Senado de la República.
Sesión Plenaria.
Jueves 23 de marzo de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Martes 2 de Diciembre de 2008
Gaceta: LX/3PPO-306/18911
Martes 2 de Diciembre de 2008
Gaceta: LX/3PPO-306/18911

De los Senadores Raúl Mejía González, Manlio Fabio Beltrones Rivera, Carlos Lozano de la Torre, José Calzada Rovirosa y Rogelio Rueda Sánchez, a nombre de las Senadoras y los Senadores del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, la que contiene proyecto de decreto que reforma la Ley Federal de Radio y Televisión.

SE TURNÓ A LAS COMISIONES UNIDAS DE COMUNICACIONES Y TRANSPORTES; DE RADIO, TELEVISIÓN Y CINEMATOGRAFÍA; Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS.

Iniciativas que se mantienen vigentes en la Legislatura LXII (Acuerdo de la Mesa Directiva para dar cumplimiento al artículo 219 del Reglamento del Senado para la conclusión de los asuntos que no han recibido dictamen)

Sen. Raúl José
Mejía González
Sen. Manlio Fabio
Beltrones Rivera
Sen. Carlos
Lozano de la Torre
Sen. José Eduardo
Calzada Rovirosa
Sen. Rogelio Humberto
Rueda Sánchez

INICIATIVA QUE CONTIENE PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE REFORMA LA LEY FEDERAL DE RADIO Y TELEVISIÓN.

CC. PRESIDENTE Y SECRETARIOS DE LA

H. CÁMARA DE SENADORES

Presentes.

Los que suscribimos Manlio Fabio Beltrones Rivera, Raúl Mejía González, Carlos Lozano de la Torre, José Calzada Rovirosa  y Rogelio Rueda Sánchez  senadores de la República por la LX Legislatura del Congreso de la Unión, a nombre propio y de los senadores y senadoras integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 71, fracción II, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y 55 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, me permito someter a la consideración de esta H. Cámara de Senadores, la presente Iniciativa que reforma la Ley Federal de Radio y Televisión, con arreglo en la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

1.         Objeto de la Iniciativa.

La presente iniciativa pretende dar cumplimiento a los criterios de constitucionalidad que se derivan de la Acción de Inconstitucionalidad 26/2006, respecto al artículo 16 de la Ley Federal de Radio y Televisión (LFRT).

En efecto, a partir de la declaración de invalidez de diversas porciones normativas que regulaban la duración de las concesiones de radiodifusión y el trámite de su refrendo, se han generado diversas indefiniciones que provocan incertidumbre jurídica sobre los aspectos en comento.

En tal sentido, es deber esencial del Poder Legislativo llevar a cabo las adecuaciones al artículo 16 de la LFRT que reestablezcan la certeza jurídica en una actividad de interés público, cuya influencia y  servicio para la sociedad es evidente y que es, a la par, una importante industria generadora de empleos.

Por tales motivos la presente reforma pretende observar puntualmente las críticas que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) hizo al texto objeto de la Acción de Inconstitucionalidad, de forma tal que le volvamos a dar la viabilidad plena que sólo el completo apego a los principios constitucionales puede dar.

2.         La Sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Entre otros temas, en la Acción de Inconstitucionalidad 26/2006 la SCJN declaró inválidas diversas porciones normativas del artículo 16 de la LFRT, bajo los argumentos de que dicho precepto establecía un refrendo automático, generaba la posibilidad de que el Estado no recibiera una contraprestación e imponía un plazo fijo de 20 años para las concesiones en radiodifusión.

Tal artículo de la Ley Federal de Radio y Televisión señalaba:

"Artículo 16. El término de una concesión será de 20 años y podrá ser refrendada al mismo concesionario que tendrá preferencia sobre terceros. El refrendo de las concesiones, salvo en el caso de renuncia, no estará sujeto al procedimiento del artículo 17 de esta ley."

Las determinaciones de inconstitucionalidad del Pleno de la SCJN derivaron esencialmente de la afectación de la rectoría del Estado en materia de radiodifusión, en tres aspectos sustantivos:

a)   La SCJN determinó que el exentar el refrendo de las concesiones al procedimiento de licitación pública (artículo 17 de la misma ley), resulta inconstitucional pues implica un refrendo automático, ya que los concesionarios no tendrán que someterse al escrutinio de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (en adelante, la Secretaría) para renovar el beneficio del título de concesión.

b)   Asimismo, al exceptuar del procedimiento de licitación pública a la renovación de concesiones se genera la posibilidad que el Estado pierda el derecho a recibir una contraprestación por el refrendo otorgado, lo que es contrario a la rectoría que por mandato constitucional tiene el Estado en materia de radiodifusión.

c)   Finalmente, se estimó que el término fijo de 20 años para la concesión, obstaculiza la rectoría del Estado, pues concede un privilegio al señalar un tiempo fijo e inmutable a la vigencia de la concesión, lo que impide a la autoridad su modulación en aras del interés público.

Los efectos que se derivaron de tales consideraciones de inconstitucionalidad, fueron debidamente señalados por la SCJN en la sentencia que resolvió la Acción de referencia. Así se suprimieron las partes que señalan: "El término de", "será de 20 años y", así como "El refrendo de las concesiones, salvo en el caso de renuncia, no estará sujeto al procedimiento del artículo 17 de esta ley".

Por lo que el artículo quedó en los siguientes términos:

"Artículo 16.- Una concesión podrá ser refrendada al mismo concesionario que tendrá preferencia sobre terceros.

En cuanto al plazo de duración de las concesiones, la SCJN señaló que deberá aplicarse supletoriamente la Ley Federal de Telecomunicaciones (LFT), que en su artículo 19 establece que el plazo de las concesiones será hasta de 20 años, por lo que se deberá aplicar el mismo plazo a las concesiones reguladas por la LFRT.    

