Senado de la República.
Sesión Plenaria.
Sabado 25 de marzo de 2017
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Martes 7 de Abril de 2015
Gaceta: LXII/3SPO-117/53462
Martes 7 de Abril de 2015
Gaceta: LXII/3SPO-117/53462

De las Comisiones Unidas de Salud y de Estudios Legislativos, el que contiene proyecto de decreto por el que se reforman las fracciones I y II y se adiciona una fracción III y un párrafo final al artículo 41 Bis; y se adicionan los artículos 45 Bis y 122 Bis a la Ley General de Salud.

SIN DISCUSIÓN, FUE APROBADO. SE REMITIÓ A LA CÁMARA DE DIPUTADOS.

DICTAMEN DE LAS COMISIONES UNIDAS DE SALUD Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS, CON MODIFICACIONES DE DOS  INICIATIVAS CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE REFORMAN Y ADICIONAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY GENERAL DE SALUD, EN MATERIA DE MANEJO DE RESIDUOS.

Honorable Asamblea:

A las Comisiones Unidas de Salud y de Estudios Legislativos de la LXII Legislatura de la Cámara de Senadores del Honorable Congreso de la Unión, les fue turnada para su estudio y dictamen dos Iniciativas con Proyecto de Decreto por las que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Salud, en materia de manejo de residuos.

Una vez recibidas por las Comisiones Dictaminadoras, sus integrantes entraron a su estudio con la responsabilidad de considerar lo más detalladamente posible su contenido y analizar los fundamentos esenciales en que se apoya, para proceder a emitir dictamen conforme a las facultades que les confieren los artículos 86, 89, 94 y demás relativos de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; así como los artículos 113, numeral 2; 117, numeral 1; 135, fracción I; 136; 137, numeral 2; 182, 186, 188, 190, 191, 212 y demás relativos del Reglamento del Senado, que ha sido formulado al tenor de la siguiente:

METODOLOGÍA

I. En el capítulo de "ANTECEDENTES", se da constancia del trámite de inicio del proceso legislativo, del recibo de turno para el Dictamen de las Iniciativas y de los trabajos previos de las Comisiones Dictaminadoras.

II. En el capítulo correspondiente a "CONTENIDO DE LAS INICIATIVAS", se sintetiza el alcance de las proposiciones de mérito.

III. En el capítulo de "CONSIDERACIONES", las Comisiones expresan los argumentos de valoración de las Iniciativas y de los motivos que sustentan la resolución de estas Dictaminadoras.

I. ANTECEDENTES

1. Con fecha 13 de febrero de 2014, la Senadora María Elena Barrera Tapia, del Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, presentó Iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Salud.

Con la misma fecha, en sesión plenaria de la Cámara de Senadores, la Presidencia de la Mesa Directiva dispuso que dicha Iniciativa fuera turnada a las Comisiones Unidas de Salud y de Estudios Legislativos, para su análisis y dictamen correspondiente.

2. Con fecha 18 de junio de 2014, la Senadora María Elena Barrera Tapia, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, presentó Iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Salud.

Con la misma fecha, en sesión plenaria de la Cámara de Senadores, la Presidencia de la Mesa Directiva dispuso que dicha Iniciativa fuera turnada a las Comisiones Unidas de Salud y de Estudios Legislativos, para su análisis y dictamen correspondiente.

II. CONTENIDO DE LAS INICIATIVAS

El objeto de ambas Iniciativas consiste en resolver la problemática de la disposición final de los residuos, que constituye una realidad que se traduce en conflictos ambientales, económicos, sociales y de la salud y que empeora cuando se trata de residuos peligrosos biológico-infecciosos, pues su manejo inadecuado conlleva un riesgo inminente tanto para la salud, como para los ecosistemas.

Las propuestas suscritas, establecen la reforma y adición de diversas disposiciones de la Ley General de Salud, para quedar como sigue:

PROPUESTA 13 DE FEBRERO DE 2014

PROPUESTA 18 DE JUNIO DE 2014

Artículo 41 Bis. Los establecimientos para la atención médica del sector público, social o privado del sistema nacional de salud, además de los señalados en los artículos 98 y 316 de la presente Ley, y de acuerdo con su grado de complejidad y nivel de resolución, contarán con los siguientes comités:

I. …

II. …

III. Un Comité de Inspección Ambiental que será responsable de vigilar el cumplimiento de las acciones de identificación, separación, envasado, almacenamiento, acopio, recolección, transporte, tratamiento y disposición final de los residuos peligrosos biológico-infecciosos y de manejo especial generados por el establecimiento para la atención médica del sector público, social o privado del sistema nacional de salud, de conformidad con la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos su Reglamento y las normas oficiales mexicanas aplicables.

