que las pymes desempeñan un papel fundamental como generadoras de empleo, agentes de estabilización social y fuentes de innovación, especialmente en los países en desarrollo. De ese modo contribuyen al alivio de la pobreza y al proceso general de desarrollo económico. Aunque muchas empresas todavía tienen grandes dificultades para iniciar y ampliar sus actividades comerciales, la revolución en el sector de las TIC cuando se acompaña por medidas gubernamentales adecuadas, se les brinda una oportunidad para superar muchos de esos obstáculos.

En el 2009 el Banco Mundial presentó un informe titulado Information and Communications for Development: Extending Reach and Increasing Impact (Información y Comunicación para el desarrollo: Ampliar el alcance y aumentar el impacto)  donde se analizan en detalle los efectos de la TIC en el crecimiento económico de los países. El documento revela que incremento de 10% en el nivel de penetración de internet de alta velocidad, incrementan en 1.38% en el crecimiento del producto interno bruto (PIB) en países en desarrollo y 1.21% en países desarrollados. Asimismo, se señala que la telefonía móvil es la manera más eficaz de llegar a cientos de millones de personas que viven en zonas alejadas y rurales y brindarles servicios públicos y privados.

A finales del 2012, la Comisión de Banda Ancha para el Desarrollo Digital dio a conocer un análisis denominado The State of Broadband 2012: Achieving Digital Inclusion for All (El estado de la Banda Ancha 2012: Lograr la inclusión digital para todos) que nos habla sobre el despliegue del servicio de banda ancha a nivel mundial, el progreso, penetración en los 117 países evaluados. El informe fue presentando durante la sexta reunión de la Comisión de Banda Ancha, en donde el Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, aseguró que la banda ancha se ha transformado en un elemento que tiene potencial para generar avances en los tres pilares del desarrollo sostenible: la prosperidad económica, la inclusión social y la sustentabilidad ambiental.

Según el informe, el acceso a internet en los hogares ha crecido fuertemente, junto con el uso individual, lo que desemboca en una amplitud mucho mayor de personas que tienen la posibilidad de usar de forma efectiva la herramienta. Esta tendencia se estaría registrando con más fuerza desde el 2011, ya que las suscripciones de banda ancha móvil crecieron el doble que las conexiones de banda ancha fija. Quedó atrás la afirmación de que internet sirve sólo para comunicarse, o así lo aseguró dicho documento: “la banda ancha ha mejorado la vida de las personas en todo el mundo, ya que esta herramienta es utilizada para áreas como la salud, educación, transacciones bancarias, y también la promoción de innovación, cada vez con mayor fuerza”

Cabe mencionar que dicha Comisión de Banda Ancha para el Desarrollo Digital fue establecida por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en respuesta al llamamiento de la ONU, de intensificar los esfuerzos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, lanzado en el 2010.

Atendiendo a las recomendaciones de éstas agendas digitales diversos países diseñaron sus propias agendas denominadas “Planes de banda ancha”, gobiernos como Estados Unidos de América (Plan Nacional de Banda 2009), la Comisión Europea (Europa 2020, 2010), Chile (Estrategia Digital 2007-2012), Finlandia (Agenda Digital 2011), Gran Bretaña (Bretaña Digital 2009), Brasil (Sociedad de la Información en Brasil 2001), Argentina (La Agenda Digital 2009), Uruguay (Agenda Digital Uruguay 2011-2015), Corea del Sur (Estrategia Digital Nacional 2000), Colombia (Vive Digital 2010) y México (Agenda Digital.Mx 2012) han anunciado la implementación de financiamiento público directo a la construcción de infraestructura en banda ancha. A manera de ejemplo, se destacan de manera somera los objetivos principales de algunas agendas:

En 2009,  Estados Unidos de América (EUA) elaboró un “Plan Nacional de Banda” Ancha. Su objetivo principal fue expandir los servicios de banda ancha de alto rendimiento para que todas las personas gozaran de sus beneficios. Las estrategias que se están implementando para dichos fines van enfocadas principalmente a la promulgación de políticas que incentiven y garanticen la competencia en el mercado de telecomunicaciones (monitoreo de los precios y velocidades, establecimiento de criterios de referencia y mayor información a los consumidores sobre las tarifas y calidad de los servicios), así como la ampliación y asignación eficiente del espectro radioeléctrico.

