+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Versiones Estenográficas


Buscar en esta Versión Estenográfica

Buscar en Base de Datos



Inicio de Sesión:12:11:00

Término de Sesión:13:54:00

Visita Protocolaria de la Dra. Michelle Bachelet, alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Versión de impresión.

SESIÓN ESPECIAL DE LA H. CÁMARA DE SENADORES,
CELEBRADA EL LUNES 8 DE ABRIL DE 2019.

PRESIDENCIA DEL SENADOR
MARTÍ BATRES GUADARRAMA.

ÍNDICE

VISITA PROTOCOLARIA DE LA DRA. MICHELLE BACHELET, ALTA COMISIONADA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LOS DERECHOS HUMANOS.

PALABRAS DE BIENVENIDA DEL SENADOR MARTÍ BATRES GUADARRAMA, PRESIDENTE DE LA MESA DIRECTIVA

PALABRAS DE BIENVENIDA DEL DIPUTADO PORFIRIO MUÑOZ LEDO, PRESIDENTE DE LA MESA DIRECTIVA DE LA CÁMARA DE DIPUTADOS

PALABRAS DE LA DRA. MICHELLE BACHELET, ALTA COMISIONADA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LOS DERECHOS HUMANOS, PRIMER PLANTEAMIENTO

INTERVENCIONES DE LOS SENADORES INTEGRANTES DE LAS COMISIONES ASIGNADAS
Senadora Katya Elizabeth Ávila Vázquez
Senador Miguel Ángel Mancera Espinosa
Senador Rogelio Israel Zamora Guzmán
Senadora Nancy De la Sierra Arámburo
Senadora Indira Kempis Martínez
Senadora Beatriz Elena Paredes Rangel
Senadora Josefina Vázquez Mota
Senadora Kenia López Rabadán
Senador Martha Lucía Micher Camarena
Senador Julio Ramón Menchaca Salazar
Senadora Nestora Salgado García
Senador Héctor Vasconcelos

PALABRAS DE LA DRA. MICHELLE BACHELET, ALTA COMISIONADA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LOS DERECHOS HUMANOS, SEGUNDO Y ÚLTIMO PLANTEAMIENTO


SESIÓN ESPECIAL DE LA H. CÁMARA DE SENADORES,
CELEBRADA EL LUNES 8 DE ABRIL DE 2019.

PRESIDENCIA DEL SENADOR
MARTÍ BATRES GUADARRAMA.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: (12:11 horas) Solicito a la Secretaría informe a la Asamblea el resultado del cómputo de asistencia de las señoras Senadoras y los Señores Senadores.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Honorable Asamblea, conforme al registro, previo de firmas y al registro electrónico, se han acreditado 78 ciudadanas Senadoras y ciudadanos Senadores.

En consecuencia, hay quórum, Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Con el quórum informado por la Secretaría y conforme lo establece el Acuerdo de la Mesa Directiva para normar esta sesión especial.

Damos inicio a la misma, para recibir la visita de la doctora Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Se abre la sesión especial.

La doctora Michelle Bachelet se encuentra en el salón contiguo.

En consecuencia, se designa a las Senadoras y a los Senadores Margarita Valdez, Nestora Salgado, Kenia López. Nuvia Mayorga, Patricia Mercado, Nancy De la Sierra, Eduardo Murat y Omar Obed Maceda para que reciban e inviten a pasar a este salón de sesiones a la doctora Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Se agrega a esta comisión de cortesía a la Senadora Beatriz Paredes Rangel.

Se agrega la Senadora Eunice Renata Romo a la comisión de cortesía.

Solicito a las Senadoras y a los Senadores de la comisión cumplir con su encargo.

Mientras tanto se declara un receso.

(La comisión cumple)

(Receso)

Se reanuda la sesión especial para sostener un diálogo con la Alta Comisionada de Naciones Unidas, la doctora Michelle Bachelet.

Quiero dar la más cordial bienvenida a la doctora Michelle Bachelet, Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

(Aplausos)

También doy la bienvenida al Diputado Porfirio Muñoz Ledo, Presidente de la Cámara de Diputados.

(Aplausos)

Y a la licenciada Martha Delgado Peralta, Subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

(Aplausos)

Acompañan a la doctora Michelle Bachelet, en esta visita, la señora Alicia Londoño, Jefa de la Sección de las Américas del Alto Comisionado de las Naciones Unidas en Derechos Humanos, en Ginebra.

(Aplausos)

El señor Jan Jarab, representante del Alto Comisionado en México.

(Aplausos)

El señor Jesús Peña, representante adjunto del Alto Comisionado en México.

(Aplausos)

El señor Octavio Amezcua, Oficial de Derechos Humanos del Alto Comisionado de Naciones Unidas de Derechos Humanos, en México.

(Aplausos)

Y el señor Alan García, Oficial de Derechos Humanos del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, en México.

Sean bienvenidos.

(Aplausos)

Asimismo, se encuentran en la Mesa Directiva, la Senadora Mónica Fernández Balboa, Vicepresidenta.

(Aplausos)

La Senadora Guadalupe Murguía, Vicepresidenta.

(Aplausos)

El Senador Jorge Carlos Ramírez Marín, Vicepresidente.

(Aplausos)

La Senadora Guadalupe Saldaña, Secretaria.

(Aplausos)

Y la Senadora Antares Vázquez, Secretaria.

(Aplausos)

La visita de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, reviste de una gran importancia para esta soberanía, toda vez que refleja el interés que se tiene en nuestro país por estrechar lazos con aquellos organismos internacionales encargados de la protección, respeto, observancia, promoción, estudio, divulgación, garantía de los derechos humanos, al ser este un pilar fundamental en la conformación y consolidación de un verdadero Estado de derecho.

Este tipo de actividades nos permiten acercarnos como nación a la mejora y cumplimiento de las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos.

El diálogo que se sostendrá con la Alta Comisionada para los Derechos Humanos nos brindará un intercambio de ideas enriquecedor que nos apoyará y orientará como órgano parlamentario en los trabajos que realizaremos respecto a la atención de los derechos humanos y nos permitirá coadyuvar, atender, con puntualidad las problemáticas complejas de derechos humanos en nuestro país.

Michelle Bachelet es la séptima Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

A finales de los años 90’s, la Alta Comisionada Mary Robinson, acompañó con atención el proceso de diálogo en Chiapas y contribuyó a la paz y a los derechos humanos desde su esfera.

Cuando en el verano del año pasado se anunció la nominación de Michelle Bachelet, como nueva Alta Comisionada, la Cancillería mexicana declaró que se trata no sólo de una distinguida latinoamericana, sino también de una figura fundamental en el campo de los derechos humanos y los derechos de las mujeres.

A las y los mexicanos nos importa mucho retomar la experiencia de Michelle Bachelet en el campo de la complejísima transición latinoamericana a la democracia, sabemos que su experiencia es muy valiosa y que desde la oficina de Alta Comisionada podrá apoyar el actuar esfuerzo de nuestra ciudadanía por construir una sociedad y un Estado mucho más respetuoso de los derechos humanos en nuestro país.

Sea muy bienvenida, doctora Michelle Bachelet, quien tiene una larga experiencia y es además compatriota de la patria de Gabriela Mistral, de Salvador Allende y de Pablo Neruda.

Bienvenida Michelle Bachelet.

(Aplausos)

Vamos a desarrollar un formato de diálogo.

Pediremos, por lo tanto, apego a los tiempos de las Senadoras, Senadores, invitados.

Tendremos, a excepción de nuestra invitada especial, la doctora Michelle Bachelet, tres minutos para hablar todos y cada uno de nosotros.

Por lo tanto, voy a darle la palabra al Diputado Porfirio Muñoz Ledo, Presidente de la Cámara de Diputados, por tres minutos.

El Presidente Diputado Porfirio Muñoz Ledo: Por ser un invitado, cuatro y medio, ¿verdad?

Querida amiga y excepcional enviada, Michelle Bachelet, quisiera traducir, a ver si lo logro, un texto que había preparado, en puntos, para que así se provoque el diálogo. Quizá sería mejor hasta numerarlos.

Quiero, primero, decirle a nuestra invitada que hoy en México tenemos una estrecha cooperación entre la Cámara de Senadores y la Cámara de Diputados. No tenemos que viajar de Santiago a Valparaíso, por decírtelo de alguna manera.

En segundo término, decirte que ha habido una evolución muy importante en México, provisoria, diría, en materia de derechos humanos, después que el año 1911 se modificó el artículo 1º de la Constitución para establecer que los derechos humanos tienen igual importancia, igual jerarquía que el derecho convencional, el derecho de convenciones y tratados.

