Búsqueda



DISCURSOS

  • Palabras Reconocimiento “Elvia Carrillo Puerto” 2016
    Sen. Diva Hadamira Gastélum Bajo

Muchas gracias, señor presidente.

Quiero pedirle, presidente, me autorice una nota al margen del discurso que quiero dar, exactamente en una Sesión Solemne, como esta. No me llevaré mucho tiempo.

Creo que las mujeres mexicanas el día de hoy estamos muy contentas porque eso es lo que demuestra la voluntad política de lo que vive el país en este momento.

Hoy, el Presidente Enrique Peña Nieto hizo dos anuncios muy importantes:

El primero, la incorporación realmente de las mujeres a las PyMES, porque mientras una mujer no esté empoderada económicamente, discursos y críticas sin autoridad moral van a ir venir, cuando muchas mujeres todavía no tienen esta posibilidad.

Pero más aún, yo quiero decirles a muchas mujeres que lucharon, quiero decirle a Angélica de la Peña especialmente y a Emilio Gamboa, que se convirtió en un padrino serio y responsable en un cáncer que está acabando con la vida de las mujeres, como es el cáncer de ovario epitelial.

Hoy, después de diez años, hubo un anuncio que estábamos esperando hace tiempo, que este cáncer estuviera establecido en el catálogo de gastos catastróficos como una enfermedad que acaba con la vida de las mujeres.

Gracias, Presidente Enrique Peña Nieto. Esos son resultados y eso es lo que estamos esperando las mujeres.

Las mujeres mexicanas lo que queremos es vivir en paz y sobre todo que la garantía de nuestro trabajo y de nuestra salud esté cada día más cerca de un bienestar, que es por lo que luchamos.

Muchas gracias, gracias Presidente.

Quiero agradecer especialmente a una procuradora, que yo me siento muy orgullosa que esté al frente de PGR, Arely Gómez, una mujer a la que queremos y respetamos y que sabemos que está haciendo las cosas muy bien.

Muchas gracias, Arely, por estar aquí representando al gobierno de la República.

Bárbara Botello, la Cámara de Diputados, muchas gracias diputada por su presencia.

Y quiero sintetizar la presentación de quienes nos acompañan este el día a esta Ceremonia Solemne:

Josefina Vásquez Mota, muchas gracias.

Muy querida Adriana Favela;

Eugenia, muchas gracias.

Y la presidenta del Instituto de las Mujeres, Lorena Cruz. En ellas representamos al resto de los señores que se dieron cita en esta tarde. Muchas gracias por su presencia.

El Día Internacional de las Mujeres se ha ido poco a poco avanzando en el propósito que tenemos. Debemos recordar que no es una conmemoración cuyo origen está en resaltar solamente nuestra esencia y virtudes como mujeres.

Damos discursos –unos fuera de lugar pero los damos– críticas, firmamos convenios, pero en este momento exactamente muchas mujeres están siendo violentadas y otras seguramente asesinadas.

Este día debe de servir para levantar la voz y hacer acciones afirmativas a favor de más de la mitad de la población que representamos las mujeres.

Uno de los problemas más serios que vivimos las mujeres en estos últimos tiempos es la violencia política.

Desde aquí exigimos legislar por la violencia política que muchas mujeres padecen. En este momento muchas candidatas, como la de Tabasco, está siendo discriminada solamente por su color.

Y nosotros no queremos que los obstáculos para que más mujeres estén en cargos de representación popular se sigan poniendo barreras que solamente no nos permiten llegar sino que seguimos en una sociedad que no es igualitaria.

No cabe duda que las mujeres mexicanas lo que nos proponemos lo logramos.

Historias van y vienen acerca de Rosario Marín.

Muchos no hablan de la verdadera historia de Rosario Marín. ¿Por qué se fue del Distrito Federal?

¿ Qué la llevó a irse a Estados Unidos?

¿ Por qué su familia tuvo que salir de aquí?

El señor Donald Trump debería de aprender que con murallas no separa a los y las mexicanas. No paró la muralla de Estados Unidos a Rosario Marín.