Así se expuso en el considerando denominado efectos de la sentencia:

"Para efectos meramente aclaratorios, se precisa que la invalidez de las anteriores porciones normativas no provoca incertidumbre e inseguridad en cuanto a la existencia y duración de un término para las concesiones, pues si el artículo 16 alude a la figura del refrendo es porque las concesiones se otorgan, en todo caso, por un plazo determinado y, para establecer la duración de éste deberá atenderse, conforme al artículo de 7-A, fracción I, de la ley Federal de Radio y Televisión que establece que: "A falta de disposición expresa en esta Ley, en su Reglamento o en los Tratados Internacionales, se aplicarán: I. La Ley Federal de Telecomunicaciones;...", a lo que dispone el artículo 19 de dicha ley, que a su vez establece: "Las concesiones sobre bandas de frecuencias se otorgarán por un plazo hasta de 20 años...", aplicación supletoria con la cual se logra, además, una regla uniforme tanto para los concesionarios de bandas de frecuencias para usos determinados en materia de telecomunicaciones como para los concesionarios de servicios de radiodifusión."

Sin embargo, respecto a cuál debiera ser el procedimiento para el refrendo de las concesiones, no se establecieron en específico los efectos de la declaración de inconstitucionalidad de la excepción de licitación pública. Es en tal sentido que la presente iniciativa pretende dotar de certeza a los concesionarios de radiodifusión respecto al procedimiento de renovación de sus concesiones, atendiendo a la facultad legislativa de este órgano pero también incorporando los criterios de constitucionalidad que se derivan de las discusiones del Pleno de la SCJN, así como de la sentencia de referencia.

3. Criterios de constitucionalidad derivados de la Acción de Inconstitucionalidad 26/2006 y de las discusiones en el Pleno de la SCJN.

Como ya se ha señalado las razones de inconstitucionalidad que llevaron a invalidar diversas porciones normativas del artículo 16 de la LFRT radicaron sustancialmente en que el refrendo no debía someterse al proceso de licitación pública establecido en el artículo 17 de la misma ley; en que con tal excepción se generaba la posibilidad de que el Estado no recibiera contraprestación alguna por el otorgamiento del refrendo y en la estipulación de un plazo fijo para la duración de las concesiones.

Con el objetivo de dotar de fortaleza constitucional a la presente iniciativa, en los siguientes párrafos se presentan los diferentes criterios de constitucionalidad para el proceso de renovación de las concesiones y la duración de las mismas, que derivaron del estudio de la SCJN a la Acción en comento.

En efecto, además de declarar inválidas diversas porciones normativas del artículo 16 de la LFRT, de las discusiones en el Pleno de la SCJN y de la sentencia de la Acción 26/2006, se desprenden los requisitos de constitucionalidad que debe cumplir el proceso de renovación de las concesiones y el plazo de duración de las mismas.

a)   Proceso de refrendo

A pesar de que en los efectos de la Acción 26/2006, se eliminó la porción normativa: "El refrendo de las concesiones, salvo en el caso de renuncia, no estará sujeto al procedimiento del artículo 17 de esta ley", no se deriva, a contrario sensu, de tal determinación, que todo refrendo deberá sujetarse al procedimiento de licitación pública establecido en el artículo 17 de la LFRT. Simplemente significa que no existe un proceso de renovación de las concesiones en materia de radiodifusión. En tal sentido, es preciso definir los alcances que generó la invalidez de dicha porción normativa, según los argumentos esgrimidos por la SCJN. 

Del análisis a las discusiones en el Pleno de la SCJN, es posible concluir que no todo proceso de refrendo debe someterse a licitación pública, sino que para ser constitucional debe estar sujeto a diversas condiciones impuestas por la autoridad competente.

En tal sentido, la inconstitucionalidad de la porción normativa arriba citada, se generó porque al exceptuar del proceso de licitación al refrendo, se instaura la figura de refrendo automático, es decir, el refrendo no tendría que someterse al escrutinio ni a ninguna condición impuesta por la Secretaría. Así, en las diversas participaciones de los ministros de la SCJN, se dejó ver que su preocupación se encontraba, más que en que el refrendo no se sometería a licitación, en que éste sería automático; en que para el otorgamiento del mismo no se contemplaba requisito alguno; y en que se generaba la posibilidad de que el Estado no recibiera contribución económica a cambio.

En las discusiones en el Pleno diversos ministros señalaron que con la instauración de un refrendo automático, los concesionarios obtienen privilegios sobre un recurso escaso, pues se les está concediendo de facto la propiedad sobre el espectro radioeléctrico, impidiéndosele a la autoridad realizar una evaluación del desempeño del concesionario.

Asimismo, argumentaron que el refrendo automático implica que el Estado se despoje de la facultad de valorar si una vez concluido el período que duró la concesión, el medio de comunicación atendió, fundamentalmente, a su utilización social. Además de que promueve la posibilidad de que las concesiones se perpetúen, ya que no establece requisito alguno para la renovación.

Se enfatizó, además que la Constitución no exige que al término de una concesión necesariamente deba desplazarse a su titular, sino que éste debe sujetarse a la evaluación de desempeño y a las nuevas condiciones que imponga la autoridad.

En tal sentido, expresamente se sostuvo que el refrendo por sí mismo no es violatorio de la Constitución, como tampoco la licitación es el único medio para prorrogar o refrendar las concesiones, lo inconstitucional para la mayoría de los ministros consistió en el denominado refrendo automático.

Ahora bien, a partir de las discusiones en el Pleno de la SCJN y de la sentencia de la Acción de referencia, se derivan los siguientes requisitos que deberá cumplir el proceso de renovación de las concesiones de radiodifusión para ser constitucional:

1.   La erradicación de la figura de refrendo automático, a través de que la Secretaría tenga la facultad de imponer nuevas condiciones y de evaluar el desempeño del concesionario para la procedencia de la renovación.

2.   Que el Estado tenga la posibilidad de recibir una contraprestación por la renovación, acorde al bien concesionado.

3.   Que el proceso de renovación de las concesiones en materia de radiodifusión sea acorde al de telecomunicación.

En efecto, del análisis de la sentencia de la Acción 26/2006 y de las versiones estenográficas de las que derivó la misma, es posible afirmar que el proceso de renovación de las concesiones debe sujetarse al escrutinio de la Secretaria. En tales términos, si el refrendo es sometido a nuevas condiciones y la evaluación del debido cumplimiento de las anteriores, el refrendo pierde su carácter de automático, dado que depende de la satisfacción de los diversos requisitos impuestos por la Secretaría.

Asimismo, para que el precepto hubiera sido considerado constitucional era necesario que se estableciera claramente la facultad del Estado para recibir una contraprestación por el refrendo otorgado, ya que de otro modo, representaría un menoscabo para el Estado.