Cuando el Comité tenga conocimiento de un inadecuado manejo de los residuos generados en el establecimiento para la atención médica, informará de manera inmediata y simultánea a las autoridades sanitarias y ambientales competentes.

Dicho Comité gestionará que el establecimiento para la atención médica proporcione a todo su personal capacitación constante y permanente respecto de la adecuada manipulación de los residuos peligrosos biológico-infecciosos y de manejo especial.

Asimismo, promoverá la elaboración de manuales y guías teórico-prácticas internas para coadyuvar en la apropiada maniobra de los diferentes residuos.

El Comité se integrará por personal médico que represente a las distintas especialidades que proporcione el establecimiento para la atención médica y por personas de las profesiones de enfermería, trabajo social y derecho, siendo imprescindible contar con persona física o moral que tenga autorización por autoridad ambiental competente en el manejo integral de los residuos generados, la cual podrá estar adscrita o no al establecimiento.

Artículo 47.-

En la operación y funcionamiento de los establecimientos de servicios de salud se deberá satisfacer los requisitos que establezca la normatividad correspondiente.

Asimismo, se dará cumplimiento a las acciones de identificación, separación, envasado, almacenamiento, acopio, recolección, transporte, tratamiento y disposición final de los residuos peligrosos biológico-infecciosos y de manejo especial, de conformidad con la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, su Reglamento y las normas oficiales mexicanas aplicables.

Artículo 380.- La autoridad sanitaria competente podrá revocar las autorizaciones que haya otorgado, en los siguientes casos:

IV. Por incumplimiento a las disposiciones de esta Ley, legislación competente, sus reglamentos, normas oficiales mexicanas, tratados internacionales correspondientes y demás disposiciones generales aplicables;

Artículo 393.- Corresponde a la Secretaría de Salud y a los gobiernos de las entidades federativas, en el ámbito de sus respectivas competencias, la vigilancia del cumplimiento de esta Ley, legislación competente, sus reglamentos, normas oficiales mexicanas, tratados internacionales correspondientes y demás disposiciones generales aplicables.

Artículo 404.- Son medidas de seguridad sanitaria las siguientes:

I al XIII. …

XIV. La neutralización o estabilización, e irreconocibilidad así como incineración de ser necesario, de residuos peligrosos biológico-infecciosos y de manejo especial.

415 Bis. Será procedente la neutralización o estabilización, irreconocibilidad e incineración previstas en el artículo 404 como medidas de seguridad sanitaria, cuando se efectúe un inadecuado manejo de los residuos peligrosos biológico-infecciosos y de manejo especial.

La neutralización o estabilización, irreconocibilidad e incineración de residuos peligrosos biológico-infecciosos y de manejo especial, será realizada por persona física o moral que tenga autorización por autoridad ambiental competente en el manejo integral de los residuos, previa orden expresa de la autoridad sanitaria, los costos generados estarán a cargo de los propietarios o responsables del establecimiento para la atención médica.

Artículo 421 Quater.- Se sancionará con multa equivalente de treinta mil hasta cincuenta mil veces el salario mínimo general diario vigente en la zona económica de que se trate e inhabilitación de siete a diez años, en el desempeño de empleo o profesión a quien infrinja las disposiciones contenidas en el Capítulo Tercero del Título Tercero de esta Ley, así como la cancelación de autorizaciones y certificados establecidos en el Titulo Décimo Sexto de esta Ley. Lo anterior, sin afectar el derecho del o los afectados, de presentar denuncia por el delito o delitos en que se infrinja.

Artículo 457 Bis.- Se sancionará con pena de uno a nueve años de prisión y multa por el equivalente de trescientos a tres mil días de salario mínimo general vigente en la zona económica de que se trate, al que realice un manejo y disposición final de los residuos peligrosos biológico-infecciosos y de manejo especial, diverso al señalado en la normatividad aplicable.

