Comisión Permanente
LXIII Legislatura, Tercer Año, Segundo Receso.
Jueves 19 de julio de 2018
Gaceta de la Comisión Permanente
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Miércoles 11 de Julio de 2018
Gaceta: LXIII/3SPR-19/82404
Miércoles 11 de Julio de 2018
Gaceta: LXIII/3SPR-19/82404

Del Dip. José Refugio Sandoval Rodríguez y Diputados del Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, con proyecto de decreto que adiciona una fracción XXX al artículo 132 de la Ley Federal del Trabajo.

SE TURNó A LA COMISIóN DE TRABAJO Y PREVISIóN SOCIAL DE LA CáMARA DE DIPUTADOS.

Dip. José Refugio
Sandoval Rodríguez

SEN. ERNESTO CORDERO ARROYO
PRESIDENTE DE LA MESA DIRECTIVA
DE LA COMISIÓN PERMANENTE
DEL H. CONGRESO DE LA UNIÓN
LXIII LEGISLATURA
P R E S E N T E

Quienes suscriben, Dip. José Refugio Sandoval Rodríguez y Diputados Federales del Partido Verde Ecologista de México, en la LXIII Legislatura del Honorable Congreso de la Unión, con fundamento en el artículo 71, fracción II, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como en los artículos 6, numeral 1, fracción I, 77, numeral 1, y 78 del Reglamento de la Cámara de Diputados, sometemos a la consideración de esta soberanía, la presente INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE ADICIONA UNA FRACCIÓN XXX AL ARTÍCULO 132 DE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Uno de los objetivos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es lograr que en el 2020 todos los países obtengan el suministro de sangre de donantes voluntarios no remunerados. En la actualidad, sólo hay 62 países en el mundo donde el suministro nacional de sangre procede casi en su totalidad de donaciones voluntarias no remuneradas, mientras que otras 40 naciones siguen dependiendo de donaciones procedentes de familiares o incluso de donantes remunerados.

La sangre constituye alrededor del 7% del peso corporal, es decir, aproximadamente el volumen total de sangre en un adulto es de 5 litros.

La donación de sangre, ya sea completa o de alguno de sus componentes, es un tema sanitario relevante para un país que busca preservar la vida y salvaguardar la salud de sus ciudadanos. La sangre donada se utiliza en pacientes sometidos a grandes cirugías, traumatismos, sangrados gastrointestinales, en el parto, en el tratamiento de la leucemia, en trasplantes, en quimioterapia o en el tratamiento contra el cáncer, siendo éstos sólo algunos de los múltiples ejemplos de potenciales receptores de sangre que podrían mejorar su calidad de vida gracias a la donación de sangre.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) define a un donador altruista como: “una persona que proporciona su sangre o componentes sanguíneos para uso terapéutico de quien lo requiera, sin la intención de beneficiar a alguien en particular; sin esperar retribución a cambio y sin una solicitud específica por parte del personal de salud, familiares o amigos del paciente”.

A nivel internacional anualmente se extraen poco más de 100 millones de unidades de sangre al año, pero la mitad de éstas se extraen en los países de altos ingresos. En el caso de países de bajos ingresos resulta necesaria una mayor cantidad de donantes, ya que los principales receptores son los niños menores de 5 años con padecimientos como la anemia grave. En países con altos ingresos la tasa de donantes voluntarios es de 36.8 por cada mil habitantes, mientras que en los países de ingresos medios, entre los que se encuentra México, la tasa de donantes es de 11.7 por cada mil habitantes; por su parte, en los países de bajos ingresos la tasa es de 3.9 por cada mil habitantes.

En el caso particular de nuestro país, se donan diariamente cinco mil unidades de sangre, sin embargo, la mayoría se obtiene por reposición y solo el 2.7% proviene de donaciones altruistas. Este porcentaje está muy por debajo de los estándares internacionales, lo cual resulta alarmante.

Existe una necesidad constante de donadores voluntarios, ya que la sangre solamente puede ser almacenada por un período de tiempo limitado y después debe ser descartada. Un ejemplo de lo anterior son los glóbulos rojos, uno de los componentes de la sangre, los cuales tienen una caducidad de 42 días. Por ello, para garantizar la disponibilidad de sangre en cualquier momento, inclusive en el caso de una epidemia o desastre natural, es necesaria la donación constante, voluntaria y altruista por parte de personas sanas que reúnan los requisitos para ello.

En este sentido, es evidente que se requiere generar las condiciones necesarias para que aumente el número de donantes voluntarios de sangre. La OMS recomienda que los países cuenten con una organización eficaz y redes de suministro integradas para coordinar a nivel nacional todas las actividades relacionadas con la extracción, verificación, tratamiento, almacenamiento y distribución de sangre. El sistema nacional de transfusiones debería estar regido por políticas y marcos legislativos nacionales relativos a la transfusión de sangre para promover la uniformidad de las normas y de la cualidad y la seguridad de la sangre y los productos derivados de la misma.