La Comisión Europea puso en marcha en 2010 la estrategia “Europa 2020” con el objetivo de acelerar la salida de la crisis y preparar su economía para los retos de la próxima década. La “Agenda Digital para Europa” es una de las siete iniciativas emblemáticas de la estrategia Europa 2020. El documento plantea un conjunto de estrategias para impulsar la economía digital y el objetivo principal es trazar un rumbo que permita maximizar el potencial económico y social de las TIC, y en particular de Internet, como soporte esencial de la actividad económica y social. Las áreas prioritarias de acción son: la creación de un solo mercado digital; el acceso a Internet ultra rápido; garantizar la cobertura universal de banda ancha;  reforzar y hacer más productiva la investigación; y aumentar la alfabetización digital y la inclusión.

La Agenda chilena lleva por nombre “Estrategia Digital 2007-2012”. La publicación del documento estuvo a cargo del Comité de Ministros para el Desarrollo Digital. Los objetivos de esta estrategia consisten en contribuir al desarrollo económico y social del país a través del potencial que ofrece el uso de las tecnologías de información y comunicación para mejorar la calidad de la educación, incrementar la transparencia, aumentar la productividad y competitividad y hacer mejor gobierno, a través de una mayor participación y compromiso ciudadano. Destaca el impulso a prácticas de e-aprendizaje que se ha realizado entre organismos del Estado chileno.

En 2001, Brasil elaboró el documento “Sociedad de la Información en Brasil”, también conocido como el “Libro Verde”, el cual tiene como objetivo integrar, coordinar y fomentar acciones para la utilización de las TIC, de forma que contribuyan a la inclusión social de todos los brasileños en la SIC y mejoren la competitividad de la economía. Destaca que se hayan tomado en cuenta iniciativas para reformar el marco legal para su adaptación al comercio electrónico, mecanismos de ciber-seguridad para el usuario, sistemas financieros y de pago electrónicos, tributación por Internet, entre otras. Lo anterior ha permitido que hoy en día Brasil sea el país latinoamericano que más transacciones realiza a través de comercio electrónico.

En el 2012, la Secretaria de Comunicaciones y Transportes presentó su Agenda Digital.Mx donde se obliga al Estado a promover acciones que contribuyan a ampliar su cobertura (fijando como meta el 2015 para lograr la cobertura universal), reducir costos y garantizar la oferta competitiva de los servicios de telecomunicación. La agenda descansa en seis líneas de acción:

  1. Avanzar para que todos los mexicanos tengan acceso a internet, con suficiente cobertura, calidad y asequibilidad de banda ancha.
  2. Empleo de TIC para la población de menores ingresos con la inclusión de pueblos y comunidades indígenas, personas discapacitadas, adultos mayores y la inclusión de las mujeres.
  3. El empleo de TIC con conectividad en centros educativos, buscando generar habilidades de alumnos y docentes y contenidos educativos.
  4. Uso de TIC para la salud, en centros de salud, para telemedicina.
  5. TIC para la competitividad, que supone competencia laboral, aumento de la productividad, en ciencia, investigación e innovación y en la sustentabilidad del medio ambiente, y
  6. Gobierno digital, para alcanzar la simplificación administrativa con la participación de los ciudadanos para lograr la transparencia y un gobierno abierto.

Como podemos dar cuenta, el entorno internacional demuestra la prioridad y preponderancia por parte de diversos gobiernos de usar como palanca de desarrollo el uso de las TIC priorizando el acceso universal al internet de Banda Ancha fija y móvil, el crecimiento acelerado del uso de estas tecnologías está marcando la pauta para la instrumentación de políticas públicas, por lo que los senadores de esta legislatura debemos acompañarlas y fortalecerlas con una serie de reformas legislativas, que nos permitan estar en el grupo de los países vanguardistas en la materia y sobre todo beneficiar a todos los mexicanos de las bondades de estas herramientas tecnológicas.

Contexto Nacional

Los datos siguientes demuestran la necesidad incursionar en la coyuntura tecnológica, para que nuestro país no quede rezagado respecto otras economías con el mismo potencial y similitud económica.