Por tanto, para sostener la constitucionalidad del precepto es indispensable que el concesionario a quien se le da el refrendo pague una contraprestación al Estado por el uso subsecuente del bien cuya concesión se prolonga.

Finalmente, al analizar el contenido de la sentencia dictada por la SCJN al resolver la acción de inconstitucionalidad 26/2006, se evidencia que una de sus consideraciones fundamentales radicó en que no existen razones para diferenciar las normas que regulan los servicios de telecomunicaciones y de radiodifusión, sino que -idealmente- la regulación debiera ser uniforme en ambos casos. Incluso, en la sentencia de mérito textualmente se señala:

"... en ambos casos (telecomunicaciones y radiodifusión) se persigue una función de interés social, pues los servicios de radio y televisión que se prestan en uno y otro sector sólo se diferencian en que los de radiodifusión son recibidos en forma gratuita y directa por la población, mientras que la radio y televisión regulada por la Ley Federal de Telecomunicaciones es restringida y se cobra a los usuarios, además de comprender otros servicios como es telefonía, internet, etcétera y, por otro lado, que la convergencia tecnológica justamente exige igualar y no diferenciar el trato dado a los distintos concesionarios..." entiéndase a los concesionarios de telecomunicaciones y de radiodifusión.

En dichos términos, es preciso que ambas regulaciones, en materia del proceso de renovación de las concesiones, no contengan diferencias injustificadas.

b)   Duración de la concesión

Ahora bien, respecto a la duración de las concesiones la SCJN determinó en la Acción de referencia que el establecimiento de un plazo fijo de 20 años impide que la autoridad mantenga el dominio de las vías de comunicación. Se sostuvo que para la determinación del plazo de la concesión deberá seguirse el principio de razonabilidad, esto es, realizar ejercicios de ponderación entre los bienes y prerrogativas del Estado y la posibilidad de los particulares en el acceso a éste, así como la no limitación a derechos fundamentales de otros en el acceso y la posibilidad de valorar con razonabilidad el ejercicio y cumplimiento de las disposiciones en este uso, en razón de su utilización social.

Así, se consideró que la duración de las concesiones debe estar correlacionada entre el aprovechamiento y la utilización del bien del dominio público de que se trata, con la inversión que efectúa el concesionario, para que de esta forma por un lado se otorgue seguridad jurídica al concesionario, y por el otro el Estado no pierda injerencia en la administración, en el control, en la rectoría del bien. Situación que en el caso de un plazo fijo no se actualiza, y por ende resulta inconstitucional.

También se señaló que el establecer un plazo fijo de 20 años genera un trato desigual entre los concesionarios de radiodifusión y los de telecomunicaciones, ya que a estos últimos se les otorgan concesiones hasta por veinte años. Además de que da un trato desigual a los propios concesionarios de radiodifusión, al no permitir que la autoridad determine plazos distintos, con base en la inversión realizada por cada concesionario.

De lo anterior se desprende que, para que el plazo de las concesiones de radiodifusión resulte constitucional, es necesario que se satisfagan los siguientes requisitos:

1.    Que se establezca un plazo máximo no fijo, que permita a la autoridad la determinación de plazos menores.

2.    Que dicho plazo sea congruente con la duración de las concesiones establecida en la LFT, a fin de no generar diferencias injustificadas entre los concesionarios de radiodifusión y telecomunicación.

Así, a partir de la precisión de los efectos de la sentencia de la Acción de Inconstitucional 26/2006 y de los criterios de constitucionalidad que se derivan de ella, en la presente Iniciativa se plantea atender puntualmente a los mismos, a fin de instaurar una figura que permita la renovación de las concesiones, pero que atienda a los requisitos de constitucionalidad impuestos por la SCJN.

5.         Descripción de la iniciativa.

A partir de los elementos de constitucionalidad que debe cumplir el proceso de renovación de concesiones en materia de radiodifusión, arriba señalados, sometemos a la consideración de la Soberanía del Congreso Mexicano una iniciativa de reforma al artículo 16 de la Ley Federal de Radio y Televisión, con el firme propósito de recuperar la rectoría del Estado en dicha materia y generar certeza a la actividad de los radiodifusores y a la actuación de la autoridad.

En la redacción que planteamos, se integran los siguientes elementos que atienden a cada uno de los criterios de constitucionalidad señalados por la SCJN:

5.1       Se opta por la figura de prórroga en lugar de refrendo, para instaurar un ordenamiento acorde a la LFT.

5.2       Para determinar el otorgamiento de la prórroga que, en su caso, proceda, la autoridad deberá verificar el cumplimiento de las obligaciones establecidas a cargo del concesionario, tanto en el título de concesión, como en las demás leyes aplicables.

5.3       El otorgamiento de la prórroga debe significar, también, una oportunidad para que el poder público incorpore nuevas condiciones u obligaciones a cargo del concesionario, en atención a las necesidades del desarrollo tecnológico y, en general, del interés público.

5.4       El plazo de las concesiones y prórrogas no puede ser fijo, sino que es necesario establecer uno máximo, de forma tal que la autoridad, basada en el principio de rectoría del Estado y atendiendo a lo que más convenga al interés público, fije el término pertinente.

En el caso concreto, optamos por un término máximo de 20 años, en congruencia con lo indicado por la Ley Federal de Telecomunicaciones, ordenamiento que fue señalado por la SCJN como referente.

5.5       De acuerdo con lo observado en el marco jurídico nacional, es aconsejable fijar un término preciso para que el concesionario solicite la prórroga y, asimismo, para que la autoridad dé la respuesta que corresponda. Ambas situaciones se contemplan en el presente proyecto.

5.6       Se especifica que el Estado tendrá derecho a recibir una contraprestación económica acorde al bien concesionado, y atendiendo a los demás pagos que ya realizan los concesionarios a fin de que sea proporcional a la naturaleza de la concesión.

5.7       Finalmente, se señala la consecuencia normativa para el caso en que no sea procedente la prórroga o que el concesionario no ejercite su derecho de prórroga, consistente en que la nueva concesión será asignada mediante licitación pública, en términos de las normas legales y reglamentarias correspondientes.