México cuenta con la Norma Oficial Mexicana NOM-253-SSA1-2012, para la disposición de sangre humana y sus componentes con fines terapéuticos, la cual señala en el apartado de disposiciones generales que “Toda donación de sangre o componentes sanguíneos deberá ser voluntaria, libre de coacción y no remunerada. No deberá otorgarse al donante pago alguno, ya sea en dinero en efectivo o en formas equivalentes”.

Según la Norma Oficial Mexicana la donación de sangre voluntaria se debe hacer con los siguientes intervalos:

Procedimientos de extracción

Intervalo mínimo entre extracciones

  1. Entre dos extracciones de sangre total.

Ocho semanas

  1. Entre una extracción de sangre total y una eritroaféresis de bolsa única (con o sin plasmaféresis o plaquetaféresis).

Ocho semanas

  1. Entre una donación de sangre total y una eritroaféresis de bolsa doble (con o sin plasmaféresis o plaquetaféresis).

Tres meses

  1. Entre una donación de sangre total y una plaquetaféresis o plasmaféresis sin extracción de eritrocitos.

Cuatro semanas

La donación recurrente supone una ventaja para los donadores, pues les permite monitorear su salud sanguínea y detectar a tiempo enfermedades ocultas (hepatitis B y C, VIH, sífilis, etcétera).

En este orden de ideas, es importante recalcar que además de la sangre en su totalidad, los productos sanguíneos pueden utilizarse para donaciones, así como para investigación científica diseñada para mejorar la salud de las personas. Por ejemplo, la mayoría del plasma utilizado para investigación en México es importado de otros países, debido a la falta de donadores voluntarios, por ello es importante crear conciencia entre la población respecto de los beneficios sociales que implica la donación voluntaria.

El acto de donar sangre no es complicado, únicamente es necesario cumplir con los requisitos mínimos y tener tiempo disponible para hacerlo. Entre los requerimientos se encuentran varias restricciones relacionadas al historial médico del paciente y a su estado físico, pero, sin duda, uno de los requisitos más importantes es la edad del donante, ya que debe tener entre 18 y 65 años para ser aceptado. Es importante hacer notar que la mayoría de personas que se encuentran dentro de este rango de edad son parte de la población económicamente activa, cuya edad promedio es de 39 años. Por este motivo, es imperativo encontrar la manera de fomentar la donación sin afectar las percepciones salariales de los trabajadores.

Bajo la lógica anterior, es importante otorgar facilidades laborales para que las personas que acudan a donar su sangre o algún componente de ésta tengan la seguridad de que su salario no se verá afectado. Además, atendiendo a que la donación de sangre es un acto altruista que nos beneficia a todos, no podemos permitir que el donante sea penalizado por acudir a donar. Una manera de incentivar este noble gesto es otorgar un permiso laboral para los trabajadores que acudan a realizar este acto, garantizando que se respeten sus percepciones salariales y teniendo como límite el hacer uso de este derecho solo por dos ocasiones al año.

Si analizamos el permiso que se propone otorgar, éste no representaría una pérdida significativa para el patrón, especialmente si se compara con los enormes beneficios que puede acarrear para nuestro sistema de salud.

Actualmente la infraestructura física y operativa para la donación de sangre resulta insuficiente para los fines de semana, que es cuando la mayoría de los trabajadores pueden acudir a donar. Además, se debe señalar que la demanda de sangre es constante y se requiere todos los días, pues, como ya se indicó, ésta tiene un tiempo de utilidad y después debe ser descartada. Por ello, es necesario generar un cambio en la cultura de la donación de sangre en nuestro país, transitando de un sistema de donación por reposición a un sistema de donadores voluntarios, de manera que la sangre necesaria siempre esté disponible para todos. Este objetivo se puede lograr mediante un sistema estructurado de donación voluntaria, con los incentivos adecuados para que funcione correctamente.

Como se ha mencionado, la donación voluntaria de sangre tiene el potencial de salvar miles de vidas anualmente y de contribuir con el avance de la medicina, siendo éstas las principales razones para promover la donación de sangre voluntaria y salvaguardar el derecho a la salud de las y los mexicanos, consagrado en el artículo 4° de nuestra Carta Magna.

Por otra parte, es bien sabido que después de donar sangre una persona no se encuentra al 100 por ciento de su capacidad física y por esta razón no puede realizar sus actividades laborales de manera regular, máxime si se trata de un trabajo cuya exigencia es física. La recomendación de la Cruz Roja es no realizar actividad física durante las 5 horas siguientes a la donación y debido a los mareos que causa la pérdida de sangre, es recomendable tomar medidas precautorias. Aunado a esto debemos contar el tiempo que toma trasladarse hasta una institución de salud y el tiempo requerido para llevar a cabo la donación de sangre. Por esta razón, el objetivo de esta reforma es otorgar a los trabajadores permiso con goce de sueldo por un máximo de 24 horas para acudir a donar sangre o cualquiera de sus componentes de manera voluntaria.

Un ejemplo de la existencia de este tipo de concesiones es Argentina, donde la Ley Nacional No. 22990 de Sangre establece en su artículo 47 que “todo donante tendrá justificación de inasistencia por el plazo de 24 horas incluido el día de la donación”.