TRANSITORIOS

Primero. El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Segundo. Se derogan todas aquellas disposiciones que contravengan el presente decreto.

Artículo 41 Bis. Los establecimientos para la atención médica del sector público, social o privado del sistema nacional de salud, además de los señalados en los artículos 98 y 316 de la presente Ley, y de acuerdo con su grado de complejidad y nivel de resolución, contarán con los siguientes comités:

Un Comité de Inspección Ambiental que será responsable de vigilar el cumplimiento de las acciones de identificación, separación, envasado, almacenamiento, acopio, recolección, transporte, tratamiento y disposición final de los residuos peligrosos biológico-infecciosos y de manejo especial generados por el establecimiento para la atención médica del sector público, social o privado del sistema nacional de salud, de conformidad con la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos su Reglamento y las normas oficiales mexicanas aplicables.

Cuando el Comité tenga conocimiento de un inadecuado manejo de los residuos generados en el establecimiento para la atención médica, informará de manera inmediata y simultánea a las autoridades sanitarias y ambientales competentes.

Dicho Comité gestionará que el establecimiento para la atención médica proporcione a todo su personal capacitación constante y permanente respecto de la adecuada manipulación de los residuos peligrosos biológico-infecciosos y de manejo especial.

Asimismo, promoverá la elaboración de manuales y guías teórico-prácticas internas para coadyuvar en la apropiada maniobra de los diferentes residuos.

El Comité se integrará por personal médico que represente a las distintas especialidades que proporcione el establecimiento para la atención médica y por personas de las profesiones de enfermería, trabajo social y derecho, siendo imprescindible contar con persona física o moral que tenga autorización por autoridad ambiental competente en el manejo integral de los  residuos generados, la cual podrá estar adscrita o no al establecimiento.

Artículo 45 Bis: Los establecimientos generadores, que comprenden los lugares públicos, sociales o privados, fijos o móviles, cualquiera que sea su denominación, que estén relacionados con servicios de salud y que presten servicios de atención médica, ya sea ambulatoria o para internamiento de seres humanos y utilización de animales de bioterio; así como los prestadores de servicios, podrán hacer uso de material, equipo, proceso, método de prueba, mecanismo, procedimiento o tecnología, para el manejo integral de Residuos Peligrosos Biológico-Infecciosos, incluyendo a los anatómicos y patológicos, siempre y cuando con base en evidencia científica y objetiva se compruebe y garantice la esterilización, irreconocibilidad,  eliminación de los agentes y microorganismos patógenos infecciosos para su disposición final.

Lo anterior con el objetivo de disminuir preponderantemente el problema de la disposición de residuos, problemas ambientales y de riesgos a la salud.

La Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales, emitirá autorización para el manejo integral de los residuos peligrosos biológico infecciosos incluyendo su tratamiento en un plazo no mayor a 45 días naturales,  observando lo establecido en el presente artículo, la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos y las normas oficiales mexicanas correspondientes.

Artículo 47.-…

En la operación y funcionamiento de los establecimientos de servicios de salud se deberá satisfacer los requisitosque establezca la normatividad correspondiente.

Asimismo, se dará cumplimiento a las acciones de identificación, separación, envasado, almacenamiento, acopio, recolección, transporte, tratamiento y disposición final de los residuos peligrosos biológico-infecciosos y de manejo especial, de conformidad con la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, su Reglamento y las normas oficiales mexicanas aplicables.

Artículo 122 Bis. Será procedente la neutralización o estabilización,  irreconocibilidad e incineración de residuos peligrosos biológico-infecciosos y de manejo especial, será realizada por persona física o moral previa autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y orden expresa de la autoridad sanitaria. Los costos generados estarán a cargo de los propietarios o responsables del establecimiento para la atención médica.

Artículo 380.- La autoridad sanitaria competente podrá revocar las autorizaciones que haya otorgado, en los siguientes casos:

I a III…

IV.Por incumplimiento a las disposiciones de esta Ley, legislación competente, sus reglamentos, normas oficiales mexicanas, tratados internacionales correspondientes y demás disposiciones generales aplicables;

Artículo 393.- Corresponde a la Secretaría de Salud y a los gobiernos de las entidades federativas, en el ámbito de sus respectivas competencias, la vigilancia del cumplimiento de esta Ley, legislación competente, sus reglamentos, normas oficiales mexicanas, tratados internacionales correspondientes y demás disposiciones generales aplicables.