Se opta por la figura de prórroga para no generar diferencias injustificadas entre la materia de radiodifusión y la de telecomunicaciones. En tal sentido, la Ley Federal de Telecomunicaciones contempla la institución jurídica de la prórroga en el numeral 19, que a letra señala: "Las concesiones sobre bandas de frecuencias se otorgarán por un plazo hasta de 20 años y podrán ser prorrogadas hasta por plazos iguales a los originalmente establecidos, a juicio de la Secretaría."

Además, el refrendo y la prórroga comparten la misma naturaleza, pues "El verbo prorrogar indica dilatar, continuar o extender una cosa por tiempo determinado, por tanto, la prórroga significa dar plazo para que una cosa continúe." 

En esta virtud, es plenamente congruente que se adopte la figura de prórroga de concesiones prevista en la Ley Federal de Telecomunicaciones, a fin de que el proceso de prórroga de las mismas sea idéntico al que se aplique tratándose de concesiones de radiodifusión, elemento que la Suprema Corte de Justicia de la Nación consideró como un requisito necesario para la constitucionalidad del refrendo o prorroga de las concesiones.

En segundo término, al facultar a la Secretaría para verificar el cumplimiento de las obligaciones establecidas a cargo del concesionario, tanto en el título de concesión, como en las demás leyes aplicables, se cumplimenta con el requisito de evaluación del desempeño del concesionario. Elemento que la SCJN consideró como indispensable para que la prórroga de las concesiones fuera acorde al marco constitucional. En el mismo sentido, al autorizar al poder público a imponer nuevas condiciones al concesionario, se elimina la posibilidad de que la prórroga se dé de manera automática.

De manera adicional y acorde a la LFT y demás ordenamientos, se establece que en la última quinta parte del plazo de la concesión o prórroga de ésta, se deberá solicitar la prórroga de la concesión a fin de dar un periodo razonable a la autoridad para resolver sobre la procedencia de la misma.

Por tanto, a partir de la presente reforma al artículo 16 de la LFRT la prórroga de concesiones de bandas de frecuencia del espectro radioeléctrico para prestar servicios de radiodifusión sólo podrá operar -y así ha venido operando en tratándose de los servicios de telecomunicaciones- cuando:

a)   El concesionario hubiere cumplido con las condiciones previstas en la concesión que se pretenda prorrogar y con las obligaciones específicas para la radiodifusión contenidas en las demás disposiciones legales aplicables;

b)   Acepte las nuevas condiciones que establezca la propia Secretaría, de acuerdo a lo dispuesto por la propia Ley y otras disposiciones aplicables; y

c)   Lo solicite antes de que inicie la última quinta parte del plazo de la concesión o prórroga de ésta.

Se aprecia, entonces, que el proceso de prórroga que se propone no es un mecanismo de realización automática, pues está sujeto al previo cumplimiento de los requisitos legales aplicables, y es además congruente con el procedimiento establecido en la LFT.

Ahora bien, respecto al plazo de las concesiones, a efecto de reiterar la aplicación de los principios de rectoría del Estado sobre el espectro radioeléctrico y de certidumbre y seguridad jurídica, es menester precisar en el texto legal, que las prórrogas de concesión tendrán una vigencia que no podrá exceder del mismo plazo de 20 años que actualmente se contempla como regla general de vigencia de concesiones para la prestación de servicios de telecomunicaciones y -por aplicación supletoria, ante la declaración de invalidez de la primera parte del artículo 16 de la Ley Federal de Radio y Televisión- también de los servicios de radiodifusión.

A pesar de que no existe problema alguno en la aplicación supletoria de esta regla, atendiendo a una correcta técnica legislativa, el señalamiento del plazo de referencia debe estar contenido en la propia Ley Federal de Radio y Televisión, estableciendo un plazo uniforme tanto para concesiones de telecomunicaciones como de radiodifusión; por ello se plantea que la vigencia de las concesiones de radiodifusión -o sus prórrogas- sea de hasta 20 años, como actualmente se prevé en el artículo 19 de la Ley Federal de Telecomunicaciones.

Tal plazo máximo resulta acorde a los criterios de constitucionalidad que satisfacen la rectoría del Estado, dejando la posibilidad de que la autoridad otorgue la concesión por plazos menores, en congruencia con la inversión realizada, y demás situaciones que debe considerar la autoridad al momento del otorgamiento de la concesión o de su prórroga.

Asimismo, es de suma relevancia destacar que la presente iniciativa abona en el reconocimiento y prevalencia del principio de rectoría económica del Estado, que fue acuciosamente analizado en la sentencia de la SCJN y respecto del cual, ésta se pronunció en el sentido de que se trata de la facultad de planear, conducir, coordinar y orientar la actividad económica nacional, así como de regulación y fomento de las actividades que demanda el interés general en el marco de libertades que otorga la Constitución, con la obligación estatal de apoyar e impulsar, bajo criterios de seguridad social y productividad, a los sectores social y privado de la economía, sujetándolos a las modalidades que dicte el interés público, así como al uso, en beneficio general, de los recursos productivos.

Por su parte -de acuerdo con la interpretación de nuestro Máximo Tribunal- el artículo 134 constitucional protege como valor fundamental el manejo de los recursos económicos de la Federación, dentro del que se comprenden las enajenaciones de todo tipo de bienes, las que deben realizarse bajo los principios de eficiencia, eficacia y honradez. En esta tesitura, al ser el espectro radioeléctrico un bien del dominio de la Nación que se otorga en concesión, debe considerarse como un recurso económico -en su amplia acepción- y, por ello, a cambio de su uso, aprovechamiento o explotación, el concesionario debe cubrir al Estado el monto de la contraprestación económica que éste determine.

Es bajo el cumplimiento de este principio que la presente iniciativa propone como condición obligatoria para efectos de prórroga de la concesión, que el solicitante realice el pago de una contraprestación de carácter pecuniario, toda vez que la utilización que realice del espectro radioeléctrico habrá de generarle ganancias y, en atención al mandato constitucional del artículo 134, es plenamente apegado a Derecho que el Estado reciba la mencionada contraprestación. 

Adicionalmente, es de suma importancia destacar que ninguno de titulares de concesiones de los bienes del dominio directo de la Nación a que nos hemos referido con anterioridad, al analizar la figura de la prórroga de concesiones a la luz de la legislación que regula el uso, aprovechamiento y explotación de esos bienes, se encuentra sujeto a pago en especie alguno, con motivo de su utilización.