Rosario Marín es un ejemplo de cómo los y las mexicanas podemos servir en este país y fuera de él.

Su trabajo no solamente con el nacimiento de Erick, su hijo, en 1985, la llevó a luchar por las personas que tienen discapacidad.

Y lo decía Yolanda de la Torre en este momento, de repente sentimos lástima, sentimos un espíritu asistencialista, pero el verdadero espíritu que movía a Rosario tenía que ver con un sentimiento que llevaba dentro de su corazón, que era su hijo Erick. Eso hizo que cambiara la legislación en Estados Unidos.

Pero más aún: luchó por el ayuntamiento en el condado donde ella vivía y la llevó a los que ustedes saben, a ser Tesorera de los Estados Unidos de Norteamérica.

Y por cierto una tesorera transparente, señor Donald Trump, una tesorera seria y responsable, una mexicana que traspasó las fronteras y demostró cómo se administran los recursos de una nación ajena a la que ella había nacido.

Mi reconocimiento Rosario, por tu valentía, por tu inteligencia y por la capacidad que hoy más que nunca las mujeres queremos que nos sea reconocida.

Hoy estamos aquí en una Sesión Solemne por cierto.

Ésta no es una sesión de vulgaridades. Es una sesión seria y responsable, una sesión hecha para premiar a las mujeres más destacadas de este país.

Con la memoria de Elvia Carrillo Puerto, una mujer avanzada a su época, una mujer que no la detuvo la violencia en contra de ella, una mujer que hoy honramos, pero honramos con la presencia de Rosario Marín.

Quiero decirte Rosario, que este premio te está obligando a muchas cosas.

Allá en Estados Unidos hay voces que dicen que los mexicanos somos una carga para los vecinos.

Pero tú demostraste, cuando hiciste toda una política para que las remesas llegaran a este país, que no somos una carga.

Nosotros los mexicanos, hombres y mujeres, hemos construido también ese país.

Y tú eres un ejemplo de cómo tú pudiste poner lo que corresponde en este país vecino como es Estados Unidos de Norteamérica.

Te pedimos levantes la voz por el tema migratorio.

No queremos que las mujeres sigan muriendo en la línea, en el desierto, que sigan siendo utilizadas para los empleos más bajos en Estados Unidos de Norteamérica.

Que vengan por nuestras enfermeras a cuidar los enfermos en Estados Unidos y regresen sin ningún recurso.

Esta presea, Rosario Marín, debe de servir para levantar la voz de este país como es México.

Un país que se está transformando, les guste o no.

Hoy las reformas son una realidad, y la realidad tiene que ver también con las mujeres.

La democracia paritaria ha llegado y la alerta de género dejó de ser letra muerta en muchos estados de la República.

Es verdad que falta mucho por hacer, pero también es verdad que como mujeres como tú son un ejemplo a seguir.

Rosario Marín: eres una icónica, una mujer ejemplo para las mexicanas.

Buena suerte Rosario. Muchas felicidades. México te quiere.


  • Palabras Reconocimiento “Elvia Carrillo Puerto” 2015
    Sen. Diva Hadamira Gastélum Bajo

Distinguidas y distinguidos invitados:

Según Nicolson , las personas que se dedican a la diplomacia requieren tener un perfil muy especial, deben contar con las siete virtudes diplomáticas, que son: veracidad, precisión, calma, buen carácter, paciencia, modestia y lealtad.

En 1953 se reconoce el derecho al voto de las mujeres mexicanas; es hasta 1967 que se incorporan plenamente a las mujeres al Servicio Exterior Mexicano.

Durante el siglo XIX la legislación negaba a las mujeres la posibilidad de representar a México en el extranjero. Cuando fue permitido; sólo fue para cargos como intérpretes, escribientes y traductoras.

La primera mujer a la que se le asignó un alto rango en el servicio diplomático fue a la profesora Palma Guillén de Nicolau. La primera mujer nombrada embajadora de México, fue la maestra Amalia Caballero de Castillo Ledón, embajadora en Suiza.

Dentro de estas mujeres que han hecho brecha, se encuentra nuestra galardonada.