Artículo 404.- Son medidas de seguridad sanitaria las siguientes:

I a XIII…

XIV. La neutralización o estabilización, e irreconocibilidad así como incineración de ser necesario, de residuos peligrosos biológico-infecciosos y de manejo especial.

Artículo 421 Quarter.- Se sancionará con multa equivalente de treinta mil hasta cincuenta mil veces el salario mínimo general diario vigente en la zona económica de que se trate e inhabilitación de siete a diez años, en el desempeño de empleo o profesión a quien infrinja las disposiciones contenidas en el Capítulo Tercero del Título Tercero de esta Ley, así como la cancelación de autorizaciones y certificados establecidos en el Título Décimo Sexto de esta Ley. Lo anterior, sin afectar el derecho del o los afectados, de presentar denuncia por el delito o delitos en que se infrinja.

Artículo 457 Bis.- Se sancionará con pena de uno a nueve años de prisión y multa por el equivalente de trescientos a tres mil días de salario mínimo general vigente en la zona económica de que se trate, al que realice un manejo y disposición final de los residuos peligrosos biológico-infecciosos y de manejo especial, diverso al señalado en la normatividad aplicable.

TRANSITORIOS

Primero. El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Segundo. Se derogan todas aquellas disposiciones que contravengan el presente decreto.

III. CONSIDERACIONES

  • Las Comisiones Unidas dictaminadoras de Salud; y Estudios Legislativos, hacen referencia al derecho a la protección de la salud que poseen todos los mexicanos acorde con el párrafo cuarto del artículo 4° de nuestro máximo ordenamiento legal, el cual a su vez faculta, a través de la fracción XVI del artículo 73, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, a emitir leyes sobre salubridad general, por lo que el ámbito de competencia de esta Soberanía se encuentra previamente establecido y reconocido conforme lo anterior. 

B. Los Residuos Peligrosos Biológico Infecciosos, en adelante RPBI, se definen en la legislación mexicana, a través de la Ley General para la Prevención y Gestión Integral en el Artículo 5º, fracción XXXII, como:


“Aquellos que posean alguna de las características de corrosividad, reactividad, explosividad, toxicidad, inflamabilidad, o que contengan agentes infecciosos que les confieran peligrosidad, así como envases, recipientes, embalajes y suelos que hayan sido contaminados cuando se transfieran a otro sitio”
.

La Norma Oficial Mexicana NOM-087-ECOL-SSA1-2002Protección Ambiental -Salud Ambiental Residuos Peligrosos Biológico-Infecciosos-, en su apartado 3.1 define la característica Agente biológico-infeccioso, como:


Cualquier microorganismo capaz de producir enfermedades cuando está presente en concentraciones suficientes (inóculo), en un ambiente propicio (supervivencia), en un hospedero susceptible y en presencia de una vía de entrada”
.

Y enuncia los Residuos Peligrosos Biológico-Infecciosos como:


“Aquellos materiales generados durante los servicios de atención médica que contengan agentes biológico-infecciosos según son definidos en esta Norma, y que puedan causar  efectos nocivos a la salud y al ambiente”
.

Dada su generación, dichos Residuos Peligrosos Biológico-Infecciosos se clasifican en 5 grandes rubros que consisten en Sangre, Cultivos y cepas de agentes biológico-infecciosos, Patológicos, Residuos no anatómicos y Objetos punzocortantes, todos estos factores, representan un grave potencial de contagio o infección de alguna enfermedad, particularmente VIH y Hepatitis.

C. De acuerdo con la exposición de la Senadora proponente, la Organización Mundial de la Salud, ha manifestado que los países de ingresos elevados, generan en promedio hasta 0.5 kg de desechos peligrosos por cama y día, mientras que en los de ingresos bajos el promedio se sitúa en 0.2 kg, aunado a que en éstos últimos no se suele separar dichos residuos, de los no peligrosos, por lo que en realidad la cantidad de desechos peligrosos resulta mayor.

En México, la generación de RPBI por cama en un día, es de 1.5 kg aproximadamente, según ha reportado el sector salud en diferentes foros; el número de camas censables con que se cuenta es de 127,705, por lo que la generación diaria se estimaría en 191,553 kg por día, esto sin considerar los centros de salud de consulta externa, laboratorios de muestras y análisis clínicos, consultorios particulares, ambulatorios y aquellos establecimientos rurales.