México se encuentra muy lejos de cumplir con el compromiso adquirido con la declaración de Melbourne, publicada el 20 de mayo de 2014, donde la OMS establece como objetivo que para 2020 todos los países obtengan suministros de sangre voluntarios, no remunerados. Es por esto que se deben otorgar facilidades a los trabajadores para poder donar voluntariamente.

Los beneficios de la donación voluntaria son muchos y la necesidad de aumentar el número de donantes de sangre y sus componentes es insoslayable. Para alcanzar esta meta, en concordancia con el compromiso nacional e internacional adquirido por México, es necesario crear las condiciones óptimas para que los trabajadores mexicanos cuenten con un incentivo para realizar este acto de generosidad y solidaridad con la sociedad en su conjunto.

Por lo anterior, presentamos esta iniciativa que tiene por objeto proponer que los patrones tengan como obligación otorgar a los trabajadores permiso con goce de sueldo por un máximo de 24 horas para acudir a donar sangre o cualquiera de sus componentes de manera voluntaria. Debiendo el trabajador presentar el comprobante correspondiente, expedido por una institución del Sector Salud o por el banco de sangre. Sin poder exceder de dos veces por año.

En razón de lo anterior, se somete a la consideración de esta Honorable Asamblea la presente iniciativa con:

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE ADICIONA LA FRACCIÓN XXIX AL ARTÍCULO 132 DE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO

ÚNICO.- Se adiciona una fracción XXX al Artículo 132 de la Ley Federal del Trabajo, para quedar como sigue:

Artículo 132.- Son obligaciones de los patrones:

I. a XXIX. (…)

XXX.- Permitir a los trabajadores faltar por un día a su trabajo para acudir de manera voluntaria a donar sangre o cualquiera de sus componentes, siempre que den aviso con la oportunidad debida y que su ausencia no perjudique la buena marcha del establecimiento.  Para justificar su inasistencia el trabajador deberá presentar el comprobante expedido por una institución del Sector Salud o del banco de sangre correspondiente.  El trabajador solo podrá hacer uso de este derecho dos veces al año como máximo.

TRANSITORIOS

ÚNICO.- El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Dado en el Palacio Legislativo de San Lázaro a los 11 días del mes de julio de 2018.

SUSCRIBEN

DIPUTADOS FEDERALES DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PARTIDO VERDE ECOLOGISTA DE MÉXICO

DIP. JOSÉ REFUGIO SANDOVAL RODRÍGUEZ

 

DIP. JESÚS SESMA SUÁREZ
Coordinador del Grupo Parlamentario

 

DIP. ARTURO ÁLVAREZ ANGLI

 

DIP. ROSA ALICIA ÁLVAREZ PIÑONES

 

DIP. JOSÉ ANTONIO ARÉVALO GONZÁLEZ

 

DIP. ALMA LUCÍA ARZALUZ ALONSO

 

DIP. MARÍA ÁVILA SERNA

 

DIP. OMAR NOÉ BERNARDINO VARGAS

 

DIP. PALOMA CANALES SUÁREZ

 

DIP. JESÚS RICARDO CANAVATI TAFICH

 

DIP. JUAN MANUEL CELIS AGUIRRE

 

DIP. ELOISA CHAVARRIAS BARAJAS

 

DIP. LORENA CORONA VALDÉS

 

DIP. JOSÉ ALBERTO COUTTOLENC BUENTELLO

 

DIP. SHARON MARÍA TERESA CUENCA AYALA

 

DIP. ANDRÉS FERNÁNDEZ DEL VALLE LAISEQUILLA

 

DIP. EVELYNG SORAYA FLORES CARRANZA

 

DIP. JOSÉ DE JESÚS GALINDO ROSAS

 

DIP. DANIELA GARCÍA TREVIÑO

 

DIP. EDNA GONZÁLEZ EVIA

 

DIP. SOFÍA GONZÁLEZ TORRES

 

DIP. JORGE DE JESÚS GORDILLO SÁNCHEZ

 

DIP. YARET ADRIANA GUEVARA JIMÉNEZ

 

DIP. LEONARDO RAFAEL GUIRAO AGUILAR

 

DIP. JAVIER OCTAVIO HERRERA BORUNDA

 

DIP. LÍA LIMÓN GARCÍA

 

DIP. UBERLY LÓPEZ ROBLERO

 

DIP. MARIO MACHUCA SÁNCHEZ

 

DIP. CESÁREO JORGE MÁRQUEZ ALVARADO

 

DIP. VIRGILIO MENDOZA AMEZCUA

 

DIP. CÁNDIDO OCHOA ROJAS

 

DIP. SAMUEL RODRÍGUEZ TORRES

 

DIP. EMILIO ENRIQUE SALAZAR FARÍAS

 

DIP. MIGUEL ÁNGEL SEDAS CASTRO

 

DIP. FRANCISCO ALBERTO TORRES RIVAS

 

DIP. GEORGINA PAOLA VILLALPANDO BARRIOS

 

DIP. CLAUDIA VILLANUEVA HUERTA

 

DIP. ENRIQUE ZAMORA MORLET

 
http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=cp&mn=4&id=82404