Sin embargo, en el caso del uso, aprovechamiento y explotación del espectro radioeléctrico para la prestación del servicio de radiodifusión, se debe cumplir con el pago en especie del denominado tiempo de Estado, previsto en el artículo 59 de la Ley Federal de Radio y Televisión, que a la letra dispone:

"Artículo 59.- Las estaciones de radio y televisión deberán efectuar transmisiones gratuitas diarias, con duración hasta de 30 minutos continuos o discontinuos, dedicados a difundir temas educativos, culturales y de orientación social. El Ejecutivo Federal señalará la dependencia que deba proporcionar el material para el uso de dicho tiempo y las emisiones serán coordinadas por el Consejo Nacional de Radio y Televisión."

Además, los concesionarios de estaciones de radio y televisión se encuentran obligados al pago en especie del Impuesto sobre servicios expresamente declarados de interés público por ley, en los que intervengan empresas concesionarias de bienes del dominio directo de la Nación, que tuvo su origen en la Ley que establece, reforma y adiciona las disposiciones relativas a diversos impuestos, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 31 de diciembre de 1969 y en vigor a partir del día siguiente.

El impuesto de referencia, actualmente sigue considerándose dentro de los conceptos a que se refiere la Ley de Ingresos de la Federación, a partir de una estimación del valor monetario que tendrá el pago en especie de dicha contribución.

En este sentido, es de aclararse que el 10 de octubre de 2002, fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el DECRETO por el que se autoriza a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a recibir de los concesionarios de estaciones de radio y televisión el pago del impuesto que se indica, que precisamente se refiere al impuesto mencionado en el párrafo que antecede, que se conoce con el nombre de "tiempo fiscal".

Antes de la publicación del mencionado Decreto, los concesionarios de estaciones de radio y televisión ya se encontraban obligados al pago del tiempo fiscal, de conformidad con lo previsto en el Acuerdo Presidencial publicado en el Diario Oficial el 1º de julio de 1969.

Luego entonces, la previsión contenida en el inciso a) del artículo 16 de la Ley Federal de Radio y Televisión que se propone en el presente Dictamen, consistente en considerar -para efectos de determinar el monto de la contraprestación que deberá cubrirse con motivo del refrendo- los pagos en especie que, por cualquier concepto, deban realizar los concesionarios, ya sea que se encuentren previstos en las leyes, reglamentos, otras disposiciones administrativas o en los títulos de concesión respectivos, se encuentra suficientemente sustentada, dado que - en aplicación de los principios de equidad y justicia - deben considerarse las situaciones especiales de los sujetos destinatarios de la norma y, en el caso concreto, los concesionarios de radio y televisión se encuentran en un plano de desigualdad frente a otros concesionarios de bienes del dominio directo de la Nación, debido a las cargas de carácter administrativo y fiscal que deben cubrir cotidianamente como contraprestación por el uso del espectro radioeléctrico.

Tambien hay que señalar que concesionarios y permisionarios están obligados a la variante adicional señalada en el Apartado A) del artículo 41 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y artículos 49, inciso 2, y 50 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales.

A partir de estas consideraciones, debe quedar claramente establecido que el pago de la contraprestación prevista en el presente Dictamen  no puede tener efecto retroactivo alguno, en primer lugar, en aplicación del principio de irretroactividad de las leyes en perjuicio de los gobernados y, en segundo término, porque el pago de la señalada contraprestación se refiere al uso, aprovechamiento y explotación futuros que habrán de darse al espectro radioeléctrico, una vez obtenida la prórroga correspondiente.

Por último, a fin de tener un marco normativo que no deje en la indefinición ningún aspecto, se contempla la posibilidad de que la prórroga no sea solicitada, o bien que no sea procedente, lo que generará que la nueva concesión sea asignada mediante licitación pública, en términos de las normas legales y reglamentarias correspondientes.

Tal disposición concreta la constitucionalidad del precepto a reformar, en el sentido de que al preverse la hipótesis de que la prórroga no sea otorgada, se elimina contundentemente cualquier posibilidad de la renovación automática de la concesión.

Asimismo, al señalarse que la nueva concesión será asignada mediante licitación pública, se genera la opción de que terceros compitan en igualdad de circunstancias por la concesión, lo que cumplimenta los principios constitucionales de igualdad y de competencia económica.

En conclusión, la reforma que se propone aporta a la rectoría que el Estado debe conservar sobre el espacio radioeléctrico, además de generar certidumbre jurídica para los concesionarios y de abrir canales de participación a terceros en el momento en que la prórroga no sea otorgada o solicitada.

6.         Directrices que en materia de concesiones se observan en la legislación mexicana.

De manera simplemente ejemplificativa se presenta en el siguiente apartado un estudio comparado de las diversas legislaciones en materia de concesiones en el Estado mexicano. Como se verá en todas ellas, se regula la figura de refrendo o prórroga sujeta a diversas condiciones impuestas por la autoridad. Asimismo, se aprecia que en las mismas no es necesario someter el proceso de refrendo a un nuevo proceso de licitación pública.

6.1. Ley Federal de Telecomunicaciones, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 7 de junio de 1995.

En esta ley, hermana de la de radio y televisión por cuanto regula el uso del bien nacional por el que se propagan las ondas radioeléctricas, que es el espacio aéreo a que se refiere el cuarto párrafo del artículo 27 constitucional, se puede advertir que contiene las estipulaciones que permiten al Estado: a) otorgar la concesión original mediante licitación pública; 2) modular el término de las concesiones y prórrogas; 3) revisar el uso dado al bien concesionado con motivo de la prórroga; 4) incluir en la prórroga las nuevas condiciones que guiarán la prestación del servicio, y 5) conceder las prórrogas al concesionario original sin necesidad de someterlo a un nuevo proceso de licitación. Esto se aprecia en los siguientes artículos:

"Artículo 11. Se requiere concesión de la Secretaría para:

"I. Usar, aprovechar o explotar una banda de frecuencias en el territorio nacional, salvo el espectro de uso libre y el de uso oficial;

"II. Instalar, operar o explotar redes públicas de telecomunicaciones;

"...

"Artículo 14. Las concesiones sobre bandas de frecuencias del espectro para usos determinados se otorgarán mediante licitación pública. El Gobierno Federal tendrá derecho a recibir una contraprestación económica por el otorgamiento de la concesión correspondiente.

