Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Lunes 25 de septiembre de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Miércoles 13 de Junio de 2007
Gaceta: LX/1SPR-17/12730
Miércoles 13 de Junio de 2007
Gaceta: LX/1SPR-17/12730

De los Diputados José Luis Aguilera Rico, Miguel Ángel Jiménez Godinez, Mauricio Ortiz Proal y Víctor Samuel Palma César, la que contiene proyecto de decreto que reforma diversas disposiciones de la Ley de Inversión Extranjera.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE ECONOMÍA DE LA CÁMARA DE DIPUTADOS.

INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO QUE REFORMA DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY DE INVERSIÓN EXTRANJERA.

Los suscritos CC. Diputados Federales a la LX Legislatura del H. Congreso de la Unión e integrantes de diversos Grupos Parlamentarios; con fundamento en la fracción II del artículo 71 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como en los artículos 55, fracción II, y 62 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; sometemos a la consideración de esta H. Asamblea la presente iniciativa con proyecto de decreto que reforma diversas disposiciones de la Ley de Inversión Extranjera, atendiendo a la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El objeto de la presente iniciativa es reformar la legislación en materia de inversión extranjera, a efecto de establecer condiciones adecuadas para la promoción de la inversión en el sector de la telefonía fija y servicios relacionados, con la intención de beneficiar a los usuarios mediante el incremento de la competitividad en la prestación de los mismos.

Lo que se busca al permitir nuevas inversiones en estos rubros es crear un ambiente de verdadera competencia en la red fija de telefonía, logrando así incrementar los accesos a esta clase de servicios para un amplio sector de la población que se ubica en zonas marginadas.

Además, esta medida permitirá desarrollar los aspectos tecnológicos y, sobre todo, lograr que se reduzcan las tarifas de estos servicios de telecomunicaciones, mismas que en el caso de México son las más altas de los países miembros de la OCDE, no obstante que nuestro país tiene ingresos per cápita notablemente menores a otros muchos miembros.

La eliminación de la barrera a la inversión existente en el sector busca evitar la insana concentración de mercado, cuyos efectos en los últimos años han afectado al amplio público usuario de los servicios telefónicos. En este sentido, diversos actores relevantes tanto del Gobierno Federal como del sector telecomunicaciones y, concretamente, de la telefonía, han manifestado la conveniencia de que se abra este rubro a la inversión extranjera.

Estas voces incluyen al Dr. Eduardo Sojo Garza-Aldape, Secretario de Economía, quien recientemente manifestó la necesidad de revisar las restricciones en materia de inversión extranjera en aquellas actividades donde "hay pocos jugadores" como la telefonía fija. Asimismo, el Ing. Carlos Slim Helú, Presidente del Grupo Carso, conglomerado empresarial que incluye a Teléfonos de México, S.A. de C.V., señaló que "es mejor que la Ley la permita (la inversión total en telefonía fija) a que se disfrace la inversión neutra, es absurdo que se maneje de esa forma".

La propuesta que presentamos tiene una peculiaridad que consiste en el esquema de reciprocidad que se plantea. En este sentido, en atención a las manifestaciones que al respecto han hecho públicas destacados participantes de este sector, decidimos incluir una regla de reciprocidad en virtud de la cual, las inversiones foráneas en el sector solamente serán permitidas si en el país de origen de la inversión de que se trate, prevalecen condiciones también de apertura para la inversión nacional en telecomunicaciones.

Con esta medida se busca que paralelamente a los objetivos señalados con antelación - generar competitividad, incrementar los accesos al servicio de telefonía fija, impulsar el desarrollo tecnológico y reducir las tarifas - la inversión nacional encuentre espacios de reciprocidad en el concierto de las naciones.

Por otro lado, la propuesta de mérito no se limita a señalar los servicios de telefonía exclusivamente, ya que en la actualidad el acelerado desarrollo tecnológico en el área de las telecomunicaciones obliga a establecer un concepto más amplio, como el que contempla la Ley Federal de Telecomunicaciones, con la finalidad de no realizar cambios que en breve resulten obsoletos.

Para comprender mejor la necesidad de esta reforma, conviene hacer un análisis de la situación que prevalece en el sector en nuestro país, particularmente a la luz de la inversión extranjera.