De acuerdo al Informe de la Situación del Medio Ambiente en México 2012, que comprende un lapso de 7 años del periodo 2004 al 2011, elaborado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, se generaron 1,920,000 toneladas de residuos peligrosos, correspondiendo 145,410 toneladas a los biológico-infecciosos, lo cual representa el 7.6%.

De acuerdo con la Dirección General de Gestión Integral de Materiales y Actividades Riesgosas del periodo 2004-2013, de acuerdo a la estimación de residuos peligrosos a generar, por tipo de residuo, indicado por empresas registradas en el Padrón de Generadores de la SEMARNAT, arrojan la generación de 147,647 toneladas de residuos peligrosos biológico-infecciosos, que insistimos, corresponde únicamente a aquellos que se producen en hospitales, públicos y privados, consultorios, laboratorios médicos y demás establecimientos dedicados a la salud.

De lo anterior, se destaca que la mayor cantidad de este tipo de desechos la representa los residuos no anatómicos, que son aquellos, como recipientes desechables que contengan sangre líquida, materiales de curación empapados, saturados o goteando de sangre, por señalar algunos, tal como se muestra en la siguiente:

D. La importancia de vigilar el adecuado manejo de RPBI, en nuestro país, tiene que ver con el peligro en el que se ven inmersos, los profesionales de la salud y personas que manejan este tipo de residuos, toda vez que la exposición a los mismos puede traer como consecuencias la aparición de enfermedades infecciosas y alteraciones a la salud.

Ejemplo de ello, se destaca en la Iniciativa propuesta, donde se menciona que de acuerdo con estimaciones de la OMS, el 40% de los casos de hepatitis y el 12% de los casos de VIH, en el mundo, se deben a la exposición a estos residuos en las áreas de trabajo y su manejo inadecuado. Lo anterior implicó que en el año 2000, se calculará la infección de 21 millones de casos por virus de Hepatitis B, por la aplicación de jeringas contaminadas, 2 millones por Hepatitis C y 260 mil casos de VIH.

Finalmente, el total de Residuos Peligrosos generados en el país, es de 1.92 millones de toneladas y se estima que solo el 12% de los residuos peligrosos generados en México, tienen el manejo que la legislación mexicana establece.

E. Por la importancia del tema, la Comisión de Salud realizó una valoración importante al respecto de los decretos propuestos en las Iniciativas en análisis y por así considerarse pertinente, se realizaron una serie de modificaciones con el único objetivo de otorgar mayor viabilidad al proyecto y aplicación de la reforma propuesta. Por ello se expone lo siguiente:

  • Que en la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, ya se consideran en los Títulos Quinto y Séptimo, los siguientes: 
  • Que los generadores de residuos peligrosos, deberán identificar, clasificar y manejar sus residuos de conformidad con las disposiciones contenidas en esta Ley y en su Reglamento, así como en las normas oficiales mexicanas que al respecto expida la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, SEMARNAT.
  • Que en cualquier caso los generadores deberán dejar libres de residuos peligrosos y de contaminación que pueda representar un riesgo a la salud y al ambiente, las instalaciones en las que se hayan generado éstos, cuando se cierren o se dejen de realizar en ellas las actividades generadoras de tales residuos.
  • Que tanto grandes, pequeños y micro generadores de residuos peligrosos, están obligados a registrarse ante la Secretaría y someter a su consideración el Plan de Manejo de Residuos Peligrosos, así como llevar una bitácora y presentar un informe anual acerca de la generación y modalidades de manejo a las que sujetaron sus residuos, de acuerdo con sus dimensiones.
  • Que se establecen aquellos supuestos en que se necesitará la autorización de la Secretaría, para el manejo de residuos, su utilización, acopio y almacenamiento, incineración, transporte, transferencia, importación, exportación y demás actividades relacionadas con estos desechos.
  • Así mismo, se establecen visitas de inspección y vigilancia del cumplimiento de las normas en materia de residuos, por parte de la SEMARNAT, medidas de seguridad e infracciones y sanciones administrativas, con la finalidad de asegurar el adecuado manejo de Residuos Tóxicos.