"Artículo 19. Las concesiones sobre bandas de frecuencias se otorgarán por un plazo hasta de 20 años y podrán ser prorrogadas hasta por plazos iguales a los originalmente establecidos, a juicio de la Secretaría.

"Para el otorgamiento de las prórrogas será necesario que el concesionario hubiere cumplido con las condiciones previstas en la concesión que se pretenda prorrogar; lo solicite antes de que inicie la última quinta parte del plazo de la concesión, y acepte las nuevas condiciones que establezca la propia Secretaría de acuerdo a la presente Ley y demás disposiciones aplicables. La Secretaría resolverá lo conducente en un plazo no mayor a 180 días naturales.

"Artículo 27. Las concesiones sobre redes públicas de telecomunicaciones se otorgarán por un plazo hasta de 30 años y podrán ser prorrogadas hasta por plazos iguales a los originalmente establecidos.

Para el otorgamiento de las prórrogas será necesario que el concesionario hubiere cumplido con las condiciones previstas en la concesión que se pretenda prorrogar, lo solicite antes de que inicie la última quinta parte del plazo de la concesión, y acepte las nuevas condiciones que establezca la propia Secretaría de acuerdo a la presente Ley y demás disposiciones aplicables. La Secretaría resolverá lo conducente en un plazo no mayor a 180 días naturales.

6.2. Ley Minera, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 26 de junio de 1992.

Al igual que la Ley Federal de Radio y Televisión y la Ley Federal de Telecomunicaciones, la Ley Minera trata de un bien nacional contemplado, como el espacio aéreo, en el cuarto párrafo del artículo 27 constitucional.

La Ley Minera señala: 1) la concesión inicial se otorga directamente al interesado y, por excepción, mediante concurso; 2), un término determinado a la duración de concesiones; 3) la posibilidad de constatar la actuación debida del concesionario y, 4) el otorgamiento de prórrogas, no sujetas a licitación pública, como se indica en las siguientes disposiciones:

"Artículo 10. La exploración y explotación de los minerales o sustancias a que se refiere el artículo 4, así como de las salinas formadas directamente por las aguas marinas provenientes de mares actuales, superficial o subterráneamente, de modo natural o artificial, y de las sales y subproductos de éstas, sólo podrá realizarse por personas físicas de nacionalidad mexicana, ejidos y comunidades agrarias, pueblos y comunidades indígenas a que se refiere el artículo 2o. Constitucional reconocidos como tales por las Constituciones y Leyes de las Entidades Federativas, y sociedades constituidas conforme a las leyes mexicanas, mediante concesiones mineras otorgadas por la Secretaría.

"Artículo 13. Las concesiones y las asignaciones mineras se otorgarán sobre terreno libre al primer solicitante en tiempo de un lote minero, siempre que se cumplan las condiciones y requisitos que establecen la presente Ley y su Reglamento.

"...

"En el caso de asignaciones que se cancelen o de las zonas de reservas mineras cuya desincorporación se decrete, las concesiones mineras se podrán otorgar mediante concurso, antes de que se declare la libertad de terreno.

"Artículo 13 BIS. Los concursos mediante los cuales se otorguen las concesiones a que se refiere el artículo anterior deberán garantizar las mejores condiciones económicas para el Estado, y se realizarán conforme a lo siguiente:

"Artículo 15...

"Las concesiones mineras tendrán una duración de cincuenta años, contados a partir de la fecha de su inscripción en el Registro Público de Minería y se prorrogarán por igual término si sus titulares no incurrieron en las causales de cancelación previstas en la presente Ley y lo solicitan dentro de los cinco años previos al término de su vigencia.

"En tanto se resuelven las solicitudes de prórroga de vigencia, continuarán en vigor las concesiones con respecto a las cuales se formulen.

"Artículo 19. Las concesiones mineras confieren derecho a:

...

"XII.- Obtener la prórroga en las concesiones minera por igual término de vigencia, de acuerdo con lo previsto por el artículo 15 de esta Ley, y..."

6.3. Ley de Aguas Nacionales, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 1º de diciembre de 1992.

Esta Ley trata de un bien nacional de los listados en el párrafo quinto del artículo 27 constitucional. Prevé: 1) la concesión se otorga directamente al interesado; 2) la duración de las concesiones y prórrogas es por un lapso variable; 3) la facultad de revisar la actuación conforme a la Ley y, 4) el otorgamiento de prórrogas en beneficio del concesionario original, sin sujetarlas a la realización de licitación para conferirla, del modo siguiente:

"ARTÍCULO 20. De conformidad con el carácter público del recurso hídrico, la explotación, uso o aprovechamiento de las aguas nacionales se realizará mediante concesión o asignación otorgada por el Ejecutivo Federal a través de "la Comisión" por medio de los Organismos de Cuenca, o directamente por ésta cuando así le competa, de acuerdo con las reglas y condiciones que dispone la presente Ley y sus reglamentos. Las concesiones y asignaciones se otorgarán después de considerar a las partes involucradas, y el costo económico y ambiental de las obras proyectadas.

"...

"ARTÍCULO 24. El término de la concesión o asignación para la explotación, uso o aprovechamiento de las aguas nacionales no será menor de cinco ni mayor de treinta años, de acuerdo con la prelación del uso específico del cual se trate, las prioridades de desarrollo, el beneficio social y el capital invertido o por invertir en forma comprobable en el aprovechamiento respectivo. En la duración de las concesiones y asignaciones, "la Autoridad del Agua" tomará en consideración las condiciones que guarde la fuente de suministro, la prelación de usos vigentes en la región que corresponda y las expectativas de crecimiento de dichos usos.

"Las concesiones o asignaciones en los términos del Artículo 22 de esta Ley, serán objeto de prórroga hasta por igual término y características del título vigente por el que se hubieren otorgado, siempre y cuando sus titulares no incurrieren en las causales de terminación previstas en la presente Ley, se cumpla con lo dispuesto en el Párrafo Segundo del Artículo 22 de esta Ley y en el presente Artículo y lo soliciten dentro de los últimos cinco años previos al término de su vigencia, al menos seis meses antes de su vencimiento.

"...

"Para decidir sobre el otorgamiento de la prórroga se considerará la recuperación total de las inversiones que haya efectuado el concesionario o asignatario, en relación con la explotación, uso o aprovechamiento de los volúmenes concesionados o asignados."