De acuerdo a los últimos datos estadísticos publicados por Internet World Stats (30 de junio de 2012) se estimó que la población mundial ascendió a 7,018 millones de habitantes, de los cuales 2,405 millones son usuarios de internet, lo que representa una penetración mundial del 34.3 %. En lo que respecta a la región de América Latina y el Caribe, de una población estimada de 594 millones de personas, 255 millones son usuarios de internet, que equivalen a una penetración del 42.9 %, cifra que ubica el grado de penetración de la región 8.6% por encima del promedio mundial.

Para el caso de México, de una población de 114.9 millones, 42 millones son usuarios de internet, los cuales representan el 36.5% de penetración, lo cual lo ubica 6.4% por debajo del promedio de la región, apenas 2.2% por encima del promedio mundial, 41.6% por debajo de Estados Unidos de Norteamérica (314 millones de habitantes, 245 millones de usuarios de internet, 78.1% de penetración) y 46.5% de Canadá (34 millones de habitantes, 28 millones de usuarios de internet, 83.0% de penetración). Estos datos, reflejan que la reducción de la brecha digital es un tema prioritario para nuestro país.

Con base en los datos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) México ocupa el último lugar en penetración de banda ancha móvil y penúltimo en banda ancha fija, del total de los 34 países que integran. El organismo destaca que había 9.8 usuarios mexicanos de banda ancha por cada 100 habitantes a junio de 2012, mientras que la penetración media de la OCDE se ubicó en 56.6 suscriptores por cada 100 habitantes.

Por otro lado, dicho organismo reconoce que existen 12.1 millones de conexiones móviles en el país, cifra que nos ubica en el octavo lugar, entre las economías afiliadas. En el mismo sentido, se ubicó al país en el último lugar del segmento de internet de banda ancha móvil, con una penetración de 9.8% con 10.7 millones de conexiones, una cobertura muy baja para el tamaño de su población (114 millones de habitantes).

Por otra parte, la Secretaria de Comunicaciones y Transportes presentó un diagnóstico denominado “Acciones para el fortalecimiento de la banda ancha y las tecnologías de la información y comunicación” donde se encontraron divergencias respecto al grado de penetración entre zonas urbanas, suburbanas y rurales de acuerdo a la situación geográfica, no sólo en la penetración de los servicios sino en la infraestructura disponible. El 63% de la población vive en áreas urbanas, definidas éstas como localidades con más de quince mil habitantes; esta población muestra los mejores indicadores de penetración. De los 18 millones de hogares urbanos, 55% cuenta con teléfono fijo, 77% con al menos un teléfono móvil, 40% posee una computadora y 30% tienen conexión a internet. Además, de las 630 localidades urbanas, 98% cuentan con al menos dos operadores de telecomunicaciones.

Por lo que se refiere a las áreas rurales con menos de 2,500 habitantes, 17% de los 6.1 millones de hogares cuentan con teléfono fijo, 36% poseen al menos un teléfono móvil, 7% tiene computadora y 3% están conectados a internet. De las 188,593 localidades con menos de 2,500 habitantes, menos del 7% cuenta con al menos dos operadores que prestan servicios básicos de telecomunicaciones.

El patrón de la infraestructura de banda ancha fija es similar; de las 630 localidades urbanas, 87% tienen infraestructura de este tipo; para las localidades con menos de 2,500 habitantes, esta cifra es menor a 3%.

Las cifras anteriores demuestran que en nuestro país existe un enorme rezago y desigualdad de acceso a las TIC. Este escenario, es definido por la OCDE como brecha digital y es la diferencia entre individuos, hogares, negocios y áreas geográficas respecto a las oportunidades para acceder a las TIC y al uso de Internet. Diversos estudios demuestran que la brecha digital está correlacionada con el nivel de ingreso y es un factor importante de inequidad y desigualdad.

De acuerdo con el último Reporte de Competitividad Global del Foro Económico Mundial (2011-2012), México se encuentra ubicado en la posición 52 entre 142 países en el número de suscripciones de Internet de banda ancha por cada 100 habitantes. Se ubicó por arriba de países como Brasil, Rusia, China o India, y sólo Chile y Uruguay lo superan dentro de los países latinoamericanos. En este sentido, nos enfrentamos a tres grandes retos que presenta el desarrollo de la banda ancha móvil y fija, es decir, tenemos que reducir la brecha digital compuesta por las brechas de mercado, de acceso y de apropiación, por lo tanto:

El primer reto es reducir la brecha de mercado. Dicha brecha como se ha señalado, se refiere a la diferencia entre los niveles de penetración existentes y los que potencialmente se pueden alcanzar y para ello es necesario continuar eliminando barreras de entrada al sector.