Las telecomunicaciones de un país son un sector central para la operación económica y para los objetivos de bienestar social. Sus requerimientos de capital son sumamente elevados, para la incorporación permanente de nuevas tecnologías. Por ello, resulta crucial para el sector contar con acceso a los mercados de capitales para asegurar redes confiables, ubicuas y capaces de ofrecer los servicios avanzados requeridos para incrementar la competitividad del país.

No es casualidad que entre las empresas mexicanas más exitosas y que más se han beneficiado del acceso a los mercados de capitales globales destaquen particularmente las de telecomunicaciones. Ahí radica parte de la importancia de contar con acceso a los recursos que representan la inversión extranjera directa para la economía mexicana y, en particular, para el segmento de las telecomunicaciones fijas.

En este sentido, la inversión extranjera directa representa para las telecomunicaciones un elemento crucial, en términos de inversión de capital no especulativo, que se aplica a la acumulación de capital de infraestructura que permanece en el país, aún cuando el inversionista deseara retirarse del mercado.

Representa también la única forma de que nuevas empresas tengan acceso a formas de financiamiento en términos competitivos para poder realizar los altos montos de inversiones que se requieren en el sector sin poner en peligro su viabilidad durante sus primeros años de operación, en que por lo general operan sin utilidades netas.

Asimismo, son un instrumento para fomentar la aparición de nuevos competidores y nuevos servicios en beneficio del consumidor.

No obstante lo anterior, la evidencia muestra que el segmento de telefonía fija ha operado en un régimen de inversión que podemos llamar no óptima, que se ha traducido en una baja penetración de sus servicios, altos niveles tarifarios y bajo nivel de calidad de sus servicios.

En el caso de mantener el estado de las cosas el resultado sería la perpetuación y expansión de su rezago respecto a otros segmentos como el de telefonía móvil o celular, pero sobre todo, respecto a la necesidad de cobertura en el país.

Por ello, esta propuesta de permitir una mayor inversión extranjera en este sector condicionada a una resolución favorable de la Comisión Nacional de Inversiones Extranjeras, debe ser vista como un paso importante en un proceso continuo de atención de las demandas sociales y del aparato productivo en materia de telecomunicaciones.

Es claro que el crecimiento económico, el desarrollo social y la competitividad del país son asuntos demasiado importantes, pero también demasiado complejos para pensar que los marcos legales vigentes desde hace dos décadas nos permitirán aprovechar efectivamente el potencial de sector líder de las telecomunicaciones, para acceder a un estadio superior de desarrollo integral del país.

Y lo que aquí se afirma se confirma con lo acontecido en los últimos años en el sector de telefonía móvil o celular en México. En efecto, el incremento en la inversión y consecuente competencia efectiva en este rubro, ha generado un impresionante aumento en el acceso a este servicio, una mayor oferta tecnológica y la reducción de las tarifas, efectos previsibles en la telefonía fija si se remueven las barreras a la inversión que prevalecen.

La gráfica anterior muestra las diferencias en desempeño de los segmentos móvil y fijo, en donde al año 2006 el primero ya casi triplica el número de líneas fijas. Este crecimiento coincide con la llegada de la inversión foránea al segmento móvil.

En este sentido, el primer beneficio real en términos de costos, de acceso y de servicio se dio en la telefonía móvil donde se entró de lleno en un proceso que ha traído múltiples beneficios a los consumidores (ya sea individuos, familias o empresas).

Como consecuencia del mayor número de operadores, y por lo tanto la intensificación de la competencia, se observaron en el mercado tres importantes efectos de beneficio directo para una población que hasta entonces vivía como consumidor cautivo: (1) aumento en la cobertura, sobre todo entre los sectores de menores recursos y en zonas rurales; (2) disminución considerable en las tarifas de los servicios, lo que de manera indirecta aumenta el poder adquisitivo de los individuos; y, (3) un incremento en la calidad de los servicios, en la formas de pago y en las garantías de uso, entre otros factores.