Así mismo se contempla ya en las Bases de colaboración, que la Secretaría de Salud a través de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios, para que en el ámbito de sus competencias, vigilen y garanticen el cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana, NOM-087-SEMARNAT-SSA1-2002, Protección ambiental-Salud ambiental-Residuos peligrosos biológico-infecciosos-Clasificación y especificaciones de manejo. Y la Norma Oficial Mexicana NOM-087-ECOL-SSA1-2002, Protección ambiental-Salud ambiental. Residuos peligrosos biológico-infecciones-Clasificación y especificaciones de manejo.

Por lo anterior, es que se considera que varias de las reformas y adiciones propuestas, duplicarían preceptos ya establecidos, por ello se propone la siguiente:

LEY GENERAL DE SALUD VIGENTE

PROPUESTA COMISIÓN DE SALUD

Artículo 41 Bis. Los establecimientos para la atención médica del sector público, social o privado del sistema nacional de salud, además de los señalados en los artículos 98 y 316 de la presente Ley, y de acuerdo con su grado de complejidad y nivel de resolución, contarán con los siguientes comités:

I. Un Comité Hospitalario de Bioética para la resolución de los problemas derivados de la atención médica a que se refiere el artículo 33 de esta Ley; así como para el análisis, discusión y apoyo en la toma de decisiones respecto a los problemas bioéticos que se presenten en la práctica clínica o en la docencia que se imparte en el área de salud, así como promover la elaboración de lineamientos y guías éticas institucionales para la atención y la docencia médica. Asimismo, promoverá la educación bioética permanentemente de sus miembros y del personal del establecimiento, y

II. En los casos de establecimientos de atención médica que lleven a cabo actividades de investigación en seres humanos, un Comité de Ética en Investigación que será responsable de evaluar y dictaminar los protocolos de investigación en seres humanos, formulando las recomendaciones de carácter ético que correspondan, así como de elaborar lineamientos y guías éticas institucionales para la investigación en salud, debiendo dar seguimiento a sus recomendaciones.

Los Comités Hospitalarios de Bioética y de Ética en la Investigación se sujetarán a la legislación vigente y a los criterios que establezca la Comisión Nacional de Bioética. Serán interdisciplinarios y deberán estar integrados por personal médico de distintas especialidades y por personas de las profesiones de psicología, enfermería, trabajo social, sociología, antropología, filosofía o derecho que cuenten con capacitación en bioética, siendo imprescindible contar con representantes del núcleo afectado o de personas usuarias de los servicios de salud, hasta el número convenido de sus miembros, guardando equilibrio de género, quienes podrán estar adscritos o no a la unidad de salud o establecimiento.

Artículo 41 Bis.

I. Un Comité Hospitalario de Bioética para la resolución de los problemas derivados de la atención médica a que se refiere el artículo 33 de esta Ley; así como para el análisis, discusión y apoyo en la toma de decisiones respecto a los problemas bioéticos que se presenten en la práctica clínica o en la docencia que se imparte en el área de salud, así como promover la elaboración de lineamientos y guías éticas institucionales para la atención y la docencia médica. Asimismo, promoverá la educación bioética permanentemente de sus miembros y del personal del establecimiento;

II. En los casos de establecimientos de atención médica que lleven a cabo actividades de investigación en seres humanos, un Comité de Ética en Investigación que será responsable de evaluar y dictaminar los protocolos de investigación en seres humanos, formulando las recomendaciones de carácter ético que correspondan, así como de elaborar lineamientos y guías éticas institucionales para la investigación en salud, debiendo dar seguimiento a sus recomendaciones, y

III. Un Comité de Residuos Peligrosos Biológico-Infecciosos y de Manejo Especial, que será responsable de dar seguimiento a que las acciones de identificación, separación, envasado, almacenamiento, acopio, recolección, transporte, tratamiento y disposición final de los residuos peligrosos biológico-infecciosos y de manejo especial generados por el establecimiento para la atención médica se realicen de conformidad con la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos y demás disposiciones aplicables.

Los Comités Hospitalarios de Bioética y de Ética en la Investigación se sujetarán a la legislación vigente y a los criterios que establezca la Comisión Nacional de Bioética. Serán interdisciplinarios y deberán estar integrados por personal médico de distintas especialidades y por personas de las profesiones de psicología, enfermería, trabajo social, sociología, antropología, filosofía o derecho que cuenten con capacitación en bioética, siendo imprescindible contar con representantes del núcleo afectado o de personas usuarias de los servicios de salud, hasta el número convenido de sus miembros, guardando equilibrio de género, quienes podrán estar adscritos o no a la unidad de salud o establecimiento.