Esto implicó un cambio de miras desde la enseñanza del derecho, la Judicatura, el Poder Judicial. Claro, México tenía hacía mucho tiempo un artículo, el 133, donde dice que los tratados firmados por México serán Ley Suprema de la Unión, pero la mención específica de los derechos humanos viene hasta 1912.

En realidad hace años no se hablaba de derechos humanos, yo digo que casi hasta el año 1980, porque en la Constitución el título era “garantías individuales” y lo que nos enseñaban en la Facultad de Derecho eran las “garantías” que, por cierto, no había o diré, muy pocas.

Otro punto. Nosotros pensamos que en virtud que los derechos humanos son universales, indivisibles, inalienables y progresivos, todos los campos prácticamente de la jurisdicción mexicana y de la legislación son extensión de los derechos humanos.

¿Qué se está discutiendo hoy y mañana en la Cámara de Diputados? La reforma de la educación, derechos humanos. La reforma laboral y de salarios, derechos humanos. La reforma sobre los derechos de las mujeres, derechos humanos.

Es como el basamento de toda sociedad civilizada.

Para terminar pronto, quiero decirte que hicimos durante cinco años la Constitución de la Ciudad de México, que me permito entregarte. Hasta donde yo sepa, porque fue intencional, todo lo que hay ahí son derechos humanos, no hay nada fraseado de otro modo, de la primera palabra a la última son derechos humanos. No hay ni siquiera, como en otras constituciones, órgano de gobierno, lo presentamos como un derecho humano, derecho al buen gobierno y está inspirado, como sabes, en la Convención de Lisboa, que es la Constitución de la Unión Europea, artículos 41, 42 y 47, donde los órganos de gobierno son también derechos humanos.

Para terminar, quiero decirte que cuando empezamos a discutir dos puntos nada más, los derechos humanos en México en serio, fundamos la Academia de Derechos Humanos en 1981, no había un solo curso, un solo diplomado de derechos humanos en la República. Primero tuvimos que extender el concepto, modificar planes de estudio, una tarea extremadamente larga.

Actualmente –con esto termino- los tres Poderes están complementados para este efecto. La Suprema Corte de Justicia reconoció la constitucionalidad del 96 % de esa Constitución.

Y claro, ello nos lleva a la creación de una Corte constitucional, lo que ganamos en esa Constitución es que todos los derechos son exigibles y judiciales, vamos a tener jueces de proximidad que tendrán que resolver, en diez, cualquier acusación contra alta a los derechos humanos.

Finalmente, se ha creado en México lo que el actual Presidente de la Corte, lo dijo hace mucho tiempo, un bloque constitucional, ese bloque está compuesto por la Constitución y los tratados de convención y, en caso, sean distintas las disposiciones prevalecen las disposiciones pro persona, la que sea más favorable a la persona.

Y para terminar, porque ya están preparando un boletito para decirme que es tiempo, le diré que desde que comenzamos hemos puesto el acento, aquí en México, derechos indígenas, derechos de las mujeres, derechos de los migrantes y libertades públicas y mucho tiempo empleamos el derecho al sufragio.

Por último, aquí en México, en Chapultepec cerca aquí, hubo la Convención de 45, la Conferencia de Chapultepec, previa a la Carta de San Francisco y aquí se decidieron las dos grandes vertientes que están articuladas, civiles, políticos, económicos y sociales, la famosa DESC, que se juntaron después en la Carta de San José.

Por último, yo quiero hacer una mención del carácter, diría yo, o el que piensa obviamente como Alta Comisionada, pero no conozco ningún diplomático en la materia que haya padecido, sufrido en carne propia las violaciones de derechos humanos y que ha tenido tal experiencia de gobierno. Creaste el Instituto de la Mujer. Creaste el Instituto de Derechos Humanos, el Ministerio de la Mujer y de Equidad de Género, siempre tuviste el ojo y la decisión atenta a estos problemas.

Ya llevo ocho, me debes tres.

Por final, yo quisiera un punto subrayar. Nosotros que creemos en las causas de derechos humanos nos da mucho gusto cuando ustedes, los organismos internacionales hablan fuerte como lo hace nuestro amigo el encargado en México de la oficina. Y nos gusta que hablen fuerte no solamente del presente, sino también del pasado.

Cuando terminemos tu gira verás, por ti misma, que la mayor parte de las demandas tienen que ver, te vas a aprender una palabra de memoria, es de origen indígena, se llama Ayotzinapa, dicho así en japonés, te lo van a repetir en todas partes.

Sin memoria no hay derechos humanos. Sin decisiones políticas del Estado estos se ahogan.

Esperamos que ahora sea el día de esos derechos, con motivo de la refundación política de México y de lo que llamamos la cuarta transformación del país.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Se concede ahora el uso de la palabra, para un primer planteamiento, a la doctora Michelle Bachelet.

Adelante, por favor.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet: Muchas gracias, Presidente.

Señor Presidente del Senado Martí Batres.

Señor Presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz.

Señora Subsecretaria de Relaciones Multilaterales de Derechos Humanos, Martha Delgado.

Señoras Senadoras, Vicepresidentas, Vicepresidentes.

Senadoras Secretarias.

Señoras y Señores Senadores.

Colegas de Naciones Unidas:

Primero que nada, encantada de estar acá.

Yo quiero decir, sin embargo, que yo tenía pensado que iba a ser una reunión chiquitita, no tengo un discurso, sino que voy a compartir con ustedes algunos pensamientos.

Primero, agradecer esta tremenda oportunidad de esta reunión con representantes de distintas fuerzas políticas del Senado y con participación también del Presidente de la Cámara de Diputados.

Para nosotros como Oficina de Naciones Unidas del Alto Comisionado, hay que decir ahora Alta Comisionada de Derechos Humanos, es clave mantener un diálogo abierto con todos los poderes del Estado y, sin duda, el Poder Legislativo juega un rol trascendental a la hora de concretar decisiones que inciden en la vida de su ciudadano.

Celebrar también y no hacer menos la paridad de género que existe hoy día en el actual Senado y Congreso de la Unión.

(Aplausos)

Y alentar a que se pueda continuar adoptando una agenda legislativa ambiciosa para el empoderamiento, la igualdad de mujeres y hombres en su país, la protección de los derechos de las mujeres, como son las reformas que permita avanzar también en los derechos sexuales y reproductivos.

Quiero señalar que efectivamente, permítame sacarme un segundo el sombrero de Alta Comisionada y colocarme el sombrero de mi patria para una vez más en este lugar agradecer lo que así fue la solidaridad permanente de México con los chilenos, con el pueblo de Chile, en los momentos duros vivió la dictadura.

(Aplausos)

Solidaridad que se reflejó en la acogida de un gran número de refugiados que vinieron buscando aquí reconvertir sus vidas en algo positivo y que yo estoy segura que en casos de muchos de ellos, contribuyeron positivamente también al desarrollo de esta sociedad, de sus propias experiencias y también de un tremendo amor a México.

Hay muchas gentes que vinieron de muchos partidos, pero hay un partido que vino mucho, entonces en nuestro país le llamamos la “Mafia Mapu México”, porque pasaban los años, estaran donde estaran, siempre era un grupo, después estaban en otro partido, pero esta identidad con México, el cariño que recibieron acá, lo que aprendieron que y que fue recogido, se ha mantenido históricamente y hay muchos líderes chilenos que contaron con ese apoyo y por eso quiero agradecer.

Señalar que efectivamente cuando estamos hablando de los derechos humanos todas las personas independientemente de su educación, de su nivel socioeconómico, de su identidad religiosa, de su identidad de género, de su etnia en donde pertenecen, del lugar del mundo donde pertenecen son personas sujetas de derecho.

El año pasado celebramos los 70 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y para mí fue muy interesante una posibilidad de revisar todo lo que había significado llegar a esta declaración.

Yo creo que es una pieza extraordinaria, de amor a la humanidad, una pieza extraordinaria de ética, de valores y de principios, pero que también tiene de interesante, porque cuando uno discute con distintos miembros de distintos países se tiende a buscar una relativización cultural, diciendo que los derechos humanos no son iguales para todo.

Y sin embargo uno lee y señalan que los derechos humanos reflejados en la Declaración Universal serían derechos occidentales, pero la verdad es que cuando uno indaga profundamente en cómo se creó, cómo fueron los comisionados, fueron personas de distintas partes de la tierra, sin duda latinoamericanos, como mi compatriota Hernán Santa Cruz, peruano, Perú; de la India, hubo de China, hubo de múltiples lugares.