En lo que toca a la inversión en el sector de las telecomunicaciones, de acuerdo a datos de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (COFETEL), en el 2006 las inversiones en el sector telecomunicaciones totalizaron 3 mil 592 millones de dólares. Con relación a 2005, las inversiones en el sector solamente crecieron 3%. Por lo que se puede concluir que la inversión en el sector de las telecomunicaciones se encuentra por debajo de su potencial debido a las restricciones actuales a la inversión.

Como se puede observar en la siguiente gráfica, la inversión total en telecomunicaciones en los últimos años ha caído drásticamente debido a varios factores, entre los cuales se encuentra las restricciones a la inversión extranjera.

Inversión Total en Telecomunicaciones 1998 - 2006

Fuente: COFETEL

Las cifras de inversión total en el sector telecomunicaciones se encuentran por debajo de la inversión que hacen actualmente los países desarrollados. En el caso de México se estima que se invierten 38 dólares per cápita en telecomunicaciones lo cual contrasta con los 138 dólares invertidos por los países desarrollados.

En el caso de nuestro país dentro del sector de las telecomunicaciones, la telefonía celular es el único segmento en el cual está permitida la inversión extranjera en un porcentaje mayor al 49% teniendo como consecuencia el crecimiento más grande, tanto en ingresos y usuarios dentro de todo el sector de las telecomunicaciones.

A manera de demostración de los beneficios que se pueden obtener al abrir un sector a la inversión extranjera, se hace la comparación entre los segmentos móvil y fijo, poniendo el énfasis en las características principales de ellos para el mismo lapso: 1993-2006.

Si bien el segmento de telefonía fija creció aproximadamente dos y media veces en trece años al pasar de 7.6 millones de usuarios en 1993, fecha en que se promulga la Ley de Inversión Extranjera, a 19.8 millones en 2006, su desempeño luce limitado en comparación con el del segmento de telefonía móvil. Este creció 150 veces en el mismo periodo, al pasar de 386,000 usuarios en 1993, a casi 56.7 millones al cierre de 2006.

El segmento móvil, a pesar de contar con cuatro operadores únicamente, enfrenta una menor concentración de mercado, ya que la principal empresa proveedora de servicios en este segmento, Telcel, cuenta con un porcentaje del total de usuarios 20% menor al observado por el del segmento fijo. En otras palabras, los competidores del segmento móvil forman una competencia más efectiva en pro de los usuarios.

Para comparar la evolución de las tarifas es importante obtenerlas en términos reales, es decir, deflactadas por la inflación. Al hacer esto, se obtiene que las tarifas del segmento fijo se redujeron en tan solo 1.74%, al pasar de $1.72 por llamada en 1997 a $1.69 en 2006; mientras que las tarifas móviles disminuyeron de $9.23 por minuto en servicio de post pago en 1997 a $1.66 en 2006, lo que representa una disminución de 82%.

Por lo anteriormente expuesto, nos permitimos poner a su atenta consideración la siguiente:

INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO QUE REFORMA DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY DE INVERSIÓN EXTRANJERA, EN LOS SIGUIENTES TÉRMINOS:

ARTÍCULO ÚNICO. Se reforman el inciso x) de la fracción III del Artículo 7 y la fracción IX del Artículo 8 de la Ley de Inversión Extranjera, para quedar como sigue:

Artículo 7...

I y II ...

III...

e) a w)...

x) Sociedades concesionarias en los términos del artículo 11 de la Ley Federal de Telecomunicaciones, salvo lo dispuesto en la fracción IX del artículo 8 del presente ordenamiento.

Artículo 8 ...

I a VIII...

IX. Sociedades concesionarias en los términos de las fracciones I y II del artículo 11 de la Ley Federal de Telecomunicaciones, siempre y cuando a juicio de la Comisión prevalezcan en el país de origen de la inversión extranjera condiciones similares de apertura para la inversión nacional en telecomunicaciones.

TRANSITORIOS

PRIMERO.- El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

SEGUNDO.- Se derogan todas las disposiciones que se opongan a lo establecido en esta Ley, en particular los diversos preceptos de las diferentes leyes administrativas en la parte que establezcan restricciones o prohibiciones a la inversión extranjera adicionales a las que prevé esta Ley.

Dado en el Palacio Legislativo de San Lázaro, el 4 de junio de 2007.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=12730&lg=61