La falta de competencia en telecomunicaciones ha generado mercados ineficientes que imponen costos significativos a la economía mexicana y que inciden de manera negativa en el bienestar de su población. El sector se caracteriza por altos precios, entre los más elevados de los países miembros de OCDE, y falta de competencia, lo que tiene como consecuencia una baja tasa de penetración de los servicios y un pobre desarrollo de la infraestructura necesaria para prestarlos.

El segundo consiste en disminuir la brecha de acceso, aquella que persiste en zonas aisladas o en segmentos de la población de bajos ingresos, que no resultan rentables para el capital privado en la prestación de servicios. En este rubro, se requiere realizar acciones conjuntas entre el Estado y la iniciativa privada para atender a dichos segmentos de la población.

El tercero consiste en aminorar la brecha de apropiación, aquella que persiste aún con el acceso a la banda ancha y requiere de capacitación digital así como de contenidos útiles para el usuario. Para ello es necesario promover programas de aprendizaje digital en la población así como ofrecer contenidos útiles al ciudadano que hagan atractivo el acceso a internet.

Justificación de la reforma

Como se argumentó anteriormente, existe suficiente experiencia internacional sobre la alta correlación entre la inversión en las tecnologías de la información  y su impacto en la productividad, eficiencia y crecimiento de las economías, por lo que nuestro país, no debe dudar en apuntar sus baterías para concretar las diversas acciones y medidas tomadas en administraciones pasadas, como es el caso de la Agenda Digital.Mx y múltiples recomendaciones de los organismos internacionales.

La coyuntura de convergencia política, traducida en el Pacto por México, retoma como tema nodal en su agenda de reformas, el acceso universal a internet,  lo cual, sienta las bases para que los  legisladores de las diferentes fuerzas políticas acompañemos dichas propuestas, y en la medida de lo posible establezcamos en nuestro marco jurídico nacional las reglas del juego, dado que la agenda incluye una serie de objetivos, líneas de acción y estrategias que sólo se podrán consolidar con la participación del gobierno, la sociedad civil, la industria y la academia.

Mediante este consenso nacional sobre las consecuencias y oportunidades que ofrece el acceso a la banda ancha fija y móvil para toda la sociedad; al emprender esta etapa de formulación de una política, también es importante la adopción de un análisis intersectorial. Convendría que la formulación de un marco de política en materia de banda ancha contemplará además planes de desarrollo de recursos humanos, necesarios para garantizar una implantación y utilización máxima de la infraestructura. Las consideraciones de orden político deberán incluir la necesidad de crear catalizadores de oferta y demanda para el gobierno, las empresas y los ciudadanos.

Actualmente, el marco normativo/legislativo que rige en nuestro país para el desarrollo de las prácticas de fomento del uso y aprovechamiento de las TIC e Internet, como entes habilitadores de una verdadera Sociedad de la Información y del Conocimiento, aún está en proceso de consolidación. Posee una estructura relativamente grande, pero el grueso de las leyes que lo conforman aún no han podido cubrir todos los temas de regulación que nuestra economía necesita para seguir creciendo de forma más ágil. Prueba de ello, son los hechos cada día más frecuentes donde distintos actores del sector pelean, entre ellos o contra el propio gobierno, por mantener el control de algún bien en concesión o por no permitir la entrada de nuevos competidores al mercado de las telecomunicaciones.

A finales del año pasado, la Asociación Mexicana de Internet, A.C. (AMIPCI) presentó un Estudio de Agendas Digitales para la Elaboración de un Programa de Desarrollo Digital (PDD 2012-2018), realizado por el Tecnológico de Monterrey, a través de Centro de Estudios sobre Internet y Sociedad (CEIS), en el cual, se analizaron las iniciativas relacionadas con la materia, presentadas en las dos legislaturas pasadas (LX y LXI). De lo anterior se desprende que México cuenta con una historia legislativa en materia de telecomunicaciones diversa, en la cual aún quedan muchos temas pendientes, como por ejemplo, aquellos relacionados con la regulación y la competencia. Respecto a temas de las TIC, tuvo gran importancia el fomento de un gobierno electrónico eficaz, la protección de los datos personales y el combate a la pornografía infantil.