¿Por qué digo esto?     Porque incluso una mujer de la India que fue en esa época, se hablaba de los derechos del hombre, nos hablaban de los derechos de los seres humanos.

Y ella fue la que dijo que había que incluir una terminología distinta, que era la de los derechos de los seres humanos para evitar que las mujeres y sus derechos pudieran ser conculcados, utilizando ese lenguaje de la Declaración Universal.

Y la verdad es que esta Declaración Universal que parece ser muy antigua sigue siendo lamentablemente, por un lado en el sentido de los desafíos que tenemos como planeta de responder a los derechos de todas las personas sigue estando plenamente vigente, y si bien hay muchos países, y cuando miramos setenta años atrás hemos avanzado extraordinariamente.

Hace setenta años atrás la mortalidad materna era altísima en muchas partes del mundo, en muy pocos países las mujeres podían votar, en fin, yo podría hablar de todo el progreso, pero, sin duda, persisten deudas muy importantes desde el punto de vista en todo el mundo.

Hoy cada país tiene avances, algunos tienen retrocesos y otros tienen retos y otros tienen deudas pendientes por cumplir.

Pero además hoy día estamos en un momento en que para el país, para personas como yo, yo creo que la gran mayoría de los que estamos aquí nos damos cuenta que la creación asume junto con la creación universal, que surge de los horrores de la guerra, de la percepción del mundo de que nunca más, que no podemos volver a aquello, y surge, por tanto, este lineamiento de ideas, de valores, de principios sobre los cuales se tiene que construir la comunidad internacional.

Asimismo, también se generan todos los instrumentos que permiten pensar cómo, cuál es la gobernanza global que nos permita, efectivamente, llegar a no repetir algo como las dos guerras mundiales previas, y se genera toda la estructura institucional que no es perfecta, que es mejorable permanentemente, pero basada en la idea de la voz de todos los países del mundo, en ese multilateralismo que nos ha permitido que países pequeños puedan también tener una voz y no ser arrasados por países grandes y que sus derechos puedan ser también cumplidos.

Y hoy día estamos viviendo en el mundo una situación distinta, donde en algunos sectores, en algunos países el multilateralismo se busca erogar, se busca disminuir.

También estamos viviendo un cierto retroceso de los derechos humanos desde el punto de vista tanto del lenguaje, de la importancia que se le atribuye en las negociaciones a nivel multilateral, y también un cierto retroceso de los derechos de las mujeres y, por lo tanto, para nosotros es cómo retomamos estas banderas de derechos humanos y las hacemos una realidad, ya no sólo en el discurso, y creo que todo el mundo lo tiene, sino en la implementación práctica de políticas, de leyes, de líneas, de programas concretos.

Y en ese sentido, Naciones Unidas también enfrentando el mundo que tiene múltiples conflictos y tiene múltiples desafíos, porque junto a los problemas del multilateralismo y del retroceso de los derechos humanos, mucho de este contenido también vemos problemáticas que si continúan así van a seguir teniendo desafíos globales que pueden ser muy graves para la humanidad, como el del cambio climático, ¿es verdad? como el de los flujos migratorios, producto muchos de ellos por conflictos que no se han resuelto adecuadamente o por cambio climático; desplazamiento de un país hacia otro, como lo hemos visto, pero también desplazamientos internos de los países por conflictos por sequía, por falta de elementos, por violencia, por inseguridad.

Situaciones como los migrantes, y, claro, para ustedes es muy claro el tema de la caravana de migrantes, pero nosotros vemos este flujo y hemos visto lo que ha sucedido con la mortandad de personas buscando llegar en las peores y precarias condiciones buscando llegar a Europa y morir ahogados en el Mediterráneo, y así hemos visto como si no resolvemos en el mundo los temas de las desigualdades no vamos a ser capaces de resolver todo este tipo de conflictos que estamos viendo.

Y es por eso que los países, México incluido, sin duda, se comprometieron no sólo a la Agenda de París para lucha y combatir el cambio climático, a la Agenda 20-30 del objetivo de desarrollo sostenible, y yo ando aquí con, para nunca olvidarme, con el ping que muestra los 17 objetivos sostenibles, y por cierto con el concepto clave de no dejar a nadie atrás.

Y aquí tal vez una recomendación, porque cuando uno tiene que definir cada país tendrá que definir sus políticas específicas y las leyes que permitan garantizar esos derechos y no dejar a nadie atrás, es clave visibilizar lo invisible, y lo digo porque en reuniones con personas afrodescendientes dicen que muchos de los países no existe, por ejemplo, el dato desagregado, estadístico de personas afrodescendientes.

Lo mismo pasa con las personas con discapacidad o necesidades especiales, no existe una invisibilización, y hoy así uno podría, en el caso de muchos países las mujeres tampoco están clara, y así todos los sectores más vulnerables en otros lugares, los pueblos indígenas no están registrados, específicamente de manera de poder decir cómo hacemos políticas que, efectivamente, nos hagan permitir responder a esas necesidades distintas, porque si a todos les damos lo mismo, pues mantenemos las desigualdades y no vamos a permitir que, a lo mejor los que están abajo suban un poquito más, pero van a seguir manteniéndose muy abajo.

Entonces digo esto porque para nosotros el compromiso de la Agenda 20-30 es clave, y hoy día si seguimos haciendo las cosas como siempre en cambio climático y en Agenda 20-30, al 20-30 no vamos a ver cumplido nuestro requisito y el mundo y los países se van a ver enfrentados a conflictos sociales, políticos, económicos de gran gravedad.

Por cierto que los derechos humanos son enormes, así ustedes los conocen muy bien, el ámbito grande, pero quiero mencionar algunos de los cuales yo he estado escuchando y relacionándome con distintos organismos de la sociedad civil, también de gobierno, el tema de los derechos políticos y civiles.

Y aquí don Porfirio señalaba, ¿no es verdad? el mirar, cómo, hacia adelante, uno puede garantizar los derechos políticos y civiles de todos, todas las libertades, la expresión, la participación, la participación de la sociedad civil, componente clave de políticas públicas que realmente sean sentidas como legítimas por la población, pero por otro lado también de las del pasado.

Yo soy médico, vengo de un país que teníamos deudas históricas muy graves, y soy una convencida que las heridas cuando no están limpias no sanan. Y por eso hacerse cargo de las deudas del pasado y mirar todo lo necesario para generar todos los instrumentos de manera que en aquellos casos en que todavía las familias no conocen el paradero de sus seres queridos, o como en el caso decía el Presidente de la Cámara de Diputados, Ayotzinapa.

Y quiero contarles que acabamos de firmar, en la Cancillería, con el Ministro de Relaciones Exteriores, un acuerdo que deriva, por un lado, de lo que fue una sentencia del Poder Judicial, que luego este gobierno también tomó como un compromiso, la sentencia se derivó de una comisión, de verdad, luego este gobierno también lo incorporó y la decisión presidencial de incorporar en aquel trabajo a nuestra organización como a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Hemos firmado un acuerdo de cómo nosotros acompañar este proceso de manera también asegurar que los objetivos que se buscan se cumplan. Y el día de mañana imagino poder decirlo vamos a firmar con el Presidente, o sea, con el Ministro, pero con la presencia del Presidente de la República, un acuerdo donde la oficina también va a acompañar el proceso.

Y quiero también felicitar a ustedes por todos los cambios a la reforma constitucional en relación a un tema que sé que ha sido muy discutido, pero que finalmente en el Congreso de la Unión no hubo acuerdo sobre la Guardia Nacional.

¿No es verdad? Ahora viene el proceso de las tres leyes específicas y nuestra oficina no sólo va a acompañar el proceso de las leyes específicas, pero también el proceso de educación, formación, porque creemos que lo que es clave en cualquier institución, más allá de cómo esté conformada y quiénes son los que la dirigen, porque más allá de eso es el modelo cómo uno enfrenta la situación de seguridad garantizando los derechos humanos.

Si eso no se hace, cualquier sea la institución, se pueden repetir errores del pasado. Y por eso también ahí junto con la Cruz Roja queremos apoyar en eso y también apoyar con experiencias internacionales que permitan avanzar.

Muy rápidamente, porque yo dije que iba a hablar tres minutos y estoy hablando como latinoamericana mucho más de lo necesario.

Los derechos económicos-sociales y culturales.

Los derechos de la mujer.

Los derechos de la niñez que son muy claves porque este año cumplimos 30 años de la Convención de la Infancia y también aquí queremos pedir al Senado que hay algunos pocos instrumentos internacionales que ustedes todavía no han ratificado que ojalá puedan avanzar, son poquitos, ustedes han ratificado la gran mayoría, podamos avanzar en eso, creo que hay un protocolo adicional de la niñez y hay ochos protocolos adicionales.