"ARTÍCULO 28. Los concesionarios tendrán los siguientes derechos:

"...

VII. Solicitar, y en su caso, obtener prórroga de los títulos que les hubiesen sido expedidos, hasta por igual término de vigencia por el que se hubieran emitido y bajo las condiciones del título vigente, de acuerdo con lo previsto en el Artículo 24 de la presente Ley, y

"..."

6.4. Ley de Pesca, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 25 de junio de 1922.

Similarmente, esta Ley dispone: 1) el otorgamiento de concesión directamente al interesado; 2) concesiones y prórrogas en término variable, y 3) posibilidad de prórrogas al titular original sin mediar licitación pública, al tenor de lo siguiente:

"ARTICULO 4o. Para realizar las actividades de captura, extracción y cultivo de los recursos que regula la presente Ley, se requiere de concesión, permiso o autorización según corresponda, excepto para la pesca de consumo doméstico que efectúen los residentes en las riberas y en las costas; la pesca deportivo-recreativa que se realice desde tierra y la acuacultura que se lleve a cabo en depósitos de agua que no sean de jurisdicción federal.

"ARTICULO 6o. Las concesiones a que se refiere esta Ley, tendrán una duración mínima de cinco años y máxima de veinte; en el caso de acuacultura, éstas podrán ser hasta por cincuenta años. Al término del plazo otorgado, las concesiones podrán ser prorrogadas hasta por plazos equivalentes a los concedidos originalmente.

"..."

6.5. Ley de Puertos, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 19 de julio de 1993.

Esta ley versa sobre el uso de bienes del dominio público de la Federación, a cuyo respecto se destaca: 1) la concesión original se otorga mediante concurso público; 2) la duración es variable, con un límite máximo; 3) el poder público puede imponer nuevas condiciones con motivo de la prórroga y, 4) la prórroga al concesionario primero no requiere un nuevo concurso, según se observa a continuación:

"ARTICULO 20.- Para la explotación, uso y aprovechamiento de bienes del dominio público en los puertos, terminales y marinas, así como para la construcción de obras en los mismos y para la prestación de servicios portuarios, solo se requerirá de concesión o permiso que otorgue la Secretaria conforme a lo siguiente:

"...

"ARTICULO 23.- La Secretaría podrá otorgar las concesiones hasta por un plazo de 50 años, tomando en cuenta las características de los proyectos y los montos de inversión. Las concesiones podrán ser prorrogadas hasta por un plazo igual al señalado originalmente. Para tales efectos, el concesionario deberá presentar la solicitud correspondiente durante la última quinta parte del periodo original de vigencia y a más tardar un año antes de su conclusión. La Secretaría fijará los requisitos que deberán cumplirse.

"La Secretaría contestará en definitiva las solicitudes de prórroga a que se refiere el párrafo anterior, dentro de un plazo de 120 días naturales contados a partir de la fecha de presentación de la misma".

"ARTICULO 24.- Las concesiones a que se refiere este capítulo se otorgarán mediante concurso público, conforme a lo siguiente:

"..."

6.6. Ley de Aeropuertos, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 22 de diciembre de 1995.

En esta Ley se tiene: 1) el otorgamiento de la concesión original se hace mediante licitación pública; 2) el plazo de la concesión es variable, con un máximo 3) la prórroga requiere la previa verificación del cumplimiento de las obligaciones contenidas en el título y la aceptación de las nuevas condiciones, y 4) la prórroga al concesionario inicial es directa, sin nueva licitación, como se aprecia:

"ARTICULO 11.- Las concesiones a que se refiere esta sección se otorgarán mediante licitación pública, conforme a lo siguiente:

"...

"ARTICULO 15.- Las concesiones se otorgarán hasta por un plazo de cincuenta años, y podrán ser prorrogadas, en una o varias ocasiones hasta por un plazo que no exceda de cincuenta años adicionales, siempre que el concesionario hubiere cumplido con las condiciones previstas en el título respectivo y lo solicite antes de que den inicio los últimos cinco años de la vigencia de la concesión, y acepte las nuevas condiciones que establezca la Secretaría."

6.7. Ley Reglamentaria del Servicio Ferroviario, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 12 de mayo de 1995.

La regulación en la materia posee las siguientes características: 1) la concesión original se otorga mediante licitación pública; 2) la concesión original tiene un plazo variable y las prórrogas también, pero éstas en conjunto no pueden exceder de 50 años; 3) para dar la prórroga es menester revisar la actuación del concesionario y que acepte las nuevas condiciones, y 4) la prórroga no se da por medio de la licitación, sino de forma directa, como resulta de las siguientes normas:

"Artículo 7.- Se requiere de concesión para:

"I. Construir, operar y explotar vías férreas, que sean vía general de comunicación.  Los concesionarios podrán contratar con terceros, la construcción, la conservación y el mantenimiento de las vías férreas, pero, en todo momento, el concesionario será el único responsable ante el Gobierno Federal por las obligaciones establecidas a su cargo en la respectiva concesión, y

"II. Prestar el servicio público de transporte ferroviario.

"...

"Artículo 9.- Las concesiones a que se refiere este capítulo se otorgarán mediante licitación pública, conforme a lo siguiente:

"...

"Artículo 11.- Las concesiones se otorgarán hasta por un plazo de 50 años, y podrán ser prorrogadas, en varias ocasiones, hasta por un plazo que en total no exceda de 50 años, siempre que el concesionario:

"I. Hubiera cumplido con las condiciones previstas en la concesión que se pretenda prorrogar;

"II. Lo solicite antes de que inicie la última décima parte del plazo de la concesión;

"III. Acepte las nuevas condiciones que establezca la Secretaría, y

"IV. Hubiera realizado el mejoramiento de las instalaciones y la calidad de los servicios prestados durante la vigencia de la concesión, de acuerdo con las verificaciones sistemáticas practicadas conforme a los indicadores de eficiencia y seguridad que se determinen en los reglamentos respectivos y demás disposiciones aplicables".

6.8. Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 22 de diciembre de 1993.