Sin embargo, respecto al tema de inclusión de las TIC en la educación, las propuestas son relativamente pocas. Asimismo, es importante considerar que de las 309 iniciativas analizadas en el estudio, se encontraron 183 pendientes relacionadas con las TIC, de las cuales, 67 tienen su origen en la Cámara de Senadores y 106 en la Cámara de Diputados. Cabe destacar, que en la actual legislatura se han presentado otras propuestas de reforma por lo que la lista sigue incrementándose.

Muchas de estas iniciativas pendientes reflejan la importancia de la tecnología, las telecomunicaciones y las TIC como elementos básicos para el desarrollo social y económico de México. No obstante la cantidad, da cuenta por sí mismas de que, al parecer, en el ámbito político aún no se comprenden los beneficios y la importancia que existe a nivel internacional, regional y local respecto las TIC, las telecomunicaciones y la tecnología per se.

En consecuencia, la presente iniciativa pretende definir en la Ley Federal de Telecomunicaciones conceptos y atribuciones jurídicas a las Secretarías competentes, que les permitan establecer como mandato federal una política digital y de inclusión infalible, que acompañen las diversas agendas y pactos suscritos por nuestro país.

La mayoría de los países pertenecientes a la UIT, aprovechan las experiencias de los países más avanzados en la materia e instrumentan las medias y recomendaciones acordadas. Por lo que, parte de esta iniciativa de reforma retoma propuestas del informe “Tendencias en las reformas de telecomunicaciones 2012: reglamentación inteligente para un mundo en banda ancha” presentado en Ginebra, Suiza en el 2011 y en los resolutivos plasmados en las Actas finales, de la Conferencia Mundial de Telecomunicaciones Internacionales, llevada a cabo en Dubái, en 2012. 

De los artículos modificados

En primer lugar, para poder homologar las diversas propuestas de los actores involucrados en los temas de las TIC, considero oportuno definir el concepto de Internet en la ley en cuestión. Haciendo una revisión de leyes en la misma materia de otros países, no se encuentra conceptualizada está acepción. A nivel internacional, existe un consenso generalizado sobre su definición, por lo que muchos gobiernos han insertado en sus leyes constitucionales y secundarias dicho concepto sin definirlo, como es el caso de España, Colombia, Brasil, por mencionar algunos. 

Para poder conceptualizar propongo retomar las definiciones de la Agenda Digital.Mx y la de Electropedia: The World's Online Electrotechnical Vocabulary de la International Electrotechnical Commission de la IUT. La primera, define Internet como: “el conjunto descentralizado de redes de comunicación interconectadas que utilizan el intercambio de mensajes y transmisión de datos entre computadoras, garantizando que las redes físicas que la componen, funcionen como una red lógica única, de alcance mundial”.

Por su parte,  el concepto de internet de Electropedia es el siguiente: “worldwide and open computer network which provides several types of communication services, using a common set of protocols specified for the routing of packets” (red informática mundial y abierto que proporciona varios tipos de servicios de comunicación, utilizando un conjunto común de protocolos especificado para el enrutamiento de paquetes).

Analizando estás dos acepciones de manera objetiva y bajo reserva de la opinión de los expertos en el tema, propongo la siguiente propuesta de adición del concepto de internet, como una fracción VIII del artículo 3, para quedar como sigue:

Internet: Conjunto descentralizado de redes interconectadas y abiertas que proporcionan varios tipos de servicios de comunicación, utilizando protocolos específicos para el enrutamiento de paquetes de datos que garantizan, que las redes físicas que la componen, funcionen como una red lógica única de alcance mundial.

Como segunda propuesta, y derivado de las acciones de la propia Agenda Digital.Mx; de las “Estrategias Claves para el Desarrollo Digital de México: Gobierno Electrónico, Conectividad a Banda Ancha y Capital Humano” de la AMIPCI; y las recomendaciones del “Diálogo sobre Políticas de Banda Ancha en América Latina y Europa”  de Culumbia Institute for Tele-Information consideré pertinente sentar las bases conceptuales para una política pública permanente sobre “alfabetización e inclusión digital” la cual quedará definida en la fracción IX del artículo 3 de la ley en comento, de la siguiente forma:   

 XIX. Alfabetización e Inclusión Digital: medidas y acciones tendientes a incentivar la enseñanza e instrumentación de las tecnologías de la información y comunicación, priorizando las regiones con menor acceso y con altos índices de marginación.

