Bienvenid@

“…Proclama la DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS como ideal común por el que
todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones,
inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a
estos derechos y libertades, yaseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional,
su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembros
como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción...”

Asamblea General de las Naciones Unidas, 10 de diciembre de 1948

La denominada “reforma constitucional en materia de derechos humanos” de 2011, produjo en nuestro país un cambio paradigmático en el reconocimiento de estos derechos y en el establecimiento explícito de herramientas jurídicas para su incorporación y aplicación. Todas las autoridades adquirieron la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos desde el ámbito

de sus competencias. Dicha reforma conlleva no sólo un replanteamiento de la aplicación de las leyes, sino de su interpretación y alcances, teniendo siempre como máxima el principio pro persona.

Como respuesta al nuevo marco constitucional, la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha emitido nueva jurisprudencia relacionada con el reconocimiento de los derechos humanos. Asimismo, ha presentado diversos Protocolos de Actuación para quienes imparten justicia, de manera que los juzgadores realicen un control de las normas y actos de la autoridad en correspondencia con las normas de origen interno e internacional.

Por su parte, la LXII Legislatura del Senado de la República, atendiendo el mandato constitucional, ha realizado diversas reformas y adiciones a la normatividad vigente, e incluso ha expedido las leyes reglamentarias correspondientes. Sin embargo, aún quedan temas pendientes. Derechos de la infancia, de los migrantes, de los indígenas y de las personas con discapacidad, son sólo algunos tópicos que la realidad de la sociedad mexicana nos urge a atender.

Por este motivo, y con el afán de seguir progresando en esta labor, la Comisión de Justicia y la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República, así como el Comité de Garantía de Acceso y Transparencia de la Información del Senado de la República, junto con la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, y la Coordinación de Derechos Humanos y Asesoría de la Presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, celebramos las Mesas de Análisis sobre Protección de Derechos Humanos en Sede Jurisdiccional.

El objetivo principal es analizar las tareas pendientes y los retos en materia legislativa, a partir del trabajo realizado en materia de protección a los derechos humanos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Con tu participación, lograremos identificar cuál es el siguiente paso a seguir para concretar la implementación de la reforma constitucional, los grupos vulnerables que debemos procurar y las múltiples variantes que deberemos considerar a la hora de legislar.