Bueno, entiendo que ustedes también pronto van a ver el Convenio 189 que tiene que ver con el trabajo de las mujeres de trabajo doméstico que también puede ser muy importante.

Por supuesto el derecho de los pueblos indígenas.

El derecho de los migrantes.

Los derechos de las personas con necesidades especiales, con discapacidad.

Y un tema que también está muy cerca de nuestra preocupación y de nuestro interés que toda la situación de los defensores de derechos humanos y de los periodistas, existen los mecanismos pero cómo generamos mejores instancias a aquellas.

Yo creo que no hay país perfecto en el mundo, todos los países tienen retos grandes y México también tiene sus retos, y nosotros sólo queremos señalar que desde la oficina queremos acompañar al Estado mexicano en todo lo que signifique el aporte que nosotros podamos contribuir a que ustedes puedan seguir sacando adelante los retos que aún nosotros tenemos un sistema de derechos humanos que es el Consejo de Derechos Humanos que está en Ginebra, no es verdad que saca resoluciones permanentemente.

Tenemos el sistema de los tratados, que también tiene recomendaciones, y lo que llaman procedimientos especiales, los relatores especiales, varios han venido de visita acá, que sin duda todos ellos en cada visita a cada país hacen recomendaciones de manera de apoyar a los países.

Nosotros creemos que hay que dar respuesta a violación de derechos humanos que existen, pero también es clave prevenir y, en ese sentido, también muchas de las recomendaciones permiten prevenir y no solo actuar después.

Termino señalando que mi interés en este cargo es traer, por un lado, mi experiencia por haber sido víctima de violación de derechos humanos en la dictadura, haber estado presa, mi padre muerto por tortura, salido al exilio, participado en una ONG de apoyo a la infancia, pero también mi experiencia de gobierno, lo único que no tengo, porque nadie es perfecto, es haber sido parlamentaria, pero sí me tocó como Ministra interactuar mucho con el Parlamento y como Presidenta tratar de mirar desde mi cargo, pero también cómo puedo entender la lógica y la dinámica de los países, y mirar de qué manera entonces puedo apoyar mejor la tarea que tengo que realizar.

Finalmente, terminar diciendo que -tal como dijimos en la ceremonia que tuvimos recién- creo que la mejor manera de garantizar que tengamos derechos humanos respetados permanentemente es que en todos los casos pendientes se puede avanzar en verdad, en justicia, en reparación y en garantía de no repetición, porque eso es lo que garantiza algo que aquí, en mi país y en todos los países es muy importante, que es el “nunca más”.

Estoy segura que el compromiso que este Parlamento tiene con los derechos humanos se va a ver reflejado también en la discusión de un conjunto de otras tareas, como la eliminación del arraigo, la creación de un modelo forense autónomo, el reconocimiento irrestricto de la competencia de la Corte Internacional, la despenalización del aborto, en fin, hay múltiples tareas que ustedes están abordando y que esperamos puedan ser muy exitosas.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Vamos a proceder con las intervenciones de integrantes de las comisiones y queremos plantear lo siguiente: primero, ceñirse al tiempo, son tres minutos máximo como intervención, pueden intervenir menos tiempo.

A las 13:30 la doctora tiene que retirarse a otras actividades.

Las intervenciones serán desde los escaños y participarán integrantes de las comisiones de: Relaciones Exteriores, Derechos Humanos, Justicia, Seguridad Pública, Bicameral de Seguridad Nacional, Igualdad de Género y Derechos de la Niñez y la Adolescencia.

Comenzaremos con la intervención de la Senadora Katya Ávila, hasta por tres minutos, integrante de una de estas comisiones.

Adelante, por favor, Senadora.

La Senadora Katya Elizabeth Ávila Vázquez: (Desde su escaño) Gracias, Presidente.

Doctora Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos

Sea usted bienvenida al Pleno de esta soberanía, el Senado de la República la recibe con mucho agrado y reconoce su destacada trayectoria de vida en favor de la defensa y procuración de los derechos humanos en América Latina.

En días recientes hemos seguido con gusto las actividades que ha venido desarrollando en su visita a este país y me voy a referir al encuentro que sostuvo con organizaciones de la sociedad civil, en el cual se hicieron de manifiesto diversas inquietudes que tienen que ver con los derechos económicos, sociales y culturales, particularmente llamó la atención la preocupación por la gestión integral de riesgo y protección civil.

A partir de las experiencias derivadas del sismo del pasado 19 de septiembre de 2017, es imprescindible realizar una actualización del diagnóstico sobre el funcionamiento del Sistema de Protección Civil, en el que confluyen personas, responsabilidades administrativas, instituciones y objetivos, con el objeto de salvaguardar la vida, la integridad y bienes de la población.

Es una constante que a nivel local no se cumplan con los requerimientos mínimos de lo que debiera ser un sistema integral, por lo tanto la respuesta ante la presencia de agentes perturbadores, tiende a ser de resultados magros e insuficientes.

En gran medida, una de las áreas de oportunidad está trabajar hacia la homologación de objetivos, funciones y atribuciones de las unidades de Protección Civil a nivel nacional, que vincule, armonice y complemente en las acciones de coordinación.

Asimismo, es fundamentar elevar los criterios y perfiles de los integrantes de las estructuras para la planeación y diagnóstico, adecuado de los diferentes instrumentos a saber, como Programa de Protección Civil del estado o alcaldía, el Plan Familiar de Protección Civil, programas internos de Protección Civil, entre otros.

El diseño del sistema requiere de dinamismo y flexibilidad que permita transitar a un nivel de sistema cultural, en una sociedad resilientes, tal como se establece en el marco de acción de Sendai para la reducción de riesgos de desastres 2015-2030.

Es por eso, que desde esta soberanía, nos comprometemos a brindar todos nuestros esfuerzos para transitar a una correcta gestión integral de riesgo y pasar de acciones reactivas a una política preventiva y en la construcción de sociedades resilientes.

El mundo, es propenso a sufrir la afectación…

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Tiempo.

Concluya, por favor.

La Senadora Katya Elizabeth Ávila Vázquez: (Desde su escaño) Sí, estoy por concluir.

Por cualquier tipo de fenómeno, y sea de origen natural o causado por la actividad humana. Como sociedad, hemos sido testigos de cómo ante las adversidades siempre sale a la luz el amor y la solidaridad y, justo estos sentimientos son los que nos caracterizan a los mexicanos y a todos los latinoamericanos.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senadora.

Tiene ahora el uso de la palabra el Senador Miguel Ángel Mancera, integrante de la Comisión de Justicia, hasta tres minutos.

El Senador Miguel Ángel Mancera Espinosa: (Desde su escaño) Muchas gracias, Presidente.

Sea usted bienvenida, doctora Michelle Bachelet.

Para el grupo parlamentario del PRD es motivo de orgullo su visita y, por supuesto, hacemos nuestros y compartimos todos y cada uno de los planteamientos, recomendaciones y objetivos que ha señalado en el documento de análisis.

Es clarísimo el trabajo que se tiene que realizar y que, por supuesto, nosotros estamos fomentando e impulsando desde esta Cámara, desde la Cámara de Senadores.

Quiero reconocer el papel fundamento que jugó la Oficina de Alto Comisionado de Naciones Unidas en la construcción de la Guardia Nacional, sus comentarios, sus señalamientos fueron fundamentales para poder alcanzar, después, el consenso.

Y vamos a seguir en la misma línea para la construcción, porque aún como se señalaba ya, faltan las leyes secundarias.

De la misma manera reconocemos los pronunciamientos que ha hecho en materia de migración y esperamos que su visita constituya un estímulo para nuestro país en esta línea, la línea de lograr que nuestros hermanos migrantes puedan encontrar un beneficio sustancial de apoyo, desde el mismo apoyo económico, hasta el apoyo directo en cada una de sus personas.

Doctora Bachelet, usted es una mujer que da ejemplo y le quiero decir que aquí en el Senado de la República usted tiene muchas aliadas, en este Senado de la República hay mujeres que realizan la defensa de las mujeres, la defensa de las niñas, de las adolescentes, del medio ambiente, de muchas de las causas que han planteado ya los lineamientos de su programa.

Así que cuente usted con todas las mujeres, con nuestra Senadora del PRD y, por supuesto, con todas las Senadoras que se encuentran aquí, que estoy seguro que son sus aliadas.