La primera mujer Embajadora Eminente

La Embajadora Carmen Moreno Toscano

Carmen es egresada de la Licenciatura de Relaciones Internacional del Colegio de México.

Fue embajadora de México en Costa Rica y Guatemala. Representante permanente de México ante la OEA.

Subsecretaria de Relaciones Exteriores para Naciones Unidas, África y Medio Oriente.

En el año 2003, fue nombrada Directora del Instituto Internacional de Investigaciones y Capacitación de las Naciones Unidas para la Promoción de la Mujer, en donde logró consolidar y financiar un programa de investigación aplicada, gestión de conocimiento y capacitación en áreas clave para la igualdad de género y los derechos de las mujeres como migración y desarrollo, participación en la política, paz y seguridad.

En el 2009, fue nombrada Secretaria Ejecutiva de la CIM de la OEA, con sede en Washington, D.C., cargo que ocupa hasta el día de hoy.
Por ello reconocemos la gran trayectoria de Carmen Moreno Toscano. Hay que subrayar que a través de los años ha sido galardonada en distintos países; por ejemplo, el ex Presidente de Costa Rica, Rafael Ángel Calderón Fournier le otorgó la Orden de Juan Mora Fernández, en grado de Cruz de Plata en 1994.

En Guatemala; Alfonso Portillo le otorgó la orden del Quetzal en grado de Gran Cruz de Guatemala.

El Presidente François Holland le otorgó en 2013, la Orden de la Legión de Honor en grado de Caballero por su labor en defensa de los derechos de las mujeres.

Esto es testimonio de que nuestra querida Carmen es una mujer emblemática por haber alcanzado el título de embajadora eminente, por haber sido nuestra representante en las Naciones Unidas, o actualmente en la OEA. Lo es, porque además de adquirir el compromiso de representar a su país en el extranjero, adquirió también el compromiso de la lucha por los derechos humanos de las mujeres.

Carmen es nuestra aliada valiosa porque ha contribuido a visibilizar la problemática y los retos a los que nos seguimos enfrentando las mujeres en todos los ámbitos de la vida pública y privada desde la esfera internacional.

Ella misma es ejemplo de lucha, inteligencia y tenacidad. Es ejemplo de que las mujeres podemos llegar muy alto, demostrando la misma capacidad intelectual. Sólo es necesario la igualdad de oportunidades para poder demostrarlo.

Carmen,

Es un gran orgullo para el Senado de la República el otorgarte el Reconocimiento “Elvia Carrillo Puerto” en esta, su segunda edición. Máximo reconocimiento que se da a las mujeres en el Senado de la República.

Deja te comento que incluso, el haber instituido este Reconocimiento, también es todo un logro para nosotras.

Estamos muy contentas de tenerte hoy en nuestra casa, conmemorando el Día Internacional de la Mujer. Que mejor manera de hacerlo que reconociendo a una mujer de tu talla y trayectoria.

Bien decía Octavio Paz que la libertad no necesita alas, lo que necesita es echar raíces. Y eso… eso, es lo que tú has hecho a lo largo de tu carrera en beneficio de las mujeres.

¡Felicidades, Carmen Moreno Toscano!


  • Palabras Reconocimiento “Elvia Carrillo Puerto” 2014
    Sen. Diva Hadamira Gastélum Bajo

La lucha nuestras mujeres por ser reconocidas como ciudadanas y además, para que los derechos civiles, políticos, culturales, sociales y económicos fuesen reconocidos, ha sido constante y trascendente.

Las mujeres, tenemos siglos demandando igualdad de oportunidades y enfrentando las mismas responsabilidades que los varones. Sin embargo, sólo hace unos pocos meses logramos una de las batallas más importantes: incluir la paridad en nuestra Carta Magna.

Se trata de un logro de cada una de las mexicanas que día tras día son tenaces, fuertes, inteligentes y que están comprometidas con nuestra democracia. Mujeres que han escalado en el ámbito social, político, deportivo, artístico,

cultural, científico y económico; y que han ganado reconocimiento, respeto e igualdad en el ejercicio de sus derechos.