Se destacan estos rasgos distintivos de la legislación: 1) la concesión primera se da mediante concurso público; 2) la concesión y prórroga tienen duración variable; 3) la prórroga requiere revisar el cumplimiento de las obligaciones, y 4) la prórroga beneficia al concesionario original sin mediar nueva licitación, en los términos que se muestran:

"Artículo 6º.- Se requiere de concesión para construir, operar, explotar, conservar y mantener los caminos y puentes federales.

"Las concesiones se otorgarán a mexicanos o sociedades constituidas conforme a las leyes mexicanas, en los términos que establezcan esta ley y los reglamentos respectivos.  Las concesiones se otorgarán hasta por un plazo de 30 años, y podrán ser prorrogadas hasta por un plazo equivalente al señalado originalmente, siempre que el concesionario hubiere cumplido con las condiciones impuestas y lo solicite durante la última quinta parte de su vigencia y a más tardar un año antes de su conclusión.

"La Secretaría contestará en definitiva las solicitudes de prórroga a que se refiere el párrafo anterior, dentro de un plazo de 60 días naturales contado a partir de la fecha de presentación de la misma debidamente requisitaza y establecerá las nuevas condiciones de la concesión, para lo cual deberá tomar en cuenta la inversión, los costos futuros de ampliación y mejoramiento y las demás proyecciones financieras y operativas que considere la rentabilidad de la concesión.

"Artículo 7º.- Las concesiones a que se refiere este capítulo se otorgaran mediante concurso público, conforme a lo siguiente:

"..."

6.9. Ley General de Bienes Nacionales, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 20 de mayo de 2004.

En esta Ley, cuyo propósito ciertamente difiere de las anteriores, hay, sin embargo, elementos relevantes, que es pertinente resaltar: 1) el plazo de la concesión y prórrogas es variable, nunca mayor de 50 años; 2) para otorgar la prórroga se verifica, entre otros, el cumplimiento de las obligaciones a cargo del concesionario, y 3) el concesionario original tiene preferencia para recibir la prórroga sobre cualquier tercero, como se muestra:

"ARTICULO 73.- Las concesiones sobre inmuebles federales, salvo excepciones previstas en otras leyes, podrán otorgarse por un plazo de hasta cincuenta años, el cual podrá ser prorrogado una o varias veces sin exceder el citado plazo, a juicio de la dependencia concesionante, atendiendo tanto para su otorgamiento como para sus prórrogas, a lo siguiente:

"I.- El monto de la inversión que el concesionario pretenda aplicar;

"II.- El plazo de amortización de la inversión realizada;

"III.- El beneficio social y económico que signifique para la región o localidad;

"IV.- La necesidad de la actividad o del servicio que se preste;

"V.- El cumplimiento por parte de concesionario de las obligaciones a su cargo y de lo dispuesto por las leyes específicas mediante las cuales se otorgó la concesión;

"VI.- El valor que al término del plazo de la concesión, tengan las obras e instalaciones realizadas al inmueble por el concesionario, y

"VII.- El monto de la reinversión que se haga para el mejoramiento de las instalaciones o del servicio prestado.

"El titular de una concesión gozará de un término equivalente al diez por ciento del plazo de la concesión, previo al vencimiento del mismo, para solicitar la prórroga correspondiente, respecto de la cual tendrá preferencia sobre cualquier solicitante. Al término del plazo de la concesión, o de la última prórroga en su caso, las obras e instalaciones adheridas de manera permanente al inmueble concesionado pasarán al dominio de la Federación.

Con base en lo anteriormente expuesto, se somete a la consideración del Pleno de ésta H. Cámara de Senadores, el siguiente:

PROYECTO DE DECRETO QUE REFORMA LA LEY FEDERAL DE RADIO Y TELEVISIÓN.

ARTÍCULO ÚNICO.- Se reforma el artículo 16 de la Ley Federal de Radio y Televisión, para quedar como sigue:

Artículo 16. Las concesiones se otorgarán por un plazo de hasta 20 años y podrán ser prorrogadas, en una o más ocasiones, por plazos de hasta la misma duración.

Para la procedencia de la prórroga, la Secretaría por conducto de la Comisión, verificará que el concesionario satisfaga los siguientes requisitos:

I.          Que haya cumplido con las condiciones previstas en la concesión y las obligaciones específicas para la radiodifusión contenidas en las demás disposiciones legales aplicables;

II.         Que acepte las nuevas condiciones que establezca la Secretaría, de acuerdo a la presente Ley y demás disposiciones conducentes; y

III.       Que lo solicite antes de que inicie la última quinta parte del término de la concesión o prórroga de ésta.

Entre las condiciones a que se refiere la fracción II, se establecerá el pago de una contraprestación económica por el uso, aprovechamiento y explotación de las respectivas bandas de frecuencias del espectro radioeléctrico. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público determinará el monto de la contraprestación económica a propuesta de la Comisión, para lo cual:

a) Compensará los pagos en especie que, por cualquier concepto, deban realizar los concesionarios, ya sea que se encuentren previstos en las leyes, reglamentos, otras disposiciones administrativas o en los títulos de concesión respectivos; y

b) El monto de la contraprestación se determinará en forma equitativa con relación a los pagos que hubieran hecho otros concesionarios en procedimientos análogos, el ancho de banda asignado, el o los servicios materia de la concesión de que se trate, la cobertura geográfica de la frecuencia y el tipo de banda que se utilice al efecto.

La Secretaría, por conducto de la Comisión, resolverá lo conducente en un plazo no mayor a 180 días naturales, a partir de la presentación de la solicitud debidamente requisitada.

Para el caso en que no sea procedente la prórroga o que el concesionario no ejercite su derecho de prórroga, la nueva concesión será asignada mediante licitación pública, en términos de las normas legales y reglamentarias correspondientes.

TRANSITORIOS

Artículo Primero.- El presente Decreto iniciará su vigencia al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Artículo Segundo.- Las solicitudes de prórroga en trámite a la entrada en vigor del presente, se resolverán de conformidad con la nueva disposición de esta Ley, en lo conducente.

Artículo Tercero.- Se derogan todas las disposiciones que se opongan al presente.

Dado en el Salón de Sesiones de la H. Cámara de Senadores, a los dos días del mes de diciembre de 2008.

Senador Manlio Fabio Beltrones Rivera

Senador Raúl Mejía González

Senador Carlos Lozano de la Torre

Senador José Calzada Rovirosa

Senador Rogelio Rueda Sánchez

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=18911