Muchas gracias por su visita y, enhorabuena, que tenga una feliz estancia.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchísimas gracias, Senador Mancera.

Tiene ahora el uso de la palabra el Senador Israel Zamora, también integrante de las comisiones.

Adelante, por favor.

El Senador Rogelio Israel Zamora Guzmán: (Desde su escaño) Gracias.

Estimada doctora Michelle Bachelet, sea bienvenida a este Senado de la República, reciba también un fraternal y afectuoso saludo de las Senadoras y de los Senadores del Partido Verde Ecologista de México.

En nuestro grupo parlamentario, consideramos que su visita a este Poder Legislativo, es de fundamental importancia, en primer lugar porque su corazón es latinoamericano, y en segundo, porque su trayectoria política y su gestión como mandataria en dos períodos de la hermana República de Chile, le da un alto conocimiento y pulso sobre los problemas de la región en materia de derechos humanos, seguridad, desplazamientos, migración, lo que usted comentó como caravana migrante, también un éxodo migrante, también acerca de las desapariciones y del medio ambiente, por mencionar algunos.

En nuestro país tenemos plena conciencia de los retos en esta materia y su visita por eso se convierte en muy oportuna.

El cambio de gobierno nos abre un abanico de posibilidades en materia de políticas públicas para corregir y cambiar paradigmas, para hacer también balances y dar virajes hacia nuevos horizontes, que nos permitan cumplir nuestros grandes objetivos como nación.

Tal y como usted lo resaltó en su informe anual, estimamos que varios de los asuntos que he mencionado tienen su origen en la desigualdad, que lamentablemente impera en toda América Latina.

Existe un ánimo sin embargo y altas expectativas de la sociedad mexicana con el nuevo gobierno que, por cierto tiene una grande aceptación y eso ha permitido que se logren grandes avances.

Esta inigualable coyuntura ha permitido hacer reformas trascendentales para la vida pública del país, como ya se mencionó, la Guardia Nacional en materia de Seguridad Pública y reformas para combatir el fenómeno de la corrupción, que son los dos grandes flagelos de México.

El Senado de la República, por cierto, escuchó las recomendaciones de la ONU, respecto a la no militarización del país y, sobre todo, el respeto irrestricto a los derechos humanos.

Por ello en este inicio de nuevo rumbo y de generar sinergias, su visita nos permitirá reforzar nuestros compromisos internacionales, sobre todo para atender las 264 recomendaciones del Consejo de las Naciones Unidas.

Y en el marco de la construcción del Plan Nacional de Desarrollo 2019 y 2024, éstas van a ser consideradas en concordancia con la Agenda 20-30 para el desarrollo sostenible.

Reiteramos nuestro agradecimiento por su visita, México y este Senado son su casa.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senador.

Tiene ahora la palabra, la Senadora Nancy De la Sierra Arámburo, integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores.

Adelante.

La Senadora Nancy De la Sierra Arámburo: (Desde su escaño) Muchas gracias.

Bienvenida Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, aquí estoy justo en el centro de usted.

Quiero decirle que el trabajo y la lucha para lograr los derechos humanos en México, debe ser permanente, porque mientras exista un niño sin educación, sin acceso a la salud, sin acceso a la seguridad, mientras en México no haya igualdad de oportunidades, no haya igualdad en la forma de vivir, en donde esta brecha sea tan extrema, no podremos hablar de pleno desarrollo de los derechos humanos.

Por eso quiero decirle que México está comprometido para cumplir con la Agenda 20-30.

Sabemos que, como bien lo dijo, nos va a costar mucho trabajo, pero confiamos en que el gobierno de la República pueda implementar políticas públicas que nos ayuden a alcanzar esto 17 objetivos y cuente con nosotros en el Senado de la República para que acompañemos el logro de esto que sin lugar a dudas solamente beneficia a nuestra sociedad.

Agradezco la disposición de estar aquí, de entablar este diálogo, de poder conocer nuestra situación, que es muy semejante a la de otros países, y estoy segura que con trabajo cotidiano, con esfuerzo continuo, pero sobre todo, con apertura y acompañamiento, respetándonos como países, podremos mejorar en este gran compromiso.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora.

Tiene ahora la palabra la Senadora Indira Kempis Martínez, integrante de la Comisión para la Igualdad de Género.

La Senadora Indira Kempis Martínez: (Desde su escaño) Aquí.

Bienvenida, y no te quiero llamar Alta Comisionada, te quiero llamar Presidenta, porque ese es el sueño del futuro que le hace falta a este país.

Y con esto, hablar de nuestro rezago histórico, que también lo conoces, porque es muy similar al tuyo, saber que el piso no está parejo para nadie y entonces la gran pregunta es: ¿qué hacemos, cómo nos coordinamos? Porque la ciudadanía a la que hoy representamos está allá afuera esperando resultados, no discursos, y ante esto la realidad de nuestro país nos está rebasando.

Cifras alarmantes como más de 250 mil muertos, 40 mil desaparecidos, 300 mil desplazados, y una incalculable de víctimas de violaciones, torturas, feminicidios, desigualdades y opresiones y la ausencia de las garantías y las libertades.

La agenda legislativa, que tendríamos que cooperar para que realmente resulte, va en el sentido de anticiparnos al futuro porque las leyes no sólo están aquí para parchar los errores del pasado, sino para ver qué es lo que viene y cómo vamos actuar ante los grandes retos colectivos y el desafío global que tenemos.

Por eso para nosotros como grupo parlamentario hay grandes temas a debate en este momento que son importantes de abordar, la Guardia Nacional ante el hilo del que depende el respeto irrestricto a los derechos humanos, los programas destinados para las mujeres, como las estancias infantiles o los refugios para las mujeres violentadas, la ampliación de causales de prisión preventiva, el cambio climático y la nuevas energías para dejar de depender de los combustibles fósiles, como ya se hace en muchos países.

Y hago aquí un corchete muy grande, porque además de hablar de los derechos de los indígenas, de la comunidad, del LGBTIQ, de los migrantes, también tenemos que hablar de nosotras, y por eso decía que te quiero llamar, Presidenta.

Mañana las Senadoras de este grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano presentamos una iniciativa para que el piso esté parejo en equidad salarial, a la que invitamos a todos y todas a sumarse para ese camino de la cooperación.

Tú has dado batallas desde la juventud, yo soy una de las Senadoras más jóvenes de este recinto y de este Pleno, y en este Senado paritario creo que el compromiso más grande es por la ética, la paz, la dignidad, la libertad y la equidad de nuestro hermoso país.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Beatriz Paredes Rangel, integrante de la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional.

La Senadora La Senadora Beatriz Elena Paredes Rangel: (Desde su escaño) Honorable Asamblea:

Distingue al Senado mexicano, la presencia de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos del Sistema de las Naciones Unidas, pero nos satisface, aún más, el hecho de  que esa responsabilidad recaiga en una destacada Latinoamericana, chilena, la primera mujer Presidenta de su país, una gran militante de la vida, que supo sobreponerse a una dura biografía y demostrar, con sus actos, talento político, visión de Estado y capacidad de armonización, con perspectiva progresista, de la sociedad chilena. Reciba, Sra Michelle Bachelet, la más cálida bienvenida a México, espacio donde se le aprecia y valora.

Hablo a nombre del Grupo Parlamentario del PRI, en mi condición de integrante de la Comisión Bicamaral de Seguridad Nacional y de Relaciones Exteriores. Desde esas plataformas, mis comentarios.

La cuestión de los Derechos Humanos ha de observarse en México, concientes del claroscuro que ha caracterizado la historia de nuestro país en esta materia. Si bien es cierto que hemos procreado Instituciones y establecido leyes que cumplen con las convicciones de la ética pública y recogen los acuerdos internacionales que ha suscrito el Estado Mexicano, también es verdad que en nuestra realidad se presentan situaciones graves, incluso trágicas y aberrantes, que no pueden llevar a nadie a sentirse satisfecho de la situación en su totalidad. Por eso, en este tema, en México siempre debemos estar alertas. De allí la insistencia de este Cuerpo Colegiado, para que la Guardia Nacional mexicana sea una Institución de carácter civil, con la coadyuvancia de las Instituciones castrenses, es cierto, pero sin sustituir la jerarquía del mando civil, ni desnaturalizar al Ejército y a la Armada, convirtiéndolas en instituciones policiales o de persecución. Confiamos en que la colaboración respetuosa del Sistema de Naciones Unidas, a través de usted, incidirá en que el surgimiento de esta nueva Institución, que puede ser vital en el combate a la delincuencia, se dé, adoptando los parámetros y límites de una corporación eficaz, observadora y vigilante de los Derechos Humanos.