En el mismo tenor, se propone reformar la fracción X del artículo 7 de ésta Ley federal para que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en coordinación con la Secretaría de Educación promuevan la instrumentación de programas de alfabetización e inclusión digital, para que en los programas educativos en todos los niveles escolares incluyan material que permita una mejor asimilación y adaptación a las nuevas TIC, así mismo, programas destinados a los adultos mayores para que no sean marginados por la embestida tecnológica, en consecuencia la presente reforma quedará de la siguiente manera:

X. Promover el fortalecimiento de los valores culturales y de la identidad nacional mediante programas de alfabetización e inclusión digital en coordinación con la Secretaría de Educación.

Cabe resaltar, que actualmente la agencia de la Administración Nacional de Telecomunicaciones e Información (NTIA), del Departamento de Comercio de Estados Unidos de Norteamérica ha instrumentado un programa de alfabetización digital derivado de sus políticas de internet de banda ancha móvil y fija para lograr una cobertura universal de acceso con infraestructura de internet de alta velocidad.

Finalmente, como resultado de un análisis exhaustivo de las diversas agendas de los países y sus respectivas recomendaciones. Así como las metas propuestas en la Agenda Digital.Mx para el 2015 y en cumplimiento de las 4 metas aprobadas por  la Comisión de la Banda Ancha, derivadas del estudio sobre la Medición de la Sociedad de la Información 2012, propongo establecer en el ámbito federal, acciones dirigidas a promover el crecimiento de la cobertura de acceso a internet de banda ancha móvil y fija, acorde a las nuevas tecnologías de interconexión en la materia y promover políticas públicas cuyo fin último será el acceso universal a internet en todo el territorio nacional. Para ello, se propone adicionar una fracción XVI al artículo 7 y adicionar un párrafo segundo al artículo 50 de la ley en comento, para quedar de la siguiente forma:

XVI. Ejecutar, adicionar y revisar periódicamente las acciones dirigidas a promover el crecimiento de la cobertura de acceso a internet de banda ancha móvil y fija, acorde a las nuevas tecnologías de interconexión en la materia.

Artículo 50. …

Promoverá e impulsará políticas de acceso a internet de banda ancha móvil y fija, teniendo como fin último el acceso universal en el territorio nacional.

...

...

Para lograr estas reformas, debemos de partir de la premisa de que el acceso universal  a internet consiste en hacer disponible la banda ancha fija y móvil para todas las personas, ya sea desde sus hogares, lugares de trabajo, escuelas, red de centros comunitarios digitales o cibercafés, independientemente de su condición socioeconómica, geográfica, regional o cultural.

Se tiene que considerar que las fuerzas del mercado impulsan la inclusión digital de un amplio sector de la población. Sin embargo, la inclusión de grupos vulnerables o población que habita en zonas donde no existen suficientes incentivos económicos para que los operadores presten servicios de telecomunicaciones a precios asequibles, requiere de la intervención gubernamental para corregir las desventajas relativas. En consecuencia, para hacer efectivo el acceso universal, el Gobierno Federal deberá promover estrategias diversas, que incluyan el fomento de la competencia en los mercados de telecomunicaciones, la inversión en zonas no rentables y la promoción de asociaciones público-privadas.

Lograr la inclusión digital de sectores más amplios de la población mexicana requiere de la inversión del sector privado en mercados competitivos. Sin embargo, la práctica internacional muestra que los mercados eficientes no han sido condición suficiente para garantizar la existencia de acceso para toda la población, particularmente en zonas de baja densidad poblacional y bajo poder adquisitivo. Por lo tanto, hacer efectivo el acceso universal requiere de la intervención del Estado.

La inversión pública debe procurar no desplazar a la inversión privada ni tensar las finanzas públicas, por lo que preferentemente se deberá realizar mediante figuras de contratación y de asociaciones público-privadas.

Para maximizar los beneficios sociales, económicos y medioambientales de la Sociedad de la Información, los legisladores debemos legislar para dotar de un entorno jurídico, reglamentario y político fiable, transparente y no discriminatorio, que ofrezca los incentivos necesarios para el desarrollo de las TIC.