Las disposiciones relativas al Comité de Residuos Peligrosos Biológico-Infecciosos se establecerán en las disposiciones generales que al efecto emita la Secretaría de Salud.

Artículo 45 Bis: Los establecimientos de salud y los prestadores de servicios a terceros para el tratamiento de Residuos Peligrosos Biológico-Infecciosos (RPBI), podrán hacer uso de cualquier equipo, proceso o tecnología, para el manejo integral de dichos residuos, incluyendo anatómicos y patológicos, siempre y cuando con base en evidencia científica u objetiva se compruebe y garantice la esterilización, eliminación de los agentes y microorganismos patógenos infecciosos.

Artículo 122 Bis. La neutralización o estabilización e incineración de residuos peligrosos biológico-infecciosos y de manejo especial, se  realizará de conformidad con lo dispuesto por la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos y demás disposiciones aplicables.

Los costos generados correrán a cargo de los propietarios o responsables del establecimiento para la atención médica.

TRANSITORIOS

Primero. El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Segundo. Se derogan todas aquellas disposiciones que contravengan el presente decreto.

Al respecto se considera importante la necesidad de que los establecimientos para la atención médica del sector público, social o privado, del Sistema Nacional de Salud, cuenten con un Comité de Residuos Biológico-Infecciosos y de Manejo Especial, que sean responsables de vigilar el adecuado manejo de estos residuos, para reducir contagios e infecciones en las personas y contaminación en el medio ambiente.

Así mismo, para efectos de que el contenido del artículo 45 Bis sea claro, se eliminó el término del uso de animales bioterio que incluía la propuesta original y el párrafo relativo a las autorizaciones por parte de la SEMARNAT, con la finalidad de no duplicar lo ya establecido en el Título Séptimo de la Ley General Para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, además de que se consideró que el texto de la iniciativa rebasa la competencia sanitaria.

Por lo que respecta al uso de cualquier equipo, proceso o tecnología es importante destacar que las “BASES de colaboración que celebran la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, con la participación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, y la Secretaría de Salud, con la participación de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, para coordinar esfuerzos y vigilar el cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana NOM-087-SEMARNAT-SSA1-2002, Protección ambiental-Salud ambiental-Residuos peligrosos biológico-infecciosos-Clasificación y especificaciones de manejo”, establecen el intercambio de información de alternativas de tratamiento, tecnologías, infraestructura y metodologías en materia de RPBI.

Es decir, la Secretaría de Salud, tiene la facultad de coadyuvar en la implementación de nuevas tecnologías o procesos para el tratamiento de los RPBI, en coordinación con la SEMARNAT.

Los tratadores de RPBI que utilicen nuevas tecnologías deberán comprobar y garantizar con evidencia científica u objetiva la esterilización, eliminación de los agentes y microorganismos patógenos infecciosos.

En el mismo sentido, la Ley General de Metrología y Normalización en su artículo 49 establece la posibilidad de solicitar la autorización del uso de métodos, procesos, equipos o tecnologías como alternativas cuando una norma oficial mexicana obligue al uso de métodos, procesos, equipos o tecnologías específicas.

Se hace énfasis en la inclusión de anatómicos y patológicos debido a que la NOM-087-SEMARNAT-SSA1-2002 establece que el tratamiento para estos residuos debe ser mediante incineración e inhumación; sin embargo, existen nuevos métodos y tecnologías que son aptos para dar un adecuado tratamiento a este tipo de residuos que los hace totalmente irreconocibles, estériles e inocuos con características óptimas para ser depositados en sitios autorizados. Por lo tanto las disposiciones aplicables en la materia deben incluir, regular y autorizar los nuevos métodos y tecnologías para efecto de cumplir con el objetivo de la NOM-087-SEMARNAT-SSA1-2002 y disminuir preponderantemente los problemas ambientales y de riesgos a la salud.

La adición del artículo 45 bis, mejorará los mecanismos existentes para el tratamiento de RPBI y posibilitará la disminución de la contaminación ocasionada por los sistemas de tratamiento actuales.