Esperamos que efectivamente, en los nombramientos, se cumpla con la Ley.

Al adicionar la propuesta original sobre la Guardia Nacional, evidenciamos la riqueza de la colaboración democrática entre Poderes, y la decisión de preservar los principios esenciales que dan cohesión a nuestro Estado Nacional Democrático. Así lo ratificó la votación por unanimidad de este Senado.

Esto, es de la mayor trascendencia, porque nos encontramos en una de esas etapas de la Historia del mundo en que la desesperación por la inseguridad, lleva a las sociedades a olvidar los valores humanistas y el actuar en concordancia con las normas civilizadas de la convivencia humana. La barbarie delincuencial y la prevalencia del crimen, despiertan deseos de venganza y castigo en las sociedades, que a veces reclaman la legitimación de la barbarie gubernamental para sentirse seguros. La dolorosa conceptualización de “Ojo por Ojo, Diente por Diente.”

Son periodos en los que se pone a prueba la convicción de los Gobernantes, su vocación democrática profunda. Actuar con la fuerza del aparato del Estado en momentos de crisis es la respuesta fácil, aunque la historia nos ha enseñado, en todas las latitudes, que las más de las veces, ha sido la respuesta equivocada. Solo la legalidad democrática, la firmeza, eficacia y la honestidad en la actuación constituye alternativa cierta y duradera.

La migración es otra de las cuestiones que está sometiendo a prueba al espíritu social. La irresponsabilidad de los Gobernantes que alientan la Xenofobia; las decisiones unilaterales, ignorando Convenciones Internacionales, que atentan contra los Derechos Humanos de los migrantes, demanda la concurrencia del Sistema de Naciones Unidas y de los países que ven lastimados a sus connacionales. De allí que solicitemos una enérgica condena a la separación familiar, que produce las dolorosas situaciones de niños no acompañados, colocados en la frontera México-Estados Unidos como si fueran “bultos indeseables”. Un “Programa integral para infantes no acompañados”, con la participación de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, abriría alternativas. Expresamos, así mismo la solidaridad del PRI con la permanencia y ampliación de las estancias infantiles en México.

México es un país de recepción, tránsito y emisión de migrantes, de ahí la compleja problemática. A los legisladores nos interesa podamos ser ejemplares en nuestra Frontera Sur. Que ningún migrante que pretenda atravesar nuestra frontera, o transite por nuestro territorio, independientemente de su origen, vea vulnerados sus Derechos Humanos. Lograr que la Frontera Sur de México sea un espacio de convivencia y vigencia de la migración ordenada y constructiva, es uno de los grandes desafíos en los que su oficina puede ser de enorme utilidad.

Distinguida Sra Bachelet

Un destacado poeta, inmortal, como son todos los verdaderos poetas dijo:

“… desde Topolobampo a Sinaloa, bajé por esos nombres hemisféricos, ásperos nombres que los Dioses dejaron de herencia a México cuando en él entraron a mandar los hombres, menos crueles que los Dioses…. y –y dijo el poeta-… que no hay en América, ni tal vez en el planeta, país de mayor profundidad humana que México, sus hombres.”

A ese México, que pudo ver Pablo Neruda, queremos que respalde y fortalezca para la plena vigencia de los Derechos Humanos en este siglo XXI, para que verdaderamente sea el espacio… “De grandiosa generosidad, de vitalidad profunda, de inagotable historia, de germinación inacabable”…. que supo descubrir su compatriota.

Gracias

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senadora.

Tiene ahora el uso de la palabra la Senadora Josefina Vázquez Mota, Presidenta de la Comisión de Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, hasta por tres minutos.

La Senadora Josefina Vázquez Mota: (Desde su escaño) Gracias, Presidente.

“No concibo un desarrollo a espaldas de las personas donde sólo importan los números y no como lo están pasando las familias en sus casas” Michelle Bachelet.

La protección de los derechos humanos debe iniciarse desde los primeros días de vida.

La UNICEF ha establecido que la humanidad tiene la oportunidad de reinventarse con cada niño que nace, la primera infancia es el período de la vida en que el cerebro duplica su tamaño, se trata de una oportunidad irrepetible, porque si priorizamos el comienzo de la vida cambiamos toda la historia.

Excelentísima señora Michelle Bachelet, muy bienvenida.

El día de hoy a usted como mujer, madre, médico pediatra y experta en temas de género y de primera infancia, queremos compartirle nuestra enorme preocupación frente a las políticas públicas de la actual administración federal que atentan contra la obligación del Estado al cancelar sin sustento programas sociales claves como las estancias infantiles, entre otros, sustituyéndolos con la entrega de recursos directos a la población, con lo cual deroga en los hechos los derechos de la niñez y de las madres a la seguridad social que el Estado debe proporcionarles.

La persona invitada por el actual gobierno para dirigir este programa y que se encuentra aquí con nosotros, fue notificada el 5 de febrero que cerrarían las estancias por razones de orden político.

El día de hoy más de 9 mil estancias infantiles que atienden a cerca de 330 mil niños se encuentran en peligro. El programa ha beneficiado a cerca de 2 millones de madres y padres solos y ha atendido a más de 2 millones y medio de niñas y niños de las familias más vulnerables de nuestro país, cerca de 4 mil niñas y niños con discapacidad estaban siendo atendidos.

Se han presentado más de cuatro mil amparos y a la fecha se han otorgado suspensiones definitivas favorables, que en su mayoría no han sido acatadas.

Al encarecer el servicio, sin intervención del gobierno federal, al 50 % de las niñas y niños de mujeres y padres trabajadores, nos coloca en una grave emergencia social.

Estas decisiones afectan los objetivos de la Agenda 20-30.

La Comisión de los Derechos Humanos ha manifestado que es una medida discriminatoria contra padres y madres trabajadores, que profundiza las brechas de desigualdad de género.

Todas las fuerzas políticas de este Senado votamos por unanimidad un exhorto al Poder Ejecutivo para mantener este modelo con estándares de transparencia, a la fecha no hemos sido escuchados.

El pasado jueves un grupo de Senadoras, Senadores, actores de la sociedad civil, hicieron entrega de una carta a Naciones Unidas sobre el estado que guardan las estancias infantiles y tenemos la certeza que esta carta está en sus manos.

Retomando sus palabras, puedo decirle que miles de familias la están pasando muy mal en sus casas, por eso su presencia en nuestro país es una ventana de esperanza y pedimos que su voz se sume a la de miles de niñas y niños. Usted sabe que las niñas y los niños no tienen partido, tienen derecho.

Y termino con Pablo Neruda:

“El niño que no juega no es niño, pero el hombre que no juega perdió para siempre al niño que vivía en él y que le hará mucha falta”.

Pedimos su apoyo.

Es cuanto.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senadora.

Tiene la palabra la Senadora Kenia López, Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos.

Adelante, por favor, hasta por tres minutos.

La Senadora Kenia López Rabadán: (Desde su escaño) Muchas gracias.

Señora Michelle Bachelet, México es un país en donde los periodistas y los defensores de derechos humanos viven en peligro permanente. Solo en este primer trimestre 16 defensores de derechos humanos y periodistas han sido asesinados, una cifra sin precedentes.

Preocupa la situación, pero preocupa más aunada al hecho que no contamos con presupuesto suficiente para atender la materia, contradiciendo las recomendaciones emitidas a México por la ONU.

La violencia, histórica herida de nuestro país en la última década, ha generado estragos que tampoco se están combatiendo. Para muchos la violencia ha significado la necesidad de dejar sus lugares de origen para proteger su vida y la de sus familias. El desplazamiento forzado interno obliga a huir de la delincuencia organizada.

Alta Comisionada, una de las caras más dolorosas de la violencia son los desaparecidos. Hoy 40 mil 180 seres humanos están desaparecidos en nuestro país, familias enteras marcadas por el dolor, por la desesperanza, por la impotencia ante la omisión de las autoridades son revictimizadas.

Las mamás de los desaparecidos hoy en día buscan con sus propias manos, con sus propios recursos y reclaman investigaciones, desafortunadamente son estas familias las que día con día tienen que buscar las pruebas.

Las fosas con centenares de muertos no identificados nos dan dimensión del problema, urge que el Estado mexicano reconozca la competencia para casos individuales del Comité contra las desapariciones forzadas de la ONU.

Las víctimas reclaman justicia, verdad, reparación integral, exigen con razón ser atendidas y no revictimizadas desde la autoridad. Pero hoy la Comisión Ejecutiva sufrió el mayor recorte presupuestal desde su historia.