México necesita fortalecer su participación en el concierto de naciones que basan su crecimiento y desarrollo humano en el aprovechamiento de las TIC. Para ello es de primer orden realizar un ejercicio de planeación estratégica y la articulación de un entorno habilitador en materia digital, a fin de no retrasar su ingreso a la Sociedad del conocimiento. El modelo colaborativo mediante los 3 órdenes gobierno, el sector privado, la sociedad civil y los académicos será una fórmula imprescindible  para conseguirlo.

De la técnica legislativa.

La técnica legislativa utilizada en el proyecto de Decreto, es la siguiente:

a) Realce y letra cursiva, para las reformas al texto vigente de la Ley Federal de Telecomunicaciones.

b) Realce, para las adiciones al texto vigente de la Ley Federal de Telecomunicaciones.

En mérito de todo lo fundado y motivado, someto a la consideración de esta Honorable Asamblea, la siguiente iniciativa con proyecto de:

DECRETO POR EL QUE SE ADICIONAN LAS FRACCIONES XVIII Y XIX AL ARTÍCULO 3; SE REFORMA LA FRACCIÓN X Y SE ADICIONA UNA FRACCIÓN XVI AL ARTÍCULO 7; Y SE ADICIONA UN PÁRRAFO SEGUNDO AL ARTÍCULO 50 DE LA LEY FEDERAL DE TELECOMUNICACIONES

ÚNICO. Se adicionan las fracciones XVIII y XIX al 3; se reforma la fracción X y se adiciona una fracción XVI al artículo 7; y se adiciona un párrafo segundo al artículo 50, recorriéndose en el orden los subsecuentes, de la Ley Federal de Telecomunicaciones para quedar como sigue:

Artículo 3. Para los efectos de esta Ley se entenderá por:

I. al XVII. …

XVIII.             Internet: Conjunto descentralizado de redes interconectadas y abiertas que proporcionan varios tipos de servicios de comunicación, utilizando protocolos específicos para el enrutamiento de paquetes de datos que garantizan, que las redes físicas que la componen, funcionen como una red lógica única de alcance mundial.

XIX. Alfabetización e Inclusión Digital: medidas y acciones tendientes a incentivar la enseñanza e instrumentación de las tecnologías de la información y comunicación, priorizando las regiones con menor acceso y con altos índices de marginación.

Artículo 7. La presente Ley tiene como objetivos promover un desarrollo eficiente de las telecomunicaciones; ejercer la rectoría del Estado en la materia, para garantizar la soberanía nacional; fomentar una sana competencia entre los diferentes prestadores de servicios de telecomunicaciones a fin de que éstos se presten con mejores precios, diversidad y calidad en beneficio de los usuarios, y promover una adecuada cobertura social.

Para el logro de estos objetivos, corresponde a la Secretaría, sin perjuicio de las que se confieran a otras dependencias del Ejecutivo Federal, el ejercicio de las atribuciones siguientes:

I. al IX. …

X. Promover el fortalecimiento de los valores culturales y de la identidad nacional mediante programas de alfabetización e inclusión digital en coordinación con la Secretaría de Educación.

XI. al XV. …

XVI. Ejecutar, adicionar y revisar periódicamente las acciones dirigidas a promover el crecimiento de la cobertura de acceso a internet de banda ancha móvil y fija, acorde a las nuevas tecnologías de interconexión en la materia.

Artículo 50. La Secretaría procurará la adecuada provisión de servicios de telecomunicaciones en todo el territorio nacional, con el propósito de que exista acceso a las redes públicas de telecomunicaciones para la atención de servicios públicos y sociales, de las unidades de producción y de la población en general.

Promoverá e impulsará políticas de acceso a internet de banda ancha móvil y fija, teniendo como fin último el acceso universal en el territorio nacional.

...

...

ARTÍCULOS TRANSITORIOS

Primero.- El presente decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Segundo.- Cualquier disposición que contravenga lo dispuesto en el presente decreto quedará sin efectos.

Tercero.- Se pone a consideración del Titular del Ejecutivo Federal instrumentar un Programa Nacional de Alfabetización e Inclusión Digital contenido en el Presupuesto de Egresos de la Federación correspondiente.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=39223