En este sentido y con el fin de conmemorar el Día Internacional de la Mujer, es preciso reconocer los derechos de las mujeres y reflexionar sobre los avances conseguidos y lo que falta, para enfrentar, y sobre todo, exigir los cambios necesarios. De esta manera celebramos los actos de valor y decisión de aquellas que han desempeñado una extraordinaria función en la historia de la búsqueda de nuestros derechos.

Para incentivar estas luchas, es preciso reconocer el trabajo de las mujeres, mediante premios y reconocimientos en distintos ámbitos.

Por ello, el Senado de la República se pone a la vanguardia y encontramos fundamental que se otorgue un reconocimiento al más alto nivel para aquellas mujeres cuya labor se ha destacado en la defensa, el ejercicio y la protección de los derechos humanos y de la igualdad de género.

Por ello, el Senado de la República hace un doble reconocimiento.

Primero, a Elvia Carrillo Puerto, la “Monja Roja del Mayab”, mujer que obtuvo este calificativo debido a sus ideas progresistas, razones que después de muchos años lograron el reconocimiento de los derechos políticos de las mujeres.

Al igual que a la mujer cuya trayectoria reconocemos hoy por tratarse de una persona comprometida con el estudio y la defensa de los derechos de las mujeres: la Doctora MARCELA LAGARDE Y DE LOS RÍOS.

Marcela Lagarde y de los Ríos, es orgullosamente mexicana, etnóloga, maestra y doctora en antropología; además, es docente desde hace 36 años en la Máxima Casa de Estudios de este país, la Universidad Nacional Autónoma de México.

Como presidenta de la Red de Investigadoras por la Vida y la Libertad de las Mujeres, fomenta y promueve los derechos de mujeres y niñas, al tiempo que impulso la legislación y el cumplimiento de la legislación para el acceso de las mujeres a una vida libre de violencia; legislación que ella promovió junto con otras diputadas y diputados y acuño el término de “feminicidio”.

Marcela, el hecho de ser tú la primera mujer en recibir este reconocimiento por parte del Senado de la República y de la Comisión para la Igualdad de Género, nos compromete por igual a continuar luchando para abrir espacios a las mujeres en todos los campos. Estoy muy orgullosa de que seas tú la galardonada; MUJER que durante su vida se ha empeñado para que las mujeres de este país, alcancemos la plena igualdad de derechos.

Es un afán que se cree fácil, pero que nosotras que estamos aquí, Ministras, Magistradas, Senadoras, Diputadas, funcionarias públicas, militantes de las organizaciones de la sociedad civil, partidos políticos, organismos autónomos, todas, sabemos que éste, es un camino sinuoso y complicado, que requiere de mucha paciencia, de conciliación, respeto, pero sobre todo, de inteligencia y pasión.

Distinguidas y distinguidos invitados,

Compañeras y compañeros legisladores,

Señoras y señores,

Los cambios impulsados por el Presidente de la República, Presidente Enrique Peña Nieto y por las Cámaras durante el año anterior, tuvieron el firme propósito de hacer de este un México más próspero, incluyente y justo.

Pero la prosperidad y la justicia sólo son posibles en igualdad de circunstancias.

Hoy, conscientes de la dificultad que conllevó recorrer este camino, las mujeres nos hemos reafirmado como propietarias de nuestras voluntades. Con esta convicción, ahora damos un paso reconociendo en una de nosotras el trabajo que de manera individual cada una realiza por y para las otras.

Confirmamos que vamos por el camino correcto y que falta un largo trecho por recorrer. Lo vamos a hacer juntas, porque sabemos que nuestra lucha fortalece a México y queremos un México fuerte, un México justo y un México con igualdad.

Orgullosas de ti Marcela Lagarde, GRAN MEXICANA!



INFOMEX
Cámara de
Diputados
Enlace
Institucional
Congresos
Estatales
Canal del
Congreso
Tratados
Internacionales
 
"El contenido de esta página es sólo de carácter informativo".
SENADO DE LA REPÚBLICA: Av. Paseo de la Reforma 135, esq. Insurgentes Centro, Colonia Tabacalera, Delegación Cuauhtémoc,
Ciudad de México C.P 06030 Teléfono: 51-30-22-00