Las mujeres mexicanas no nos sentimos seguras y no son miedos infundados, la consigna ciudadana de las mujeres que reclaman: “nos están matando”, lamentablemente es real.

Otra alerta en nuestra colaboración internacional para proteger los derechos humanos, sin duda, son los migrantes. México es el principal país de tránsito de migrantes a nivel mundial, debemos dar a nuestros hermanos centroamericanos lo que le exigimos al Presidente Trump, en Estados Unidos, hacerlo distinto sería incongruente y demagógico.

Alertamos, señora Bachelet, de la crisis que se anticipa y solicitamos su colaboración para superarla.

Finalmente, me es obligado a hablar de lo que hoy ocupa la agenda nacional, preocupa la tentación de nombrar un mando militar para la Guardia Nacional.

Los Senadores aquí presentes aprobamos, en el artículo 21 constitucional, una institución policial de carácter civil.

(Aplausos)

Espero que su presencia, señora Bachelet, sea honrada por el gobierno mexicano con el respeto a nuestra Constitución.

La Guardia Nacional debe tener un mando directo civil, que bueno que nos ha compartido hoy que participará en el proceso por venir.

Concluyo.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Por favor, porque ya se agotó el tiempo.

La Senadora Kenia López Rabadán: (Desde su escaño) Gracias, Presidente.

Sus ideas, experiencia y principios son necesarios para nuestro país. Por eso desde aquí solicito, le ruego que la oficina a su cargo no pierda de vista a México, necesitamos, lo digo sin pudor y con preocupación, de toda la asistencia técnica, del diálogo y de la cooperación que sea posible.

Muchísimas gracias por su presencia.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Tiene la palabra la Senadora Malu Micher Camarena, Presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género, hasta por tres minutos.

La Senadora Martha Lucía Micher Camarena: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Señora Bachelet, le doy la más calurosa y bienvenida a este recinto, a este orgullosamente Senado paritario, sea usted bienvenida a la Ciudad de México, a esta ciudad de derechos y libertades y, por supuesto, a nuestro país, este país tan solidario con el suyo.

Señora Bachelet, usted ha pronunciado una de las frases más significativas de este siglo para el empoderamiento de las mujeres; si una mujer entra a la política cambia la mujer; si muchas mujeres entran a la política, cambia la política, se generan nuevos temas y los contenidos son distintos. Y derivado de ello podemos decir que no hay temas de mujeres, sino mujeres en todos los temas y ese es el empeño que hemos puesto en la perspectiva de género en este Senado para estar en todos los espacios y poner nuestros haberes, nuestro trabajo, nuestras capacidades para exigir todos nuestros derechos.

Llega usted en un momento histórico a nuestro país, el momento de la cuarta transformación administrada y dirigida por Andrés Manuel López Obrador, este es un momento de esperanza y trabajo arduo y por eso tenemos una gran oportunidad de las mujeres de concretar retos históricos como los que usted mencionó, para el logro de la patria igualitaria a la que aspiramos.

México ha sido ejemplo de muchos temas, pero uno es la Ley General de Acceso a una Vida Libre de Violencia para las Mujeres, que ha sido referente en muchos países del mundo y que ahora revisaremos después de doce años de vigencia.

También este país tiene muchas deudas con sus niñas, niños y adolescentes pero, sobre todo, con sus mujeres, esas voces que se quejan de medidas discriminatorias participaron en gobiernos anteriores y formaron parte de un Estado que renunció a su obligación constitucional de respetar, proteger, promover y garantizar los derechos humanos especialmente de las mujeres.

Y México, en su proceso de reconversión, se ha convertido en uno de los países con más altos índices de violencia contra las mujeres, al menos seis de cada diez mujeres se han enfrentado a un incidente de violencia, nueve son asesinadas al día.

No puede ser que además vivamos un aumento en el feminicidio infantil, que se ha incrementado el número de mujeres participando en delitos contra la salud, que se ha convertido en la primera causa de detención a nivel federal en los últimos años; mujeres encarcelas, en muchos casos, por posesión simple y por posesión con fines de venta para llevar unos pesos a sus familias.

Igual nos ocurre por mujeres presas por aborto, es inconcebible que en este país entre 2007 y 2016, cuatro mil 246 personas fueron denunciadas por aborto y la mayoría de ellas pobres y en altas condiciones de situación económica.

Pero también hemos de hablar del agravio comparado de mujeres, que en esta ciudad tienen una estructura para interrumpir legalmente su embarazo, pero en Guerrero, Guanajuato, Querétaro, se enfrentan no solamente con la denuncia, sino con la prisión.

Señora Bachelet, tenemos altos índices de embarazo adolecente, tenemos altos niveles de feminicidio, tenemos altos niveles de falta de derechos humanos para las mujeres, pero este país no se ha quedado con brazos cruzados, tenemos a punto de aprobar una reforma paritaria en la Constitución, tenemos una estrategia para prevenir el embarazo adolecente, un plan emergente para atender la violencia contra las mujeres y está a punto de aprobarse una reforma laboral para reconocer el aporte de las trabajadoras del hogar a la economía.

Por último quiero decir que estas insistencialistas que tiene usted frente a usted, no vamos a parar en los temas relacionados con los derechos de las mujeres.

Y, por último, déjeme decir que quiero sumar a las frases que siempre usted nos ha recordado, a Salvador Allende, inspirador de la izquierda mexicana, quien en Guadalajara nos dijo: “que ser joven y no ser revolucionario era una contradicción hasta biológica”

Y nosotras decimos: “que ser mujer y no defender los derechos humanos de las mujeres, también es una grave contradicción”

Y por eso nos sumamos a doña Rosario Castellanos, hay otras formas de ser mujer, otros modos para lograr ser iguales, otros modos de ser humamos libres.

Gracias por su presencia y ejemplo, señora Bachelet.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senadora.

Tiene el uso de la palabra el Senador Julio Menchaca.

Les recuerdo que la Doctora Bachelet, tiene más agenda el día de hoy.

El Senador Julio Ramón Menchaca Salazar: (Desde su escaño) Con su permiso, Senador Presidente.

Bienvenida, doctora Bachelet.

Presidir un país con una profunda crisis económica, moral, con corrupción, con inseguridad y con violencia, ha obligado a esta administración a tomar medidas importantes que afectan por un tiempo algunos sectores de la sociedad, pero que el Ejecutivo tendrá sin duda un respaldo en el Poder Legislativo, tomando las decisiones que impactan a la sociedad.

Hoy se han tocado temas diversos que en los derechos humanos tienen una raíz profunda de reclamo popular

Hay un tema que sí ha faltado y que quiero compartir con usted, que es la participación de los organismos internacionales en la fabricación y la obtención fácilmente de armas.

Ese ha sido un elemento que ha afectado no solamente a nuestro país con una violencia desmedida, sino a muchos países del mundo.

Hay un tráfico impresionante de los elementos de agresión que no forzosamente son del Estado, sino de particulares ligados con el crimen.

Es fundamental que organismos tan importantes como el que usted preside tomen cartas en el asunto.

Un país ubicado en una zona estratégica como el nuestro, implica tráfico de personas, tráfico de drogas, tráfico de armas.

En el momento en que sumemos esfuerzos, los organismos internacionales y con la voluntad política que existe en esta administración, vamos a poder atender gradualmente un flagelo que azota a la humanidad.

Bienvenida a este recinto legislativo y es un honor dirigirme a usted.

Muchas gracias.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senador Julio Menchaca, Presidente de la Comisión de Justicia.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Nestora Salgado, integrante de la Comisión de Seguridad Pública.

La Senadora Nestora Salgado García: (Desde su escaño) Señora Michelle Bachelet, sea usted bienvenida al Senado de la República.

Hoy México vive un contexto con violencia e impunidad que prevalece en todo el territorio nacional.

Las cifras han demostrado que nuestro país atraviesa por una grave crisis de derechos humanos, caracterizada por una situación extrema de inseguridad y violencia, graves violaciones y una atención adecuada e insuficiente a las víctimas y familiares.

En el marco de su visita a México, considero que nuestro país debe dar continuidad a todas las recomendaciones formuladas con anterioridad, tales como un consejo asesor nombrado para estrategias y reformas, para investigar, sancionar y revertir la impunidad; debida investigación de graves violaciones a los derechos humanos como la tortura, desaparición forzada o ejecuciones extrajudiciales; la aprobación de los tratados internaciones de los Derechos Humanos, que están pendientes, así como política pública a favor de los derechos de las mujeres y la erradicación de la violencia de género, entre otros temas.