Finalmente, se considera importante la adición del precepto 122 bis que considera que la neutralización o estabilización e incineración de los RPBI’s, deberá ajustarse a las normas establecidas al respecto y el costo del manejo de los mismos, será a cargo de cada establecimiento para la atención médica.

Por lo antes expresado, las Comisiones Unidas de Salud; y de Estudios Legislativos, con las atribuciones que les otorgan los artículos 86 y 94 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; y 188 y 212 del Reglamento del Senado, someten a consideración de esta H. Soberanía el siguiente:

Proyecto de Decreto por el que se reforma la fracción I y II del y se adiciona una III fracción y párrafo finalal Artículo 41 Bis y se adicionan los Artículos 45 Bis y 122 Bis a la Ley General de Salud, para quedar como sigue:

Artículo 41 Bis. (…)

I. Un Comité Hospitalario de Bioética para la resolución de los problemas derivados de la atención médica a que se refiere el artículo 33 de esta Ley; así como para el análisis, discusión y apoyo en la toma de decisiones respecto a los problemas bioéticos que se presenten en la práctica clínica o en la docencia que se imparte en el área de salud, así como promover la elaboración de lineamientos y guías éticas institucionales para la atención y la docencia médica. Asimismo, promoverá la educación bioética permanentemente de sus miembros y del personal del establecimiento;

II. En los casos de establecimientos de atención médica que lleven a cabo actividades de investigación en seres humanos, un Comité de Ética en Investigación que será responsable de evaluar y dictaminar los protocolos de investigación en seres humanos, formulando las recomendaciones de carácter ético que correspondan, así como de elaborar lineamientos y guías éticas institucionales para la investigación en salud, debiendo dar seguimiento a sus recomendaciones, y

III. Un Comité de Residuos Peligrosos Biológico-Infecciosos y de Manejo Especial, que será responsable de dar seguimiento a que las acciones de identificación, separación, envasado, almacenamiento, acopio, recolección, transporte, tratamiento y disposición final de los residuos peligrosos biológico-infecciosos y de manejo especial generados por el establecimiento para la atención médica se realicen de conformidad con la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos y demás disposiciones aplicables.

Los Comités Hospitalarios de Bioética y de Ética en la Investigación se sujetarán a la legislación vigente y a los criterios que establezca la Comisión Nacional de Bioética. Serán interdisciplinarios y deberán estar integrados por personal médico de distintas especialidades y por personas de las profesiones de psicología, enfermería, trabajo social, sociología, antropología, filosofía o derecho que cuenten con capacitación en bioética, siendo imprescindible contar con representantes del núcleo afectado o de personas usuarias de los servicios de salud, hasta el número convenido de sus miembros, guardando equilibrio de género, quienes podrán estar adscritos o no a la unidad de salud o establecimiento.

Las disposiciones relativas al Comité de Residuos Peligrosos Biológico-Infecciosos se establecerán en las disposiciones generales que al efecto emita la Secretaría de Salud.

Artículo 45 Bis: Los establecimientos de salud y los prestadores de servicios a terceros para el tratamiento de Residuos Peligrosos Biológico-Infecciosos (RPBI), podrán hacer uso de cualquier equipo, proceso o tecnología, para el manejo integral de dichos residuos, incluyendo anatómicos y patológicos, siempre y cuando con base en evidencia científica u objetiva se compruebe y garantice la esterilización, eliminación de los agentes y microorganismos patógenos infecciosos.

Artículo 122 Bis. La neutralización o estabilización e incineración de residuos peligrosos biológico-infecciosos y de manejo especial, se  realizará de conformidad con lo dispuesto por la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos y demás disposiciones aplicables. Los costos generados correrán a cargo de los propietarios o responsables del establecimiento para la atención médica.

TRANSITORIOS

Primero. El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Segundo. Se derogan todas aquellas disposiciones que contravengan el presente decreto.

Tercero. Las erogaciones que se generen con motivo del presente Decreto, se harán con los recursos humanos, financieros y materiales con los que ya disponga la Secretaría de Salud.

VOTACIÓN
43
0
0
29
0
0
15
0
0
6
0
0
2
0
0
SG
0
0
0
Total
95
0
0
http://www.senado.gob.mx:80/?ver=sp&mn=2&sm=2&id=53462