Por ello, su visita al Senado de la República nos compromete en forma permanente a fortalecer los lazos de cooperación a fin de promover y proteger los derechos humanos para todas y todos.

Finalmente, considero que es un buen momento para expresar nuestra voluntad de colaborar en búsqueda de soluciones que protejan los derechos fundamentales, a fin de cumplir con los estándares internacionales en materia de derechos humanos, lo anterior permitirá que el Estado mexicano, pero sobre todo que este Senado de la República, sea coherente con sus discursos a favor de los derechos humanos.

Nuevamente bienvenida a México, señora.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senadora.

Tiene la palabra el Senador Héctor Vasconcelos, Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores.

El Senador Héctor Vasconcelos: (Desde su escaño) Muchas gracias.

Excelentísima, señora Michelle Bachelet.

En usted saludamos a la estadista que en dos ocasiones ha conducido los destinos de la querida República de Chile y que en sus dos gestiones contribuyó a que Chile se haya convertido en uno de los países más prósperos, estables y democráticos del continente.

Esto especialmente loable en tanto que ocurre después de la larga penumbra en que los derechos humanos fueron eliminados en su país, derechos que, los sabemos en Chile y en México, incluyen el derecho a la expresión política y a elecciones libres y confiables.

Ahora corresponde a usted, señora, la altísima responsabilidad de encabezar las gestiones que las Naciones Unidas llevan a cabo para supervisar y garantizar la observancia de los derechos humanos.

Asombra e indigna que a lo largo de la historia de nuestra especie no fue sino hasta que ocurriendo los cataclismos de la Primera y la Segunda Guerra Mundial; no fue sino después del holocausto perpetrado por los nazis en Europa cuando surge, en 1948, la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Y sólo a partir de entonces se da un esfuerzo internacional sistemático por reclamar la vigencia de esas garantías, tal es la responsabilidad que le atañe en sus nuevas funciones.

La tarea se torna particularmente relevante en la medida en que se vislumbra en el horizonte el resurgimiento de nacionalismos expansionistas y de fanatismos religiosos que constituyen hoy día los mayores riesgos para la observancia de los derechos humanos.

Otro riesgo se plantea con las grandes corrientes migratorias que seguramente seguirán ocurriendo a lo largo del siglo.

En México, con el nuevo gobierno, nos encontramos inmersos en el esfuerzo por hacer valer los derechos humanos, pero sobre todo intentamos lograr que estos imperativos morales no sean sólo postulados de políticas públicos, sino que queden introyectados en la población general, buscamos un cambio cultural.

Concluyo citando al gran escritor, diplomático y servidor público mexicano, Jaime Torres Bodet, cito: “un hombre muere en mí siempre que un hombre muere en cualquier lugar asesinado por el odio y la prisa de otros hombres”.

Fin de la cita.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Tiempo.

El Senador Héctor Vasconcelos: (Desde su escaño) Agregaría que cada vez que un hombre o una mujer son torturados o desaparecidos, o ven sus derechos conculcados, la civilización en su conjunto se degrada y todos perdemos algo.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Tiene nuevamente la palabra la doctora Michelle Bachelet, Alta Comisionada de Naciones Unidas en Derechos Humanos, para realizar los comentarios finales.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet: Muchas gracias a todos ustedes por sus planteamientos.

Yo lamentablemente no voy a poder contestarle a cada uno de ustedes porque me tenía que haber ido como hace 15 minutos atrás.

Pero quiero decir que yo sé escuchar, si tengo alguna cualidad es que sé escuchar, como los años van pasando, sé anotar para que no se me olvide lo que he escuchado, y por lo tanto muchos de los planteamientos que ustedes me han señalado aquí me van a servir extraordinariamente tanto para trabajar en la oficina en lo que van a ser los desafíos de futuro, como en todas las relaciones con los distintos poderes del Estado que voy a continuar en el día de hoy y mañana, poder transmitir la preocupación, los mensajes que he recibido no sólo de ustedes, sino en esta jornada larga y tal vez mi visita más larga a un país que he tenido hasta hora y que no sé si voy a tener en algún otro país tan larga como esta.

Porque aquí he tenido la oportunidad, como decía, de interactuar con sociedad civil, con familiares de desaparecidos, de tortura, con víctimas de tortura, de violencia sexual, de violencia de género, etcétera. Y por lo tanto tener un panorama claro de cuáles son los desafíos del pasado, pero también cuáles son algunas iniciativas del futuro, tal como aquí se señaló.

Señalar que nosotros vamos a seguir trabajando en los temas históricos, de mirar cómo acompañamos estos procesos, ya les he señalado a ustedes algunos acuerdos, pero también queremos mirar cómo seguimos avanzando en otras temáticas que son clave no sólo en lo que es la Agenda 20-30 para asegurar los derechos humanos de todos los derechos ya concretos: el derecho a la salud, el derecho a la educación, el derecho a la participación, el derecho a vivir en un planeta que nos permita sobrevivir a todos, y por lo tanto, cambio climático y derechos humanos es un área que nosotros estamos desarrollando fuerte, pero también hacernos cargo de los desafíos del futuro donde también vemos violaciones de derechos humanos, cual es tecnología y derecho humanos, inteligencia artificial y derecho humanos.

No es verdad cómo estos elementos que en muchos lugares se habla como que son las grandes soluciones, la Revolución Industrial 4.0, etcétera, pero todos ellos conllevan tremendas oportunidades y tremendos desafíos para los derechos humanos, son un ejemplo que yo mencionaba en la reunión con mujeres.

Una gran compañía muy tecnológica desarrolló una plataforma para reclutar personas y descubrieron que tenía sesgos de género, dejaba fuera a las mujeres o les ponía menos importancia.

Y otra investigadora mujer, afrodescendiente, descubrió que otra plataforma hecha por inteligencia artificial era no sólo sesgada de género, sino también por la raza, por la etnia.

Entonces, quiero decir que nosotros también estamos pendientes de las tareas de futuro, estamos pendientes de las deudas del pasado, cómo las hacemos bien y cómo apoyamos los distintos países, pero también de futuro.

Y una última área que también es clave es cómo aseguramos que en un desarrollo económico las empresas también juegan un rol de respeto a los derechos humanos y hay guías de las Naciones Unidas en derechos humanos que creemos que queremos convidar a muchas más empresas a que sean parte de aquellos, entendiendo que no sólo es lo correcto de hacer, sino también es lo inteligente de hacer, el respeto a los derechos humanos es algo que es beneficioso para todos y todas.

Señalar finalmente que me alegra escuchar el tremendo compromiso manifestado por quienes se han expresado aquí con los derechos humanos en sus distintos elementos y decirles que, sin duda, nuestra oficina continuará trabajando estrechamente con ustedes, así como con otros componentes del poder del Estado y de la sociedad civil para que este compromiso, esta convicción política que ustedes tienen, ética, imagino y moral de la importancia de los derechos humanos en México, pueda hacerse una realidad en todo aquello que nuestra oficina pueda apoyar.

Desde acá tenemos una pequeña oficina, digo pequeña porque donde voy me piden más recursos y no tenemos recursos, pero una tremenda oficina, muy reconocida, de gran compromiso, de gran compromiso con los derechos humanos, que va a poder seguir trabajando en el día a día con ustedes para que este gran compromiso de los derechos humanos pueda ser una realidad.

Sé que son tareas que no son de un día para otro, que son tareas que requieren recursos, que requieren convicción, que requieren políticas concretas, programas, requieren leyes, pero las puras leyes no sirven si no son capaces de ser implementadas.

Por eso, decirles que nosotros vamos a acompañarlos en este proceso y, por cierto, siempre pueden contar conmigo.

Gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: El Senado de la República agradece la presencia de la doctora Michelle Bachelet, Alta Comisionada de Naciones Unidas en Derechos Humanos, así como al conjunto de los distinguidos invitados en invitadas que han acompañado esta sesión especial citada, por acuerdo de la Mesa Directiva, por unanimidad, con el objeto de establecer este diálogo e intercambio de puntos de vista.

Les agradecemos a todas las Senadores y a los Senadores su presencia porque sabemos que tuvieron que modificar sus agendas para la sesión del día de hoy, pero sobre todo agradecemos la presencia de nuestra invitada especial, la doctora Michelle Bachelet.

(Aplausos)

Se reitera la cita a la sesión ordinaria del día de mañana, martes 9 de abril, a las 11:00 horas.

Y se solicita a la comisión de cortesía, acompañar lo más rápidamente posible a la doctora Michelle Bachelet, a la salida del recinto.

Se levanta la sesión especial.

Se levantó la sesión a las 13:45 horas.